Alcácer el revulsivo

Quién iba a imaginar que a estas alturas de campeonato la figura de Paco Alcácer iba a ser tan importante para el Barcelona. El de Torrent que estuvo en el ostracismo el año pasado en su primera campaña como azulgrana, está siendo determinante en esta merced a grandes actuaciones, tanto desde el banquillo como de titular. Le ha ganado la tostada incluso como extremo a un Gerard Deulofeu que no parece contar mucvho para Valverde ahora mismo.

Ya ante el Sevilla fue su primera prueba de fuego, cuando Valverde sorprendió a todos colocándole en banda como titular. El ex valencianista respondió con dos goles y una exhibición de trabajo oscuro en banda que se vio recompensada con una cerrada ovación tras el cambio. Esto le espoleó y en Copa fue titular anotando gol en ambos partidos, y en Champions ante Olimpiacos y Sporting también fue de la partida. Lo que ratifica la confianza que tiene depositada en él el txingurri.

Y ayer, con el partido atascado con 0-0 y con el Villareal todavía con once, volvió a salir para desequilibar el choque. Su aportación fue peligrosísima y suyo fue la delicatesen de pared que dejó sólo a Luis Suárez para anotar el primer gol del Barcelona en un momento crítico ya que tras la victoria de Valencia, Atlético y Real Madrid no se podían permitir un tropiezo, y menos tras los dos empates consecutivos cosechados en liga. Lo dicho, este año parece que Alcácer está dando la talla cuando se le necesita y eso es muy buena noticia para el Barcelona.

Decepcionante Sevilla

El Sevilla tenía el sábado una oportunidad de oro para dar un golpe sobre la mesa y disipar las dudas que hay en torno al rendimiento del equipo ante los grandes. Pero no fue así, y en vez de eso, fue una debacle en toda regla que deja muy tocado a un equipo que está sufriendo mucho las bajas de sus centrales titulares, y el asunto N´Zonzi, que tiene muy mala pinta.

Llegaba al Bernabéu con Marcucci a la cabeza, y su rival era un Madrid que atraviesa una crisis de juego y goles muy grave y que contaba con las bajas de Casemiro, Ramos y Carvajal por sanción, de Varane y Bale por lesión y de Isco que no alineó de titular Zidane. Con estas cartas se esperaba que el Sevilla saliese a morder y diera la cara en el Bernabéu. Pero lejos de ser cierto, el equipo hispalense encajó un gol de Nacho a los dos minutos de comenzar el partido, y se llevó una manita en la primera mitad de un Real Madrid que tampoco realizó un gran partido.

La segunda parte fue más pensando el Madrid en el mundialito que en el propio partido, dejando evidencia del pésimo partido del Sevilla, que no llegó a inquietar en ningún momento la portería de Keylor Navas. Este Sevilla no es el del año pasado que mordía e infundía miedo. Sólo en la segunda parte ante Liverpool y la segunda parte del Villareal donde en ambos partidos realizaron una remontada épica han conseguido suavizar una crisis de juego y resultados que deja ya muy descolgado al conjunto de Nervión, que ha pasado a los octavos de Final de la Champions con mucho sufrimiento en un grupo a priori más que asequible incluso para la lucha por la primera plaza.

Derbi de Manchester para decidir la Premier

Este fin de semana no es un fin de semana cualquiera en Manchester. Es fin de semana de derbi entre City y United con el título de la Premier como fondo. El City intentará seguir su racha triunfal en la Premier donde sólo han cedido un empate en todo lo que llevan de competición, y el United, que es el único equipo que aguanta su ritmo en la competición doméstica. El morbo lo pondrán como siempre Guardiola y Mourinho desde los banquillos para dar aliciente a todo un partidazo.

El City sabe que de ganar este partido habrá dado un paso muy grando en la conquista de la Premier sin que se haya disputado una vuelta entera del campeonato. Su inicio fulgurante y su fútbol vertical están siendo la sensación de la Premier, y parece que por fin son un rival serio y sólido a tener en cuenta, y no un equipo de arrebato e individualidades. Guardiola ha conformado un gran equipo que es el máximo goleador de la Premier y el menos goleado. Ha sabido construir un equipo compensado que sabe a qué juega y en el que los dueños son De Bruyne y Silva que están a su mejor nivel a estas alturas.

El United por su parte está recuperando la solidez de antaño, aunque todavía los planteamientos de Mourinho en los partidos importantes, especialmente fuera de casa, dejan mucho que desear. Así los esquemas planteados ante Chelsea o Liverpool en los que el equipo salió simplemente a no encajar no dieron el resultado esperado. Se espera mucho del United en este derbi y más teniendo en cuenta que na derrota alejaría sobremanera la Premier a su equipo y se la dejaría en bandeja de plata a su eterno rival.

Las dos caras del Tottenham

El Tottenham selló ayer en Wembley su clasificación para los octavos de la Champions League como primero de grupo e invicto, contando todos sus aprtidos en Wembley por victorias contundentes. Tanto Borussia como Real Madrid como Apoel han sucumbido al poderío del equipo del norte de Londres que se ha mostrado por fin sólido en la máxima competición tras el fracaso estrepitoso del año pasado en fase de grupos, donde no obtuvo billete para los octavos en un grupo que compartía con Bayern Leverkusen y Mónaco.

Pero todo este poderío mostrado en la Champions, choca frente a la vulnerabilidad que está mostrando en Premier League, donde cada partido en Wembley es prácticamente un suplicio para el equipo de Pochettino. Tanto es así, que tras el empate firmado ante el Wattford en esta última jornada se han despedido prácticamente de la lucha por la Premier y ven cómo se complica seriamente entrar entre los cuatro primeros, que dan acceso a disputar la Champions del año que viene. Los dos equipos de Manchester tienen ya una ventaja sideral respeto al resto de equipos y sólo el Chelsea aguanta un poco en la lejanía a ambos equipos.

Lo peligroso de esto para el Tottenham es que cuentan en sus filas con dos de los jugadores más cotizados del mercado, y que Harry Kane o Dele Alli no jueguen el año que viene la Champions con el Tottenham hará que busquen una salida, ya que novias no les van a faltar. Se habla de un fuerte interés del Madrid y Barcelona por ambos y con el escaparate del Mundial incluido será muy defícil para Levy retener a sus figuras si no participa en la Champions el año que viene. Además de que estrenan el nuevo White Hart Lane y la construción del nuevo estadio les ha mermado económicamente.

Atlético: Eliminado y Renacido

Se consumó la eliminación del Atlético de esta edición de la Champions League. El Qarabag aguantó casi 60 minutos de partido ante la Roma, pero finalmente Perotti adelantó a los capitalinos para sepultar cualquier opción del Atlético. La eliminación es una gran decepción para el Atlético que desde hace ya cinco años se ha ganado la etiqueta de aspirante al trofeo con dos apariciones en las Finales, unas Semifinales y unos Cuartos de Final.

Nadie puede estar contento con la fase de clasificación del equipo, pero sí se puede sacar una lectura positiva de los dos últimos partidos, en los que los rojiblancos han doblegado a la Roma y han competido a la perfección ante el Chelsera, y sólo las noticias que les llegaban desde Roma obligaron a bajar ligeramente la intensidad del equipo colchonero, permitiendo que el Chelsea, y de rebote, ampatase un partido que estaba dominando tras el fuerte arreón inicial de los londinenses.

En esta fase el Atlético tocó fondo con los dos partidos ante el Qarabag, pero tras su victoria ante la Roma ha vuelto a la esencia de eeste equipo, sólido en defensa, rocoso en el medio, y contundente arriba. La Champions League se ha acabado para ellos, pero la liga, en la que se han puesto a seis puntos y siguen imbatidos, la Copa del Rey en la que se enfrentarán al Lleida, y la Europa League donde son máximos favoritos junto a Nápoles y Leipzig al título. No hay que olvidar que a partir de Enero los rojiblancos contarán con los servicios de Costa y Vitolo, dos de los mejores jugadores en su puesto y que reforzarán sobremanera a un equipo que ha reaccionado tarde en la Champions, pero que tiene todavía una temporada ilusionante por delante.