Archivo de la etiqueta: Carrasco

Atlético y sufrir una historia de amor

El Atlético tuvo anoche una de esas noche que sólo pueden darse en el Calderón. Una noche rara de fútbol intenso y en la que cuando todo parecía ir bien acababa mal y cuando todo indicaba que iba a acabar mal terminó bien. Incluso comenzó a haber run run en la grada contra los jugadores, en especial contra Carrasco, que tras su expulsión en el Camp Nou se le miraba con lupa pero que se desfondó en el campo hasta la extenuación.

El partido comenzó mal, error grave de Moyá que supuso el gol de Cabral. Tocaba remontar y en eso se puso Torres que marcó un golazo y provocó un claro penalti no pitado. Pero tuvo la cruz cuando a los poco minutos erró una pena máxima inexistente pitada sobre Carrasco. Carrasco también tuvo un mano a mano que no supo definir ante Sergio en una buena cabalgada del belga, pero el Celta lejos de quedarse atrás envió al palo un disparo desde fuera de Jozabed para dejar claro que no se conformaba con el empate tampoco.

En la segunda parte se vio a un Atlético físicamente muy castigado (el Celta había rotado mucho más) y lo fue aprovechando el equipo gallego hasta que Guidetti puso por delante a los celtiñas en una contra de libro. Quedaban diez minutos y el Atlético se veía hasta fuera de la Champions con la victoria de la Real Sociedad del viernes, pero apareció Carrasco (al que el Cholo quiso cambiar pero finalmente fue Saúl el sustituido por problemas físicos) con un voleón espectacular que puso el empate, para dos minutos después Griezmann tras gran asistencia de Gameiro poner a los rojiblancos por delante del marcador. Todavía habría tiempo para un palo de Gameiro y un remate de Cabral fácil para Moyá que enmudeció al Calderón. Esto es el Atlético capaz de lo mejor y lo peor, la vida sigue igual.

Tirón de orejas a Carrasco

Ayer y por tercer partido consecutivo Simeone no convocó a Carrasco para el partido del Atlético. Se alegan leves molestias en el tobillo que no maquillan un pequeño enfrentamiento entre el belga y el míster argentino. Al parecer el detonante es la negativa de jugar por la banda derecha del belga, algo que ha sentado muy mal a Simeone y que ha tomado medidas reconvirtiendo a Juanfran a esa demarcación y dejando en la grada al extremo.

No creo que sea más que un simple tirón de orejas de Simeone que quiere demostrar que el club y la plantilla están por encima de los nombres y de las individualidades, y con Carrasco, pese a ser el jugador más en forma de la plantilla, no iba a ser distinto. Esperemos que las aguas vuelvan a su cauce y el extremo siga siendo el jugador desequilibrante que había terminado de explotar esta campaña y que recordemos renovó hace escasos meses ante el interés de media Europa en él.

Este sábado el Atlético recibe al Betis en un partido importante por seguir escalando puestos en la clasificación (el Sevilla y el Madrid se enfrentan entre sí esta jornada) y se verá si se ha levantado el castigo a Carrasco y todo vuelve a la normalidad o empieza a enquistarse un caso con un jugador prometedor con el que Simeone intenta también mandar un mensaje a la plantilla.

El Atlético toca fondo

La noche de ayer no trajo ninguna buena noticia para el Atlético de Madrid, la dolorosa y abultada derrota, unida a las lesiones de Oblak y Tiago (ambas lesiones que provocaron los goles locales) dejan en una situación muy delicada al equipo de Simeone. Pero lo más preocupante no es la derrota en sí, el Villareal en su campo es un equipo siempre complicado, sino la manera en que se produjo, la desidia de muchos jugadores rojiblancos y sobre todo la falta de intensidad que ha sido santo y seña de este equipo desde la llegada del Cholo.

El Villareal superó en ganas, presión y ambición al Atlético, que ve cómo Griezmann (que ha llegado muy justo de tiempo de la Eurocopa y necesita claramente una pretemporada) no está, Gameiro no ha encajado como se esperaba a estas alturas de campeonato y el desplazamiento de Koke de nuevo a la banda como interior ha dejado al equipo sin fútbol y al medio totalmente desaparecido. Si a esto unimos que el jugador más en forma del equipo es Carrasco y ayer decidió prescindir de él en el once dejan a las claras el mal momento que vive este equipo.

Aún así este Atlético tiene motivos para sonreír, le ha tocado un rival asequible en el sorteo de octavos de la Champions, y pese a que el Madrid está ya a 12 puntos, su objetivo sigue siendo el tercer puesto y está en su mano llegar a él, pero no se ve resquicios de buena sintonía del equipo que además recibe este fin de semana a un rival peligroso como Las Palmas en casa que puede acabar de matar anímicamente a un equipo que hace no mucho iba líder invicto de la liga y estaba desplegando el mejor fútbol del campeonato. Puede que esto sólo sea un bache, pero desde que aterrizó el técnico argentino el Atlético no había vivido una situación así.

Problemas en la capital

El fin de semana de fútbol ha dejado una cosa clara en la capital, Madrid y Atlético no juegan a nada. Pese a que el Madrid empezó ganando su conservadurismo, que ya le costó la victoria en el Calderón, volvió a ser patente y permitió que el Sevilla se creciera hasta tal punto de marcarle tres goles y bailarle toda la segunda parte. En el Atlético sin embargo el problema es la falta de gol unida a la nula capacidad de generar juego. La llegada de Jackson no ha aportado nada al juego y tampoco está demostrando ser un delantero de área.

En el Madrid además al acabar con derrota las sensaciones fueron muy malas, las caras de los futbolistas eran un poema y encima el partido deja varios temas en el aire como la relación de Benítez con algunos pesos pesados del vestuario (Sergio Ramos y Cristiano no parecen muy contentos con el técnico), la situación de James al que no parece que le sentara bien la suplencia tras estar dos semanas con el alta ya, y la lesión de Ramos que probablemente le aparte del clásico donde Benítez puede jugarse todo su crédito con la grada madridista.

En el Atlético el problema que arrastra de la falta de juego y gol no es nuevo, pero tras los empates ante Deportivo y Astana se ha hecho más que evidente que el equipo no tiene estilo definido ni ideas claras arriba, donde la irrupción de Carrasco como el mejor de los últimos partidos no le ha servido de mucho al equipo, y lo más preocupante en el último partido ya hubo pitada al Cholo por alguna decisión, algo impensable hace poco tiempo.

El fin de semana deja tocados a los blancos y al Atlético con un serio aviso de que si quiere seguir aspirando a la liga debe hacer mucho más. Ahora el parón de selecciones les vendrá bien para relajar el ambiente pero en la capital no están muy contentos los hinchas.

Momento para Carrasco

Ferreira Carrasco se ha ganado con sus últimas actuaciones la confianza del Cholo. Es el prototipo de futbolista que busca el argentino. Que baje a defender como un interior y que salga a la contra como un auténtico extremo. Las duras sesiones con el profe Ortega han dado sus frutos y tal y como pasara con Griezmann el año pasado el físico de Carrasco ha evolucionado. Su actuación ante el Valencia fue descomunal, haciendo ayudas constantes a su lateral y lanzando todas las contras del Atlético.

Parece que Simeone ha encontrado al jugador que le faltaba para definir como fijo su once tipo, la única duda es si moverá a Koke a la banda derecha ya que Carrasco a pie cambiado rinde mucho más. Esto es una buena noticia para los atléticos aunque ven como tanto Correa como Vietto se les cierra las puertas a la titularidad. El belga ha sabido aguardar su oportunidad con paciencia y ha rendido en los momentos claves ganándose una merecidísima ovación en su último partido en el Calderón.

No lo ha tenido fácil ya que cuando llegó no era uno de los fichajes deseados por la afición y venía a la sombra de otros grandes nombres pero como ya hizo en el Mónaco sustituyendo a James Rodríguez aquí ha venido a sustituir a Arda Turan, un reto que lejos de asustarle le motiva. Lo dicho que Carrasco ha venido para quedarse.