Archivo de la etiqueta: Camp Nou

Un Barça en cuadro

Tras el palo de la Supercopa, más por las sensaciones que por haber perdido el trofeo en sí, el FC Barcelona afronta este sábdao el primer partido de liga recibiendo a un Betis que promete ser una de las revelaciones del campeonato tras haberse reforzado muy bien este verano y tras haber ganado su último partido de pretemporada nada más y nada menos que ante todo un Milán. Por lo que irán sin ningún tipo de complejo al Camp Nou.

Suárez, Iniesta, y parece que Piqué serán bajas para el equipo de Valverde que afronta una final ya en la primera jornada de liga. El tridente de arriba quedará con Deulofeu-Alcácer-Messi cuando hace escasas semanas era Neymar-Suárez-Messi. En el Barcelona sólo ha llegado Paulinho al equipo por lo que los ánimos entre la afición están muy crispados, en especial con el presidente y director deportivos que llevan años de nefasta gestión para el equipo blaugrana.

Un tropiezo puede provocar un estado de crisis gravísimo en can Barça y dejar muy tocado un proyecto que hasta hace un mes parecía muy estable y dispuesto para pelear por todos los títulos. Pero el culebrón Neymar y el ciclón Madrid han dado una bofetada de realidad que sólo se subsanará con fichajes de calidad en los puestos claves, y cuanto antes mejor, ya que no tiene el equipo una plantilla amplia como para permitirse esperas y demoras

Operación remontada

Ya han pasado varias semanas desde el varapalo de París para el Barcelona, han recuperado el liderato, han ganado en una visita complicada como es el Calderón y han recuperado las buenas sensaciones a base de goles en las últimas jornadas. El tridente de arriba ha vuelto a ser decisivo y a ver puerta con mucha facilidad, y poco a poco los lesionados han ido cogiendo rodaje necesario para afrontar partidos de una intensidad tan grande como lo será el de esta noche, no como ocurrió en la ida donde tanto Iniesta como Busquets estaban muy fuera de su mejor forma tras volver de sendas lesiones.
 
La remontada está complicada, el PSG es un rival a priori sólido y cuenta con una ventaja más que cómoda, pero este Barcelona es capaz de dar la vuelta a ese resultado si está acertado de cara a puerta. Si anota pronto y continúa asediando el PSG no lo veo como un rival fuerte y experimentado, son todavía muy novatos en este tipo de partidos y no están acostumbrados a partidos de tal tensión. Además jugadores como Di Maria, Verrati o Motta tienen muy complicado estar en el Camp Nou esta noche, y si llegan no estarán en las condiciones más óptimas.
 
Luis Enrique utilizará el agresivo 3-4-3 que tan buen resultado le ha estado dando y que conlleva mucho riesgo si el rival sabe jugar bien a la contra. Habrá que ver si Emery sabe contrarrestar este nuevo esquema o encierra a su equipo atrás en una maniobra que en el Camp Nou puede ser muy peligrosa. Lo cierto es que pese a l 4-0 de la ida el Barcelona todavía no se cree muerto y pondrá muy cara su derrota, algo que habla muy bien del potencial que atesora este equipo.

Al Atlético no lo dejaron

Ayer el Atlético no sólo luchó contra e Barcelona, luchó contra los árbitros. El arbitraje desfavorable que ha sufrido ya no sólo ayer sino en la ida también han hecho que  le haya sido imposible pasar a la ansiada final de Copa. Y el mérito del Atlético no sólo ha sido de obligar al Barcelona a ayudas arbitrales para pasar sino que desquició por completo a todo el Barcelona y lo llevó al límite.

Luis Enrique acabó empujando al cuarto árbitro, Aleix Vidal haciendo un corte de mangas por la espalda a Simeone y Luis Suárez que no se quería ir al vestuario pese a ser expulsado justamente. y todo el equipo perdiendo tiempo de manera lamentable en la última jugada del descuento, lo nunca visto en un Camp Nou silenciado y con un miedo que hacía tiempo que no se veía.

Pese a la eliminación el Atlético ha dejado la imagen que siempre da en los partidos grandes, ser ese equipo al que nadie quiere tener en contra, ese equipo que pese a arbitrajes y fallos propios (falló un penalti) no se rinde nunca y a punto estuvo de eliminar a un Barcelona que recordemos llegaba con un 1-2 favorable del Calderón. Una lástima que un espectáculo como el de anoche se vea ensombrecido de nuevo por los árbitros españoles, quizás los peores de Europa, y eso es algo que hay que cambiar ya.

Partidazo de vuelta

La eliminatoria estaba muy cuesta arriba para el Atlético, 0-2 al descanso y sin motivo para confiar en que las cosas fueran a cambiar, pero la entrada de Torres unida a la charla en el descanso de Cholo hicieron que el Atlético saliera con más hambre que nunca y sólo la mal fortuna  y alguna decisión arbitral dudosa hicieron que no consiguiera la machada de dar la vuelta al marcador.

Pero saben que ése es el camino para hoy y el gol de Griezmann llena de esperanzas a los rojiblancos que creen en la remontada, creen en los imposibles y este es uno. Van a ir a morir al Camp Nou con toda la artillería en la mesa, y si seponen por delante en el marcador pronto no descartaría la machada. A su favor además está que Neymar no puede jugar por sanción, aunque Gabi su capitán está fuera por lo mismo pero han recuperado de la Copa de África a Thomas que seguramente y en función de como vaya el partido tendrá minutos importantes.

Si ya de por sí son interesantes los Barcelona Atlético, éste llega cargado de sentimientos, la final es en el Calderón y el Atlético quiere despedirse de su estadio ganando la Copa en él, y eso pasa por eliminar hoy al Barcelona en su estadio y partiendo con el marcador adverso, difícil sí, pero si alguien puede hacerlo es el Atlético de Madrid.

Bravo se destruye

La noche de ayer tenía muchos reencuentros, siempre que Guardiola y el Barcelona se enfrentan el morbo está servido, pero si alguien tenía ganas de demostrar ayer algo al Camp Nou y sobre todo a la directiva culé era Claudio Bravo. El chileno tuvo que salir del club ante las exigencias de Ter Stegen, el portero actual del Barcelona no estaba dispuesto a seguir otra temporada más siendo sólo titular en Champions y Copa, y acabó ganando el pulso por ser más joven y tener más recorrido. Bravo no quería salir pero la oportunidad de ser indiscutible en el City no la quiso dejar pasar y no se lo pensó dos veces cuando llamaron a su puerta.

Y ayer tenía esa oportunidad que deseaba, la de demostrar que el elegido debería haber sido él, y más con el run run que hay tras el fallo de Stegen frente al Celta. Pero todo se acabó para él tras su garrafal fallo que propició su expulsión cuando mejor estaba el City. Un fallo inexplicable a la altura de los de Stegen que condenó a su equipo y las posibilidades de reivindicarse en la que no hace mucho era su casa. Para más inri su “archienemigo” Stegen hizo un partidazo con varias intervenciones salvadoras y dejando una gran actuación. Lástima para un Bravo que en cuanto vio la tarjeta roja salir del bolsillo del árbitro supo que todo se había acabado.

Un problema llamado Arda

La mejor noticia de este inicio de liga para el Barcelona (a parte de los seis puntos de seis posibles conseguidos) es la vuelta de la mejor versión de un Arda Turan que ha pasado un año duro. Desde su fichaje por el Barcelona, en el que tuvo que estar seis meses sin jugar por la sanción FIFA del club, su adaptación al equipo no fue la idónea y se vio relegado a minutos de la basura. La Eurocopa con su país tampoco ayudó, la selección de Turquía no realizó un gran torneo y todos culparon a Turan como capitán y referencia de la selección. Pero eso es cosa del pasado y este año se ha visto al ex del Atlético totalmente compenetrado con sus compañeros de delantera, entendiéndose a la perfección con Leo Messi y con un Suárez al que no para de hacer asistencias.

Ya se vio durante la Supercopa de España en la que acabó los dos duelos con dos goles y una asistencia, siendo junto a Messi el elemento desequilibrante de los partidos. Además empezó la liga anotando el primer gol del curso del Barcelona frente al Betis encontrándose cada vez más cómodo en esa posición de extremo izquierda. En San Mamés anoche además volvió a realizar un soberano partido que culminó con una asistencia a Rakitic para que el croata anotara el que a la postre fue el único gol del partido.

La mala noticia para el turco es que cuando vuelva Neymar esa posición tiene dueño, y lo que no está claro es qué va a hacer Luis Enrique, con Rakitic inamovible (para mí el jugador más infravalorado de este Barcelona), un Denis Suárez desenvolviéndose sorprendentemente bien en la posición de Iniesta (que será el titular cuando se recupere de sus molestias) y con André Gomes y Rafinha en la recámara, la futura posición de Arda está muy en el aire. El overbooking de medios en can barça es enorme y tras la casis segura contratación de Alcácer como cuarto delantero dejan a un Arda en una situación delicada justo en su mejor momento. Está haciendo muchos méritos para ocupar cualquier posición del centro y el ataque de los blaugranas, pero la competencia es muy alta y quizá su despertar llegue algunos meses tarde.

Con la sombra de Sobis encima

El partido que afronta hoy el Barcelona recuerda y mucho a la temporada de la remontada del Madrid de Capello, en aquella ocasión se recuerda mucho el Tamudazo pero pocos recuerdan que antes el Betis (rival con el que se enfrenta esta noche el Barcelona) le empató en el Camp Nou a dos con un gol in extremis de Rafael Sobis que provocó que el Madrid se pusiese por delante en la tabla.

Hoy el escenario es distinto, el partido es en el Benito Villamarín, pero los equipos protagonistas y perseguidor son el mismo con el Atlético sustituyendo al outsider Sevilla de aquella temporada. Ya lo advirtió Adán, ex portero y canterano madridista, que intentarán estropear la liga al Barcelona, que de pinchar esta noche dejará el liderato con sólo dos jornadas por disputarse. Nos espera un duelo precioso esta noche en el Villamarín con un Barcelona sabedor de los resultados de sus perseguidores, y todo esto con el recuerdo de un Sobis del que todavía escuece su gol en can barça.

Puro fútbol y queda el Calderón

El partido de anoche es fútbol en estado puro, con polémica arbitral y expulsión incluida. Los dos equipos se vaciaron quemando todo lo que tenían, sabedores de la importancia del partido para la vuelta. Durante la primera mitad el Atlético dio una lección de cómo jugar en el Camp Nou, firme atrás y presionando bien arriba para separar a los centrocampistas del tridente de arriba. Y así marcó Torres y Griezmann tuvo el 0-2, pero Ter Stegen sacó buena mano.

Entonces en un arrebato de locura de Torres realizó tres entradas a destiempo, sin sentido y muy lejos de su área que le valieron la expulsión por doble amarilla. Es cierto que el árbitro se pudo ahorrar la segunda viendo la intensidad del choque, pero le pudo la presión del campo y terminó mandando a Fernando a los vestuarios antes de tiempo. Lo que es inentendible es la acción siguiente en la que Busquets hace una fea entrada por detrás a Griezmann y no le muestra la cartulina (un  Busquets que vería más tarde amarilla).

El comienzo de la segunda parte fue espectacular por parte atlética que a punto estuvo de volver a marcar en dos acciones prácticamente consecutivas. Pero ahí se quedó todo el repertorio atacante atético que vió como un vendaval llamado Barcelona se le venía encima. Defendió todas las acciones de manera sublime (destacar la consagración del canterano Lucas Hernández que hizo un partido sobervio pese a sus 20 años) pero tanto va el cántaro a la fuente que en un tiro defectuoso de Jordi Alba (jugador que debería ser llamado al orden por sus continuas potestas y fingir sin sentido) le cayó el balón a un Luis Súarez (que debería estar expulsado antes de Fernando Torres por agresión sobre Juanfran) que sólo tuvo que empujar. Tras esto otro intento de agresión de Luis Suárez esta vez a Filipe Luis quedó en simple amarilla para el charrúa, que a su vez marcaría también el segundo tras una carambola en el área para que le cayese el balón a Dani Alves que centró al sitio exacto para que Suárez rematase a las mallas.

Lo mejor para los Atléticos es que pese a todo les vale el resultado con el que ya eliminaron al Barcelona hace dos años en lo cuartos de Champions y que el Calderón ya tiene puesto el cartel de lleno y será una auténtica caldera donde los barcelonistas sufrirán. Lo malo es que el Barcelona está por delante en la eliminatoria y ya sabe lo que e s ganar este año en el Calderón.

Empieza lo bueno

Hoy a las 20:45 se disputa el partido de ida de los cuartos de final de la champions entre Barcelona y Atlético, y ya había ganas de que llegara este día. Los dos equipos querían evitarse mutuamente pero el destino ha querido que se repita el enfrentamiento en esta misma ronda de hace dos años que se llevó el Atlético. Pero ha llovido mucho desde entonces y este Barcelona es el principal favorito para llevarse la champions.

Pero el Atlético sabe que no tiene nada que perder, y ya en liga en el partido del Camp Nou vendió muy cara su derrota (fue superior a los blaugrana todo el partido a pesar de jugar casi toda la segunda parte con nueve jugadores) y va con mucha confianza en sus posibilidades. El Cholo además afirmó ayer que un buen resultado para el Atlético es la victoria, por lo que no va a especular con el empate, sabe de la importancia de marcar en campo contrario y su equipo tendrá sus ocasiones.

Por su parte el Barcelona llega con el ambiente enrarecido tras la derrota ante el Madrid, que para su conquista del título de liga casi no influye pero si deja unas dudas a un grupo que hasta entonces parecía imbatible. La MSN además no tuvo su día en ese partido por lo que querrá resarcirse y borrar de un plumazo todas esas dudas. Además Luis Enrique le tiene tomada la medida al Cholo ya que le ha ganado todos los partidos que se han enfrentado.

La buena noticia es la recuperación de Godín, fundamental para frenar a la mejor delantera del mundo, y la recuperación de Fernando Torres que llega fino al final de temporada y se enfrenta a su rival preferido. Empieza lo bueno esta noche a las 20:45

Busquets aprieta

La renovación de Busquets por el Barcelona está mas que cantada, nadie duda de ello, lo único que el jugador está jugando sus cartas para sacar el máximo dinero posible. El discurso de que sólo Pep Gaurdiola lo sacaría del Barcelona es un claro intento de asustar al Barcelona, que tendrá que hincar la rodilla ante el mediocentro.

Busquets sabe que tiene la sartén por el mango, esta campaña ya es tercer capitán de equipo, y sus ausencias han sido cubiertas de manera ineficiente por media plantilla. Cada vez que ha faltado el medio su equipo se ha resentido y la fluidez del juego se ha visto ralentizada en casi todas las ocasiones. Busquets además sabe que su juego es ideal para el Barcelona pero quizás en otras ligas sufra más para sacar su mejor fútbol.

Se trata de un jugador con limitaciones pero que las suple con una colocación extraordinaria y una rapidez mental al alcance de muy pocos. Cuenta además con e cariño de a grada y en el cub está muy bien considerado por sus compañeros y técnicos por lo que todo parece que las negociaciones llegarán a buen puerto y veremos al de Sabadell muchos años con la blaugrana. Es lo que tiene el fútbol moderno que parece más un negocio que un deporte.