valvano

La leyenda de Jim Valvano

Hace poco vi un documental sobre un personaje histórico para el baloncesto universitario llamado Jim Valvano. No era un nombre que me sonara ni lo más mínimo pero no por ello dejaba de ser una leyenda. Fue capaz de llevar a la modesta universidad de North Carolina State a batir a todas las superpotencias en el torneo de la NCAA, en un época donde formarse en la universidad tenía valor para los jugadores, estamos hablando que se enfrentó a equipos de la talla de los Tar Heels de un tal Michael Jordan, a la universidad de Virginia de un tal Ralph Sampson, e incluso la final a la todopoderosa Universidad de Houston de Olajuwon y Clyde Drexler. Casi nada.

Se trataba de un técnico particular con una clara visión, ganar el campeonato a toda costa, cuentan sus jugadores que e primer entrenamiento lo dedicó a ensayar cortar las redes de la canasta para cuando ganaran el campeonato. Quizás excesiva confianza, no para Valvano, un entrenador valiente que no dudaba en una época en la que no existía el reloj de posesión en hacer faltas para llevar a sus rivales a la línea y jugarse siempre la última posesión. Un genio a fin de cuentas.

Lástima que no superara la batalla contra el cáncer, aunque luchó siempre con una sonrisa, porque era un personaje que te metía en su bolsillo con verlo una sola vez, y que tiempo más tarde su mujer reveló que Jim siempre escribía sus sueños en la vida en tarjetas que llevaba siempre en su americana. Tras su fallecimiento en 1993 llevó su chaqueta al tinte y decubrió esas notas, muchos sueños de un Valvano que siemore había sido un soñador, pero entre esas tarjetas de sueños no alcanzados se encontraba na en la que ponía ser campeón de la NCAA con North Carolina State. Valvano lo había vuelto a hacer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *