neymar

Otra vez Neymar

Ver jugar a Neymar es una delicia, eso no se discute, sus regates y sus cambios de ritmo están a otro nivel. Cuando está inspirado es un jugador imparable y ya parece que ha conseguido la regularidad necesaria para ser considerado una superestrella. En el Barcelona se ha ganado a público y entrenador pero parece que hay un lunar en el rendimiento de Neymar y es su actitud ante los rivales.

No es nuevo ver un partido igualado en el que el brasileño pierde los papeles, tiene gestos despectivos ante sus marcadores y se ríe de ellos. Lo curioso es que siempre lo hace con el marcador a favor, hecho que desacredita totalmente a Neymar. Sus compañeros y entrenadores lo defienden alegando que él entiende así el fútbol y que no va a cambiar que es su carácter, pero en el fondo y en más de una ocasión han reconocido que actuarían igual que el rival.

Esperemos que Neymar cambie su actitud no sus regates y se dedique a lo que mejor sabe hacer que hacernos disfrutar con su fútbol, que de eso sabe mucho y se le da muy bien y sólo sea protagonista por eso, ya que compañeros suyos como Messi han sido capaces de ser el mejor del mundo sin ser protagonista nada más que por sus regates y goles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *