lebron

James espera

Mientras hoy se juegan a vida o muerte entre Warriors y Thunder el pase a la Final de la NBA, LeBron James ha conseguido llegar a la misma por sexto año consecutivo, algo a la altura de muy pocos y que habla de la dimensión que ha alcanzado un jugador que cuando llegó a la liga con 18 años no era más que un jugador físico y que se ha convertido en un all around player en toda regla capaz de discutir a Larry Bird el título de mejor alero de la historia. Casi nada.
 
Y eso que James ha tenido que sobreponerse a críticas de todo tipo, sobre todo en sus inicios en Cleveland donde era capaz de llevar a las cotas mas altas a un equipo que sin él probablemente lucharía por no ser el peor de la liga. Tras su periplo de cuatro años por Miami (donde no me gustó que se tuviera que unir a otras estrellas para ganar el anillo) volvió a Cleveland, su ciudad natal y que tanto lloró su marcha, para demostrar que es capaz de llevar con su presencia a un equipo al anillo.
 
Cierto es que le han fichado a grandes escuderos esta vez, Irving es de los mejores bases de la liga, y Love pese a decepcionar con su rendimiento es un cuatro consistente. Pero en las finales del año pasado demostró que él solo es capaz de poner en aprietos al mejor equipo de la liga. Hay que recordar que sin Love e Irving en las finales llegó a ponerse 2-1 en la serie favorable a los Cavs. Y este año llega muy fino a estas finales tras destrozar a todos sus rivales sin prácticamente esfuerzo. King James espera impaciente rival para demostrar que pese a no ser el MVP de la temporada sigue siendo el mejor jugador del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *