Archivo de la etiqueta: Fichajes

Y Marcelino sigue esperando

A dos días de que vuelva la liga y con dos semanas para que se cierre el mercado de fichajes el Valencia todavía no ha podido concretar ninguna nueva incorporación para su proyecto, algo que tiene a su nuevo entrenador Marcelino García Toral de los nervios, y a toda una afición otro año más con muy pocas esperanzas en el proyecto de un equipo que hace varias temporadas que va a la deriva y sin viso de cambio de rumbo que es lo más preocupante.

Tras un digno final de campaña realizado pro el siempre salvador para los ches Voro, se contrató rápidamente a un gran entrenador como es Marcelino para reconducir un proyecto donde le prometieron que habría fichajes para de nuevo volver a pelear por los puestos europeos con el Valencia. Pero tras casi dos meses de su contratación la plantilla es la misma, el club no ha buscado salida prácticamente a ninguno de sus descartes , algo que no ayuda en nada a la dinámica de grupo, y que está repercutiendo negativamente en el equipo, que no fue capaz ni de ganar su porpio trofeo en su estadio ante el Atalanta italiano hace una semana escasa.

Las promesas por parte de la directiva a Marcelino son claras, habrá fichajes y los nombres tanto de Jeison Murillo como de Kondogbia, ambos del Inter de Milán, llevan tiempo en la agenda. De hecho, Kondogbia ha sido apartado del equipo lombardo por negarse a entrenar en un acto de rebeldía para forzar su marcha. Pero el Inter a día de hoy no tiene ni sustituto ni prisa por vender al jugador, lo que está complicando las negociaciones llegando casi a estancarlas. También se está pendiente de las salidas ya que se necsita dinero para afrontar los fichajes y tanto Garay como Cancelo son los que más fuerte está sonando para abandonar la entidad. Mucho trabajo por hacer todavía y muy poco tiempo para poder hacerlo, en Valencia las alarmas están ya de color rojo.

Extraños movimientos de Conte

Antonio Conte es uno de los mejores entrenadores que hay en la actualidad, los datos lo avalan y los éxitos con sus equipo son irrefutables. Fue el entrenador que devolvió a la Juventus a la grandeza tras el paso por segunda división y la pérdida de nivel respecto al resto de competidores en la serie A. Luego triunfó con la selección italiana, haciendo un gran papel en la Eurocopa última donde sólo fue eliminada por Alemania en los penaltis pero se había convertido en favorita tras eliminar a España en octavos.

Y con este cartel Abramovich confió el proyecto blue en él, para devolver al Chelsea a lo alto de la Premier tras coquetear con el descenso y pasar un año de auténtica penuria en la Premier en el último año de Mourinho al frente del equipo. Y pese a un comienzo difícil, sonadas derrotas ante Liverpool y sobre todo el 3-0 ante el Arsenal, que trajo consigo el cambio a defensa de cinco que tan buen rendimiento le dio al equipo, fue capaz de igualar el record de victorias seguidas de un equipo en la Premier League con 12, además de ser un líder sólido durante todo el año.

Lo que no se entiende son sus últimos movimientos en el mercado. Sus problemas con Diego Costa, al que ha apartado sin problemas del equipo y lo ha sustituido por un delantero de características totalmente distintas como Morata no tiene pinta de salirle bien además de haber pagado un precio desorbitado por un jugador que no ha demostrado valer tanto, y dejar marchar a Matic a un rival directo como el United, con la buena temporada que había hecho el serbio por el fichaje de Bakayoko el Mónaco supone un riesgo demasiado grande y le deja sin calidad ni profundidad de banquillo en una temporada que recordemos no podrá contar con Hazard los primeros meses de competición por una fuerte lesión en el tobillo.

Paso atrás del Málaga

El Málaga fue una de las revelaciones de la liga Santander en la segunda vuelta, cuando con la destitución de el gato Romero llegó Míchel y revitalizó a un equipo que estaba de capa caída y que tenía serios problemas con el gol, pero que tras esto fue capaz de ganar a Barcelona o Sevilla en su estadio con una gran exhibición. Y este año con Míchel desde el comienzo de la temporada se esperaba que el Málaga pudiese dar un pasito hacia adelante y dejar de mirar al descenso y comenzar a mirar hacia Europa.

Pero en este verano sus tres piezas básicas del equipo se han marchado, Camacho, el capitána y alma del equipo ha abandonado la entidad para probar suerte en la Bundesliga a manos del Wolfsburgo. Sandro Ramírez, el delantero titular de la magnífica sub 21 española dio marcha atrás a su fichaje por el Atlético para acabar siendo seduciod por Koeman y su Everton en el que ahora mismo comparte delantera con toda una leyenda como Wayne Rooney. Y el útlimo en confirmarse fue Fornals, jugador con más proyección del equipo y que finalmente volverá a su Castellón natal para jugar en las filas del submarino amarillo.

Es lógico que el Málaga se haya visto obligado a vender debido a que no es un equipo que a día de hoy pueda retener a sus estrellas frente a grandes clubes, pero salvo el interesante fichaje de Borja Bastón para la delantera tras su año casi en blanco en el Swansea, no hay ningún motivo para el optimismo en el equipo boquerón. Míchel se ha mostrado muy crítico con la política del equipo y podría estar cerca incluso de presentar su dimisión ante la falta de movimientos. Mucho tiene que moverse de nuevo Al Thani para que no se le vuelva en contra otra vez más una afición que ya no cree en el jeque.

Solo le falta la guinda a este Milán

El Milán se ha reforzado este año de manera espectacular. Todas sus líneas han recibido un lavado de cara y por fin vuelve a ser un equipo competitivo que puede alcanzar grandes cuotas. Las llegadas de Bonucci, André Silva, Kessié, Ricardo Rodríguez, Çalhanoglu, Biglia o Mussacchio se les puede unir en breve la guinda del pastel que sería Pierre-Emerick Aubameyang. El gabonés que ya estuvo en las filas del AC Milán podría regresar dando un salto cualitativo importante al equipo rossonero.

Montella por fin y tras una gran campaña pasada podrá contar con un equipo verdaderamente competittivo y que puede hacer peligrar el título a la Juventus (que ya lleva seis seguidos), dominador absoluto en los últimos años. Veremos cómo encajan las piezas y si el entrenador italiano es capaz de hacerlos funcionar, pero a priori hacía mucho tiempo que el equipo rossoneri no tenía tanta calidad en sus filas. Parece que por fin el capital chino ha invertido dinero en el equipo y se ha sabido mover rápido y bien en este mercado.

Además hay que sumar la renovación de Donnarumma que por unos días se vio fuera de Milán, pero que finalmente y tras la presión de los tifossi y conversaciones con el club cambió de decisión y terminó aceptando la oferta milanista. Queda mucho por hacer y encajar las piezas, pero por primera vez en mucho tiempo este Milán vuelve a ser ilusionante y por fin compite de verdad por entrar en la Champions League, un torne del que nunca debió abandonar su participación ya que sigue siendo el segundo máximo campeón de este torneo.

Carencias en Manchester

El derbi de ayer jugado en el Emirates entre los dos equipos de Manchester dejó evidencias claras de que ambos equipos están muy lejos del nivel competitivo de los grandes conjuntos europeos, pese a las faraónicas inversiones verano tras verano ambos equipo siguen siendo equipo sin un claro proyecto deportivo, y sin aspiraciones serias a nada importante a corto plazo, algo preocupante tras otro verano más siendo los que más se han gastado este verano.

Si se ven uno por uno los fichajes que han hecho ambos conjuntos los últimos veranos son fracaso tras fracaso, y habiéndolos pagado a precio desorbitado. Y el impulso que se ha tratado de dar desde el banquillo fichando a los dos entrenadores más mediáticos ,y convirtiéndoles en los mejores pagados (sobre todo Guardiola), no ha funcionado en absoluto, estando el City fuera de cualquier posible título y con Mourinho sólo con la aspiración de la Europa League, y lo más preocupante, teniendo muy en el aire su clasificación para la Champions League, algo que sería trágico para cualquiera de los dos conjuntos.

Este verano se espera que vuelvan a agitar el mercado con fichajes multimillonarios de jugadores que realmente no dan la talla, y sigan con conjuntos con un coste de la plantilla elevadísimo pero con un nivel de competitividad muy pequeño. No se ve cohesión de equipo en ninguno de los dos conjuntos, sus fichajes estrella además tampoco funcionan (salvo el caso de Gabriel Jesús en el City que está siendo la única alegría para los sky blues) Johsn Stoenes, el central más caro de la historia no es ya ni titular con el equipo, y Paul Pogba es un mediocentro mediocre, pese a haber sido el fichaje más caro de la historia del fútbol.

Mucho trabajo queda por hacer para volver a el Manchester United entre los mejores de Europa y para que el Manchester City sea ese equipo competitivo con el que soñaba el jeque Mansour bin Zayed Al-Nahyan cuando aterrizó en Machester allá por el 2008 y que tras prácticamente diez años ha naufragado en Europa de manera absoluta.

Monchi se va

Parece ser que el tiempo de Monchi como director deportivo del Sevilla llega a si fin, y así se lo ha querido transmitir al club hispalense, con el que espera llegar a un acuerdo para abandonarlo tras el periodo de fichajes de invierno (aunque el Sevilla pretende que sea tras la planificación de la próxima temporada por lo que ahí puede haber disputa). Ya el pasado verano a punto estuvo de desvincularse del club, pero el presidente se remitió a su cláusula de 5 millones que finalmente nadie depositó.

Su destino será la Roma, club que le va a dar poder pleno en la materia de fichajes para que relance a este gigante venido a menos que necesita una inyección de calidad para volver a lo más alto de nuevo. Monchi deja así una etapa exitosa en el club de sus amores (del que fue portero) y con un gran bagaje de nombres desconocidos que acabaron por convertirse en los mejores de Europa llenando las arcas sevillistas de dinero para poder conquistar hasta cinco Europa League.

Pero Monchi parecía ya que no estaba en la mejor sintonía con la directiva, decisiones tomadas desde la presidencia que no compartía y las grandes cantidades que le ofecían desde fuera, amén de nuevos retos a los que hacer frente y que tanto le motivan han sido las causas de esta dura decisión, el Sevilla recibe un duro golpe con esto pero no le queda otra que estar agradecido al arquitecto de este gran Sevilla de la última década que tantas alegrías y tantos títulos ha traído a Nervión y que le ha hecho estar de nuevo entre los qeuipos poderosos de España, y todo gracias a la labor de Ramón Rodríguez Verdejo alias Monchi.

Isco y Rafinha sin hueco

Isco y Rafinha son dos de los jóvenes con más talento del fútbol actual, están en los mejores equipos del mundo y eso provoca que las oportunidades sean muy reducidas, frenando poco a poco su progresión. Entrenarse con los mejores día día es una gran ayuda para los jugadores jóvenes pero, tras mucho tiempo a la sombre, pueden terminar estancándose o no terminar de coger el rol de titular para el que se les estaba preparando, sabiendo que los numerosos y costoso fichajes que realizan ambos clubes cada año no ayudan tampoco.

Isco parecía que este año si iba a contar con muchos minutos en el Madrid, no era un secreto la mala relación de Zidane con James con el que no cuenta en absoluto, pero el mercado comercial en sudamérica que ofrece el colombiano no es añgo que el Madrid se vaya a permitir perder. Aún así Isco partía por delante del cafetero, pero esta pretemporada la irrupción de Asensio le ha relegado al banquillo otra vez, y pese a las bajas de Benzema y Cristiano no tiene hueco en el once por lo que otro año más en el banquillo de suplente como norma ha convencido al malagueño de que es el momento de abandonar el club blanco, aunque su destino sigue siendo incierto ya que su principal destino que era el Manchester City ya se ha reforzad bastante en esa posición ante las largas del de Arroyo de la miel por lo que hasta el último día de mercado barajará ofertas.

El caso de Rafinha ha tenido más que ver con la mala suerte, el año pasado con la sanción FIFA al Barcelona apuntaba a que iba a ser su año, una temporada larga con pocos centrocampistas le iban a dar gran cantidad de minutos, pero a comienzo de temporada una rotura del ligamento cruzado le dejó prácticamente toda la temporada fuera de la competición. Si unimos esto a que no ha realizado la pretemporada con el equipo por disputar los juegos olímpicos, y al overbooking del club blaugrana en esa posición, los minutos con los que pueda contar van a ser más que escasos, pese a ser una apuesta personal de Luis Enrique que ya contó con el en el Celta. Ayer ya comentó que prefiere salir cedido del club a estar en el banquillo por lo que es probable que el club blaugrana baraje esta opción que tan bien le fue hace un par de años cuando lo mandó al Celta.

El Barcelona sigue con sus problemas

La victoria ayer en el Gamper del Barcelona dejó unas dudas que corroen a Luis Enrique desde que llegó, y es la consistencia defensiva y el nivel de los centrales del conjunto blaugrana. Primero fueron Douglas, Mathieu y Vermaelen en los últimos grandes lucimientos de Zubizarreta como director deportivo que además de haber pagado una millonada (la suma entre el belga y el francés asciende a casi 50 millones) no daban el nivel de un club como el de la capital condal. El año pasado tras haber conquistado el triplete y con la sanción FIFA no hubo grandes movimientos en esa parcela salvo el de un Aleix Vidal que no cuenta para Luis Enrique por problemas internos. Y ya este año y sabiendo que el equipo estaba compensado salvo en el centro de la zaga su apuesta ha sido la del joven francés Umtiti, que no parece que esté a día de hoy y visto lo visto para jugar al máximo nivel. La necesaria renovación de Mascherano ya se anunció, porque la marcha del argentino hubiera supuesto un auténtico agujero negro en el Barcelona.

Otra temporada más y tras varios rumores de centrales de calidad el Barcelona inexplicablemente gasta el dinero en hacer overbooking en el centro del campo y no contrata ni a un central de garantías ni a un cuarto delantero que supla de verdad cualquier contratiempo de la MSN. La labor de Robert Fernández dista mucho de ser la adecuada y ha perdido fichajes que parecían cantados para el club catalán (Pogba, Gabriel Jesús, Marquinhos…). El Barcelona volverá a aspirar a todo este año y junto con el Madrid es el máximo favorito para la orejona, pero su fragilidad defensiva ya dura desde la última y accidentada por las lesiones temporada de Puyol. Es ridículo que un club con un presupuesto y una categoría como el Barcelona sea incapaz de encontrar un jugador que le de esa seguridad y categoría que necesita para no vivir sólo de que sus delanteros batan récords de goles año tras año.

Sin fichajes pero con renovaciones

El Real Madrid es este verano un remanso de paz, la llegada de Zidane con la conquista de la orejona ha dejado un poso de tranquilidad absoluta durante el periodo de verano que hacía tiempo que no se recordaba. Cierto es que siguen sonando de vez en cuando algún nombre como los Pogba, Lewandowski o Kanté, pero más por parte de la prensa que por pura intención del club. Zidane es consciente que tiene un bloque muy potente al que le hacen falta retoques, no galácticos que desestabilicen un vestuario ya de por sí propenso a los problemas. Tras la efímera etapa de Benítez (al que desde aquí ya se aseguró su fracaso desde su presentación) que dejó a jugadores enfrentados con la grada y dejándose llevar en los partidos literalmente (el bochornoso caso del 0-4 frente al Barcelona fue inaceptable) llegó Ziadane para conquistar con algo más que suerte en los cruces la undécima Champions League para los blancos.

Por ello el club va a afrontar las renovaciones de Cristiano y Bale para premiarles por la temporada pasada y hacerles ver que esto es un proyecto muy a largo plazo. El caso de Cristiano han sido un par de años de tiras y aflojas en los que el luso y el club parecía más que distanciados, y la sombra del PSG siempre acechaba. Pero tras otra buena temporada goleadora de Ronaldo el club va a ofrecerle la renovación para su retiro de blanco. El caso de Bale es distinto, otra temporada más su rendimiento cuando ha estado sano ha sido bueno, pero sus periodos de lesiones han sido otra vez grandes, su sóleo no deja de romperse cada cierto tiempo y eso es algo que preocupa seriamente al club de Concha Espina. Pese a todo y tras su gran Eurocopa donde llevó a Gales a semifinales en su primera participación en su historia, tendrá una recompensa que deberá refrendar sobre el césped. Keylor Navas también verá recompensada una temporada en la que ha demostrado una profesionalidad que el club no tuvo con él, siempre queriendo utilizarlo como moneda de cambio, pero el costaricense ha dado un ejemplo de profesionalidad y se ha ganado un contrato de estrella.

Y por último está el caso de James e Isco, parece que el colombiano y Zidane no tienen buena sintonía, y de no ser por el mercado sudamericano que aporta James ya estaría fuera del Madrid, pero una buena oferta que rentabilice lo pagado por él hace dos años quizás le abriera la puerta de salida. Lo del malagueño es diferente, a Zidane le gusta pero a día de hoy el trío Kroos-Modric-Casemiro es inamovible e Isco necesita de minutos para no quedarse más veces fuera de convocatorias nacionales, él es feliz en Madrid pero es consciente de la necesidad de minutos que en el Madrid a día de hoy están muy caros. Parece que Florentino ha cambiado de dinámica este verano aunque conociéndole seguro que hará algún movimiento en el mercado para hacerse notar y más si vende a alguno de sus estrellas.

Mercado Loco

Con el paso de los años los precios y la inflación van subiendo, pero las cifras que se están manejando este verano ya por algunos jugadores excede lo normal. Las cantidades que se van a llegar a pagar por jugadores como Pogba o Higuaín hacen que la figura de un buen director deportivo se más necesaria que nunca. La reconstrucción que está llevando a cabo el Manchester United, la fuerte inversión tras el desembarco en el City de Guardiola o el siempre agitador Bayern hacen que el mercado esté dinamitándose poco a poco. Que la Juventus vaya a vender a Pogba por una cifra cercana a los 120 millones y a su vez use prácticamente íntegro ese dinero para el fichaje de Higuaín (en torno a los 100 millones) provoca cierta sensación de locura por parte de los clubes europeos.

El nuevo contrato televisivo de la Premier (que tras su salida de Europa veremos en que queda) unido a la llegada de los magnates petrolíferos han reventado el mercado, sólo el Madrid (club más valios del mundo) y Barcelona (por la generación y trapicheos en fichajes que realiza) pueden seguir el ritmo de estas superpotencias que fichan a golpe de talonario pero sin una idea clara del objetivo que desean. Sólo así se puede explicar que el Manchester City desde la llegada del jeque allá por el 2008 siga sin ser un equipo que haya hecho nada reseñable en Champions League, superando este año por primera vez en su historia los octavos de final. Lo peor es que estas locuras no tienen visos de cambiar, los precios van a ir subiendo cada vez más y sólo subsistirán clubes con buena cartera de ojeadores y fichajes baratos y jóvenes como el caso del Dortmund, Atlético o Sevilla. Estamos quizás ante una época de cambio donde acabarán dominando equipos sin ningún tipo de historia más que desde la compra de su club por parte de un multimillonario, una lástima para la historia del fútbol.