Archivos de la categoría Ligas Internacionales

Derbi en Londres

Además del derbi madrileño, en Londres se vivirá el derbi del norte entre Tottenham y Arsenal, en lo que puede ser el último tren para no descolgarse del Manchester City que aventaja ahora mismo en ocho puntos a los de Pochetino. Por su parte el Arsenal pretende acercarse a la cuarta posición que actualmente está en posesión del Chelsea, y que tanto necesitan los gunners para volver a la Champions tras esta temporada fuera de ella.

Harry Kane querrá seguir demostrando que está en estado de gracia y Dele Alli tendrá que volver al primer plano tras todas las noticias y rumores sobre el interés del Real Madrid tras su exhibición ante ellos en Wembley. Pero el Arsenal lejos de no ser un polvorín, cuenta con las malas noticias de las no renovaciones tanto de Alexis como de Özil, y los rumores sobre sus posibles salidas en este mercado de invierno son cada vez más insistentes. Desestabilizando y enrareciendo el ambiente en torno a un equipo que parece un tanto a la deriva y falto de motivación competitiva.

Pero un derbi es un derbi, y pese a que el Arsenal no llegue en su mejor momento, el equipo de Pochettino se le suele dar bien, y es capaz de llevarse un partido de este calibre. Además el Tottenham no podrá contar por lesión con Alderweidl y tendrá que alinear de nuevo al trío Sánchez-Dier-Vertonghen. Partido más que interesante este de la 13:30 de este sábado en la Premier.

Madrid y Sevilla a levantar el ánimo

Real Madrid y Sevilla tratarán esta noche de reconducir sus “malas rachas” en liga en sus respectivos compromisos de Champions. El Sevilla pese a ganar al Leganés en la última jornada, venía de algunas derrotas consecutivas y muy dolorosas a manos de Spartak y Valencia que hicieron mucho daño en la entidad nervionense. Tanto, que ya se emepezó a hablar de la destitución de Berizzo. En el Madrid en cambio, la mala imagen dada en la derrota en Girona, unido a la distancia de ocho puntos a favor del Barcelona en liga en tan solo diez jornadas han desatado la primera crisis desde que llegó Zidane al banquillo blanco.

El Sevilla además no puede permitirse ningún tropiezo más en la Champions dado que ahora mismo estaría fuera de la competición. Es cierto que ha realizado las dos visitas complicadas a Anfield y a Moscú ya, pero las sensaciones en su último partido no fueron nada buenas, y el ánimo del equipo está un poco alicaído. El Madrid por su parte va a Wembley para enfrentarse a un Tottenham que acumula dos derrotas consecutivas (entre liga y copa) y que cuenta con las buenas noticias de la recuperación de Kane y el fin de la sanción de Dele Alli. Los de Pochettino son una montaña rusa en el estadio prestado este año (el nuevo White Hart Lane estará disponible la próxima temporada) ya que son capaces de golear al Liverpool y dejarse remontar un 2-0 por el West Ham tres días después.

La mejor manera para ambos será recuperar la mejor versión de sus mejores jugadores, que en el caso del Madrid es alarmante la mala racha de Ronaldo en liga, mientras que en Champions va a más de un gol por partido. Berizzo además no podrá contar con el Tucu Correa por lesión en la última jornada liguera.

United Tottenham duelo de estrategas

Bonito duelo el que abre la Premier el sábado a las 13.30. El United de Mourinho frente al Tottenham de Pochettino en un duelo de aspirantes que no se pueden permitir ningún tropiezo mas si no quieren ver como el Manchester City se escapa ya con una distancia considerable para la jornada 9. Ambos llegan con grandes dudas y la baja de Harry Kane en los de Londres es más que determinante.

El United llega con las dudas de una semana enrarecida, pese a ganar 0-2 en Copa entre semana, todavía colea la derrota frente al recién ascendido Hudlestone, y las declaraciones posteriores de Ander Herrera, en las que achacaba al equipo falta de actitud durante el partido. Mourinho tras estas declaraciones tampo calmó los ánimos y el incendio no parece apagado del todo en Old Trafford. Pero una victoria frente a los Spurs podría suponer la vuelta a la senda de la victoria y encauzar de nuevo un rumbo que hasta hace apenas una semana parecía mas que firme.

Por su parte el Tottenham ha vivido la situación inversa. El pasado domingo derrotó con solvencia y suficiencia al Liverpool en Wembley, enterrando ya el gafe de jugar como local en el mítico estadio. Pero a cambio perdían a Kane por lesión y entre semana vieron como un equipo de capa caída como el West Ham, les remontaba un 2-0 adverso en Copa y les apeaba de la competición. Un jarro de agua fría tras las buenas sensaciones del empate en el Bernabéu en Champions y la victoria sobrada ante el Liverpool. Gran duelo de gran intensidad en el que se verá dos equipos muy trabajados tácticamente.

El Everton prescinde de Koeman

El idilio entre Koeman y Goodison Park ha tocado a su fin. Tras un inicio de campaña bastante flojo, está empatado a puntos con el Stoke que está en puestos de descenso, los días del técnico holandés al frente del equipo de Liverpool se han acabado. Tras varias brillantes campañas, con más luces que claros, se despide en la temporada que debía haber supuesto el salto cualitativo del Everton que se había reforzado este año mejor que nunca, y que finalmente ha resultado un absoluto fracaso.

La llegada del hijo pródigo Wayne Rooney, unido a los ilusionantes fichajes de Sandro Ramírez, Klaasen o Sigürdsson, hicieron que los toffes rebosaran de ilusión de cara a esta temporada. Y el inicio no pudo ser mejor, victoria y gol de Rooney que hacía presagiar el inicio de algo grande. Pero nada más lejos de la realidad, tras ocho jornadas, el Everton está en los puestos de cola y mira ya directamente a los puestos de descenso, olvidándose de una Europa a la que al inicio de la temporada aspiraba y que a día de hoy es una utopía, pese a que el equipo está participando en la Europa League, donde en la última jornada recibió una dura derrota ante el Lyon, amén de altercados de sus hinchas golpeando en la celebración a los jugadores del equipo francés.

Pero más allá de esto, el equipo tiene los mimbres y el talento necesario para revertir esta situación. Quizá el cambio de aires es lo que necesitaba esta plantilla que adolecía de pasotismo en los partidos y de una falta de intensidad alta, que llevaron a los mandatarios a tomar esta decisión. Veremos si el equipo endereza el rumbo o se une a una de tantas plantillas que aspiraban alto y que finalmente acabaron en drama.

Cavani arregla la niñería de Neymar

Ayer se disputó el clásico francés entre PSG y Olimpique de Marsella en un Velodrome hasta la bandera que por momentos pareció intimidar a la constelación de estrellas del PSG. Los marselleses empezaron el partido muy fuertes, con un ritmo de presión altísimo y que a los veinte minutos, mereced a un zapatazo de 30 metros de Luis Gustavo vieron recompensada en ventaja. Así replegaron un poco y bajaron la línea varios metros para confort de un PSG que acechaba pero sin ocasiones claras.

Pero entonces apareció Neymar al borde del descanso para enmudecer al estadio y dejar un partido que se podía complicar mucho para los capitalinos más que abierto. Pero el Marsella aguantó muy bien toda la segunda parte, bien agazapado, y con cambios que funcionaron. Y en un error de Rabiot al intentar sacar un balón, el Marsella volvió a adelantarse cuando quedaban apenas diez minutos de partido. Entonces el show de niño malcriado al que ya nos tiene muy acostumbrados Neymar. Se autoexpulsó en menos de cinco minutos, dejando a su equipo por debajo en el marcador y con uno menos, y con una actitud muy chulesca (sonrisa y aplausos incluidos) ante el árbitro que lo expulsó de manera más que justa.

Así el PSG se disponía a sufrir su primera derrota de la temporada, en el clásico francés, y ante un rival que no había conseguido ganarle en los últimos 12 enfrentamientos directos. Pero en la última jugada apareció Cavani, él mismo sufrió la falta, y él mismo se encargó de materializarla con un golpeo excelente, en el último instante que dejó helado a todo el Velodrome. Un final muy cruel para los marselleses que se vieron con los tres puntos y que al final se fueron con un empate que sabe a derrota tras realizar todo un partidazo, merced a un planteamiento táctico de Rudy García que de nuevo se comió al plan de un Emery cuya aportación al equipo cada día es menos visible.

Ziganda con la soga

El empate ayer in extremis de Iñaki Williams en Suecia pudo haber salvado el puesto del “cuco” Ziganda, una vez que los resultados del Athletic están siendo muy malos. Salvo la victoria del fin de semana pasado ante el Sevilla, los leones llevaban una racha de cuatro derrotas consecutivas. Sus opciones en Europa League se esfuman, a pesar de tener un grupo más que asequible, y las alineaciones del técnico están sorprendiendo a toda la parroquia rojiblanca que asiste sin explicación alguna a ver cómo algunas de sus estrellas no cuentan para el técnico.

Sorprende mucho ver en el banquillo constatntemente a jugadores del nivel de Iñaki Williams o Beñat. Ninguno de los dos está contando para Ziganda pese a haber sido fijos los últimos años en el once, y ser de los que más calidad y renombre tienen de la plantilla. Sorprende además que hace escasamente un par de semanas Beñat Etxebarría renovó su contrato con el Athletic tras no estar jugando prácticamente ningún partido. Williams también desechó una suculenta oferta del Dortmund para suplir a Dembélé para seguir creciendo en Bilbao pero tanto el medio como el extremo están viendo los partidos desde el banquillo.

Veremos lo que ocurre este fin de semana pero una derrota podría suponer el fin de Ziganda al frente de los leones, tras poco más de mes y medio de competición. Parece que el ex entrenador del Bilbao Athletic no se ha amoldado al primer equipo y que o mucho cambia la cosa o acabará sin comerse el turrón. Mala pinta esta situación del Athletic que ayer, que empató en el 92, pudo ser incluso peor.

Cómo está la Serie A

Hacía tiempo que la Serie A no estaba tan bonita como ahora. Tras años de dominio de la Juventus (5 scudettos consecutivos) los bianconeri están ahora mismo contra las cuerdas tras su derrota en casa ante la Lazio y la victoria de nuevo del Nápoles que cuenta todos sus partidos por victorias y que se distancia ya en cinco puntos de la vechia signora y por fin con una fiabilidad de la que adolecía años anteriores. Además su victoria de este fin de semana en el Olímpico ante la Romas es un puñetazo sobre la mesa que corrobora su buen momento y su candidatura.

Otro que ha comenzado la temporada como un tiro es el Inter. Para los neroazurri todo son victorias salvo un empate, y este fin de semana vencieron a sus vecionos de Milán para ahondar aún más en su crisis y hacerse con la segunda plaza de la serie A. Los refuerzos de este año, en especial el de Borja Valero, más el buen momento de forma de Icardi, que anotó un hat trick en el derbi de la madonnina, les hacen estar en segunda posición y encumbran el buen trabajo de Spalletti al frente del equipo.

Pero por si eso fuese poco la Lazio, con su victoria en el Juventus Stadium, empata a puntos con los vigentes campeones, los desplaza a la cuarta plaza y se postula también como seria alternativa tras exhibiciones como el 4-1 al Milán. Ciro Inmobile, autor de los dos goles es el capocanioneri del Calcio y está peleando por la bota de oro demostrando que ha vuelto a la élite del fútbol tras años desaparecidos tras su buen año en el Torino. Queda mucha temporada y la Juventus sigue siendo la principal favorita, pero este año la Serie A proemte emociones fuertes por fin.

Klopp no gana para disgustos

Jürgen Klopp está vivendo momentos difíciles en el Liverpool. Tras una pretemporada esperanzadora y un inicio de Premier muy bueno, el partido ante el Manchester City le hizo mucho daño. Fue un partido muy parejo hasta la fatídica expulsión de Sané que decantó el partido para los de Guardiola que les terminaron haciendo una manita. Pero a partir de ahí los resultados han sido muy malos. No ha pasado del empate en ninguno de los partidos de la Champions League, y sólo ha sido capaz de ganar al Leicester desde entonces, alejándose de manera muy rápida de los cabezas de la clasificación.

Este sábado además tiene un importantísimo partido ante el Manchester United, en el clásico inglés, y junto a la mala trayectoria del equipo se le ha unido una pésima noticia. Sadhio Mané es baja para el partido y habrá que ver cuánto tiempo estará fuera de los terrenos de juego (se habla de 6 semanas) ya que estaba siendo el jugador más en forma del equipo. Así reciben a un United invicto y eufórico tras verse líder en la tabla, empatado con el City, y todavía invicto y con un Lukaku en estado de gracia.

Lo único bueno de este periodo ha sido la recuperación de la mejor forma de un Coutinho que había vuelto muy flojo tras su frustado fichaje por el Barcelona. Es lo único a lo que se aferra la afición de Anfield que el año pasado no perdió un solo partido ante los seis primeros y que este año ya ha ganado uno y perdido otro. Y qué mejor partido para cambiar la tendencia del equipo que el clásico inglés.

Montella y la sombra de Ancelotti

El Milán comenzaba una temporada ilusionante en la que tenía que convertirse en su vuelta a la élite del fútbol. Y tras un inicio prometedor el equipo sufrió este domingo una dura derrota ante la Roma en San Siro que provocó las primeras pitadas y rumores de cese de un Montella que el año pasado y con un peor equipo maravilló a todos llevando al Milán hasta los puestos europeos, en una gran temporada.

Pero este verano con la inversión de capital chino, al equipo han llegado jugadores de gran calidad que deberían llevar a los rossoneri a pelear por todas las competiciones. Pero el inicio no ha sido el esperado y el despido e Ancelotti en el Bayern hacen que los seguidores milanistas miren con nostalgia los tiempos anteriores donde eran el terror de Europa y creen que Carleto es el hombre que pueda llevar a esta plantilla a lo más alto, obviando el gran trabajo de Vincenzo durante este tiempo.

La derrota en casa ante la Roma un rival directo ha sido muy dura, les aleja ya mucho de la cabeza donde el Nápoles con un Mertens espectacular es líder tras ganar todos sus partidos. Y tras ellos están tanto Juventus como Inter, ambos invictos, que sólo han cedido un empate. Unos rendimientos muy lejos de la irregularidad que está marcando este comienzo de campaña de los de Milanello. Habrá que ver si tras el parón vuelven los malos resultados sabiendo que Ancelotti está sin equipo y no le desagradaría un regreso a la que durante muchos años fue su casa como jugador y como entrenador.

Mala suerte de Milic

Arkadyus Milik es el delantero polaco por el que apostó el Nápoles hace dos tempordads cuando se confirmó la marcha de Higuaín a la Juventus de Turín por 96 millones. El delantero polaco era una de las sensaciones jóvenes de Europa y despuntaba ya en las filas del Ajax de Ámsterdam además de realizar una buena Eurocopa junto a Lewandowski con Polonia.

Su aclimatación al equipo era bastante buena pero todo se truncó con una inoportuna rotura del ligamento cruzado de la rodilla que lo mantendría alejado de los terrenos de juego toda la temporada. Su primera temporada en el equipo y se la pasaba prácticamente en blanco dejando al Nápoles sin su goleador. Su baja fue suplida por Mertens como falso 9 con saldo positivo, pero las expectativas para esta campaña eran muy altas después de la espera.

Y Milic no defraudó, comenzó haciendo lo que mejor sabe hacer, marcando con su equipo y contando por victorias todos los partidos de liga, pero tras el partido ante el Shaktar en Doneskt, donde anotó el gol napolitano, volvió a sufrir la misma lesión. Rotura del ligamento de la rodilla que lo mantendrá alejado de los terrenos al menos cinco meses, dejándole prácticamente sin participar otra campaña más. Muy mala suerte la del polaco que apuntaba a estrella pero que de momento le está tocando vivir la cara amarga del fútbol.