Archivos de la categoría Selecciones

La selección la casa de los locos

Surrealista es la palabra que mejor define los dos últimos días de la Selección Española. A dos días de comenzar el Mundial de Rusia 2018 ante el previsible rival más duro del grupo, ha vivido cómo el seleccionador se comprometía con el Real Madrid de imprevisto, cómo el presidente de la Federación destituía al técnico y cómo ahora el director deportivo es ahora el entrenador en funciones de una selección que aspiraba a pelar por el trofeo antes de la tormenta.

Queda ahora una situación de lo más compleja tras varios tiras y aflojas entre estamentos de la Federación. Rubiales, flamante nuevo presidente ha sido tajante y ha fulminado a Lopetegui tan sólo un día después de el anuncio de su fichaje por el Real Madrid. La falta de comunicación a la Real Federación por parte de Lopetegui es lo que ha llevado a Rubiales a tomar esta controvertida situación y dejar a la Selección muy desprotegida a escasas 48 horas de comenzar el torneo más importante de Selecciones.

Se ha anunciado además que las riendas del equipo las tomará el director deportivo Fernando Hierro, un hombre que como jugador ha tenido una gran experiencia, pero como entrenador su bagaje es muy muy escaso, estar al frente del Oviedo y como segundo en el Real Madrid unos meses conforman un currículum muy pobre para tomar las riendas de una selección que son palabras mayores. Tampoco había mucho más donde elegir con tan poco tiempo y se ha buscado seguir lo más posible la línea de un Lopetegui que ya había confeccionado la lista de 23 a su gusto. Hierro tratará de seguir con el esquema y la idea principal de Julen para que los jugadores sufran los menores cambios posibles. Un problema para la selección que no venía a cuento d ninguna manera y del que ha salido airoso el Real Madrid que con la destitución no tendrá que pagar cláusula a la Federación y que cuenta ya con su entrenador a tiempo completo para su pretemporada.

A Griezmann se le ve el plumero

Ayer la expectación en la concentración de Francia era máxima ya que tras el entrenamiento Steven Nzónzi y Antoine Griezmann, el hombre más perseguido por la prensa hasta el momento, ofrecían una conferencia de prensa. Todos esperaban que el delantero zanjase los rumores sobre su futuro y aclarase si se quedaba en el Atlético de Madrid o finalmente se marchaba al Barcelona a jugar al lado de Messi. Pero antes de aceptar ninguna pregunta ya dejó claro que no iba a responder a ninguna pregunta sobre su futuro, con lo que la rueda de prensa y lo que tenía que contar pasó a un segundo plano.

Lo cierto es que era un gran momento para zanjar todos los rumores sobre su futuro y aclarar definitivamente dónde jugará el año que viene. Pero el francés sigue con su juego de despiste y esperará hasta antes del sábado, que es cuando juega su selección el primer partido, para hacer oficial su decisión. Esta absurda espera no tiene más sentido que espera que el Barcelona iguale definitivamente la oferta de más de veinte millones anuales que le ha propuesto el Atlético. Griezmann quiere ir al Barcelona, pero quiere ir con un sueldo lo más alto posible y por eso está apretando las tuercas al máximo, y en caso de no ver un cambio de oferta de los azulgrana parece que aceptará quedarse en el Atlético.

Las cosas están así, ya que ayer reconoció el de Caen que tiene la decisión ya tomada. por lo que esperar a comunicarla es un absurdo sin sentido que sólo se justifica con que está a la espera de un último movimiento por parte de la directiva azulgrana. Y esta no parece que vaya a producirse ya que el Barcelona confía en el atractivo de los títulos que pueda ganar en el club condal y la motivación de jugar junto a Messi por lo que espera impaciente, por eso le reservó el 7 la temporada pasada, que el galo anuncié un cambio de aires y deje el Atlético de Madrid.

Brasil es la favorita

A tan sólo dos días para el comienzo del Mundial parece que Brasil está un peldaño por encima del resto de selecciones. Tité desde su llegada ha encontrado el equilibrio en una selección donde le sobra el talento en ataque y en el medio le sobra músculo. Ha dejado a Neymar máxima libertad y con la canarinha el 10 de el PSG ofrece su mejor versión. Además ha encajado al brasileño con Coutinho como medio ofensivo por el costado izquierdo y convierte a Brasil en una selección imparable cuando conectan los dos astros.

Pero no sólo el talento brasileño es peligroso, su centro del campo con Casemiro, Fernandinho y Paulinho es infranqueable. Son ambos medios poderosos físicamente, con gran llegada y que cubren a la perfección las anarquías tácticas de los talentos canarinhos. Pero por si eso no fuese poco las incorporaciones de Marcelo desde el lateral y la movilidad de Gabriel Jesús como delantero abren un abanico de posibilidades en ataque magnífico. Además por fin cuentan con un portero de garantías como Alisson algo que han adolecido desde siempre en el combinado nacional y que  hace que sea muy complicado anotarles un gol.

Y eso teniendo como recambios a Firmino, Willian o Douglas Costa que mantienen el nivel y además pueden ofrecer nuevas variantes en ataque en partidos atascados. Llegan además en un gran estado de euforia, con un Neymar que tras los dos amistosos en los que ha anotado un golazo en cada uno despejó todas las dudas sobre su estado tras su delicada lesión de hace un par de meses. Las piezas parecen funcionar a la perfección, y son ya varios años los que llevan jugando juntos y llegan en la edad perfecta para hacerse con la sexta copa para el país dominador absoluto de los mundiales. Mucho peligro.

Las dudas de Lopetegui

A falta de una semana para el comienzo del mundial el seleccionador Lopetegui tiene un once casi definido con tan solo tres dudas para el debut ante Portugal. Los 8 nombres fijos están muy claros a día de hoy y son De Gea, Ramos, Piqué, Alba, Busquets, Iniesta, Isco y Silva. A partir de ahí se abren tres plazas a las que optan dos candidatos por cada hueco. El lateral derecho es territorio de Carvajal, pero su lesión en la final de la Champions hace que no llegue en plenas facultades para ese primer partido y se abre las opciones de Odriozola o de Nacho. El lateral de la Real aporta más recorrido y llegada, pero en defensa deja más huecos y todavía con su juventud no ha disputado partidos de la trascendencia que requiere el debut de un Mundial y ante una Portugal que arriba con Cristiano, Bernardo Silva y Guedes van a aprovechar cada espacio a la espalda de la defensa, algo que se contrarresta más con un Nacho que siempre cumple con la sobriedad de un veterano.

En el medio la duda es entre Thiago o Koke. El del Bayern es un jugador más imprevisible, que aporta fantasía a la creación y da más velocidad al juego, pero tiene menos recorrido y menos rigor táctico que el Atlético, que asegura menos pérdidas de balón pero su influencia con la pelota en el juego español es mucho menor que el de el mayor de los Alcántara. Y arriba la eterna duda. Diego Costa, un delantero centro contrastado, de grandísimo nivel, pero con un estilo que ni por asomo encaja con el de la selección y que no sabe adaptarse a ese estilo de toque rápido y poca conducción del combinado español. Ahí encaja algo mejor Rodirigo, que pese a haber explotado por fin este año con el Valencia con 18 goles en Liga, no acaba de ser determinante con la selección, lo que hace que Costa siga estando quizá por delante de él en la cabeza del técnico vsco. Veremos el once ante Portugal pero a día de hoy sólo tres dudas en un once que no tiene nada que envidiar a cualquier aspirante al Mundial.

Paso atrás de Morata

Álvaro Morata era uno de los delanteros más codiciados el pasado verano en el mercado. Su deseo de buscar más minutos le llevó a marcharse del Real Madrid donde formaba parte de la unidad B que maravilló en las últimas jornadas de liga dando mucho descanso a los titulares y llegando a jugar incluso un mejor fútbol que los once titulares en muchas ocasiones. Pese a que Zidane le explicó que para él Morata era un jugador importante, la predilección del técnico francés por Benzema unido a que Morata no fue titular en ningún partido importante con el Madrid le llevaron a tomar la decisión.

Y en esto aparecieron el Manchester United, que por momentos parecía que lo tenía ya cerrado, pero finalmente fue el Chelsea de Conte, el entrenador que ya le llevó a la Juventus, el que se hizo con los servicios del delantero madrileño por 70 millones de Euros, cifra récord para un jugador español. Y los comienzos fueron prometedores, era titular indiscutible, veía gol con facilidad y el Chelsea tenía paso firme en Champions y en Premier League, siendo además Morata uno de los favoritos de la grada blue.

Pero con la lesión de espalda, que le ha tenido mermado el final de temporada, perdió toda la confianza de Conte que ha preferido a Giroud como 9 titular el último tramo del campeonato, dejando así a Morata en el banquillo y sin Mundial. Lopetegui ha sido congruente con sus elecciones, y pese a que siempre ha tenido a Morata como su delantero titular en las categorías inferiores de la selección, estos últimos meses le han llevado a llevar los tres delanteros más en forma ahora mismo. Morata debe sobreponerse al golpe, resetearse y adaptarse al nuevo técnico que llegue al Chelsea porque presumiblemente este verano Conte no continuará como técnico blue.

Injusticia con Kondogbia

Salió la lista definitiva de Francia para el Mundial y la gran cantidad de talento que atesora el país del gallo hace que las ausencias sean muy sonadas. Los Benzemá, Lacazette, Rabiott, Martial o Laporte estarían en casi cualquier otra lista sin ningún problema. Pero una destaca por encima del resto y es la de Geffrey Kondogbia. El medio centro del Valencia (propiedad aún del Inter) ha cuajado un año sensacional y ha hecho méritos más que de sobra para ser uno de los elegidos por Deschamps.

Es una injusticia que vayan jugadores como Pogba o N´Zonzi con los años que han hecho antes que Kondogbia, que ha sido el mejor jugador del equipo revelación este año en España junto con el Betis. Ha manejado al equipo el solo y ha dado auténticas exhibiciones de despliegue, como la ofrecida en el Bernabéu en la segunda jornada con gol incluido. Quizás el haber ganado el mundial sub 20 con Pogba como pareja y las críticas que recibió esa selección por su fútbol pese a la victoria puede haberle pesado negativamente a la hora de su selección, pero los jugadores que van en su nombre son muy parecidos de cualidades a las del 16.

Matuidi, N´Zonzi o Pogba ni han hecho un mejor año que él, ni son mejores que Kondogbia, el único que está a su nivel a día de hoy es Kanté, que es el otro gran centrocampista que tienen los bleus. El juego de Francia con esta designación de Deschamps va a ser muy pobre en cuanto construcción pero muy difícil de meter mano. Va a ser un conjunto que deje todo el fútbol al talento de Mbappé y Griezmann teniendo a un auténtico box to box como Kondogbia en casa. Incomprensible.

Debacle Italiana

Italia finalmente no estará en el Mundial. Más de 69 años después el país transalpino ve cómo su selección no participará en un mundial de fútbol en lo que es una de las mayores sorpresas/decepciones de la historia de los mundiales. No hay que olvidar que estamos ante una tetracampeona del mundo que tenga buen o mal equipo siempre compite y es un hueso duro para cualquier rival. Aunque llevaba ya varios años coqueteando con la eliminación, llevaba varias clasificaciones consecutivas en la repesca, ni el mayor de los pesimistas podría haberse imaginado semejante batacazo.

La imagen de un Buffon desconsolado, en su último partido con la azurra, dando explicaciones y pidiendo perdón a los italianos es doscorazonadora, y además un futbolista de la dimensión y carrera de Buffon no merecía una despedida así. Pero así es el fútbol, e Italia pagó su mal partido en tierras suecas y la mala gestión de Ventura en esta eliminatoria. El seleccionador italiano tiene las horas contadas y el baile de nombres para la selección tiene un favorito claro: Carlo Ancelotti.

El ex del Bayern es el favorito para los aficionados y actualmente se encuentra sin equipo, pero su intención es la de tomarse un año sabático como entrenador, pero la selección italiana puede ser una oferta difícil de rechazar para un entrenador que lo ha ganado todo en las principales ligas de Europa y que podría cerrar su carrera con algún éxito con el combinado nacional de su país. Pero lo que no hay que olvidar es la profunda reconstrucción que debe llevar a cabo Italia para que vuelva a recuperar un cetro mundial que ha conquistado hasta en cuatro ocasiones.

Messi la rompe

Toda Argentina esperaba que su selección ganara anoche a Ecuador y se clasificara para el mundial. Todos se encomendaban a Messi pese a las constantes críticas y faltas de respeto a su figura. Un país entero que no concebía una derrota y no estar en el Mundial ya que supondría un drama nacional y una crisis de grandes dimensiones para el país. Y con todo esto el equipo antes del minuto uno ya había encajado un gol y estaba fuera del mundial.

Pero apareció Messi, veinte minutos de puro arrebato del 10 que dieron la vuelta al marcador con dos golazos, echándose a todo el equipo a la espalda (una vez más), soportando una presión excesiva que jamás debe recaer en su totalidad sobre él, pero que asume con resignación y cumple con creces. Cerró su gran actuación con un golazo de hemeroteca y dejó a su selección clasificada para el mundial de Rusia. Su exhibición le ha granjeado elogios merecidos por todo el globo, pero es la historia de siempre, palos, palos y más palos hasta que es inevitable rendirse a un jugador que pese a que cuenta con compañeros de nivel en el equipo ninguno rinde como debe salvo él.

El mundial 86 de México fue muy parecido, una clasificación difícil e in extremis para una Argentina que contaba con Maradona, y que acabó ganando el torneo. Los paralelismos se pueden ver, un equipo que no rinde bien, una clasificación complicada y el mejor en sus filas. Como bien dijo Sampaoli Messi no debe ningún mundial a Argentina, el fútbol debe un mundial al mejor de la historia. Y Messi seguro que reclama lo que es suyo.

Joachim Löw no lo tiene fácil

Alemania ha vuelto a ser la mejor selección en la ronda de clasificación, ha hecho la mejor clasificación de su historia con diez victorias de diez posibles, y lo ha hecho convocando ghasta a 37 jugadores diferentes a lo largo de la fase. Una auténtica barbaridad que hará que la lista definitiva para Rusia en la que sólo caben 23 sea una criba durísima para el ya eterno seleccionador alemán. Cuenta además con la selección sub 19 y la sub 21 campeonas el pasado verano, por lo que se suman más nombres y más competencia a los ya mencionados.

Además de ser el vigente campeón del mundo, Alemania siempre muestra una fiabilidad pasmosa en las citas internacionales. Rara vez no llega a las semifinales del torneo al que acude, y siempre es uno de los favoritos, año tras año y torneo tras torneo. No en vano ha ganado cuatro mundiales y otras tres Eurocopas. Además lleva varios años con una política continuista muy interesante que la hace gozar de una gran plantilla jóven y sobre todo con gran experiencia internacional ya.

La manschafft es ya junto a Brasil la máxima candidata al torneo a día de hoy. Sus recursos son ilimitados, y quizás el único punto negro es la figura de un nueve de garantías. Gnabry (campeón sub 21 el pasado verano) apunta grandes maneras pero ahora mismo su convocatoria parece una quimera. Werner es el que parte con más papeletas, aunque Thomas Müller, que puede convertirse en el máximo goleador histórico de los mundiales desbancando a su compatriota Klose, siempre rinde a las mil maravillas con la selección. Löw tendrá que decidir y si hay suerte podrá contar con la vuelta de un Reus al que el destino y Alemania le deben una.

El milagro llamado Islandia

La hazaña realizada ayer por la selección de Islandia es una de las mayores gestas en la historia de los mundiales. Que un país de apenas 300.000 habitantes se haya clasificado para el Mundial, tras haber disputado la Eurocopa, donde ya llegó a eliminar a Inglaterra en octavos de la competición, da muestras de la dimensión del logro realizado. En un grupo nada fácil, con Croacia, Turquía o Ucrania, los “vikingos” han vuelto a desafiar a la historia y se han metido por primera vez en su historia en un mundial y no de cualquier manera, siendo primeros de su grupo y accediendo de manera directa, nada de repescas.

Ayer el rival era asequible totalmente para la hazaña, e Islandia no falló. Sigürdsson, el alma de esta selección, anotó el primer gol en una maniobra de calidad para dar tranquilidad al estadio y a todo el país que estaba pendiente a sabiendas de que una victoria suponía una fiesta nacional. Pero lejos de conformarse, realizó otra jugada de ensueño para dar una asistencia que sí que aseguraba de manera definitiva ya la presencia del equipo norteño en el evento mundial. Una gran noticia en unos tiempos donde cada vez las diferencias son mayores y las sorpresas son cada vez menos frecuentes. Ahora todo el mundo querrá evitar a una selección que es mucho más peligrosa de lo que la pintan.