Archivo de la etiqueta: Argentina

Sangre sudor y lágrimas

Alivio es lo que supuso el pitido final para Argentina, tras ponerse por delante tan sólo a falta de cinco minutos para la conclusión. El partido que realizó el equipo fue flojísimo, con unos buenos veinte primeros minutos, un decente final de primera mitad y una bochornosa segunda parte, donde en absoluto mereció el pase a los octavos del Mundial. No supo administrar un partido que tenía controlado absolutamente y a punto estuvo de quedarse con todo merecimiento fuera del Mundial.

Messi también tiene parte de culpa, ya que pese a anotar un gran gol, su segunda parte fue la de un jugador falto de carácter, de alma y ambición por seguir en el Mundial. En ningún momento se echa el equipo sobre su espalda o lo lidera con el ejemplo del sacrificio, sino que cuando peor están las cosas más desanimado y apático se vuelve el 10, algo muy preocupante ya que con esta selección va a tener más momentos malos que buenos.

Mascherano, quizás el jugador argentino más fiable de los últimos años, está cuajando sus peores partidos al frente de la selección, con pérdidas de balón absurda o penaltis sin sentido como el de ayer. No está siendo el medio que llega a todo y da seguridad a todo el frente de ataque, además de verse superado por Musa con facilidad cada vez que el africano le encaró durante el partido. Aún con todo Argentina pasó y prolongó lo que todo indica que será una agonía para el próximo partido ante una Francia que sin dar muestras de gran consistencia sabe que a esta Argentina con muy poco se la hace mucho daño, y que muy probablemente se autodestruya ella misma.

Messi no lo intenta

Argentina vivió anoche un batacazo histórico al perder ante Croacia y dejar su futuro en el Mundial dependiendo del Nigeria Islandia. La derrota ante Croacia no es ninguna sorpresa, lo que si es una sorpresa es la manera en la que se ha producido y con la contundencia con la que se ha dado. Nadie esperaba que la albiceleste diese esa pésima imagen con un Messi que se evidenció lo mal rodeado que estaba, pero que también dejó claro que Leo Messi no está preparado para ser el líder que necesita Argentina.

Messi dio durante el partido menos pases que su propio portero Caballero, un dato que deja en evidencia y sin defensa a un jugador que ni siquiera lo intentó ante Modric y compañía. Entre este partido y el anterior ante Islandia (en el que falló un penalti que hubiese dado la victoria a su selección) la actitud y el fútbol que ha desplegado Mesi es impropio de él. Ni la justificación de que no está bien rodeado puede exculpara sus dos actuaciones cuando estaba deseando a priori que comenzase esta Copa del Mundo que puede ser su última al máximo nivel.

Ahora sólo le queda rezar para que Nigeria gane a Islandia y los de Sampaoli puedan depender de sí mismos casi en la última jornada. El único problema será el polvorín que pueda dejar en el equipo esta dura derrota, en la que ya jugadores como Agüero dejaron claro con sus declaraciones contra Sampaoli que el ambiente en el equipo está muy tenso y así es difícil que exista química en el equipo.

Comienza la era Sampaoli

A estas horas se está jugando en Melbourne el primer partido de Jorge Sampaoli como seleccionador argentino. No es todavía partido oficial, pero es un partido ante Brasil por lo que la importancia al tratarse del clásico del sur de América es máxima. Su primer once está lleno de intenciones y deja ver que de funcionar Argentina será de nuevo un rival peligrosísimo con mucha dinamita arriba y una gran solidez atrás.

Su primer once junta a Messi, Dybala, Di María e Higuaín, pura dinamita arriba con muchísima movilidad y sobre todo gol, algo de lo que lleva adoleciendo la albiceleste desde hace mucho tiempo, combiandos con una defensa de cinco con tres centrales que tan buen éxito dio al técnico en el Sevilla. Los mandos del equipo estarán para Biglia que aportará la lucha y Banega que aportará la clase y servirá de balones a los cuatro atacantes.

Es una gran apuesta y puede sacar la mejor versión de Messi con Argentina por fin, y volver a encauzar al equipo en la clasificación para el Mundial de Rusia donde hasta ahora llevan un papel más que discreto. Comienza la era Sampaoli en Argentina con mucha ilusión y sobre todo con gran expectación ya que puede por fin volver a verse una gran versión de Argentina y de Messi que es el objetivo principal del nuevo técnico albiceleste.

¿Argentina y Messi sin mundial?

Empieza a ser más factible la posibilidad de que el mundial de Rusia 2018 no cuente con la figura de Leo Messi ni Argentina. Ayer, en un partido clave (jugaba contra Bolivia que estaba ya eliminada y es la segunda peor selección de la fase de clasificación) y con el 10 sancionado, volvió a perder y a mostrar su peor cara. Y cae de nuevo a los puestos de repesca que no dan acceso directo al Mundial.

Pero lo grave es que quedan tres partido sin Messi de los cuatro jornadas que quedan y su siguiente partido es frente a Uruguay, que perdió ayer además, y que jugará en casa ante la albiceleste. Los números de Argentina son muy delatadores, 15 de 18 posibles con el 10 y 7 de 24 sin él. Es increíble la dependencia que tiene esta selección de un jugador al que siempre se la ha acusado de ser un jugador frío y menor. Es muy probable que todos los que le han estado acusando tengan que ver el mundial desde su sofá porque Messi no juegue unos partidos con su selección.

Lo cierto es que un Mundial sin Messi sería una lástima, el mejor jugador del mundo debe estar en el evento de fútbol más importante a nivel de selecciones. Pero para ello sus compañeros se deben poner las pilas, dejar de escudar su pésimo rendimiento con la selección en Messi y dar un paso adelante si no quieren generar un drama nacional como no lo ha habido en mucho tiempo en Argentina, donde el fútbol es sagrado pero incomprensiblemente Messi no.

A encomendarse otra vez a Messi

El nombre de Leo Messi en Argentina provoca veneración e ira a partes iguales. Los seguidores albicelestes tienen a la pulga como foco de sus iras cuando pierde su selección y una veneración exaltada cuando ganan. Tanto cambio de opinión y tanta crítica centrada en su figura le llevó a anunciar su retiro de la selección, pero entonces todo el país, consciente de lo que eso significaba, realizó una petición popular para la vuelta de Messi viendo además las necesidades de la selección en esta fase de clasificación.
 
Y de nuevo, con Argentina fuera de el mundial de Rusia ahora mismo, se encomiendan a Messi ante la difícil visita de una Chile que ha ganado las dos últimas finales de la Copa América a la albiceleste, por penaltis ambas, y que tantos disgustos ha traído a Messi. Los argentinos saben de la dificultad e importancia del partido y ven en Messi a su única esperanza, pero una derrota podría volver a centrar las iras en el jugador del Barcelona y volver a empezar con la historia de siempre. El ambiente en la selección no es el mejor, las críticas a muchos jugadores por su bajo rendimiento con el combinado nacional, caso de Agüero y Di María especialmente, han provocado que los jugadores ya no hablen más con la prensa nacional, y más tras las acusaciones de fumar marihuana que se vertieron sobre Lavezzi.
 
Y a todo esto la clasificación para el Mundial está difícil pero no imposible, una victoria esta noche ante Chile puede ser el impulso que necesita este país para volver a sentirse fuerte y dejar atrás críticas, disputas y malas sensaciones. Y para ello Messi tiene que volver a tirar del carro, pese a que quizás el país no se lo merezca, y todo para que si hoy  no se gana se vulvas a criticar su figura como si fuera un pecho frío o un mal jugador, algo inexplicable lo de ese país llamado Argentina.

¿De quien es el verdadero problema de Argentina?

La derrota ante Brasil en el clasificatorio para el mundial de Rusia fue muy dura y deja muy tocada a la selección de Argentina que se jugaba mucho ante el eterno rival y salió vapuleada del partido. Pero lo que más me llamó la atención fue que tras el partido se hicieron encuestas entre los aficionados sobre quiénes eran los verdaderos culpables de la situación actual de la albiceleste y los datos dejaban que sólo el 13% creían que la culpa la tenía la AFA (el 60% los jugadores y el 27 Bauza).
Algo inhaudito debido a la situación que vive el mayor organismo del fútbol argentino, donde no tienen dinero prácticamente ni para tomar los aviones para los partido de su selección (jugadores se pagan muchas veces de su bolsillo todos los desplazamientos), y los retrasos en los vuelos son el pan de cada día para el conjunto de Bauza. La situación es precaria y el público sigue obcecado en que el problema es Messi y los que denomina sus amigos, entre los que destacan a Di María y Agüero, de los que dicen que no deberían volver a vestir la zamarra de Argentina, pero que me digan quién hay mejor que ellos (salvo Dybala ausente por lesión de esta convocatoria claro está).
El rendimiento de sus jugadores está claro que puede ser mejor, el seleccionador teniendo el nivel de los que tienen por Europa (Simeone, Bielsa, Sampaoli,…) no puede ser del nivel de un Bauza del que no se aprecia el más mínimo sello personal en el juego del equipo ni en los planteamientos. Todavía están a tiempo de cambiar las cosas, pero el siguiente partido es frente a la peligrosa Colombia y en casa, hecho que a día de hoy en Argentina y tal y como está el ambiente no se sabe si es un punto a favor o en contra. Lo cierto es que a día de hoy están fuera del mundial, tienen en su mano clasificarse pero la situación debe cambiar mucho desde la AFA hasta los jugadores o mucho me temo que veremos uno de los mayores descalabros de la selección argentina en mucho tiempo.

Argentina nunca es feliz

La derrota de Argentina frente a Paraguay por un tanto a cero ha traído un terremoto de críticas en el país albiceleste. Las críticas por increíble que parezca vuelven a ser para Messi, al que acusan de hacer las convocatorias en función de sus amigos. Después de suplicar el país entero la vuelta a la selección y de forzar hasta romperse por jugar con Argentina, ya le llovieron las primeras críticas, y ahora con el astro lesionado se le critica también de la derrota.

Se dice que sólo juegan en el equipo los amigos de Messi, Agüero i Di María son el máximo exponente de las acusaciones, pero no creo que haya ningún jugador argentino (salvo Dybala) con mayor calidad que ambos a día de hoy. Del Kun se critica su falta de gol (falló un penalti y un mano a mano durante el partido) y del fideo su poco compromiso y su baja forma. Y por supuesto el culpable de eso también es Messi, un Messi con el que Argentina gana partidos y que sin él está fuera de la repesca para el Mundial de Rusia.

Argentina no aprende de sus errores, tras perder la final del Mundial y dos Copa América consecutivas (tres de las últimas cuatro), se sigue criticando y cargando de presión a unos jugadores que no acaban de rendir bien con el combinado nacional, bien por presión popular, bien por falta de algún gran técnico al frente de la selección o bien por la grave crisis que está atravesando la AFA. El caso es que a Messi no creo que le haya hecho mucha gracia que su nombre vuelva a estar asociado a la polémica y más sin siquiera haber participado en el partido, Argentina es todo corazón pero sigue sinedo un país que no sabe realmente lo que quiere ni a quién quiere.

Otra vez Higuaín

Parece mentira que un jugador sea capaz de fallar tantas veces en los momentos decisivos como Gonzalo Higuaín, ni siquiera cuando ha realizado la mejor temporada de su vida que le ha servido para ser bota de plata en Europa. Ayer volvió a aparecerse sus fantasmas en los momentos importantes, y tras quedarse solo mano a mano contra Bravo volvió a errar la ocasión. Como ya ocurriera en el mundial, y en tantas ocasiones con la camiseta de Argentina y del Madrid Higuaín tuvo en sus botas la final y la desperdició.
 
Su gol hubiera cambiado un partido durísimo, con más miedo al error que fútbol y con un Chile con las ideas muy claras. Pizzi ha sabido continuar el legado de Bielsa y Sampaoli al frente de una selección que no hace el fútbol bonito pero que a trabajo no la gana nadie. Su despliegue físico fue fantástico y supo aguantar las acometidas argentinas incluso en la prórroga con la mano de Bravo al cabezazo de Agüero que será la jugada de la Copa América. Pero no estaríamos hablando de esto si no fuera porque de nuevo Higuaín hubiera fallado otra vez en una cita clave. El mundo sigue igual para el pipa.

Messi a por la primera

El día de hoy no es un día cualquiera para Messi, sabe que está ante la oportunidad de ganar su primer título con su selección en categoría absoluta y nada más y nada menos que en la edición centenario de la Copa América. Tras dos veranos consecutivos de grandes decepciones tras perder la final del Mundial y de la Copa América, el destino le ha brindado la posibilidad de vengarse de la derrota del año pasado ante Chile. Ya lo ha declarado el de Rosario que este partido hay que ganarlo si o si en unas declaraciones llenas de intenciones. Argentina además llega bien a la final con la única duda de un Di María que arrastra molestias y es posible que finalmente no llegue para ser de la partida.

Otro condicionante para Messi es que de ganar este torneo siendo si lo gana el mejor jugador del mismo y máximo goleador, volvería a situarse primero en las quinielas por el balón de oro, ese que Cristiano le había adelantado tras conquista la Champions pero que su floja Eurocopa está haciendo que Messi le empiece a ganar mucho terreno. Sería su sexto en total y segundo consecutivo y cerraría un año extraño en lo individual, ya que tras su lesión que lo apartó dos meses de los terrenos volvió para conquistar el mundialito de clubes y ganar la liga y copa, pero la derrota en cuartos de la Champions ante el Atlético dejó un sabor amargo a un equipo que quería reeditar el espectacular triplete de la temporada pasada. Esta noche por poner además el morbo, tendrá en frente de la portería a su compañero y amigo Claudio Bravo que tratará de que Messi tenga otra noche negra con la albiceleste.

Dybala la sensación del calcio

Paulo Dybala ha conseguido el difícil reto de hacer olvidar a Carlos Tévez a la hinchada de la Juventus. El jugador procedente del Palermo se ha convertido rápidamente en el jugador preferido de la hinchada bianconera. Tras ser el delantero revelación la temporada pasada la vecchia signora lo fichó por 30 millones de euros, convirtiéndose en el fichaje más caro del calcio este verano, y ya está amortizando su fichaje.

Su primer gran momento vino en la Supercopa contra la Lazio donde tras cuajar un buen partido anotó el segundo gol de su equipo que certificaba el título. En ese partido demostró todas sus cualidades, desborde, velocidad, potencia y definición. Además Allegri asegura estar encantado ya que el jóven de 22 años puede jugar tanto de delantero centro, de extremo o incluso de media punta gracias a una extraordinaria visión de juego.

Pese a que la Juventus ha perdido sus dos primeros partidos ligueros Dybala ha ofrecido grandes encuentros, anotando además el tanto del honor frente a la Roma. Parece que su convocatoria por Argentina no tardará mucho en llegar pese a su precocidad. Parece que el nombre de Dybala va a sonar mucho a partir de ahora