simeone

Ni blanco ni negro

La resaca del fracaso europeo del Atlético ha traído muchos interrogantes y dudas sobre el proyecto del equipo. Que si Simeone no es el entrenador ya adecuado para el proyecto, que si hay jugadores que no sirven, muchas dudas que son normales que surjan en un momento de máxima tensión debido al estrépito de la derrota en el Allianz Stadium. Pero si se piensa bien sigue habiendo brotes verdes que inducen a la esperanza sin tener que cortar de raíz un proyecto que no olvidemos que se está manteniendo en la máxima élite europea desde hace más de siete años.

La temporada en cuanto a lesiones ha sido inclemente con los colchoneros, Diego Costa no ha jugado al 100 % de sus posibilidades prácticamente ningún partido, la temporada de Saúl ha evidenciado la falta de descanso que ha tenido en un verano en el que el propio jugador acortó sus ya de por sí cortas vacaciones para estar disponible para poder disputar la supercopa europea en Tallín. Koke, un jugador termómetro del juego del equipo, también ha sufrido la temporada con más lesiones de su carrera que le han impedido coger la forma idónea, y en defensa el técnico argentino no ha contado con toda la zaga sana desde septiembre siendo el lateral izquierdo un auténtico agujero negro en los últimos meses con las lesiones de Filipe y Lucas.

La llegada de Morata ha parcheado esta situación pero Vitolo, Kalinic o Gelson han fracasado en la adaptación al equipo, Lemar ha sido muy intermitente aunque a día de hoy parece un jugador todavía muy aprovechable y el cholo sigue manteniendo su fe en él. Rodrigo es la noticia positiva del curso ya que ha encajado a la perfección y se ha hecho indispensable para cada partido que ha disputado el atlético.

Con esto y con todo el proyecto atlético se mantiene, la renovación de una estrella mundial como Griezmann el año pasado, unida a la posible renovación de Oblak y con Saúl, Koke y Rodrigo con contratos de larga duración, la base parece sólida para no temer por una reconstrucción del equipo. La única duda es la continuidad de Lucas, que será tratada en verano, pero Berta ya se ha estado moviendo en el mercado y la lista de centrales es larga y muy interesante, ya que también se da por hecho la marcha de Filipe y Godín del equipo.

Que la eliminación ha sido un fracaso está claro, pero que el proyecto esté acabado no está tan claro. Ha sido una mala temporada donde la planificación no ha sido buena, se debe revisar la pretemporada realizada ya que la cantidad de lesiones musculares ha sido alarmante y ahora sólo toca luchar por recortar esos siete puntos sobre el líder Barcelona y esperar que la Champions le distraiga del torneo de la regularidad y aprovechar los puntos que pierdan los blaugrana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *