ct-spt-0104-bulls-celtics

Los Bulls en caída libre

Cuando los Chicago Bulls firmaron como agente libre a Pau Gasol le ofrecieron un proyecto ganador, con un jugador franquicia en el equipo como Derrick Rose, y un complemento interior como Noah, el equipo parecía preparado para hacer frente a los nuevos Cleveland de LeBron. Tras una primera campaña que decepcionó un poco por como terminó (se dejó scapar un 2-1 favorable en la serie contra los Cavaliers de manera muy fácil), se afrontaba esta temporada tras el despido de Thibodeu con expectación.

El jugador fanquicia era ya por méritos propios Jimmy Buttler, se daba por perdido la recuperación del mejor nivel de Rose, pero la adaptación de Mirotic en su primer año fue fantástica y se contaba con uno de los mejores tríos interiores del campeonato (Noah, Gibson y Gasol). Pero la franquicia decidió dar las riendas del equipo al entrenador universitario Fred Hoiberg, afamado por su gusto por el cuatro abierto, y no ha funcionado el experimento. Comenzó bien pero pronto se vio que tener que dejar en el banquillo a dos de los tres interiores mientras Mirotic comenzaba desde el inicio no era la mejor de las ideas. Además para Gasol, un jugador de gran técnica, la batalla en el poste no le favorece, por lo que sus números lejos de ser malos se resintieron con respecto al año pasado, y los rumores de traspaso en torno a su figura se dispararon, más por la finalización de su contrato este año y su más que clara no renovación que por el hecho de querer traspasarlo.

Este verano será la última oportunidad de Gasol de fichar por un equipo aspiratne siempre que se adapte a un rol más secundario de que ha acostumbrado durante toda su carrera. No le faltarán ofertas interesantes en lo deportivo más que en lo económico antes de que vuelva a cruzar el charco para acaba su carrera en el Barcelona de sus amores siempre y cuando las lesiones le respeten claro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *