Archivo de la etiqueta: Fracaso

Pat Riley y su primer fracaso

Pat Riley, el denominado Rodolfo Valentino por el irrepetible Andrés Montes, desde que dejó de ser jugador se ha caracterizado por ser un tipo al que casi todo le sale bien. Cogió a los Lakers tras la destitución de Paul Westhead, y les hizo ganar cuatro anillos, convirtió a los Knicks de Ewing y Stark en uno de los mejores conjuntos de los 90 pese a no ganar nunca un anillo con ellos y ya en Miami es donde ha destacado su faceta de reclutador de estrellas, primero con la llegada de Shaquille O´Neal, con el que como entrenador volvió a ganar un anillo y luego formó el grandísimo big three con Wade LeBron y Bosh que les llevó a cuatro finales y dos títulos. Hasta aquí todo una carrera de éxito, pero este verano se ha producido un hecho que ha sorprendido a más de uno, y es la marcha de Wade a los Chicago Bulls. El jugador nacido en la ciudad del viento no perdonó que Riley no pusiera como máxima prioridad su renovación después de todo lo que ha dado el 3 a la franquicia (de la que es considerado el mejor jugador de su historia por méritos propios) y terminó por marcharse.

Riley por su parte reconoció públicamente su error y se ha visto obligado a reconstruir de nuevo el equipo tras la marcha del escolta. Los Miami que tenían un proyecto bastante sólido pese a la marcha de Lebron, es cierto que la inesperada explosión de Whiteside ha ayudado mucho a mantener el nivel competitivo, pero se ha visto truncado primero por los problemas de corazón de Chris Bosh, y ahora por la marcha de un Wade que deja un vacío difícil de llenar para los de South Beach. No sería la primera vez que Riley se saca un gran as de la manga pero este año va a ser largo y difícil para los del sur de Florida.

Otro fracaso Inglés

De nuevo la selección inglesa de fútbol vuelve a decepcionar en un gran torneo, todavía no está eliminada pero no ha sido capaz de ganar mas que un partido y en el último segundo frente a Gales. Pasa finalmente como segunda y desplegando un fútbol repleto de dudas y con una falta de ideas que hace presagiar batacazo en breve. Hodgson, que había ganado todos los partidos en la fase de clasificación, no ha encontrado la tecla y sus decisiones en torno al once ideal no están siendo las mejores.
 
La penosa temporada de Sterling, del que en el Manchester City se deben estar tirando de los pelos por pagar 80 millones, se ha trasladado a la selección dejando en el banquillo a hombres como Vardy o desplazando a un Rooney al que como siga avanzando el torneo lo vamos a ver de central. Debe ser frustrante también para Stones ver como la pareja de centrales Cahill y Smalling siguen siendo titulares día tras día en su detrimento.
 
Siguen considerándose los mejores en este deporte por inventarlo pero lo cierto es que llevan mucho sin serlo (si realmente algún día lo fueron) y no parece que esté cerca el día en que asalten al trono. Eso sí cada gran torneo de selecciones se incluirán entre las favoritas con ese estilo de pelotazo y nada de técnica, para que tener calidad cuando puedes avanzar cuarenta metros con un pelotazo pensarán.

Dunga en el abismo

La selección brasileña hace tiempo que dejó de ser la más temida, aquella que siempre se integraba de los mejores delanteros del mundo y que era capaz de dominar el mundo hasta en cinco ocasiones. Pero esos tiempos han quedado lejos y los jugadores brasileños han perdido mucho caché, no sale una buena generación conjunta y la marcha cada vez más jóvenes del brasileirao hace que el fútbol carioca haya perdido mucho aliciente.
 
Y la selección no iba a ser menos de este fenómeno de los últimos años. Se recurrió a Dunga para el mundial de Sudáfrica donde la canarinha fue eliminada contra todo pronóstico por Holanda. Tras eso ha habido un intento de resurgir a la selección con seleccionadores que conquistaron mundiales con anterioridad si éxito para volver a acabar incomprensiblemente en Dunga otra vez.
 
El juego que propone además es totalmente opuesto al fútbol brasileño, su rigidez táctica corta las alas y la alegría a sus jugadores que rinden muy por debajo al verse encorsetados. Además sus convocatorias están siendo más que discutibles, los líos con Marcelo y el Madrid es una muestra del desquicie general del técnico, además de la vuelta de Kaká a la selección para suplir la baja de Douglas Costa es algo incomprensible. Además ha tenido serios problemas con Neymar, quizás el único jugador que recuerda el espíritu de la Brasil gloriosa, y al que ha quitado la capitanía.
 
La fase eliminatoria para el mundial de Rusia está siendo un suplicio y a día de hoy Brasil estaría fuera del mundial, algo insólito, pero esque su debut en esta Copa América centenario no fue mejor ya que no pasó del empate a cero frente a una Ecuador muy superior y que debió ganar el partido con un gol legal anulado. Muy mal huele esta segunda etapa de Dunga, y parece lejos de dar con la tecla para revertir la situación y lo más extraño, no parece contar con el apoyo de los futbolistas.

Guardiola se tambalea

El batacazo de ayer del Bayern ayer contra el Oporto no tiene otra explicación que fracaso. Otro más para Guardiola que dominará la liga doméstica pero en Europa no refrenda su supremacía. La de ayer es una más en su lista de fracasos al frente del coloso alemánque veremos si acaban con la poca paciencia que tiene la directiva puesta en él.

Recordemos que el año pasado ya sufrió para eliminar al Manchester United en cuartos depués de que éste se hubiera puesto por delante dos veces en la eliminatoria, tanto en Old Trafford como en el Allianz, que el Real Madrid le apeó de la competición con una superioridad pasmosa infligiéndole además la peor derrota de la historia del club en esta competición en casa con el 4-0 de la vuelta en su propio estadio.

Guardiola se defiende diciendo que sabían cómo jugaba el Barcelona con él al frente y que si le contrató el Bayern fue para jugar así, pero recordemos que el cogió un equipo que había ganado el triplete con Hiddink, con un juego vertiginoso adaptado a los jugadores que tenía, sin experimentos extraños.

Todavía puede remontar la eliminatoria en su estadio pero el ridículo hecho denuevo hace que el proyecto comience a tambalearse y las dudas en torno al técnico español se disparan. Ya el año pasado se vieron tiranteces entre la dirección deportiva del club y entrenador que hacen pensar que un batacazo así acabe con el entrenador español fuera del club germano a final de temporada. Corren tiempos difíciles para Guardiola en Munich.

¿Fin del ciclo Wenger?

La imagen de Arsene Wenger en el banquillo de Highbury y más tarde del Emirates se ha convertido en un clásico de fútbol inglés y europeo. Pero tras cumplir mil partidos al frente de los gunners toca hacer un balance de su tiempo en suelo londinense.

Arsene comenzó en los banquillos tras un discreto paso como jugador por varios clubes de Francia , y no alcanzó el reconocimiento dirigiendo hasta que le ofrecieron el cargo en el Mónaco. Allí realizó varias buenas campañas con las dos joyas de la cantera Henry y Nicolas Anelka , tanto que el Bayern de Munich decidió tanteralo pero al final quedo en eso un simple tanteo.

Pero tras siete buenos años en el Mónaco fue cesado por malos resultados y desapareció del mapa hasta que el Arsenal decidió apostar por el en 1996. Se notó su mano desde el principio y ya en su segunda campaña ganó el doblete con el equipo (Liga y copa ). Pero su momento álgido llegó con el título de liga en 2004 que conquistó sin ceder una sola derrota. Su otro gran logro fue la final de Champions que alcanzó en 2007 pero perdió a manos del Barcelona de Rijkaard.

El periplo de Arsene en el banquillo deja un sabor agridulce ya que siempre parece que se quede a las puertas del éxito. Llevar casi 17 años al frente del club y no haber conseguido un solo título europeo es una losa demasiado fuerte , José Mourinho lo acusó de ser un ”experto en el fracaso”.

Yo no creo que Arsene sea experto en el fracaso pero si creo que su etapa como entrenador del equipo de Londres está acabado ya que con su filosofía siempre se va a quedar a las puertas de conquistar un título de liga que se le resiste desde el ya lejano 2004. Pero si hay que agradecer algo a Wenger es la recuepración de estrellas que parecían deshauciadas ( Anelka , Vieira , Henry , Overmars y Bergkamp ). No todo iban a ser malas noticias del legado de Arsene Wenger.