bison 2

La extraña historia de Bison Dele (Parte II)

Tras su detención al intentar comprar las monedas de oro Miles Dabord, justificó su presencia allí como que estaba comprando esas monedas para su hermano, y que la última vez que había visto a Bison y Selena estaban bien. La policía consideró plausibles las declaraciones del hermano y lo dejó en libertad. Craso error. Miles huyó tras su detención a Palo Alto a ver a su novia y tras esto huyó a México donde se le perdió el rastro. Al poco las autoridades de Tahití encuentran el Hakuna Matata que había sido reparado y aparentemente renombrado. No se encuantra ni rastro ni de Bison ni de Selena por lo que la policía comienza a temerse lo peor en esta estraña historia.

Para rizar más el rizo pocos días después en un hospital de Chula Vista (región californiana pegada a Tijuana) se registra la entrada de un varón hallado moribundo en una playa mexicana víctima de una sobredosis de insulina autoinfligida, que le provocó una crisis hipoglucémica que le causó un daño cerebral que lo llevó a la muerte. No era otro que Miles Dabord dejando al FBI sin respuestas al paradero de Bison Dele.

Pero si quedaba alguien que pudiera esclarecer algo de este asunto era la novia de Miles, Erica Weise, que dio la versión que Miles la había contado que no era otra que una discusión entre hermanos en la que Selena había resultado muerta por accidente a manos de Bison y que éste había matado al capitán para silenciarlo, a lo que a Miles no le quedó otra solución que disparar contra su hermano. Esta historia al FBI no le pareció plausible en absoluto ya que no había indicios de disparos ni de sangre en el barco pese a su reparación.

Oficialmente el caso sigue abierto y seguramente ya nunca sabremos que ocurrió exactamente, pero la teoría que más se acepta en el FBI es que Miles habría apuntado a punta de pistola a toda la tripulación obligándoles a tirarse al agua en medio del océano a su suerte para suplantar la identidad de su hermano, con lo que las posibilidades de sobrevivir por parte de Bison y los demás eran nulas y sus cuerpos jamás serían encontrados. Una historia que pone los pelos de punta y que deja claro que no todo es mundo de color de rosa en los retiros de los jugadores NBA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *