Archivo de la etiqueta: 10

Neymar y su egocentrismo

Ayer se volvió a vivir otro episodio en la surrealista vida de Neymar. El jugador, cuya vida extradeportiva es la más agitada que se haya visto de un futbolista, vivió otro momento de lo mas incómodo en el partido de Copa ante su afición. El niño que siempre se sale con la suya vio cómo toda su afición le silbaba y coreaba el nombre de su ‘archienemigo’y compañero Edison Cavani cuando el árbitro decretó penalti a favor del PSG con el partido ya más que decidido y con el brasileño ya con un hat trick y éste no dejó a su compañero batir el récord de máximo goleador de la historia del PSG.

Es una muestra más del polémico carácter del extremo brasileño, al que siempre le ha acompañado la polémica allá por donde ha ido, y que ha mermado su potencial futbolístico. Que Neymar es un fuera e serie no hay ninguna duda, pero todo ese circo que arrastra a su alrededor no es beneficioso ni para él ni para el club al que va, donde siempre suele tener problemas extradeportivos constantes (salvo en el Barcelona donde le consentían absolutamente todo previamente firmado por uno de los contratos más absurdos y surrealistas de la historia).

Así tras no ceder el penalti a Cavani para poder hacer historia con el club, la afición la tomó con él. Y a Neymar se le vio visiblemente enojado y se marchó a vestuarios sin esperar a celebrar la victoria con los demás sobre el verde. Esto puede provocar serias turbulencias en la frágil relación del brasileño con el PSG, con el que parece que es tan sólo un puente en su intento de acabar jugando en el Santiago Bernabéu para el Real Madrid. Un capricho más de este jugador al que se le consiente todo y que se ha convertido en un auténtico monstruo.

Bienvenido Mr Wilshere

Jack Wilshere cuajó anoche un gran partido en el derbi de Londres anotando además el primer gol de los gunners. El medio inglés fue en su momento una de las grandes promesas de la selección de los tres leones. Pero el calvario de lesiones que ha vivido el canterano del Arsenal durante las últimas cinco temporadas le hicieron estar fuera del radar mediático. Intentó recuperar poco a poco el ritmo competitivo y volver a sentirse futbolista con la cesión en el Bournemouth, pero de nuevo las lesiones le impidieron no sólo jugar con asiduidad sino simplemente jugar.

Este verano incluso la prens inglesa no contaba con el 10 en las filas del Arsenal, se hablaba hasta de una oferta del Betis para el jugador, pero Arsene Wenger siempre ha confiado en el talentoso medio, y decidió apsotar por él, dosificarle poco a poco para poder ir contando con él en el equipo y parece que está dando frutos. Está lejos de su mejor nivel, pero ayer, y ante todo un Chelsea cuajó un gran partido y demostró que está dispuesto a volver a la élite si le respetan las lesiones.

La noticia de la recuperación de Wilshere es algo que necesitaban como el comer los gunners tras estar viviendo momentos convulsos con los rumores cada vez más reales de las marchas de Alexis y Özil del equipo. Ambos jugadores que acaban contrato en Junio son libres de negociar con cualquier equipo desde el 1 de Enero, y sus futuros a día de hoy parecen muy lejos del Emirates Stadium. Veremos si Wilshere además está tiempo de entrar en los planes del seleccionador inglés Southgate para la disputa del mundial de Rusia, ya que es una posición donde escasea el talento en Inglaterra.

Totti cuelga las botas

Francesco Totti, el mejor media punta de la historia de Italia y una de mis mayores debilidades históricas, anunció que se retirará a final de temporada. Era una noticia esperada pero muy dolorosa para los amantes del buen fútbol. Es cierto que había dejado de ser protagonista ya con el equipo, pero su mera presencia imponía un respeto que muy pocos son capaces de ganarse.

Se va quizás uno de los últimos románticos de su club, fiel al club de su vida, rechazó a los mejores equipos que vinieron a suplicarle que se enrolara en sus filas, pero Totti se mantuvo fiel a su Roma y permaneció allí 25 largos años. Esto le costó títulos colectivos y reconocimientos individuales, pero jamás le importó, él no jugaba por los títulos y ser el 10 del equipo de sus amores era lo máximo.

Fue capaz de llevar a la Roma a ganar un scudetto en 2001 con un equipo bastante justito de calidad, y fue capaz de ser bota de oro en el 2007 tras mutar en un falso 9, dando muestras de su infinita clase. Participó como titular del equipo italiano que se proclamó campeón del mundo en 2006 en Alemania y debió ganar el balón de oro en alguna ocasión si hubiera existido justicia en el cada vez más desprestigiado premio.

Se va un mito pero su legado será eterno, un jugadore que no sólo te enganchaba con sus controles imposibles, su visión de juego superior a todos o su disparo imparable, era su carácter ganador, muy raro en esa posición, lo que le hizo ser el mejor 10 del mundo durante muchísimos años, y le hizo ser querido desde que debutara con 16 años en el Olímpico de Roma. Gracias por mostrar tu talento Totti, yo desde luego nunca jamás te olvidaré.