Archivo de la etiqueta: Campeón

Simeone revierte el problema

Nadie a principio de temporada podría augurar una temporada tan digna del Atlético. Segundo en Liga y ganador de la Europa League cuando en verano no pudo reforzarse con ningún jugador, con un cambio de estadio que obligó al equipo a jugar las tres primeras jornadas de Liga de manera consecutiva en campo rival, con el culebrón de Diego Costa sin terminar hasta bien entrado Octubre y con la mayor sequía de cara al gol de Griezmann jamás vista en el Atlético.

Pero unos meses después y tras haber superado todo tipo de infortunios, sobrevivir a una plantilla de 17 futbolistas para las tres competiciones, se alza con el título con el que comenzó su andadura en el Atlético y que está marcando la mejor época de el conjunto rojiblanco. De coger un equipo desahuciado, coqueteando con el descenso a ser número dos actualmente en el ranking FIFA. Quizás a principio de temporada fuese un título menor para este equipo (y ahora mismo lo es), pero el hecho de haber sido máximo favorito desde que participó y la solvencia que ha mostrado para ganarlo hacen que este Atlético continúe siendo un grande.

Ahora sólo queda por ver cómo afrontará la temporada que viene, si Griezmann se va o se queda, y todo con la final de la Champions en su estadio. Simeone sabe de la dificultad pero es un experto ante los retos, y con este Atlético lo fácil y lo complicado se difuminan de tal manera que le convierten en un equipo imprevisible y sobre todo y es de lo que más orgulloso se tienen que sentir todos los Atléticos, es el equipo al que nadie quiere enfrentarse en ninguna competición ni en ningún torneo.

Dirk Nowitzki la leyenda Europea (Parte III)

Nadie contaba con los Mavericks como candidato al anillo, pero llegó la segunda ronda ante los Ángeles Lakers de Kobe y Pau que venían de dos anillos consecutivos y les barrieron con un 4-0 inapelable poniendo fin al último ciclo ganador de Phil Jackson en los banquillos NBA. Pese a este golpe sobre la mesa, nadie confiaba en Nowitzki y sus Mavs, y más teniendo en cuenta que se enfrentaban a sus vecinos de Oklahoma con las amenazas ofensivas de Durant, Westbrook y Harden. Pero los superaron en seis partidos, con un Nowitzki imperial donde realizó en el primer partido una serie de 12 de 15 en tiros de campo y 24 de 24 en tiros libres para un total de 48 puntos, dejando claro que éste era su año y que quería volver a las Finales de nuevo.

Y así llegaron a las Finales con un viejo conocido, los Miami Heat del Big Three, con LeBron-Wade-Bosh como máximo obstáculo para su codiciado y deseado anillo que le diese la gloria que merecía. Los Heat partían como absolutos favoritos de la serie. Y con el 1-0 en el segundo llegaban al último cuarto con una ventaja de 15 puntos. Pero ahí comenzó a cambiar la historia, Nowitzki lideró una de las mayores remontadas nunca vistas en las Finales para acabar anotando sobre la bocina el tiro ganador que empataba la serie. Pese a la euforia y a que la serie viaja a Dallas, los Heat se llevaron el tercer encuentro, pero con lo que nadie contaba era con que los Mavericks se llevarían los tres siguientes duelos para consumar su venganza de hace 5 años y llevar el primer entorchado para la franquicia y convertir a Dirk Nowitzki en leyenda de la NBA y en el mejor jugador europeo de la historia.

Ahora Nowitzki vive su vigésima temporada en la NBA. Ya se ha convertido en leyenda absoluta de la liga y su lanzamiento de fade away está patentado y es imitado por las nuevas generaciones. La figura del cuatro abierto es habitual en todos los equipos y todos los nuevos europeos quieren parecerse a él. Además se convirtió en el sexto mayor anotador de la historia de la NBA lo que da medida de la excelsa carrera que ha vivido el de Wüzburg y del legado que ha dejado para el baloncesto para siempre.

Alemania B también vale

La Copa Confederaciones ha dejado dos cosas muy claras. Chile no sabe marcar goles en la Finales (esta es la tercera consecutiva que se queda a cero en los últimos tres veranos) y que Alemania, lleve el plan A, B o Z va a ser competitiva y es seria candidata al título cada vez que participa en un torneo. Ayer volvió a demostrarlo en un partido muy sufrido que se resolvió por un error propio de Chile que acabó por condenarlos pese a haber sido superiores en la primera parte.

Draxler acabó como mejor jugador del torneo, con Timo Werner, una de las grandes revelaciones del Leipzig y de la Bundesliga, como bota de Oro. Joackim Löw con este triunfo unido al de la sub 21 ante España del pasado viernes dispone de una lista de más de 50 jugadores aptos para dar un gran nivel para el mundial de Rusia convirtiéndose ya desde este momento en la máxima favorita para el torneo.

Ahora el único problema que se vislumbra para la mannschaft es la maldición que trae ganar la copa Confederaciones. Nadie que la haya ganado al verano siguiente ha sido campeona del mundo y eso es algo que los de Löw quieren cambiar. De momento Alemania sigue dominando tras su victoria en Brasil y no tiene pensado dejar de hacerlo a corto plazo al menos.

Ese extraño elemento llamado Horry

Cuando uno piensa en jugaodres con anillos en la historia de la NBA siempre sale el nombre de Bill Russell con sus once anillos en trece años, cualquier miembro de la plantilla de esos Celtics de la época de Russell o los de Michael Jordan o Kareem Abdul-Jabbar con seis anillos cada uno. Pero entre todas esas leyendas de la NBA sale el nombre de un trotamundos que siempre ha sabido estar en el momento y el lugar adecuado, y acertar en el único momento que realmente se le ha requerido. Un hombre que nació no para triunfar (jamás ha sido All Star) sino para ser importante en el momento más importante: Robert Horry.

Horry fue seleccionado por los Houston Rockets en el puesto 11 del draft del 92, y ya con ellos se alzó con los campeonatos de 1994 y 1995, los primeros en la historia de la franquicia. Tras estos éxitos pasó desapercibido un tiempo del radar mediático hasta que fue reclutado por los Lakers de Phil Jackson. Con ellos protagonizó el triple más inverosímil en las Finales de Conferencia Oeste frente a los Sacramento Kings. Un triple que valió el pasaje a la Final para ganar el tercer campeonato consecutivo de los Lakers y el quinto en su cuenta particular.

Pero lejos de conformarse, Big Shot Rob como era conocido por la prensa americana, decidió dar sus últimos servicios a los San Antonio Spurs de Tim Duncan. De nuevo dejó su impronta en el quinto partido de la Final con un triple ganador en la prórroga ante los Pistons que certificaba su sexto anillo, y aguantó dos años más para dejar su cuenta de títulos en siete, superando al mismísimo Michael Jordan. Jamás será una leyenda o será considerado entre los mejores, pero todas las franquicias por las que ha pasado guardan el mejor de los recuerdos de un tipo tan peculiar como decisivo, el gran Robert Horry.

24 años sin Petrovic

El fatídico 7 de Junio de 1993 Drazen Petrovic nos dejaba tras su accidente de coche en Alemania. Nos dejaba en su mejor momento, asentado ya como la indiscutible estrella de los New Jersey Nets, y en los mejores guarismos de su carrera en la NBA. El genio de Sibenik lo había sido todo en Europa y quería serlo también en el baloncesto americano, mucho más cerrado y escéptico a los jugadores no nacionales que ahora.

Petrovic ya fue un prodigio desde joven, llegó a debutar con 15 años en el equipo de Sibenik natal, el KK Sibenka, para más tarde acabar en el equipo más poderoso de todo Croacia, la Cibona de Zagreb. Allí se convirtió en leyenda tras ganar dos Euroligas consecutivas y ser ya el mejor jugador del mundo no nacido en EEUU junto a Sabonis, con el que tuvo enfrentamientos épicos, como aquella segunda final de Euroliga entre Zibona y Zlaguiris.

Más tarde acabaría fichando por el Madrid para tras pasar sólo un año allí marchar a Portland para enrolarse en los Blazers después de haber dominado Europa tanto a nivel de club como de selección. Allí viviría sus peores momentos debido a su suplencia. Drexler, estrella de aquellos Blazers jugaba en su posición lo que le relegaba a muchos minutos en el banquillo. Y pese a jugar las finales de la NBA al finalizar la campaña pidió el traspaso a los Nets para poder contar con los minutos suficientes para mostrar a todos que podía ser una estrella también en EEUU.

Allí demostró que había hueco para el en la mejor liga del mundo, promedió 20 puntos por partido y no fue seleccionado para el All Star por la reticencia de la época a los extranjeros. Y estando en su mejor momento deportivo un accidente de tráfico privó de poder ver a Petrovic en su máximo esplendor físico, pero su leyenda quedará para siempre y cómo tiranizó durante casi una década el baloncesto europeo y mundial con su Cibona y su Yugoslavia.

33 veces Madrid

Se cumplieron los pronósticos y el Real Madrid se proclamó campeón de la liga Santander. El equipo blanco rubricó su gran final de campaña venciendo en la Rosaleda con autoridad y desde el minuto uno, tónica habitual de los últimos partidos de los de Zinedine Zidane, que han llegado como un tiro al final de la temporada y que por primera vez en su historia han marcado en todos los partidos de liga.

El Málaga no pudo contra el líder que se adelantó con gol de Cristiano tras un fallo garrafal en defensa de los andaluces. A partir de ahí el Madrid controló el partido y supo manejar la renta pese a que el Málaga jamás se dio por vencido, llegando incluso a disparar al palo. Ya en la segunda parte y en posición ilegal Benzema anotó el segundo gol blanco que cerraba el partido y daba otra liga más a los de la capital.

Esta liga tiene un sabor especial después de cinco años sin ganarla. Además les permite poder alzarse con un doblete que desde que existe el formato Champions jamás han logrado y les hace ir con mucha tranquilidad a esa final de Cardiff que se prevé durísima ante una Juventus que ya se ha proclamado campeón de liga y copa italiana y que va como un tiro a por el triplete.

Zidane gana así el título liguero en su primera campaña completa como técnico blanco, habiendo gestionado con mucha rotación quizá a la plantilla más completa de los últimos años, y haciendo que todos aporten en momentos clave. Veremos el capítulo de salidas y llegadas este verano, pero Zidane ahora sólo piensa en ser el primer equipo/entrenador que consigue la Champions League en dos años seguidos.

La Juve tacha la primera

La Juventus de Turín está completando otra temporada magnífica. Desde la llegada de Allegri el equipo turinés ha vuelto a recuperar su hegemonía tanto nacional como internacional. Va camino de su sexto scudetto consecutivo, el miércoles conquistó su tercera Copa de Italia consecutiva y está en su segunda final en tres años de la Champions. Son reguitros que asustan y más tras haber vendido este mismo verano a Pogba, demostrando que sabe reconstruirse cada año.

Y además ha llegado este año pleno de condiciones físicas y con todos sus jugadores en su mejor momento. Dani Alves está mostrando en este último mes su mejor versión de su etapa del Sevilla, Dybala se ha consagrado como uno de los mejores futbolistas de la actualidad y Buffon, la leyenda viva de esta Juventus, busca su primera Champions después de una carrera de leyenda y cuentan además con la mejor defensa del torneo tanto a nivel nacional como europeo.

La historia de la Juve en la Champions no está muy a su favor, ha perdido muchas más de las que ha ganado (sólo dos), pero confían en que este año y con el estratega Allegri puedan llevarse el trofeo por fin. La plantilla es consciente de que están ante la posibilidad histórica de un triplete que en Italia jamás se ha conseguido y además sería el broche de oro para que Buffon se pueda retirar con el único título que le falta en su vitrina y de llevárselo además sería máximo favorito para el Balón de Oro siendo el primer portero de la historia en conseguirlo.

Fiesta en Mónaco

El Mónaco ayer se proclamó ayer campeón de la League 1 francesa 19 años después de su último título. Y lo hace tras una campaña brillante con un equipo joven y con un fútbol eléctrico y con un entrenador valiente como es Jardim que ha sido capaz de desbancar al todopoderoso PSG, en el primer año de Unai Emery al frente del equipo francés. Nadie esperaba esta sorpresa a principios de año pero si se ha seguido el campeonato francés a nadie sorprende que este Mónaco de puro ataque haya sido capaz de ganar el título.

La nómina de jugadores prometedores de este equipo es interminable, y es muy posible que la mitad de ellos abandonen el club del principado, pero dejarán las arcas muy llenas para poder gestionar un gran equipo para el futuro. Los Mbappé, Lemar, Bernardo Silva y compañía están siendo ya tanteados por los mejores clubes del continente y el Mónaco no va a dejar escapar a sus estrellas de manera barata. Habrá que ver cómo gestiona la dirección deportiva del club estos ingresos aunque está visto que llevan mucho tiempo acertando en el nombre de fichajes.

Su campaña además se ve magnificada con la presencia de este equipo en las semifinales de la Champions League, lo que da más valor al trofeo conseguido. Un equipo que empezó tapado bajo la sorpresa de las primeras jornadas del Niza y que poco a poco ha ido aguantando la persecución constante del PSG y que finalmente ayer y ante su público fue capaz de llevarse la liga. Es una piedra para la vuelta de este equipo a la élite y para ser un rival a tener en cuenta en años venideros, ya que se convertirá en cabeza de serie para la Champions del próximo año.

El Feyenoord retrasa su alirón

La última jornada de liga en la Eredivise va a ser de infarto. El Feyenoord, que se podía haber proclamado campeón esta última jornada, perdió contra todo pronóstico 3-0 ante el Excelsior, en un partido en el que a los de Van Brockhost no les salió nada y dieron una pésima imagen ante un equipo en mitad de tabla que no se jugaba nada.

Esto supuso un duro palo y les deja a los de Rotterdam sin margen de maniobra en esta última jornada ya que el Ajax se ha puesto a un sólo punto del líder. Ya el año pasado el propio Ajax perdió la liga en la última jornada en favor del PSV al no ser capaz de ganar su último partido, por lo que en Ámsterdam confían en que este año se repita el desenlace, esta vez a su favor.

El Feyenoord ya se sobrepuso a un palo similar al ver como le ganaba el Ajax hace escasas jornadas y ha aguantado bien la persecución, pero tras esta derrota las dudas se pueden adueñar de los jugadores y dejar otro año más al Feyenoord sin título liguero. Su último título fue en 1999 y la expectación en Rotterdam por el partido del sábado era máxima, como máxima fue la decepción. Lo único positivo es que siguen dependiendo de sí mismos para hacer historia de nuevo en la Eredivise.

El gran Mérito de Nagelsmann

Si se está siguiendo la Bundesliga este año hay dos equipos que están siendo la gran sorpresa del año, el RB Leipzig, que está segundo (llegando a ir líder de la Bundesliga un par de jornadas) y a tan sólo tres puntos del Bayern, y el TSG Hoffenheim, que es el único equipo de las grandes ligas todavía invicto y que cuenta con el entrenador más prometedor del fútbol actual, se trata del joven Julian Nagelsmann de tan sólo 29 años que mantiene a su equipo invicto y tercero en la tabla por encima de equipos como Dortmund, Schalke o Wolfsburgo, potencias económicas mucho más importantes.

La carrera como jugador de Nagelsmann duró más bien poco, un par de años que le llevaron a retirarse por contínuos problemas de rodilla, pero lejos de venirse abajo decidió centrarse en su carrera como entrenador, comenzó colaborando con Thomas Tüchel (actual entrenador del Dortmund) en el Augsburg, pero al poco comenzó su carrera como entrenador principal en las categorías inferiores del Hoffenheim (los equipos sub 16 y sub 19) hasta que se hizo cargo del filial, al que hizo campeón nacional de su categoría en 2014. Estaba naciendo una estrella.

Y así en el verano de 2016 y con la prematura dimisión de Huub Stevens por problemas cardíacos, se convirtió en el ntrenador más joven de la historia de la Bundesliga con 28 años, consiguió mantener al equipo en primera en la última jornada y ya, pudiendo realizar una pretemporada y una planificación de la plantilla correcta ha podido demostrar de nuevo todo su potencial, manteniendo al Hoffenheim en puestos de Champions y haciendo historia para un club que está muy necesitado de alegrías. Este fin de semana además se enfrenta al RB Leipzig en el que promete ser el partidazo de la jornada en Alemania. Hbrá que seguir muy de cerca las evoluciones de un entrenador que de seguir así no tardaremos mucho en verle dirigiendo a un club grande.