Calcio: Serie A; Verona-Milan

Cannonieri Luca Toni

A los 38 años el delantero italiano sigue dando que hablar otra vez al convertirse en máximo goleador del calcio con 22 goles.  Lo vuelve a conseguir tras su bota de oro en 2006, donde saltó a la fama y firmó por el Bayern. Pero su paso por Munich no fue como esperaba y volvió al país de la bota.

Pero a su regreso nunca volvió al nivel de juego y efectividad de su mejor año en Florencia y cambió de equipo prácticamente cada verano hasta acabar en el Hellas Verona en 2013. Allí disfrutó del anonimato de un equipo menor y la presión sobre él fue escasa, elementos necesarios para recuperar la mejor versión de este delantero que parece eterno. Es verdad que el nivel de la serie A ya no es el que era pero marcar 22 goles a los 38 años no está a la altura de casi nadie. Como siempre Luca Toni da la razón a los que confían en él y calla la boca de sus detractores. Jamás se puede dudar de el de Módena. Eterno Toni

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *