ramos

¿Es justo el odio a Ramos?

Ayer se vivió otro capítulo del inexplicable comportamiento de algunos aficionados contra el que fuera perla de su cantera Sergio Ramos. Ya desde el minuto uno el de Camas soportó las iras y los insultos de una hinchada que no le perdona su marcha del Sevilla, pero que sin embargo a otros jugadores que hicieron los mismo que Ramos aplauden y mantienen como héroes. Y yo me pregunto qué diferencia hay entre lo que hicieron Reyes, Rakitic, Navas, Dani Alves, Baptista y lo que ha hecho Ramos.

Sergio Ramos siempre ha expresado su sentimiento sevillista, a la que considera su casa y a la que siempre que puede vuelve, y en la que estoy seguro le gustaría retirarse algún día. Pero no entiende cómo una afición a la que adora le pita indistintamente cada vez que su equipo acude al Sánchez Pizjuán. Es cierto que en las últimas temporadas la gran mayoría del públivo sevillista no pita ya a Ramos, son sólo los biris los que no perdonan lo que para ellos es una traición, pero que otros estandartes como Reyes (que también jugó en el Madrid recordemos) adoran.

Y ya ayer terminó por explotar esta situación, Ramos tras marcar de penalti (con una panenka de la que poca gente ha hablado pero que fue estratosférica) se señaló su nombre en la camiseta para los biris y acto seguido pidió perdón al resto del estadio. Me pareció la forma perfecta de expresar quién para él tiene su respeto y por tanto sus disculpas por el gol, y quien no. Este domingo viviremos otro capítulo de Ramos en el Pizjuán, a ver si este gesto ha servido para que se abran los ojos contra esta injusticia o para que suban aún más los decibelios contra el central. Pase lo que pase como siempre Ramos no deja indiferente a nadie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *