Archivo de la etiqueta: Copa

La fábula de la liebre y la tortuga

De pequeño a todos nos contaron la fábula de la liebre y la tortuga. En una carrera de velocidad, la liebre mucho más rápida que la tortuga, decide cuando le saca gran ventaja confiarse y echarse a dormir. Para cuando se quiere dar cuenta, la tortuga está en la línea de meta y ya no puede hacer nada para remediar perder la carrera. Algo parecido le ha sucedido al Real Madrid ante el Leganés en toda la eliminatoria. Siendo inferior en el partido de ida arrancó un botín muy valioso en el último minuto del encuentro con el gol de Asensio, lo que le llevó a confiarse en exceso para la vuelta.

Y el Leganés, sin hacer ruido, pero tomándose el partido con la seriedad que requería, se presentó en el Bernabéu dispuesto a hacer la machada. Y pronto se vio que iban en serio cuando en menos de cinco minutos ya había estrellado un balón en el poste de la portería de Kiko Casilla. El Madrid muy incómodo, se vio superado en todo por el Leganés, que vio como tras un error de Achraf, Eraso sacó un latigazo desde fuera del área para ponerla en la escuadra y adelantar al conjunto pepinero empatando así una eliminatoria que ya casi todos daban por sentenciada.

El Madrid lejos de espolearse con el gol en contra, siguió con su actitud indolente, carente de ganas y de fútbol que lleva arrastrando en todas las eliminatorias de la competición. Aún así, a los cinco minutos de la reanudación, Benzema culminó la única jugada de tiralíneas que se vio de los blancos en toda la eliminatoria, definiendo a la perfección ante el meta visitante. Pero fue sólo un espejismo, ya que tras el gol, y lejos de arrugarse el Lega acorraló al Madrid a base de córners hasta que obtuvo su botín de la mano de Gabriel Pires, el capitán y pulmón de un equipo que dio una lección de competitividad en uno de los escenarios más difíciles posibles.

Con todo, el Madrid tenía más de media hora para buscar un gol que evitara la eliminación, los incendios del gol del Lega no se iban a apagar tan fácil, pero ni por esas sufrió en exceso el Lega. Los cambios de Zidane, en especial el de quitar a Isco, fueron muy discutibles, no por quién entra sino por quién sale. Al final ni una ocasión clara que inquietara la portería del Leganés, salvo un disparo centrado de Benzema con todo a favor para marcar. Al final la liebre se confió, sacó el plan B y vio cómo la tortuga llamada Leganés les apeaba en su campo de la Copa del Rey y accedía por primera vez en su historia a las semifinales de la Copa del Rey.

Nottingham vuelve al primer plano

El Nottingham Forest es uno de los equipos más históricos de el fútbol británico. Poseedor de dos Copas de Europa consecutivas con Brian Clough en los banquillos, pero lleva décadas en el ostracismo de las divisiones inferiores y algunas veces incluso luchando por no desaparecer como club. Pero la de este domingo es otra de las grandes gestas que alimentan la mística de este peculiar club.

Recibían en su estadio al Arsenal, actual bicampeón del torneo, por lo que el papel de favorito era absoluto para los de Arsene Wenger, que desde el primer minuto se vieron superados por el ímpetu y fuerza local. Es cierto que el Arsenal rotó mucho, dio minutos a muchos no habituales, pero el Nottingham les pasó por encima hasta poner el 4-2 final inapelable para los gunners que quedan apeados de la competición que les ha salvado las dos últimas temporadas.

Por su parte el Nottingham vuelve a la primera plana deportiva tras esta gran gesta y se espera que este año por fin pueda ascender desde la Championship en la que milita desde hace varias temporadas, esperando poder subir a la Premier League que nunca debió abandonar. Una gran alegría la de esta tarde gracias al Nottingham Forest.

Partidazo de vuelta

La eliminatoria estaba muy cuesta arriba para el Atlético, 0-2 al descanso y sin motivo para confiar en que las cosas fueran a cambiar, pero la entrada de Torres unida a la charla en el descanso de Cholo hicieron que el Atlético saliera con más hambre que nunca y sólo la mal fortuna  y alguna decisión arbitral dudosa hicieron que no consiguiera la machada de dar la vuelta al marcador.

Pero saben que ése es el camino para hoy y el gol de Griezmann llena de esperanzas a los rojiblancos que creen en la remontada, creen en los imposibles y este es uno. Van a ir a morir al Camp Nou con toda la artillería en la mesa, y si seponen por delante en el marcador pronto no descartaría la machada. A su favor además está que Neymar no puede jugar por sanción, aunque Gabi su capitán está fuera por lo mismo pero han recuperado de la Copa de África a Thomas que seguramente y en función de como vaya el partido tendrá minutos importantes.

Si ya de por sí son interesantes los Barcelona Atlético, éste llega cargado de sentimientos, la final es en el Calderón y el Atlético quiere despedirse de su estadio ganando la Copa en él, y eso pasa por eliminar hoy al Barcelona en su estadio y partiendo con el marcador adverso, difícil sí, pero si alguien puede hacerlo es el Atlético de Madrid.

La segunda parte es el camino

El Atlético salió derrotado en el Vicente Calderón en la ida de las semifinales de la Copa, pero no todo son malas noticias, ya que tras una floja primera parte se volvió a ver al Atlético de la temporada pasada, ese que arrincona defiende y en el Calderón es una fuerza imparable, y que saca provecho del balón parado (el gol de Griezmann viene de una jugada a balón parado).

Se fue perdiendo al descanso 0-2 frente al Barcelona y el club catalán vio como un vendaval rojiblanco se le vino encima toda la segunda parte, y si no encajó algún gol más fue por mala suerte y decisiones más que dudosas arbitrales. Y aunque tenga la eliminatoria muy difícil, las sensaciones con las que se fue al vestuario fue que ése es el camino a seguir para recuperar unas sensaciones que se perdieron tras el segundo parón de las selecciones donde hay que recordar que el Atlético llegó líder sólido del campeonato.

El partido frente al Alvés del sábado pasado fue probablemente uno  de los peores partidos de Simeone en el Atlético y significó tocar fondo absolutamente,  se espera ver la reacción del equipo tras ver esta gran versión del equipo frente al Leganés que ya en el encuentro de ida consiguió neutralizar a los rojiblancos y empatar a cero. Puede que esta derrota haya significado un cambio de rumbo para el Atlético.

Final anticipada

Esta noche a las nueve hora española, el Atlético y el Barcelona se enfrentarán en la ida de semifinales de la Copa del Rey en el Vicete Calderón. Los Atléticos son conscientes de que la final se va  a jugar en el Calderón y que sería el mejor homenaje ganar el trofeo en su despedida, pero no será fácil ya que el Barcelona busca su cuarta final consecutiva y su quinta aparición en seiss años en la final, casi nada.

La afición atlética también es consciente de la importancia del desafío, y ayer hubo recibimiento de los grandes en el hotel de concentración a los jugadores, que salieron a saludar a los miles que acudieron tras bajarse del autobús. El Cholo sabe de la importancia y parece que alineará a Carrasco y Griezmann arriba para penalizar los robos al Barcelona, que presumiblemente se hará con el control de la posesión.

Pero en el Barcelona saben que el peor rival al que se pueden enfrentar es este Atlético, y que no será un paseo esta eliminatoria, y más contando con la baja de Iniesta y Busquets, jugadores fundamentales y con galones para partidos de esta importancia e intensidad, habrá que ver cómo recompone su equipo Luis Enrique ya que en defensa el equipo sigue mostrando muchas dudadas y el Alético no suele perdonar errores del rival. Se avecina un nuevo capítulo de los Atlético Barcelona con muy buena pinta.

Malas sensaciones

El Madrid quedó apeado de la Copa del Rey por el Celta de Vigo ayer en Balaídos después de empatar a dos contra los gallegos. Tras la derrota en e Bernabéu la eliminatoria se había puesto cuesta arriba, pero se esperaba a un Madrid fuerte y avasallador en los primeros compases del partido, pero nada más lejos de la realidad. El partido estuvo controlado por un Celta que gozó de las más claras ocasiones a la contra aprovechando que Casemiro no estuvo cómodo de central en ningún momento. Ese experimento de Zidane fracasó como también volvió a fracasar en el lateral derecho, un despropósito durante los 180 minutos de la eliminatoria copera.

Que el Madrid fuera eliminado entraba dentro de lo posible, el Celta fue mejor a la ida y jugaba con ventaja en el marcador y en casa donde en las últimas jornadas está muy fuerte, pero lo malo del Madrid volvieron a ser las sensaciones, tras la derrota del Pizjuán el equipo se ha desarmado y se muestra más vulnerable que nunca, ofreciendo un juego pobre y dando la sensación de agotamiento, en especial Cristiano Ronaldo que activó a su equipo con el gol de falta, pero que la gasolina de su depósito no le deja rendir al nivel que desearía.

Las bajas además no están ayudando y le toca afrontar el periodo más fuerte de la competición en este mar de dudas, tiene que afrontar el duelo de Champions ante el Nápoles, y recuperar el partido aplazado en Mestalla ante un Valencia que parece asoma algo del pozo gracias a Voro. No es preocupante, quizás el equipo no estaba para centrarse en tres competiciones a día de hoy, pero no parece que se hayan dejado ir en la competición, sino que no les ha dado para más, tras el 1-1 de falta de Ronaldo, el equipo intentó achuchar a un Celta que tuvo varios mminutos de desconcierto pero no fue capaz de crear grandes ocasiones salvo encerrar en su campo a un Celta que de nuevo a la contra y siendo muy superior físicamente mató el partido de nuevo merced a un Wass que ha cuajado una eliminatoria de diez.

Remontada para despejar dudas

Hoy el Real Madrid se enfrenta a una dura prueba de fuego, tiene que remontar el 1-2 adverso de la ida en el Santiago Bernabéu, con muchas dudas en su juego y con bajas fundamentales en el once inicial que hacen más difícil dar la vuelta a la eliminatoria. Tiene que anotar al mínimo dos goles para pasar ante un Celta que si algo demostró en la ida fue solidez, el Madrid salvo en el gol de Marcelo que vino precedido de un desvío en el tiro al dar en un defensa, no supo perforar la meta de Sergio y tampoco tuvo ocasiones muy claras para hacerlo, salvando la última del partido que Benzema mandó al limbo cuando lo más fácil era meterla en la red.

Los de Berizzo no se sienten favoritos y quieren continuar con su papel de víctima que tan bien les fue a la ida sabedores de que si hay un equipo experto en remontadas y que aprieta más que nadie en partidos así es el Real Madrid, se espera un inicio fuerte por parte de ambos, con un Celta que reservó a muchos de sus titulares en el último partido frente a la Real Sociedad para que estuvieran del todo descansados para el partido de hoy. La baja del Tucu Hernández es el único lunar del equipo de Berizzo que intentará repetir la hazaña y dejar al máximo favorito del torne por el camino.

Pero si hablamos de bajas el Madrid debe sobreponerse a las ya sabidas de Bale, James, Pepe, Carvajal, y a los que esta última jornada se han unido Varane, Marcelo y Modric, el central titular, el jugador más desequilibrante y la brújula del equipo, casi nada. Habrá que ver cómo recompone el equipo Zidane ya que se queda sin lateral izquierdo si pone a Nacho de central, tendrá que tirar de la cantera o hacer el experimento de Lucas Vázquez en el lateral derecho. Veredmos con qué nos sorprende el francés ante lo que puede ser su primera eliminación en eliminatorias directas, a partir de las 21:15 en Balaídos disfrutaremos de este partidazo.

Espectacular despliegue de Wass

El Celta realizó ayer un partido casi perfecto en el Bernabéu. Se llevó la victoria en un partido en el que no dejó estar cómodo en ningún momento al Madrid que no supo cómo hacer daño al Celta. Sólo algún centro lateral de Lucas Vázquez muy activo en la primera parte puso algo de peligro a la meta de Sergio, que solventó muy bien cualquier salida a esos centros.

Pero si alguien sobresalió por encima del resto fue Daniel Wass, el danés realizó un despliegue físico mayúsculo todo el partido tapando cualquier posible subida de Marcelo en ataque, y dando siempre alternativas por la banda contraria a los desbordes de Bongonda (pese a que no supieron aprovecharlas sus compañeros), aguantó hasta el último minuto cuando fue sustituido para perder tiempo.

Su partido fue sobervio, todo el terremoto de la noticia de los problemas de Orellana y su exclusión del equipo, no afectó a un Celta que leyó perfectamente el partido, supo qué tenía que hacer en cada momento y desquició a un Real Madrid en el que a lo mejor Zidane no estuvo del todo acertado con los cambios revulsivos, en especial tras el 1-2 cuando introdujo a Kovacic en vez de ir a por el partido con más dinamita teniendo por aquel entonces a Benzema en el banco.

¿Es justo el odio a Ramos?

Ayer se vivió otro capítulo del inexplicable comportamiento de algunos aficionados contra el que fuera perla de su cantera Sergio Ramos. Ya desde el minuto uno el de Camas soportó las iras y los insultos de una hinchada que no le perdona su marcha del Sevilla, pero que sin embargo a otros jugadores que hicieron los mismo que Ramos aplauden y mantienen como héroes. Y yo me pregunto qué diferencia hay entre lo que hicieron Reyes, Rakitic, Navas, Dani Alves, Baptista y lo que ha hecho Ramos.

Sergio Ramos siempre ha expresado su sentimiento sevillista, a la que considera su casa y a la que siempre que puede vuelve, y en la que estoy seguro le gustaría retirarse algún día. Pero no entiende cómo una afición a la que adora le pita indistintamente cada vez que su equipo acude al Sánchez Pizjuán. Es cierto que en las últimas temporadas la gran mayoría del públivo sevillista no pita ya a Ramos, son sólo los biris los que no perdonan lo que para ellos es una traición, pero que otros estandartes como Reyes (que también jugó en el Madrid recordemos) adoran.

Y ya ayer terminó por explotar esta situación, Ramos tras marcar de penalti (con una panenka de la que poca gente ha hablado pero que fue estratosférica) se señaló su nombre en la camiseta para los biris y acto seguido pidió perdón al resto del estadio. Me pareció la forma perfecta de expresar quién para él tiene su respeto y por tanto sus disculpas por el gol, y quien no. Este domingo viviremos otro capítulo de Ramos en el Pizjuán, a ver si este gesto ha servido para que se abran los ojos contra esta injusticia o para que suban aún más los decibelios contra el central. Pase lo que pase como siempre Ramos no deja indiferente a nadie.

El Atlético vuelve a ser reconocible

Buen partido el que realizó el Atlético anoche para doblegar a domicilio a Las Palmas. En un partido complicado en el que los canarios llegaban con ganas tras la última derrota liguera precisamente ante el Atlético, los del Cholo supieron imponer su ritmo, y se volvió a ver a ese equipo trabajador, poco vistoso, y efectivo en las ocasiones que tiene. La posición de Juanfran como interior en vez de lateral tampoco terminó de cuajar como en los anteriores partidos pero el alicantino como siempre cumplió.

Otro que volvió a mostrar un buen nivel y recuperó además olfato goleador fue Griezmann, el francés que acabó los dos últimos meses del campeonato agotado física y mentalmente parece que le ha sentado bien este mini parón para inhibirse y resetearse por completo. Quizás la única laguna fue de nuevo la falta de acierto de Gameiro, que empieza ya a ser preocupante que necesite más de una decena de ocasiones para sumar algún gol y ayer de nuevo desperdició tres bastante claras, aunque es cierto que dio una buena asistencia a su compatriota en su gol y trabajó bien en la presión sin balón.

El Cholo además probó la última media hora de partido con Giménez de medio defensivo, una nueva posición que está trabajando con el charrúa debido a las bajas que tiene el Atlétcio en esa zona (Augusto toda la temporada, Tiago arrastra molestias contínuas de rodilla y Thomas se ha marchado a la Copa África). Con todo el Atlético ganó el partido de manera cómoda y muy a su estilo, a ese estilo que le ha llevado a ser uno de los equipos dominadores en Europa los últimos años. Parece que el equipo incómodo y rocoso ha vuelto.