El día del Pizzagate

La temporada 2002-03 será muy recordad por los hinchas del Arsenal ya que ganarían la Premier League sin perder un solo partido. Ese mismo año en su enfrentamiento contra el Manchester United en Old Trafford Ruud Van Nistelrooy desperdició un penalti en el último minuto que hubiera supuesto una derrota del Arsenal (en aquel momento era sólo la quinta jornada) y hubiera roto el récord y no se conocería a aquel equipo como los invencibles de Wenger. Pero un año más tarde y ya con el título bajo el brazo, los gunnners volvían a Old Trafford dispuestos a llevarse la victoria y a engordar así a 50 los partidos invictos del equipo. Pero Ferguson tenía otros planes, y el partido se convirtió en un vendaval de entradas duras e interrupciones del juego constantes que terminaron por desquiciar a los jugadores del norte de Londres.

Un penalti muy dudoso pitado a favor del United a 15 minutos del final y transformado por Van the Man (rearciéndose así del fallo de la temporada anterior) encaminó a la vicotiria a los red devils, victoria que cerraría un jovencísimo Wayne Rooney en el último minuto de partido. Como era previsible y con la tensión de estos duelos, el partido acabó en trifulca, una trifulca que se trasladó hasta dentro del túnel donde aconteció el esperpéntico hecho conocido como el pizzagate. En aquel momento de tensión entre jugadores y técnicos un trozo de pizza voló desde el vestuario del Arsenal y acabó impactando en la cabeza y traje de Sir Alex Ferguson (más tarde se supo que el que lanzó la pizza fue ni más ni menos que Cesc Fábregas) dejando uno de los momentos más surrealistas de la historia de la Premier, y bautizado como la batalla del buffet o el pizzagate.

Manigault el rey de Rucker´s Park (parte II)

Pero si destacó en algún playground ese fue en Rucker´s Park, donde llegó a compartir pista con leyendas como Julius Erving, Earl Monroe, o el mencionado anteriormente Kareem Abdul-Jabbar, se ganaba la vida con apuestas de los partidos y traficando con drogas, y su sueldo a final de mes no tenía nada que envidiar con los de la NBA a la que ya había descartado ir pese a tener aptitudes más que de sobra para ello (muy típico suyo era dejar el dinero de las apuestas en la parte de arriba del tablero a la que él llegaba con suma facilidad alegando que el que quisiera robarle el dinero tenía que ganárselo). Famoso era su mate a día de hoy no imitado por nadie conocido como double dunk que consistía en machacar el balón con la mano izquierda para posteriormente y sin que caiga el suelo cogerlo con la derecha y hundirlo, todo en el mismo salto. Un especialista de este tema como Vince Carter reconoció que es prácticamente imposible imitar semejante dunk. No está nada ma para alguien que no medía mas de 1´87.

Finalmente fue detenido varias veces y tras llegar a ser un verdadero adicto a la heroína que terminó destrozando su vida, acabó viendo la luz y volviendo a su Charleston natal donde se hizo presidente de un grupo importante anti- drogas, y realizó todo tipo de trabajos sociales en su pueblo. Finalmente, en 1998, a sus 53 años, fallecía, en el Bellevue Hospital Center de New York, debido a un ataque al corazón provocado por una vida de excesos con todo tipo de drogas. Aunque aún tuvo tiempo para dejarnos una frase para el recuerdo en una entrevista realizada por el New York Times: “Para todo Michael Jordan hay un Earl Manigault. No todos pueden conseguirlo, y algunos han de caer. Yo fui el fracaso”.

Sin fichajes pero con renovaciones

El Real Madrid es este verano un remanso de paz, la llegada de Zidane con la conquista de la orejona ha dejado un poso de tranquilidad absoluta durante el periodo de verano que hacía tiempo que no se recordaba. Cierto es que siguen sonando de vez en cuando algún nombre como los Pogba, Lewandowski o Kanté, pero más por parte de la prensa que por pura intención del club. Zidane es consciente que tiene un bloque muy potente al que le hacen falta retoques, no galácticos que desestabilicen un vestuario ya de por sí propenso a los problemas. Tras la efímera etapa de Benítez (al que desde aquí ya se aseguró su fracaso desde su presentación) que dejó a jugadores enfrentados con la grada y dejándose llevar en los partidos literalmente (el bochornoso caso del 0-4 frente al Barcelona fue inaceptable) llegó Ziadane para conquistar con algo más que suerte en los cruces la undécima Champions League para los blancos.

Por ello el club va a afrontar las renovaciones de Cristiano y Bale para premiarles por la temporada pasada y hacerles ver que esto es un proyecto muy a largo plazo. El caso de Cristiano han sido un par de años de tiras y aflojas en los que el luso y el club parecía más que distanciados, y la sombra del PSG siempre acechaba. Pero tras otra buena temporada goleadora de Ronaldo el club va a ofrecerle la renovación para su retiro de blanco. El caso de Bale es distinto, otra temporada más su rendimiento cuando ha estado sano ha sido bueno, pero sus periodos de lesiones han sido otra vez grandes, su sóleo no deja de romperse cada cierto tiempo y eso es algo que preocupa seriamente al club de Concha Espina. Pese a todo y tras su gran Eurocopa donde llevó a Gales a semifinales en su primera participación en su historia, tendrá una recompensa que deberá refrendar sobre el césped. Keylor Navas también verá recompensada una temporada en la que ha demostrado una profesionalidad que el club no tuvo con él, siempre queriendo utilizarlo como moneda de cambio, pero el costaricense ha dado un ejemplo de profesionalidad y se ha ganado un contrato de estrella.

Y por último está el caso de James e Isco, parece que el colombiano y Zidane no tienen buena sintonía, y de no ser por el mercado sudamericano que aporta James ya estaría fuera del Madrid, pero una buena oferta que rentabilice lo pagado por él hace dos años quizás le abriera la puerta de salida. Lo del malagueño es diferente, a Zidane le gusta pero a día de hoy el trío Kroos-Modric-Casemiro es inamovible e Isco necesita de minutos para no quedarse más veces fuera de convocatorias nacionales, él es feliz en Madrid pero es consciente de la necesidad de minutos que en el Madrid a día de hoy están muy caros. Parece que Florentino ha cambiado de dinámica este verano aunque conociéndole seguro que hará algún movimiento en el mercado para hacerse notar y más si vende a alguno de sus estrellas.

Manigault el rey de Rucker´s Park (parte I)

Cuando en el homenaje que le realizaron los Lakers a Kareem Abdul-Jabbar por su retirada le preguntaron quien era el mejor jugador al que se había enfrentado, el pívot neoyorkino que había jugado frente a Bird, Magic, DR J o Jordan afirmó sin ningún tipo de duda “Si tuviese que nombrar a alguien, nombraría a “The Goat” (La Cabra).

Manigault nació en Charleston, en Carolina del Sur, aunque muy pronto se mudaría al famoso barrio de Harlem en New York. Allí, en el seno de una familia muy pobre decidió que su vida giraría en torno al baloncesto, sin una figura paterna (que los había abandonado y del que Manigault afirmaba que le pegaba sin piedad de peqeuño) las canchas y el baloncesto fueron su refugio. Montó un equipo callejero donde él era la estrella y poco a poco fue haciéndose famoso en el barrio. A los 12 años ingresó en Benjamin Franklin High School, donde su talento era indudable, pero era incapaz de convivir con el resto de sus compañeros, aunque eso no le impidió establecer un récord de anotación cuando en su año junior anotó la friolera de 57 puntos en un solo partido. Poco a poco fue más asiduo a las drogas que a asistir a clase por lo que finalmente fue expulsado del colegio por consumo de marihuana, teniendo que acabar su ciclo de High School en una institución privada en Carolina del Norte.

Pese a su carácter, muchas universidades habían detectado el talento descomunal del jóven, que terminó ingresando en la Johnson C. Smith University donde solo aguanto cuatro meses, tras los que decidió que lo suyo y hacerse famoso en el playground más famoso de los EEUU donde sería conocido como the Goat (la cabra). Ese mote tiene tres orígenes y ninguno está confirmado del todo. La primera teoría dice que se lo pusieron por sus orígenes en la rural Chaleston, otra que en el High School había un profesor que era totalmente incapaz de pronunciar Mani- Gault, y terminó pronunciando Mani- Goat, y la última que que el propio Manigault afirma es por las siglas The Greatest of all Time (el mejor de todos los tiempos). Su fama alcanzó tal nivel que el parque Happy Warrior Playground es conocido, a día de hoy, como Goat Park.

El fin de Balotelli

Quién iba a decir cuando Mario Balotelli debutaba con el equipo primer equipo del Inter de Milán siendo la mayor promesa del fútbol italiano que a los 26 años iba a estar en su situación actual. Una situación en la que está entrenando con el equipo juvenil de un Lieverpool que no lo quiere ver ni en pintura, y sus dos equipos el Inter, dolido por su traición de jugar en el terreno rival, y el Milán donde estuvo dos veces y las dos veces acabó peleado con entrenador y directiva, tampoco han hecho lo más mínimo por fichar al delantero italiano. Su única opción a día de hoy es la de un Ajax de Amsterdam que aceptaría de buen agrado la llegada de una estrella como SuperMario siempre y cuando se rebajara sustancialmente el sueldo, algo por lo que no parece muy por la labor el díscolo delantero.

Su mala cabeza le ha llevado a esta situación, ya que cuando estaba en el Inter, problemas con un Mourinho, que quería hacer de él una estrella, le llevaron a los brazos del entrenador que lo hizo debutar, Roberto Mancini y su Manchester City, pero allí el nivel de locura de Mario agotó la paciencia del técnico que lo acabó apartando del equipo y vendiendo al Milán. Allí si que se vio quizás en la primera temporada al Balotelli más implicado con el equipo y viendo un pequeño atisbo del jugador que toda Italia esperaba. Pero en su segundo año volvieron los problemas y terminó traspasado al Liverpool tras la marcha de Suárez al Barcelona. Brendan Rodgers confiaba en poder sacar la mejor versión del delantero sin que floreciera su carácter, pero éste nunca se adaptó a la ciudad ni al fútbol y su participación con el equipo red fue casi testimonial tardando una barbaridad de encuentros en anotar su primer gol oficial. A mitad de esa temporada se marchó al Milán de Mihailovic al que prometió que iba a estar centrado, pero una vez más su carácter le hizo ser apartado por el entrenador y tuvo otra temporada más una participación testimonial.

Y así está ahora mismo Mario Balotelli, prácticamente ningún equipo de Europa quiere oír hablar de él, todo el mundo da por perdido un talento inmenso encerrado en un carácter intratable, en el que el carácter se ha impuesto a la calidad privando al mundo de un gran jugador. Ya su carrera es difícil que vuelva a relanzarse y lo más triste es que al jugador de origen ghanés parece no importarle.

La extraña historia de Bison Dele (Parte II)

Tras su detención al intentar comprar las monedas de oro Miles Dabord, justificó su presencia allí como que estaba comprando esas monedas para su hermano, y que la última vez que había visto a Bison y Selena estaban bien. La policía consideró plausibles las declaraciones del hermano y lo dejó en libertad. Craso error. Miles huyó tras su detención a Palo Alto a ver a su novia y tras esto huyó a México donde se le perdió el rastro. Al poco las autoridades de Tahití encuentran el Hakuna Matata que había sido reparado y aparentemente renombrado. No se encuantra ni rastro ni de Bison ni de Selena por lo que la policía comienza a temerse lo peor en esta estraña historia.

Para rizar más el rizo pocos días después en un hospital de Chula Vista (región californiana pegada a Tijuana) se registra la entrada de un varón hallado moribundo en una playa mexicana víctima de una sobredosis de insulina autoinfligida, que le provocó una crisis hipoglucémica que le causó un daño cerebral que lo llevó a la muerte. No era otro que Miles Dabord dejando al FBI sin respuestas al paradero de Bison Dele.

Pero si quedaba alguien que pudiera esclarecer algo de este asunto era la novia de Miles, Erica Weise, que dio la versión que Miles la había contado que no era otra que una discusión entre hermanos en la que Selena había resultado muerta por accidente a manos de Bison y que éste había matado al capitán para silenciarlo, a lo que a Miles no le quedó otra solución que disparar contra su hermano. Esta historia al FBI no le pareció plausible en absoluto ya que no había indicios de disparos ni de sangre en el barco pese a su reparación.

Oficialmente el caso sigue abierto y seguramente ya nunca sabremos que ocurrió exactamente, pero la teoría que más se acepta en el FBI es que Miles habría apuntado a punta de pistola a toda la tripulación obligándoles a tirarse al agua en medio del océano a su suerte para suplantar la identidad de su hermano, con lo que las posibilidades de sobrevivir por parte de Bison y los demás eran nulas y sus cuerpos jamás serían encontrados. Una historia que pone los pelos de punta y que deja claro que no todo es mundo de color de rosa en los retiros de los jugadores NBA.