Archivo de la etiqueta: Celta

Un Aplazamiento decisivo

Esta noche en Balaídos se disputa el partido fundamental por el título de liga. El Celta de Vigo ya no tiene opciones de nada en la liga, pero tras el aplazamiento por problemas meteorológicos, se ha ido retrasando un encuentro que ha ido adquiriendo poco a poco tintes de final. Ya el Celta eliminó a los de Zidane de la Copa del Rey, por lo que el conjunto blanco no debería subestimar a un equipo que abandonó hace unas jornadas la pelea en la liga apostando todo por la Europa League, pero que ahora ya sin competición europea y habiendo reservado a muchos titulares en liga llegan a este partido sin nada que perder y con la opción de dejar a todo un Real Madrid sin liga si son capaces de derrotarles.

Desde Barcelona se seguirá atentamente este partido, ya que una derrota blanca dejaría a los de Luis Enrique depender de sí mismo en la última jornada. El Madrid de todas maneras no ha dado muestras de debilidad desde que el Barcelona le ganó en su estadio y le empató a puntos. Desde entonces, y jugando casi siempre con el equipo suplente ha sido capaz de vencer por goleada en todos los encuentros y con unas sensaciones de poder haber goleado incluso por más. Es cierto que salvo el Sevilla en la última jornada, no había rivales de entidad, pero aún así el equipo blanco solventó con mucha suficiencia todos los envites.

El Alcalde y presidente del Celta están metiendo además más leña al fuego del partido, con mensajes en contra del Madrid y de la gestión del aplazamiento, con lo que el partido se convertirá en una batalla en la que si el Madrid quiere llevarse los tres puntos deberá sufrir y emplearse a fondo. La amarilla que recibió Nacho y que le deja sin jugar puede ser un handicap, ya que el Madrid ha pedido la cautelar, pero en principio el canterano no podrá estar en este partido. Que el Madrid acuda a pedir la cautelar habla de la importancia y de la tensión de un partido que cuando se aplazó ni por asomo se podía imaginar que fuese a ser tan fundamental para el título liguero.

El Celta a repetir lo de Járkov

El Celta de Vigo se enfrenta hoy al Manchester United en Old Trafford con un resultado de 1-0 adverso. Pero este resultado ya se dio en dieciseisavos de final ante el Shaktar Donetsk, y los celestes fueron a Járkov (ya que el Shaktar no puede jugar en su estadio debido al conflicto bélico ucraniano) y fueron capaces de igualar la eliminatoria para ser capaces de ganarla en la prórroga.

El toto Berizzo reservó a casi todos los titulares en liga, algo que lleva haciendo ya varias jornadas y que le ha costado al Celta cuatro derrotas consecutivas, y se espera que estén en plenitudes. Los vigueses se encomiendan a su estrella Iago Aspas, un jugador que si tiene el día es capaz de todo. La aportación del danés Wass se antoja fundamental también, y recuperar su identidad y ser más concreto que a la ida cuando están en campo contrario serán las tareas a corregir para este partido.

Nunca había llegado a semifinales de competición europea el Celta y a diferencia de la Copa del Rey no quieren quedarse a las puertas de una final. Old Trafford y el Manchester United son imponentes, pero los diablos rojos son un equipo ganable, con jugadores básicos como Mata e Ibrahimovic fuera de combate y con un equipo muy poco regular el Celta debe aprovechar sus oportunidades y ser conscientes de que están a un gol de empatar la eliminatoria, no hay que volverse locos y saber jugar con el resultado y las situaciones que se den.

Enorme Celta

La gesta de ayer de el Celta de Vigo ante el Shaktar y fuera de casa remontando un resultado adverso en el encuentro de ida en casa tiene un mérito increíble. Berizzo y sus hombres fueron quizás los únicos que confiaron en esa remontada y finalmente se dio como lo había estado practicando. Partido serio, sin encajar y llegar vivos a los últimos minutos donde podría pasar cualquier cosa.

Y así fue, un piscinazo de Guidetti, que ayer se peleó hasta con el apuntador, en el último minuto brindó un penalti que Aspas convirtió, dejando la eliminatoria en tablas y con un Celta con una inercia más positiva y sabiendo que sus goles valían doble en la prórroga también.

 

Los cambios de Berizzo fueron atrevidos y el Celta, al que el destino le ha dado crueles varapalos últimamente, pudo resarcirse ayer por fin con una gran noche europea y dejando el ánimo del equipo por las nubes, un equipo que se ha sobrepuesto a la marcha de Nolito en verano y a la indisciplina de Orellana que provocó su salida rumbo a Valencia. Aún así el Celta coge mucha confianza y quién sabe hasta dónde podrán llegar en el torneo, pero lo importante es que a día de hoy es nuestro único representatne en la Europa League.

Atlético y sufrir una historia de amor

El Atlético tuvo anoche una de esas noche que sólo pueden darse en el Calderón. Una noche rara de fútbol intenso y en la que cuando todo parecía ir bien acababa mal y cuando todo indicaba que iba a acabar mal terminó bien. Incluso comenzó a haber run run en la grada contra los jugadores, en especial contra Carrasco, que tras su expulsión en el Camp Nou se le miraba con lupa pero que se desfondó en el campo hasta la extenuación.

El partido comenzó mal, error grave de Moyá que supuso el gol de Cabral. Tocaba remontar y en eso se puso Torres que marcó un golazo y provocó un claro penalti no pitado. Pero tuvo la cruz cuando a los poco minutos erró una pena máxima inexistente pitada sobre Carrasco. Carrasco también tuvo un mano a mano que no supo definir ante Sergio en una buena cabalgada del belga, pero el Celta lejos de quedarse atrás envió al palo un disparo desde fuera de Jozabed para dejar claro que no se conformaba con el empate tampoco.

En la segunda parte se vio a un Atlético físicamente muy castigado (el Celta había rotado mucho más) y lo fue aprovechando el equipo gallego hasta que Guidetti puso por delante a los celtiñas en una contra de libro. Quedaban diez minutos y el Atlético se veía hasta fuera de la Champions con la victoria de la Real Sociedad del viernes, pero apareció Carrasco (al que el Cholo quiso cambiar pero finalmente fue Saúl el sustituido por problemas físicos) con un voleón espectacular que puso el empate, para dos minutos después Griezmann tras gran asistencia de Gameiro poner a los rojiblancos por delante del marcador. Todavía habría tiempo para un palo de Gameiro y un remate de Cabral fácil para Moyá que enmudeció al Calderón. Esto es el Atlético capaz de lo mejor y lo peor, la vida sigue igual.

Malas sensaciones

El Madrid quedó apeado de la Copa del Rey por el Celta de Vigo ayer en Balaídos después de empatar a dos contra los gallegos. Tras la derrota en e Bernabéu la eliminatoria se había puesto cuesta arriba, pero se esperaba a un Madrid fuerte y avasallador en los primeros compases del partido, pero nada más lejos de la realidad. El partido estuvo controlado por un Celta que gozó de las más claras ocasiones a la contra aprovechando que Casemiro no estuvo cómodo de central en ningún momento. Ese experimento de Zidane fracasó como también volvió a fracasar en el lateral derecho, un despropósito durante los 180 minutos de la eliminatoria copera.

Que el Madrid fuera eliminado entraba dentro de lo posible, el Celta fue mejor a la ida y jugaba con ventaja en el marcador y en casa donde en las últimas jornadas está muy fuerte, pero lo malo del Madrid volvieron a ser las sensaciones, tras la derrota del Pizjuán el equipo se ha desarmado y se muestra más vulnerable que nunca, ofreciendo un juego pobre y dando la sensación de agotamiento, en especial Cristiano Ronaldo que activó a su equipo con el gol de falta, pero que la gasolina de su depósito no le deja rendir al nivel que desearía.

Las bajas además no están ayudando y le toca afrontar el periodo más fuerte de la competición en este mar de dudas, tiene que afrontar el duelo de Champions ante el Nápoles, y recuperar el partido aplazado en Mestalla ante un Valencia que parece asoma algo del pozo gracias a Voro. No es preocupante, quizás el equipo no estaba para centrarse en tres competiciones a día de hoy, pero no parece que se hayan dejado ir en la competición, sino que no les ha dado para más, tras el 1-1 de falta de Ronaldo, el equipo intentó achuchar a un Celta que tuvo varios mminutos de desconcierto pero no fue capaz de crear grandes ocasiones salvo encerrar en su campo a un Celta que de nuevo a la contra y siendo muy superior físicamente mató el partido de nuevo merced a un Wass que ha cuajado una eliminatoria de diez.

Remontada para despejar dudas

Hoy el Real Madrid se enfrenta a una dura prueba de fuego, tiene que remontar el 1-2 adverso de la ida en el Santiago Bernabéu, con muchas dudas en su juego y con bajas fundamentales en el once inicial que hacen más difícil dar la vuelta a la eliminatoria. Tiene que anotar al mínimo dos goles para pasar ante un Celta que si algo demostró en la ida fue solidez, el Madrid salvo en el gol de Marcelo que vino precedido de un desvío en el tiro al dar en un defensa, no supo perforar la meta de Sergio y tampoco tuvo ocasiones muy claras para hacerlo, salvando la última del partido que Benzema mandó al limbo cuando lo más fácil era meterla en la red.

Los de Berizzo no se sienten favoritos y quieren continuar con su papel de víctima que tan bien les fue a la ida sabedores de que si hay un equipo experto en remontadas y que aprieta más que nadie en partidos así es el Real Madrid, se espera un inicio fuerte por parte de ambos, con un Celta que reservó a muchos de sus titulares en el último partido frente a la Real Sociedad para que estuvieran del todo descansados para el partido de hoy. La baja del Tucu Hernández es el único lunar del equipo de Berizzo que intentará repetir la hazaña y dejar al máximo favorito del torne por el camino.

Pero si hablamos de bajas el Madrid debe sobreponerse a las ya sabidas de Bale, James, Pepe, Carvajal, y a los que esta última jornada se han unido Varane, Marcelo y Modric, el central titular, el jugador más desequilibrante y la brújula del equipo, casi nada. Habrá que ver cómo recompone el equipo Zidane ya que se queda sin lateral izquierdo si pone a Nacho de central, tendrá que tirar de la cantera o hacer el experimento de Lucas Vázquez en el lateral derecho. Veredmos con qué nos sorprende el francés ante lo que puede ser su primera eliminación en eliminatorias directas, a partir de las 21:15 en Balaídos disfrutaremos de este partidazo.

Espectacular despliegue de Wass

El Celta realizó ayer un partido casi perfecto en el Bernabéu. Se llevó la victoria en un partido en el que no dejó estar cómodo en ningún momento al Madrid que no supo cómo hacer daño al Celta. Sólo algún centro lateral de Lucas Vázquez muy activo en la primera parte puso algo de peligro a la meta de Sergio, que solventó muy bien cualquier salida a esos centros.

Pero si alguien sobresalió por encima del resto fue Daniel Wass, el danés realizó un despliegue físico mayúsculo todo el partido tapando cualquier posible subida de Marcelo en ataque, y dando siempre alternativas por la banda contraria a los desbordes de Bongonda (pese a que no supieron aprovecharlas sus compañeros), aguantó hasta el último minuto cuando fue sustituido para perder tiempo.

Su partido fue sobervio, todo el terremoto de la noticia de los problemas de Orellana y su exclusión del equipo, no afectó a un Celta que leyó perfectamente el partido, supo qué tenía que hacer en cada momento y desquició a un Real Madrid en el que a lo mejor Zidane no estuvo del todo acertado con los cambios revulsivos, en especial tras el 1-2 cuando introdujo a Kovacic en vez de ir a por el partido con más dinamita teniendo por aquel entonces a Benzema en el banco.

El Celta lo consigue

No pintaba bien la última jornada de Europa League para el Celta de Vigo, viajaba a Grecia sin depender de sí mismo para la clasificación, sin Iago Aspas (su mejor jugador) sancionado y con la sensación de que en Europa no le estaban saliendo las cosas. Pero tras 90 minutos estaban clasificados (gracias en parte al empate del Ajax) y con grandes sensaciones tras un partido completo por fin. Y si alguien destacó en el partido fue Guidetti, el sustituto del ausente Aspas que para el minuto tres ya había puesto en ventaja a los celestes y más tarde provocó el penalti que supuso la tranquilidad definitiva para su equipo.

Con esta victoria el Celta se aseguró estar en el sorteo del lunes y seguir soñando en Europa para un equipo muy bipolar este año, empezó muy flojo (acusó en exceso la baja de Nolito), pero poco a poco va recueperando sensaciones del año pasado. No ha tenido tampoco fortuna con las lesiones este año, Orellana no termina de salir definitivamente de la enfermería, y a los nuevos fichajes les ha costado adaptarse al equipo, pero ya los gallegos parecen un bloque y ya Balaídos vuelve a parecer un fortín donde sacar puntos es muy complicado. Veremos si las lesiones les respetan y si Berizzo vuelve a sacar el máximo de esta plantilla.

Ter Stegen señalado

El fallo de bulto de ayer que realizó Ter Stegen le ha señalado dentro de la plantilla culé. No es la primera vez que lo hace ni tampoco el primer portero del Barcelona que lo comete. El estilo de los últimos años del Barcelona ha provocado que este tipo de fallos del portero se multipliquen y las ocasiones en las que por no dar un pelotazo en largo acaben en gol han aumentado notablemente.
La pregunta es si realmente es tan necesario realizar este tipo de acciones a lo largo de un partido, si el beneficio que se saca vale tanto la pena para lo mucho que se arriesga, y si de verdad es necesario realizarlo siempre. Esta acción en muchas ocasiones provoca la pérdida del balón en zonas peligrosas del campo y hace que muchos equipos aprovechen esta situación para una presión alta y acabar recuperando el balón fácilmente.
Se está cuestionando a Stegen tras este fallo, pero lo que de verdad habría que cuestionar es la filosofía de que el portero tenga tanto protagonismo en el juego, algo que me parece un error ya que el portero está para lo que está que es parar y ayudar a las defensas si juegan adelantadas, no para sacar el balón. Muchas veces confundimos los tiempos modernos y tratamos de innovar en algo que no es necesario pero lo mismo soy yo que soy un anticuado.