Archivo de la etiqueta: Griezmann

Metropolitano juez de la liga

El Atlético y el Real Madrid se enfrentan en el estadio Wanda Metropolitano este sábado jugándose algo más que los tres puntos. Ambos, a ocho puntos del Barcelona no pueden permitirse ningún tropiezo más ya que sería perder la liga prácticamente en la jornada 11, algo que sería un duro mazazo para ambas hinchadas. Además las figuras de ambos conjuntos llegan en sus peores momentos que se recuerda con tan solo tres goles entre ambos, unas cifras paupérrimas teniendo en cuenta los números a los que nos tienen acostumbrados.

Ambos equipos además recuperan buena parte de sus efectivos, el Atlético recupera a Koke y Carrasco, y continúa con la duda de la recuperación de Filipe Luis que finalmente parece que no será de la partida. Lucas volverá al lateral izquierdo para seguir demostrando que está sobradamente preparado para ser titular absoluto en este equipo ya. Por su parte el Madrid recibió la buena noticia de las recuperaciones de Carvajal y de Kovacic, pero se descarta la participación de Keylor Navas, además de Gareth Bale (que esto es más buena noticia para los madridistas que para los Atléticos).

Simeone y Zidane son conscientes de la importancia del partido, y el parón de selecciones les ha venido muy bien para recuperar efectivos y tener más tiempo de preparar el partido. Ambos entrenadores se han enfrentado ya como jugadores y como técnicos y se conocen a la perfección. Será un partido duro, con un Atlético muy replegado buscando hacer daño con la velocidad de Carrasco y Gameiro e intentando recuperar la solidez de antaño. Y el Madrid se aferra a el único jugador que de verdad está cumpliendo en este inicio de temporada: Isco Alarcón, que ya el año pasado dio un exhibición en el Calderón para un 0-3 favorable a los blancos. Veremos si el Atlético habrá aprendido la lección.

¿Es justo criticar a Griezmann?

Antoine Griezmann acaba de firmar su renovación con el Atlético de Madrid convirtiéndose así en el jugador mejor pagado de la plantilla (increíble que no lo fuera ya). Pero pese a su renovación y a su decisión de quedarse tras conocerse la sanción al Atlético de no poder fichar, buena parte de la hinchada no perdona todavía su ambigüedad en sus declaraciones dejando entrever que no supondría problema para él abandonar el club.

A Griezmann no le puede achacar nada la afición del Atlético, ha sido un jugador que ha rendido siempre, que ha sido de los fichajes más rentables en años de los colchoneros y que su entrega en el campo durante sus ya tres temporadas está fuera de toda duda. Las declaraciones televisivas en Francia donde confirmaba la posibilidad de recalar en el United le granjearon algún enfado de la afición contra él, pero su gesto de quedarse por la sanción del club, pese a la subida de sueldo más que merecida, es digno de un auténtico fuera de serie y de un jugador que sin haber sido nunca del Atlético se identifica mucho con el club afición y ciudad.

Algún aficionado sigue exigiendo a sus jugadores no canteranos que amen unos colores a los que sólo deben defender mientras vistan esa camiseta. Y Griezmann ha defendido esa camiseta como el que más. Ha sido el único jugador desde Torres que públicamente ha rechazado la opción de recalar en el Real Madrid (ni Agüero, ni Forlán ni Falcao lo hicieron y cerca estuvieron de vestir de blanco) dejando claro que si sale del Atlético sería para ir a otra liga no a la española. Y yo me pregunto ¿qué más se le puede pedir a Griezmann?

Sorprendente Griezmann

Las declaraciones de ayer y de hoy de Antoine Griezmann han sido más que sorprendentes para el Atlético de Madrid. Tras el acto de despedida del Calderón con declaración de Simeone de que se quedaba todo parecía felicidad. Pero estas palabras a escasas 24 horas del acto dejan un poco descompuestos al equipo y a la afición, ya que se contaba con él para el salto cualitativo del proyecto atlético a la hora de estrenar su nuevo estadio.

No es que nadie en el Atlético pueda enfadarse con Griezmann por querer marcharse, el galo ha dado todo en cada partido y su actitud y rentabilidad han sido de lo mejor de los últimos años, pero si queda un poco raro el momento para decirlo y sobre todo la contundencia. No es que se deje querer, es que dice abiertamente que se quiere marchar a ganar títulos fuera cuando en el Calderón ha disputado una Final (en la que él fallo un penalti que podía haber dado el título) y una semifinal en dos años.

Pero si su destino es el Manchester United lo que va a ganar no son títulos, nadie que se haya marchado de las órdenes del Cholo ha sabido continuar con su nivel, y todos al poco de marcharse han querido volver. Si se va a el equipo de Mourinho tendrá el dinero por castigo pero no un equipo competitivo, que de no ganar la Europa League no jugará además la Champions League donde lleva tres de las últimas cuatro temporadas sin participar y en la que ha participado no ha conseguido pasar ni de la fase de grupos.

Atlético y sufrir una historia de amor

El Atlético tuvo anoche una de esas noche que sólo pueden darse en el Calderón. Una noche rara de fútbol intenso y en la que cuando todo parecía ir bien acababa mal y cuando todo indicaba que iba a acabar mal terminó bien. Incluso comenzó a haber run run en la grada contra los jugadores, en especial contra Carrasco, que tras su expulsión en el Camp Nou se le miraba con lupa pero que se desfondó en el campo hasta la extenuación.

El partido comenzó mal, error grave de Moyá que supuso el gol de Cabral. Tocaba remontar y en eso se puso Torres que marcó un golazo y provocó un claro penalti no pitado. Pero tuvo la cruz cuando a los poco minutos erró una pena máxima inexistente pitada sobre Carrasco. Carrasco también tuvo un mano a mano que no supo definir ante Sergio en una buena cabalgada del belga, pero el Celta lejos de quedarse atrás envió al palo un disparo desde fuera de Jozabed para dejar claro que no se conformaba con el empate tampoco.

En la segunda parte se vio a un Atlético físicamente muy castigado (el Celta había rotado mucho más) y lo fue aprovechando el equipo gallego hasta que Guidetti puso por delante a los celtiñas en una contra de libro. Quedaban diez minutos y el Atlético se veía hasta fuera de la Champions con la victoria de la Real Sociedad del viernes, pero apareció Carrasco (al que el Cholo quiso cambiar pero finalmente fue Saúl el sustituido por problemas físicos) con un voleón espectacular que puso el empate, para dos minutos después Griezmann tras gran asistencia de Gameiro poner a los rojiblancos por delante del marcador. Todavía habría tiempo para un palo de Gameiro y un remate de Cabral fácil para Moyá que enmudeció al Calderón. Esto es el Atlético capaz de lo mejor y lo peor, la vida sigue igual.

Final anticipada

Esta noche a las nueve hora española, el Atlético y el Barcelona se enfrentarán en la ida de semifinales de la Copa del Rey en el Vicete Calderón. Los Atléticos son conscientes de que la final se va  a jugar en el Calderón y que sería el mejor homenaje ganar el trofeo en su despedida, pero no será fácil ya que el Barcelona busca su cuarta final consecutiva y su quinta aparición en seiss años en la final, casi nada.

La afición atlética también es consciente de la importancia del desafío, y ayer hubo recibimiento de los grandes en el hotel de concentración a los jugadores, que salieron a saludar a los miles que acudieron tras bajarse del autobús. El Cholo sabe de la importancia y parece que alineará a Carrasco y Griezmann arriba para penalizar los robos al Barcelona, que presumiblemente se hará con el control de la posesión.

Pero en el Barcelona saben que el peor rival al que se pueden enfrentar es este Atlético, y que no será un paseo esta eliminatoria, y más contando con la baja de Iniesta y Busquets, jugadores fundamentales y con galones para partidos de esta importancia e intensidad, habrá que ver cómo recompone su equipo Luis Enrique ya que en defensa el equipo sigue mostrando muchas dudadas y el Alético no suele perdonar errores del rival. Se avecina un nuevo capítulo de los Atlético Barcelona con muy buena pinta.

El Atlético vuelve a ser reconocible

Buen partido el que realizó el Atlético anoche para doblegar a domicilio a Las Palmas. En un partido complicado en el que los canarios llegaban con ganas tras la última derrota liguera precisamente ante el Atlético, los del Cholo supieron imponer su ritmo, y se volvió a ver a ese equipo trabajador, poco vistoso, y efectivo en las ocasiones que tiene. La posición de Juanfran como interior en vez de lateral tampoco terminó de cuajar como en los anteriores partidos pero el alicantino como siempre cumplió.

Otro que volvió a mostrar un buen nivel y recuperó además olfato goleador fue Griezmann, el francés que acabó los dos últimos meses del campeonato agotado física y mentalmente parece que le ha sentado bien este mini parón para inhibirse y resetearse por completo. Quizás la única laguna fue de nuevo la falta de acierto de Gameiro, que empieza ya a ser preocupante que necesite más de una decena de ocasiones para sumar algún gol y ayer de nuevo desperdició tres bastante claras, aunque es cierto que dio una buena asistencia a su compatriota en su gol y trabajó bien en la presión sin balón.

El Cholo además probó la última media hora de partido con Giménez de medio defensivo, una nueva posición que está trabajando con el charrúa debido a las bajas que tiene el Atlétcio en esa zona (Augusto toda la temporada, Tiago arrastra molestias contínuas de rodilla y Thomas se ha marchado a la Copa África). Con todo el Atlético ganó el partido de manera cómoda y muy a su estilo, a ese estilo que le ha llevado a ser uno de los equipos dominadores en Europa los últimos años. Parece que el equipo incómodo y rocoso ha vuelto.

Dichoso Balón de Oro

No existe ningún año que el balón de Oro contente a todo el mundo, nunca ha habido unanimidad absoluta entre el público hacia el galardonado haya hecho los méritos que haya hecho. Se trata de un premio que exalta lo individual en un juego colectivo, por lo que no debería ser tenido en cuenta como un premio realmente importante. Pero reflexiones a parte sobre la importancia del dichoso premio se ha entregado otro año más, y otro año más ha recaído sobre Cristiano Ronaldo (el cuarto en sus manos ya).

El premio es merecido por el palmarés del luso a lo largo del año, ha ganado la Champions y la Eurocopa en una temporada de ensueño para él. La pega es su final de temporada lastrado por las lesiones que ennegrecieron su maravillosa temporada en lo goleador, aunque su Eurocopa fue más que discreta y su participación en la final se limitó a diez minutos de encuentro. Aún así me parece un premio merecido y justo después de una gran temporada en lo individual y en lo colectivo.

Los problemas con el premio surgen cuando sale a la palestra el nombre de Messi. A día de hoy es el mejor jugador del mundo, se mire por donde se mire si el argentino está bien físicamente no hay nadie que pueda compararse con él, su dimensión en el juego ha crecido temporada a temporada y se ha convertido ya en una amenaza desde cualquier zona del campo ya como goleador o como asistente. Pero el premio es para el mejor de la temporada y los títulos del portugués ganan por goleada a los del argentino siendo ambos los mejores jugadores de los mejores equipos del año. Debate zanjado.

El Atlético toca fondo

La noche de ayer no trajo ninguna buena noticia para el Atlético de Madrid, la dolorosa y abultada derrota, unida a las lesiones de Oblak y Tiago (ambas lesiones que provocaron los goles locales) dejan en una situación muy delicada al equipo de Simeone. Pero lo más preocupante no es la derrota en sí, el Villareal en su campo es un equipo siempre complicado, sino la manera en que se produjo, la desidia de muchos jugadores rojiblancos y sobre todo la falta de intensidad que ha sido santo y seña de este equipo desde la llegada del Cholo.

El Villareal superó en ganas, presión y ambición al Atlético, que ve cómo Griezmann (que ha llegado muy justo de tiempo de la Eurocopa y necesita claramente una pretemporada) no está, Gameiro no ha encajado como se esperaba a estas alturas de campeonato y el desplazamiento de Koke de nuevo a la banda como interior ha dejado al equipo sin fútbol y al medio totalmente desaparecido. Si a esto unimos que el jugador más en forma del equipo es Carrasco y ayer decidió prescindir de él en el once dejan a las claras el mal momento que vive este equipo.

Aún así este Atlético tiene motivos para sonreír, le ha tocado un rival asequible en el sorteo de octavos de la Champions, y pese a que el Madrid está ya a 12 puntos, su objetivo sigue siendo el tercer puesto y está en su mano llegar a él, pero no se ve resquicios de buena sintonía del equipo que además recibe este fin de semana a un rival peligroso como Las Palmas en casa que puede acabar de matar anímicamente a un equipo que hace no mucho iba líder invicto de la liga y estaba desplegando el mejor fútbol del campeonato. Puede que esto sólo sea un bache, pero desde que aterrizó el técnico argentino el Atlético no había vivido una situación así.

Así llega el Atlético al derbi

Urgencia, mucha urgencia tiene el Atlético en el derbi del sábado, ya que no puede permitirse perder puntos respecto a un Real Madrid que es el líder de la competición y llega a seis puntos de los del Cholo. Los rojiblancos que empezaron líderes después del anterior parón internacional, tiraron todo el trabajo por la borda tras dos derrotas a domicilio consecutivas en las que la imagen del equipo fue muy distinta de la que nos tenía acostumbrados en las últimas jornadas.

Griezmann dio el gran suso esta semana con su golpe en el partido de la selección francesa que no será impedimento para que el gallo esté en el once de Simeone, que medita si jugar con el trivote incluyendo a Saúl (sería la opción más lógica), o volver al 4-2-4 con Correa en banda para dar más verticalidad y dominio a los suyos. Pero tras los últimos fallos del argentino parece claro que será más conservador y utilizará la misma fórmula que lleva usando para estar tres años consecutivo invicto en liga frente a los vecinos.

Las casas de apuestas dan favoritos a los rojiblancos (por poco eso si), lo que habla muy bien del trabajo que lleva haciendo el Atlético los últimos años, pero en el Claderón son conscientes de que el partido se trata de una final y de que es frente al rival más difícil y en el último partido en su estadio, por lo que la mezcla de sentimientos y urgencias puede llegar a ser contraproducente para un equipo que siempre que se ha enfrentado a este tipo de retos en partidos importantes ha sabido salir airoso, veremos si el sábado se cumplen cuatro años de sequía blanca a orillas del manzanares, o se descarta casi definitivamente a un aspirante al título.

Portugal reina en Francia

Portugal se ha hecho con su primer gran torneo de fútbol. Y no lo ha hecho de cualquier manera, lo ha conseguido ganando a la anfitriona y máxima favorita Francia, y sin su jugador estrella que tuvo que retirarse lesionado a los nueve minutos por una dura entrada de Payet. Lejos de venirse abajo la lesión de Cristiano espolvoreó a Portugal y les hizo espabilar del acoso al que les había sometido Francia en los primeros minutos. Volvió la lusa a ser esa selección rocosa cuyo centro del campo no genera nada de fútbol pero si sabe destruir, y a eso se dedicó, a sabiendas que Quaresma o Nani podrían tener alguna oportunidad a la contra. Francia por su parte se dedicó a encerrar a Portugal pero sin ideas claras a la hora del último pase. Aún así Griezmann tuvo alguna ocasión para haber adelantado a los galos antes del descanso.

A la salida de vestuarios se repitió la historia de la primera parte, una Francia arrolladora y una Portugal que se defendía como podía de la presión asfixiante francesa. Tras el bajón en la intensidad de Francia Portugal comenzó a estirarse, a sentirse más cómoda gracias a la entrada de Moutinho que le dio más sentido a los pases. Francia ya empezaba a notar la presión por ganar en su estadio y ya empezaba a mirar el crono con ansiedad, y con esas Fernando Santos decidió dar entrada a Éder sin quitar a sus dos puñales para aprovechar los balones que podía bajar el tanque portugués. Aún así en el tiempo de descuento y tras una maniobra excelente Gignac mandó un balón al palo cuyo rechace pasó a cinco centímetros de Griezmann que ya se relamía. Pero ayer no era la noche del principito, lo intentó todo pero estuvo desacertado, le faltó eso en lo que casi nunca falla, puntería.

Y con esta última ocasión se llegó a la prórroga, donde se esperaba que Francia apretase al máximo, pero no estaban para muchos trotes y eso lo fue aprovechando Portugal para ir ganando poco a poco segundos al crono. Así hasta que ya en la segunda parte de la prórroga Éder recogió un balón aparentemente sin peligro y ante la impasividad de la defensa bleu armó el disparo de su vida. Ni él se lo podía creer, pero estos torneos es lo que tienen, un error o un golpe de mala suerte y estás fuera, y ayer a Portugal le salió cara en la moneda. Tras esto un Cristiano exultante (al que le sobró todo el numerito en la banda a lo largo de la prórroga) levantó una copa que no se si merecida pero si trabajada, al menos en la final y que hace que ya no haya dudas de que Cristiano será salvo rara sorpresa balón de oro.