celta

Enorme Celta

La gesta de ayer de el Celta de Vigo ante el Shaktar y fuera de casa remontando un resultado adverso en el encuentro de ida en casa tiene un mérito increíble. Berizzo y sus hombres fueron quizás los únicos que confiaron en esa remontada y finalmente se dio como lo había estado practicando. Partido serio, sin encajar y llegar vivos a los últimos minutos donde podría pasar cualquier cosa.

Y así fue, un piscinazo de Guidetti, que ayer se peleó hasta con el apuntador, en el último minuto brindó un penalti que Aspas convirtió, dejando la eliminatoria en tablas y con un Celta con una inercia más positiva y sabiendo que sus goles valían doble en la prórroga también.

 

Los cambios de Berizzo fueron atrevidos y el Celta, al que el destino le ha dado crueles varapalos últimamente, pudo resarcirse ayer por fin con una gran noche europea y dejando el ánimo del equipo por las nubes, un equipo que se ha sobrepuesto a la marcha de Nolito en verano y a la indisciplina de Orellana que provocó su salida rumbo a Valencia. Aún así el Celta coge mucha confianza y quién sabe hasta dónde podrán llegar en el torneo, pero lo importante es que a día de hoy es nuestro único representatne en la Europa League.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *