Archivo de la etiqueta: Duncan

Fin a la primera generación del siglo XXI

Con el comienzo del nuevo milenio llegaron unos jugadores que estaban llamados a ser los sucesores de Jordan. Jugadores que tenían que soportar las comparaciones con el mejor jugador de la historia noche tras noche sin venirse abajo, una presión que devoró a más de una promesa. Y de esa generación surgieron nombres que han dominado el baloncesto desde hace casi veinte años. Son los Kobe Bryant, Tim Duncan y Kevin Garnett.

Se trata de tres jugadores diferentes de carácter pero iguales en su pasión por el baloncesto. Son los que han dado noche tras noche a muchos adolescentes como yo momentos inolvidables, partido épicos y series de playoffs que bien podrían ser las finales por la intensidad de los partidos. Los Spurs-Lakers de principios de siglo fueron los partidos que decidían quién era el campeón de la NBA pese a ser de la misma conferencia. Ver a O´Neill y Bryant contra Duncan y Robinson era puro basket. Garnett tenía su pedacito de protagonismo por ser un fuera de serie pero su equipo nunca estuvo a la altura de su calidad.

Va a ser difícil para mi generación ver comenzar una nueva temporada sin estos tres nombres, jugadores irrepetibles que hicieron que tras la segunda retirada de Jordan la NBA siguiera siendo más que interesante, sin llegar a ser el negocio de agentes libres y contratos televisivos en lo que se ha convertido ahora. Donde se permitía más el contacto, las pizarras y las defensas eran innegociables y dónde el triple no era el principal arma ofensiva de los equipos sino que lo era el pívot sobre el que se construía el equipo.

Tres jugadores, 11 anillos entre los tres, todos con al menos un MVP de la temporada y del All Star, tres tipos tan distintos como irrepetibles que no han parado de batir récords a lo largo de su carrera y que sin ponerse de acuerdo han decidido dejarnos en la misma temporada para valorar y disfrutar de sus mejores momentos, como en muchos casos de grandes jugadores, ahora que ya no están en activo. Gracias a siglo XXI, a la Mamba Negra y a Big Ticket por tantas horas de entretenimiento.

Yo vi jugar a Tim Duncan

Ayer se oficializó una de las noticias que nadie quería escuchar, el mejor ala pívot de la historia Tim Duncan se retiraba de la NBA. Tras 19 temporadas siempre enfundado en la camiseta de los Spurs, cambió la jerarquía de la liga desde su llegada. De pequeño iba para nadador olímpico en sus Islas Vírgenes natales, pero el huracán Hugo destrozó la única piscina olímpica que había frustrando el pequeño sueño de Timmy. Tras esto decidió empezar a jugar al baloncesto a los 14 años (parece mentira que el jugador más técnico del siglo XXI no hubiese tocado un balón hasta esa edad). Tras esto entró en la Universidad de Wake Forest, y en su primer año allí murió su madre, a la que prometió nada más inscribirse que se graduaría. Pese al interés de todos los equipos de la liga Duncan se esperó los cuatro años de rigor, se graduó y terminó presentándose al draft en 1997. Nada más llegar a los Spurs ya tuvo un impacto descomunal, fue rookie del año y sus medias de anotación y rebotes fueron descomunales. En su segundo año ya fue campeón de la NBA siendo el MVP de las finales en la enrarecida temporada del lockout.

Las siguientes temporadas le tocó vivir bajo la sombra del dominio Laker de Shaq y Kobe, mientras ellos ganaban tres anillos seguidos Duncan se convertía en el mejor jugador de la liga dos veces consecutivas, la última coronada con su segundo anillo de campeón de la NBA. A partir de ahí los siguientes dos años impares también significaron un anillo para las espuelas que habían pasado de franquicia perdedora y olvidada a gran dominadora del siglo XXI. Tras estos éxitos se produjeron varias despedidas de hombres clave en el equipo como Robinson o Bowen, por lo que les tocó reinventarse de nuevo una vez más. Pero nunca sin bajar de las 50 victorias por temporada en ninguna de las 19 temporadas de Timmy en el equipo, la mejor racha de ningún equipo deportivo americano en la historia. Tras el lavado de cara del equipo comenzaron a hacer el mejor baloncesto de la NBA llegando a dos finales ante los Miami de LeBron perdiendo la primera gracias a un triple sobre la bocina de Ray Allen, pero tomándose una dulce venganza al año siguiente ganándoles en cinco partidos sin bajar de los 15 puntos de diferencia en cada victoria. Con ello llegaba a los cinco anillos siendo el único jugador en ganar anillos en tres décadas diferentes de la NBA (1999, 2003, 2005, 2007 y 2014).

Siempre ligado al mejor entrenador de la historia de la liga, Gregg Popovich le moldeó hasta convertirlo en el mejor cuatro de la historia, en un jugador de técnica exquisita que nunca tuvo una salida de tono o un mal gesto hacia ningún compañero o rival, que siempre rindió en los momentos de máxima presión, que consiguió sin ser una personalidad mediática maniatar a las grandes figuras y franquicias de la liga, y que se ha retirado como ha sido siempre el, introvertido y callado, prefiriendo hablar sobre la cancha en vez de recibir los homenajes merecidos en cada cancha NBA que se merece. Así es Duncan, un jugador que siempre tendremos en nuestras retinas, que hizo del juego en la zona una pista de baile y del tiro a tabla un arte. Sólo me queda decir con orgullo ya que yo vi jugar a Tim Duncan.

Leonard-Aldrige imparables

Pese a la derrota del cuarto partido de la serie ante los Thunder, en los Spurs se está gestando una nueva sociedad digna de dar el relevo a la santísmia trinidad (Duncan-Ginóbili-Parker). Se trata de Kawhi Leonard y de LaMarcus Aldrige, una dupla letal que está haciendo añicos todas las defensas. Lo de Leonar ya es de escándalo, lleva un par de temporadas a un nivel sublime (refrendadas con dos premiso a mejor defensor del año) y su progresión en todos los aspectos del juego es digno de estudio, como la capacidad de exprimir el talento de sus jugadores de Poppovich. Por su parte LaMarcus se convirtió el verano pasado en el agente libre más codiciado del mercado y acabó fichando por el equipo del Álamo, y ha ido creciendo y acoplándose al equipo de manera progresiva hasta ser decisivo en estos playoffs.

Poppovich sigue manteniendo a Duncan en el quinteto inicial, pero el verdadero peligro de los de plata y negro es ya un LaMarcus que ha llegado en su mejor momento al mejor mometo como aquel que dice. Ya barrieron a los Grizzlies y frente a los Thunder a pesar del 2-2 en el primer partido infringieron la mayor derrota de la carrera de Durantt y siguen siendo favoritos para pasar a lo que va a ser la madre de todas las batallas, ese esperadísimo cruce entre Warriors y Spurs, donde se prevee una de las mejores series de playoffs de todos los tiempos. Pero hasta entonces habrá que disfrutar de esta serie en la que Leonar y Aldrige están haciendo las delicias de los aficionados al buen baloncesto.

Los Spurs a seguir haciendo historia

Los Sna Antonio Spurs están haciendo una temporada histórica, han superado por 19 año consecutivo las 55 victorias en temporada regular y además esta temporada suman la mejor racha de victorias consecutivas en casa (34) esta temporada, pero este sábado juegan un partido que casi todo el mundo coincide en que será la final de conferencia oeste. Los Warrirors visitan el AT&T Center para intentar romper la imbatibilidad Spur en casa.

En el partido en el Oracle los Warrirors barrieron claramente a unos Spurs que echaron mucho de menos en la zona a un Tim Duncan que ya no sólo por números pero por carácter y espíritu infunde mucho en la plantilla. Poppovich ha vuelto a calcular a la perfección los tiempos de la temporada y ya, tras el parón del All Star han vuelto a coger la velocidad de crucero. Aldrige ya ha encajado perfectamente y se vuelve a ver la mejor versión de Parker además de un Leonard que está a nivel MVP.

Poppovich aprovechará seguro para hacer pruebas y detectar posibles puntos débiles en los Warriors (si es que los hay) y aprovecharlos en el momento de la verdad que son los playoffs. No sería la primera vez que el gran Pops reserve a muchos titulares a sabiendas de que esto es un partido más y lo verdaderamente importante llega en Abril. Aun así será interesante ver como plantea el partido para frenar a los splash brothers y como maneja el equipo para frenar la movilidad de un Draymond Green que esta temporada está imparable. Bonita madrugada de sábado nos espera.

Históricos Spurs

La victoria de ayer en el Boston Garden dejó al trío Duncan-Ginobili-Parker como el trío que más victorias ha conseguido en la NBA con 541. Algo histórico y muy difícil de ver en estos tiempos en los que los jugadores cambian de camiseta más que nunca. La raza del one club men en la NBA vive su peor momento y que este hito lo haya conseguido una franquicia con poco valor mediático y de mercado le da más mérito.

El primero en llegar fue un Duncan que se encontró a su llegada una franquicia perdedora que no había conseguido nada importante y que sólo contaba con un David Robinson que se había pasado la última temporada completa lesionado. Tras el de las Islas Vírgenes llegaron Ginobili y Parker ambos en sendas segundas rondas del draft demostrando el ojo clínico de la franquicia en el draft, donde siempre suelen pescar gran talento.

Desde que llegó Duncan los Spurs no han bajado de las 50 victorias en temporada regular (salvo campañas por Lockout) convirtiéndose en la mejor franquicia en cuanto a porcentaje de victorias de todos los deportes en EEUU. Un hecho que no podría haber sido posible sin el entrenador  Gregg Popovich, uno de los mejores entrenadores que han pisado la NBA. Todavía les queda cuerda para rato a este trio que como cada temporada desde hace más de diez años irán por el título de la NBA.

La gran duda

El otro día Gilbert Arenas en su cuenta de twitter planteó una pregunta bastante interesante. Tras confeccionar dos quintetos con los mejores de los 90 y del 2000 se planteó quién ganaría ese partido. Incluyó en los quintetos a Stockton, Jordan, Barkley, Malone y Olajuwon, mientras que en el del 200 lo conformó con Iverson, Kobe, Lebron, Duncan y Shaq. Ahí es nada.

Decantarse por uno u otro es arduo complicado pero si tuviera que hacerlo me decantaría quizás por el del 2000. Parece una locura teniendo en cuenta que enfrente estarán Jordan o Malone, pero contar con un juego interior del nivel de Duncan y Shaq en su plenitud física me parece imparable. Además en el exterior tener a Lebron, Kobe e Iverson como amenazas exteriores permitiría recibir muy cómodos en la zona a los dos interiores. Pero en defensa a excepción de Iverson que nunca ha sido un gran defensor aunque siempre ha estado entre los mejores “ladrones” de la competición, también me parece superior el equipo del nuevo milenio.

Es arriesgarse mucho apostar en contra de Michael Jordan, sabiendo de su trayectoria y sus logros, pero creo que en este caso ni siquiera Jordan podría ante tanto potencial enfrente, y planteo otra duda y si jugara el equipo de los 80 también, ese equipo formado por Magic, Earving, Bird, Malone y Abdul Jabbar. Ahí si que si la cosa se pone imposible.

Duncan renueva

Finalmente Duncan, el mejor 4 de la historia, jugará al menos una temporada más en la NBA. Se lo confirmó ayer al periodista Mike Monroe con lo que los Spurs pueden respirar aliviados. Con esto Duncan completaría la que sería su temporada número 19 con los Spurs que ledraftearon allá por 1997. Sólo Kobe Bryant ha jugado más temporadas con un mismo equipo aumentando aún más si se puede la leyenda del de las Islas Vírgenes.

Duncan, leyenda viva de la NBA se ha decantado por esta decisión ya que el proyecto Spurs está más que decidido a ir a por LaMarcus Aldrige y conformar así el mejor Backourt del campeonato. No importa la edad que tenga Timmy, lleva fajándose contra defensores más físicos y superándolos desde hace bastante tiempo. Parece que no haya una fórmula para parar a este coloso de la naturaleza que espera retirarse con un sexto anillo que pondría el broche de oro a una carrera ejemplar.

Estamos hablando de un jugador que desde que fuese drafteado por los tejanos ha hecho de esta franquicia tradicionalmente perdedora, la franquicia con mayor balance de victorias desde 1997. Nunca ha bajado de 50 victorias en una temporada (salvo las de Lockout), ha ganado 5 anillos, 2 MVP´s, 3 MVP´s de las finales, un MVP del All Star, innumerables inclusiones en el mejor quinteto de la temporada y un sinfín de récords más. Hablamos de una leyenda viva del baloncesto, del único jugador que ha sido capaz de ganar un anillo o campeonato en tres décadas diferentes (el primero en 1999 y el último en 2014), y del jugador que con su decisión puede volver a hacer a los de negro y plata volver a alzarse con el trofeo de campeones. Si Tim juega los Spurs son candidatos. matemática pura.

3-2 Spurs

El partido de ayer entre Clippers y Spurs fue brillante. Hubo de todo, buen baloncesto, héroes inesperados y decisiones cruciales de los árbitros. Estamos ante una serie de mucho nivel que ahora mismo tienen de cara los Spurs aunqu lo tuvo en la mano Deandre Jordan con un palmeo ilegal que dará mucho que hablar.

Pero si los Spurs ganaron ayer fue sin duda por la aportación inesperada de Patty Mills, con 4 de 4 en triples el australiano se convirtió en el héroe inesperado de la noche, siempre bien secundado por Leonard y por un Duncan que está en el mejor momento de la temporada.

Pos parte de los Clippers otra vez los mejores Griffin y Paul, aunque de nuevo la técnica del hack a Jordan volvió a funcionar con un 7 de 16 en los libres para el pívot, que desequilibra mucho por su físico pero a la hora de la verdad falla en lo más básico.

Parece que Popovich lo ha vuelto a hacer y sus Spurs llegan con velocidad de crucero a la parte importante de la temporada y eso que Tony Parker está muy meramdo por su lesió de tobillo. Los Rockets ya esperan al ganador de esta serie que cada vez tiene más color negro y plata.