Archivo de la etiqueta: Fracaso

Posesión mejor que goles

Después de la exhibición de fútbol total que desplegó el Liverpool anoche, en especial en la primera parte, ante el Manchester City, todos esperábamos con impaciencia las declaraciones de un Guardiola que se vio superado en todo de nuevo por Klopp. Y otra vez más el de santpedor buscó excusas sin fundamento para justificar su pobre planteamiento y su más que discutible decisión de introducir a Laporte y jugar con doble pivote.

En rueda de prensa comentó que el Liverpool llegó tres veces y anotó tres goles, cuando en la primera parte la goleada pudo ser escandalosa, las llegadas del Liverpool se repetían sin cesar y ya en la segunda parte y con la lesión de Salah, jugó con el resultado favorable. Para Guardiola lo más importante fue que su equipo tuvo la posesión, aunque su equipo no disparar ni una sola vez a puerta en los noventa minutos, para él marcar es lo de menos, lo importantes es tener el balón, aunque sean posesiones eternas y sin peligro.

Klopp, volvió a plantearle un partido de alto voltaje, con una presión arriba asfixiante, y con una intensidad que hace tiempo no se veía en Anfield, para ir ya tres a cero antes de la media hora de juego. Un auténtico baño de juego y fútbol que Guardiola, con el mayor presupuesto jamás visto en una plantilla de fútbol, no supo contrarrestar lo más mínimo. Cierto es también que una de las últimas jugadas fue un gol dudosamente anulado a un Gabriel Jesús al que el partido le vino excesivamente grande. Otro nuevo patinazo en partido importante de Champiosn para Guardiola, que sigue sin dar con la tecla cuando no cuenta con Leo Messi en sus filas.

Conte sentenciado

Ayer el derbi de Londres entre Chelsea y Tottenham dejó muy tocado al conjunto blue. Los de Conte, que se pusieron por delante en el marcador y fueron muy superiores durante los primeros 45 minutos, vieron como sus posibilidades de disputar la Champions del año que viene prácticamente se esfumaron con esta derrota que los aleja ya a ocho puntos respecto al cuarto clasificado y les deja con la Carabao Cup como único título al que aspirar esta misma temporada.

Ha sido un año complicado para los de Conte, tras ser absolutos dominadores de la Premier el año pasado, igualando el récord de victorias consecutivas de la Premier, el verano fue movido, con movimientos muy poco entendibles, y con decisiones más que discutibles (lo de Diego Costa no hay quién lo entienda, además de las salida de Matic), y rumores constantes de cese de un entrenador al que el presidente ni dirige la palabra, según fuentes cercanas al club.

Este palo de quedarse fuera de la Champions obligará a invertir fuerte este verano por parte de Abramovich, además de la dificultad de retener a todas sus estrellas sabiendo que el año que viene sólo disputarán la Europa League. Una lástima cómo va a acabar el periplo del buen entrenador italiano en el club inglés, en el que tanto ayer como en la eliminatoria de Champions ante el Barcelona mereció más que derrotas. Es lo que tiene el fútbol, que es de todo menos justo.

Mourinho toca fondo con el United

Pésima es la palabra que mejor resume la participación en la ronda de octavos de final de la Champions League por parte del Manchester United. Y su mayor responsable es un José Mourinho que volvió a demostrar una racanería y una falta de fútbol difícil de justificar. La inversión millonaria desde su llegada al banquillo de Old Trafford hace que esta derrota suponga un fracaso mayúsculo, no ya por el rival, sino por la forma de caer, de las más pobres que se recuerdan de un equipo que recordemos es el club más rico del mundo según la revista Forbes.

Si ya en la ida el técnico luso dejó claro que había ido a Sevilla a que no se jugara nada, y salió vivo gracias a De Gea, en la vuelta se esperaba un poco de fútbol. Pero en vez de eso, se vio quizás a un United peor que en la ida, sin idea de jugar ni de combinar, sólo a la espera de que mediante pelotazos tanto Fellaini o Lukaku sacasen algo de provecho. Un planteamiento infame para un equipo tan laureado y con los nombres con los que cuenta el equipo de Mourinho.

El Sevilla con dos grandes partidos cerró la eliminatoria más tarde de lo que debía, en parte por su falta de gol, y se clasifica para los cuartos de final con mucha más facilidad de la prevista merced a un entrenador rival que no dejó competir a su equipo en ninguno de los dos partidos con sus planteamientos ultra defensivos sin sentido y sin criterio. Gran noticia que el que propone fútbol pase de eliminatoria mientras Mourinho ha quedado retratado y sin ningún argumento. Se prevé verano movido en Old Trafford.

Decepcionante Sevilla

El Sevilla tenía el sábado una oportunidad de oro para dar un golpe sobre la mesa y disipar las dudas que hay en torno al rendimiento del equipo ante los grandes. Pero no fue así, y en vez de eso, fue una debacle en toda regla que deja muy tocado a un equipo que está sufriendo mucho las bajas de sus centrales titulares, y el asunto N´Zonzi, que tiene muy mala pinta.

Llegaba al Bernabéu con Marcucci a la cabeza, y su rival era un Madrid que atraviesa una crisis de juego y goles muy grave y que contaba con las bajas de Casemiro, Ramos y Carvajal por sanción, de Varane y Bale por lesión y de Isco que no alineó de titular Zidane. Con estas cartas se esperaba que el Sevilla saliese a morder y diera la cara en el Bernabéu. Pero lejos de ser cierto, el equipo hispalense encajó un gol de Nacho a los dos minutos de comenzar el partido, y se llevó una manita en la primera mitad de un Real Madrid que tampoco realizó un gran partido.

La segunda parte fue más pensando el Madrid en el mundialito que en el propio partido, dejando evidencia del pésimo partido del Sevilla, que no llegó a inquietar en ningún momento la portería de Keylor Navas. Este Sevilla no es el del año pasado que mordía e infundía miedo. Sólo en la segunda parte ante Liverpool y la segunda parte del Villareal donde en ambos partidos realizaron una remontada épica han conseguido suavizar una crisis de juego y resultados que deja ya muy descolgado al conjunto de Nervión, que ha pasado a los octavos de Final de la Champions con mucho sufrimiento en un grupo a priori más que asequible incluso para la lucha por la primera plaza.

Debacle Italiana

Italia finalmente no estará en el Mundial. Más de 69 años después el país transalpino ve cómo su selección no participará en un mundial de fútbol en lo que es una de las mayores sorpresas/decepciones de la historia de los mundiales. No hay que olvidar que estamos ante una tetracampeona del mundo que tenga buen o mal equipo siempre compite y es un hueso duro para cualquier rival. Aunque llevaba ya varios años coqueteando con la eliminación, llevaba varias clasificaciones consecutivas en la repesca, ni el mayor de los pesimistas podría haberse imaginado semejante batacazo.

La imagen de un Buffon desconsolado, en su último partido con la azurra, dando explicaciones y pidiendo perdón a los italianos es doscorazonadora, y además un futbolista de la dimensión y carrera de Buffon no merecía una despedida así. Pero así es el fútbol, e Italia pagó su mal partido en tierras suecas y la mala gestión de Ventura en esta eliminatoria. El seleccionador italiano tiene las horas contadas y el baile de nombres para la selección tiene un favorito claro: Carlo Ancelotti.

El ex del Bayern es el favorito para los aficionados y actualmente se encuentra sin equipo, pero su intención es la de tomarse un año sabático como entrenador, pero la selección italiana puede ser una oferta difícil de rechazar para un entrenador que lo ha ganado todo en las principales ligas de Europa y que podría cerrar su carrera con algún éxito con el combinado nacional de su país. Pero lo que no hay que olvidar es la profunda reconstrucción que debe llevar a cabo Italia para que vuelva a recuperar un cetro mundial que ha conquistado hasta en cuatro ocasiones.

Sigue el ridículo

Otro día más y otro ridículo más de la directiva blaugrana que parece no tener límites. Esta madrugada se ha hackeado la cuenta del club en Twitter para anunciar la contratación de Ángel Di María. El club lo ha desmentido y ha asegurado que es un hackeo de su cuenta, pero es que en paralelo la junta ha desestimado el fichaje “prácticamente” cerrado de Seri por parte del Barcelona. Algo que manda un mensaje contradictorio a sus objetivos ya que es la segunda vez que lo hace este verano tras la misma maniobra con Íñigo Martínez.

Además toda la plantilla se fotografió ayer con Neymar Jr y Dani Alves tras interponer el club una demanda contra el astro, dejando clara toda la plantilla su postura frente a la junta directiva y ante todo frente al presidente Bertomeu que está ya bastante hundido en el ridículo constante. Cada vez son más voces las que piden su dimisión y a falta de ocho días los fichajes para el club brillan por su ausencia, y no parece claro que se vayan a concretar ya que el club acumula más calabazas que el día de halloween.

Y a todo esto Messi sigue sin renovar, el descontrol y la ruptura entre plantilla y directiva es total y el ambiente es irrespirable a día de hoy en un club que debería estar luchando por todos los título y que con la plantilla que tiene actualmente puede quedar muy retratado. Hay tiempo e reacción y grandes jugadores en el mercado, pero parece que el destino del club no está ni mucho menos en las manos más competentes ahora mismo. Hay mucho miedo en Barcelona.

Otro fracaso de la directiva rojiblanca

La noticia de la renovación de Vitolo ha vuelto a poner de manifiesto la pésima estrategia de la directiva del Atlético de Madrid una vez más. El club que está viviendo sus mejores años deportivos vuelve a hacer el ridículo de nuevo en los despachos. Tras su patética defensa ante el TAS que le ha costado otro periodo de sanción ha visto cómo se le han dio todos los objetivos de momento que tenía en el mercado. Sandro, Lacazzette o Vitolo ahora han dado calabazas a los rojiblancos.

El equipo ya ha comenzado la pretemporada en los Ángeles de san Rafael y se espera que el miércoles se hayan incorporado todos los miembros de la plantilla a excepción de Saúl por la disputa del sub 21. Y otro año más el Cholo ve como no cuenta con ningún refuerzo para aspirar a los objetivos. De momento son los Vietto, Kraneviter o Santos Borré las caras nuevas de este Atlético, algo que ya empieza a bordear el ridículo. Lo de Diego Costa huele a culebrón que no va a acabar por concretarse como en el último verano cuando el club lo dejó tirado tras anunciar que quería volver y terminó ficahndo a un Gameiro que al Cholo ni le convencía.

Simeone recibía ayer las noticias de la mano de Andrea Berta que sigue inmerso en la búsqueda de talento joven que con tanto acierto está encontrando, pero a la hora de la verdad la directiva no da el paso que tiene que dar para que el club pueda de verdad aspirar a estar entre los grandes, no que tenga que hacer una gesta campaña tras campaña para estar entre los mejores de Europa. La directiva luego se preguntará porqué sus jugadores quieren marcharse, cuando son ellos los primeros y únicos culpables de esta situación.

Una directiva de chiste

Parece que el Barcelona va a incorporar más pronto que tarde a Paulinho a su plantilla. Un fichaje inexplicable tanto por su precio como por su calidad. Un jugador venido a menos, que lleva varios años jugando en China, que ya ha fracasado en Europa y que no supone un salto de calidad para la plantilla, además de reforzar una zona no necesaria ahora mismo. Es la misma política de años pasados, fichar jugadores malos por menos dinero que por estrellas para acaba arrepintiéndose a los pocos meses. Ya pasó con Mathieu, Vermaeleen, Douglas, Alcácer, André Gomes… la lista es interminable y no parece que hayan aprendido todavía.

En los últimos años, el Barcelona ha dejado escapar canteranos de calidad como Nolito, Sandro para ver cómo triunfan fuera del Camp Nou, para traer jugadores por el doble dinero que eran inferiores. Este es otro capítulo más de una directiva que está tirando por tierra un proyecto que de haber sido bien gestionado hubiera levantado muchos más títulos. Messi tien ya treinta años, sigue siendo el número uno, pero visto lo visto el Barcelona no tiene a día de hoy muchos motivos para sonreír de cara al futuro. La política de fichajes no va encaminada al largo plazo, y el potencial económico del Barcelona no es tan fuerte como se cree.

Además los escándalos fiscales azotan con constancia a todos los miembros, la transparencia en los fichajes hace tiempo que brilla por su ausencia en el Camp Nou, y lo último han sido el escándalo de la cesión del asiento por parte de los abonados. El Barcelona lleva haciendo las cosas muy mal bastante tiempo y no parece importar mucho a los aficionados algo que me parece extraño a tenor de los resultados del Barcelona en la Champions últimamente y cómo ha competido en ella su equipo. Mucho tiene que cambiar el verano para el Barcelona sino quiere volver a ver cómo el Real Madrid (que sí ha hecho las cosas bien en materia de fichajes) vuelve a dejarles en blanco.

Carencias en Manchester

El derbi de ayer jugado en el Emirates entre los dos equipos de Manchester dejó evidencias claras de que ambos equipos están muy lejos del nivel competitivo de los grandes conjuntos europeos, pese a las faraónicas inversiones verano tras verano ambos equipo siguen siendo equipo sin un claro proyecto deportivo, y sin aspiraciones serias a nada importante a corto plazo, algo preocupante tras otro verano más siendo los que más se han gastado este verano.

Si se ven uno por uno los fichajes que han hecho ambos conjuntos los últimos veranos son fracaso tras fracaso, y habiéndolos pagado a precio desorbitado. Y el impulso que se ha tratado de dar desde el banquillo fichando a los dos entrenadores más mediáticos ,y convirtiéndoles en los mejores pagados (sobre todo Guardiola), no ha funcionado en absoluto, estando el City fuera de cualquier posible título y con Mourinho sólo con la aspiración de la Europa League, y lo más preocupante, teniendo muy en el aire su clasificación para la Champions League, algo que sería trágico para cualquiera de los dos conjuntos.

Este verano se espera que vuelvan a agitar el mercado con fichajes multimillonarios de jugadores que realmente no dan la talla, y sigan con conjuntos con un coste de la plantilla elevadísimo pero con un nivel de competitividad muy pequeño. No se ve cohesión de equipo en ninguno de los dos conjuntos, sus fichajes estrella además tampoco funcionan (salvo el caso de Gabriel Jesús en el City que está siendo la única alegría para los sky blues) Johsn Stoenes, el central más caro de la historia no es ya ni titular con el equipo, y Paul Pogba es un mediocentro mediocre, pese a haber sido el fichaje más caro de la historia del fútbol.

Mucho trabajo queda por hacer para volver a el Manchester United entre los mejores de Europa y para que el Manchester City sea ese equipo competitivo con el que soñaba el jeque Mansour bin Zayed Al-Nahyan cuando aterrizó en Machester allá por el 2008 y que tras prácticamente diez años ha naufragado en Europa de manera absoluta.

El Barcelona tira un proyecto ganador

La eliminación del Barcelona de los cuarto de final de la Champions League por segunda temporada consecutiva pone en entredicho la configuración de la plantilla y por ende de la dirección deportiva del club. No se explica cómo teniendo la mejor generación de futbolistas de la historia del club en los últimos 5 años hayan ganado tan solo una Champions después de dominar en Europa los años anteriores ganando dos de las últimas tres ediciones.

La dirección deportiva ha llevado un proyecto claramente ganador a un ostracismo en Europa que les va a costar muy caro. Han dominado con mano de hierro la liga española, pero es cierto que en Europa no han estado a la altura. Incluso en el panorama nacional se le han escapado figuras que por estilo de juego hubieran encajado a las mil maravillas como Isco o Asensio, y han sido adelantados por el Real Madrid de manera abrumadora. Incluso su propia cantera, fuente inagotable de talento en los últimos años, ya ha dejado de producir jugadores de calidad dejando el banquillo del equipo totalmente inservible.

Y ya para rematar la faena llevan años en busca de un central de garantías, antes Puyol tapaba muchos defectos de sus compañeros, pero desde la marcha del capitán, la defensa culé ha sido una auténtica pantomima, los fichajes para reforzarla han sido Mathieu (que realmante es lateral), Vermaelen (que vino con una lesión de un año entero), Mascherano (medio defensivo) o Umtiti (se creía que era una promesa), en el medio la cosa no ha mejorado, sólo se salva Rakitic, ya que los Arda, André Gomes o Denis Suárez han sido un auténtico desastre, y mientras dejaron escapar al canterano Thiago Alcántara por no hacerle jugar diez partidos en una temporada (tenía esa claúsula) algo increíble. Y para cerrar ya el círculo han estado durante tres años para buscar un lateral derecho como sustituo de Dani Alves (que les hizo un favor renovando cuando no pudieron fichar por la sanción pudiendo dejar al Barcelona en paños menores después de cómo lo trataron) para acabar fichando a Aleix Vidal (extremo reconvertido) apartarlo del equipo y poner a Sergi Roberto (medio ofensivo) que como parche biern, pero en los partidos de máxima exigencia se le ha visto con muchísimos apuros

Y ya por si fuera poco en la delantera para dar algún relevo de garantías al ataque los últimos años han sido Munir, Snadro y este año Paco Alcácer. Con unos fichajes así se entiende el descalabro de los últimos años en Europa y lo peor es que no se ven visos de mejora a corto plazo, y ya Messi ha llegado a los 30 años habiendo pasando sus años de plenitud futbolística peor rodeado que nunca y con un equipo descompensado, con un entrenador sin ideas y con la sensación de haber perdido muchos años por una pésima planificación.