Archivo de la etiqueta: Histórico

Joel Embiid hace historia

46/15/7/7. No, no es la combinación de ninguna caja fuerte ni ningún código oculto. Son las estadísticas de Joel Embiid anoche ante los Lakers en lo que se está considerando el partido más completo en la historia de la NBA. Y todo en tan sólo 36 minutos en una nueva exhibición del gigante de los Sixers tras tres años de calvarios por lesiones. Aún así, el pívot sigue afirmando que está al 69% de sus posibilidades todavía, ya que tiene que ir con cuidado por las posibles recaídas de sus maltrechas rodillas.

Los Sixers por fin parecen un equipo competitivo tras años de tankin bochornosos y decepciones constantes. Pero sus picks del draft están dando el resultado esperado y tanto Embiid como Simmons (que también se pasó su primer año en blanco por lesión) están haciendo soñar a los aficionados Sixer con un futuro brillante y un presente competitivo, algo que adolecían desde hace más de un lustro. Mucho tiempo para un equipo que desde la marcha de Iverson no ha vuelto a ser competitivo de verdad.

El trust the process está más vivo que nunca, y ya ha dejado de ser una moda para ser una realidad en la liga. Si las rodillas de Embiid aguantan y Simmons sigue con este nivel de juego entrarán en playoffs e irán quemando las etapas necesarias para convertirse en un equipo aspirante a todo en muy poco tiempo. Pero hasta entonces nos quedará disfrutar delas exhibiciones y animaladas de un Embiid que a día de hoy parece absolutamente imparable.

Lonzo Ball está que lo rompe

La Summer League de este año nos está dejando grandes aciertos en cuanto al draft, como el de Jaylen Brown en los Celtics, mostrando una vez más el buen ojo de Danny Ainge, o el de Jordan Bell por los Warriors, cuya polivalencia puede aportar mucho al juego interior de los de la bahía. Pero el que verdaderamente se ha coronado como rey de la Summer League ha sido Lonzo Ball. El base drafteado por los Lakers se ha convertido en la sensación del torneo trayendo un soplo de optimismo para un afranquicia deprimida en estos momentos.

Sus números no dejan dudas, es el primer jugador en la historia en promediar un 30+10 (en puntos y asistencias) o es el primero desde hace siete años que promedia un triple doble en un partido de estos. Parece que lo de Lonzo no es ninguna broma y su aportación al equipo y su impacto a la liga se prevén inmediatas, por lo que se ha convertido desde ya en máximo favorito al rookie of the year.

Traslas constantes declaraciones del bocazas de su padre LaVar, quién llegó a afirmar que llevaría a los angelinos a los playoffs en su primera temporada, parece que Lonzo está convirtiéndose en un proyecto de estrella de esta liga. Sus números y dominio, ya que no es sólo un anotador sino que ha dado muestras de ser un excelente pasador, hacía tiempo que no se veían, pero también es cierto que esto es la Summer League y que la diferencia con la NBA es grande, pero ahora mismo parece que Lonzo está más que preparado para liderar a una franquicia histórica como son los de púrpura y oro.

Fiesta en Mónaco

El Mónaco ayer se proclamó ayer campeón de la League 1 francesa 19 años después de su último título. Y lo hace tras una campaña brillante con un equipo joven y con un fútbol eléctrico y con un entrenador valiente como es Jardim que ha sido capaz de desbancar al todopoderoso PSG, en el primer año de Unai Emery al frente del equipo francés. Nadie esperaba esta sorpresa a principios de año pero si se ha seguido el campeonato francés a nadie sorprende que este Mónaco de puro ataque haya sido capaz de ganar el título.

La nómina de jugadores prometedores de este equipo es interminable, y es muy posible que la mitad de ellos abandonen el club del principado, pero dejarán las arcas muy llenas para poder gestionar un gran equipo para el futuro. Los Mbappé, Lemar, Bernardo Silva y compañía están siendo ya tanteados por los mejores clubes del continente y el Mónaco no va a dejar escapar a sus estrellas de manera barata. Habrá que ver cómo gestiona la dirección deportiva del club estos ingresos aunque está visto que llevan mucho tiempo acertando en el nombre de fichajes.

Su campaña además se ve magnificada con la presencia de este equipo en las semifinales de la Champions League, lo que da más valor al trofeo conseguido. Un equipo que empezó tapado bajo la sorpresa de las primeras jornadas del Niza y que poco a poco ha ido aguantando la persecución constante del PSG y que finalmente ayer y ante su público fue capaz de llevarse la liga. Es una piedra para la vuelta de este equipo a la élite y para ser un rival a tener en cuenta en años venideros, ya que se convertirá en cabeza de serie para la Champions del próximo año.

A hacer buena la ida

Tanto Madrid como Atlético obtuvieron resultados positivos en estos cuartos de final de la Champions League. Los colchoneros vencieron en casa al rocoso Leicester que vino a Madrid a no encajar y se fu sólo con uno y sin apenas disparar a puerta, dejando a las claras su intención de ganar la eliminatoria en el King Power Stadium. Por su parte el Real Madrid cosechó una importantísima victoria en el Allianz Arena tras remontar el gol inicial de Arturo Vidal (que fallaría un penalti con 1-0 favorable al Bayern).

En principio ambos son favoritos para pasar, lo que deja claro que haber llegado ambos a dos de las últimas tres finales no ha sido una casualidad. El Madrid debe controlar el entusiasmo que supone la vuelta al equipo de Lewandowski, principal arma ofensiva de este Bayern y un jugador que puede dar la vuelta a la eliminatoria el solito. Además Ancelotti tendrá ganas de aguar la fiesta a Florentino Pérez por su extraña salida del club blanco hace ya dos temporadas.

El Atlético plantea el partido como una auténtica final, y no se fía del Leicester y se mira en el espejo del Sevilla que desperdició también una ventaja de un gol a la ida. Los de Simeone continúan avanzando rondas en la Champions otro año más sin hacer ruido, pero con opción de plantarse en semifinales de la competición por tercera vez en cuatro años. Además saldrá con Griezmann y Carrasco arriba para aprovechar alguna pérdida del equipo inglés y castigarles, sabedores que un gol atlético obliga a marcar tres a los de Shakespeare, que tras un inicio fulgurante han visto frenada esa trayectoria ganadora tanto en Premier como en la Champions.

Madrid puede aportar por tercer año en los últimos cuatro a dos equipo entre los cuatro mejores de Europa, dejando claro el dominio que lleva imponiendo los últimos años y que da muestra del nivel de ambos equipos y de lo difícil que es que dos equipos con esos registros convivan a escasos kilometros de distancia. A disfrutarlo que no durará eternamente por desgracia.

Donnarumma sigue rompiendo records

Gianluigi Donnarumma, el portero que está batiendo todos los récords de precocidad en la Serie A ha vuelto a batir otro récord, pero esta vez con la selección. Con su debut de esta noche ante Holanda se ha convertido en el guardameta italiano más joven de la historia en debutar con la azzurra, dando así el relevo a otro portero de leyenda Gianluigi Buffon.

La carrera de Donnarumma está siendo espectacular pese a tener tan sólo 18 años, desde que Mihailovic le hiciese debutar con tan sólo 16 años no ha parado de crecer, ya ha ganado títulos con el Milán, y conforma junto a Locatelli y De Sciglio las grandes esperanzas de resurgir de nuevo del AC Milán. El español Suso también entraría en esa categoría, pero estos tres al ser canteranos son el rayo de esperanza de la academia de Milanello.

Ahora la directiva rossoneri está tratando de blindarlo, ya que les llueven ofertas de los grandes de Europa casi a diario. De momento Donnarumma está contento en San Siro, pero se sabe que el Madrid está buscando portero, y Florentino siempre ha tenido grandes relaciones con el Milán y su directiva. Pero mientras tanto Donnarumma sigue haciendo historia.

Westbrook-Harden dos hombres y un MVP

Quedan ya pocas jorandas para la conclusión de la regular seasson y se comienza a especular ya con los galrdones de la temporada, y si hay un galardón que importe de verdad es el de MVP de la temporada. Y este año hay realmente dos candidatos que van a poner muy difícil las votaciones para decidir quien lo gana. Se tratan de Russel Westbrook y James Harden, quienes están haciendo una temporada descomunal y merecen ambos el codiciado premio.

Nunca antes se ha llevado el MVP un jugador cuyo equipo no estuviera entre los tres primeros clasificados de su conferencia, y esto da ventaja a ‘la barba’, que desde que Mike D´Antoni le diera las riendas como base de los Rockets se ha desatado. Sin perder nada de su producción ofensiva (está cerca de los treinta puntos de media por partido), ha subido su capacidad para generar juego, convirtiéndose en el máximo asistente de la liga y está cerca de hacer historia al ser el jugador que más producción ofensiva genera en cada partido en la historia con casi 60 puntos por noche gracias a él, casi nada.

Pero si hablamos de historia no podemos dejar de lado la temporada de Russel Westbrook, va camino de promediar durante todo el año un triple doble, además de estar en la cuenta atrás para batir el récord de triples dobles conseguidos en una sola temporada. Hasta el momento sólo Oscar Robertson fue capaz de conseguir tal proeza, pero casi con toda seguridad Westbrook conseguirá el hito. Sólo la clasificación general de sus Thunder, a los que está manteniendo muy meritoriamente en puestos de playoffs, le podría privar quizás de este galardón.

Sea cual sea el elegido está claro que estamos ante una temporada histórica por parte de ambos, los dos lo merecen pero sólo uno podrá llevárselo, ayer además Harden y sus Rockets vencieron a Oklahoma en una gran exhibición colectiva en lo que era considerado como la batalla por el MVP. Pero Westbrook pese a la derrota volvió a realizar una actuación descomunal, por tanto sigue la gran duda. ¿Podrá ser el primer MVP de la historia compartido?

Barcelona Histórico

Lo que ocurrió ayer sobre el verde del Camp Nou quedará para la historia, nunca antes se había remontado un 4-0 adverso, y lo hizo como se suelen acabar haciendo estas cosas en el último minuto y de manera épica. Mucho mérito el del Barcelona, pero también puso mucho de su parte Unai Emery, un entrenador que siempre ha fracasado en los torneos importantes y al que como siempre se ha dicho aquí le vienen grande este tipo de retos y una vez más lo demostró, y debería ser despedido fulminantemente tras fracasar en Champions y no ser capaz de tener a su equipo líder de la Ligue 1.
 
El partido comenzó como todo el Barcelonismo deseaba, gol rápido (con fallo estrepitoso de Trapp y la defensa) y con un PSG encerrado como si fuese un equipo pequeño, dando mucha ventaja al Barcelona, que poco a poco fue atacando hasta que al borde del descanso y tras una carambola propiciada por Iniesta logró el segundo. Y nada podía ir mejor cuando a los tres minutos de la reanudación Messi transformó un penalti torpe de Meunier sobre Neymar. El Barcelona ya acariciaba la gesta y fue cuando el PSG más peligro causó, en ese momento Luis Enrique debió meter a un lateral derecho ya que el PSG realizó infinidad de contras peligrosas, y en una falta sin aparente peligro una gran dejada en la frontal la aprovechó Cavani para en principio finiquitar la eliminatoria.
 
El PSG se sabía ganador y con el Barcelona tocado dispuso de dos ocasiones más que claras, y tanto Cavani como Di María desaprovecharon sendos mano a mano (en el caso de Di María precedido de claro penalti de Mascherano), y con estas se encontraba el Barcelona, claramente desgastado del esfuerzo, anímicamente tocado, y sin crear tampoco claras ocasiones, pero hubo un hombre que creyó, Neymar Jr. El brasileño se inventó una soberbia falta en el 88 para poner a los culés a dos goles de la gesta. Entonces Emery, que ya había hecho cambios ultradefensivos incluso con tres goles de renta, y todo el PSG demostró lo que es, novatos en competiciones fuertes, y tanto miedo tuvieron que en un descuento de cinco minutos recibieron dos goles (uno de penalti dudoso cierto es), que supusieron la clasificación del Barcelona y la mayor humillación jamás vista a un equipo en esta competición tras haber alardeado semanas y semanas de su resultado. Noche histórica que difícilmente se volverá a repetir y que deja al Barcelona como máximo favorito ya no sólo para la Champions sino para repetir el triplete de hace dos años.