Archivo de la etiqueta: Knicks

Knicks sin sentido

Otro verano más parece que los New York Knicks van a realizar una desastrosa gestión veraniega que les conducirá a una pésima temporada regular y a otra decepción por parte de la afición de la Gran Manzana. Ni la llegada de Phil Jackson ha sido buena para los del Madison que han visto cómo el entrenador más laureado de la historia ha colocado a sus dos estrellas en el mercado y sigue empecinado en implantar su famoso triángulo ofensivo, con resultados muy pobres.

La decisión de poner a Anthony en el mercado puede ser algo entendible, un jugador que no ayuda a mejorar al resto del equipo, ya mayor y habiendo ofrecido ya sus mejores años de baloncesto, un buen trade por él no es mala opción, pero lo de Porzingis es algo que no es entendible. El letón es el futuro del equipo, el jugador más determinante que han tenido en años y el único que ofrece algo de ilusión a la parroquia Kinckerbroker.

Tras ser abucheado en la noche del draft por sus seguidores que no entendían su elección, a ser el jugador favorito de la grada con sólo 20 años, y Jackson pretende desprenderse de él y muy probablemente no por algo valioso. Son ya muchos años sin ver a unos Knicks competitivos, y si también comienzan a malvender sus piezas de reconstrucción quedará un equipo a la deriva y sin ningún tipo de futuro a corto ni medio ni largo plazo.

Knicks todo o nada

En Nueva York siempre se es muy crítico con los Knicks, el hecho de ser la franquicia de más valor de toda la NBA y sólo poseer dos anillos, el último en 1973, no ayuda a que esa tendencia cambie. Pese a todo las entradas en el Madison siguen siendo las más caras de toda la NBA y el pabellón se llena cada noche. Pero este año el ambiente comienza a ser distinto, la llegada el año pasado de Phil Jackson acabó en ligera decepción al no traer ningún conejo en su chistera (salvo la imprevista explosión de Porzingis). Pero este año el maestro zen se ha movido rápido y ha arriesgado con el fin de montar un equipo competitivo desde ya, y si sus piezas encajan parece que lo puede lograr. Lo primero le dio las riendas del equipo a Jeff Hornacek, un entrenador injustamente poco valorado en Phoenix que innovó llegando a jugar con tres bases en pista al mismo tiempo (Bledsoe, Dragic y Thomas). Es por ello que el arriesgado fichaje de Derrick Rose cobra sentido, no hay nadie mejor que Hornacek para sacar su mejor versión o ya dar por terminada una de las carreras que más prometían en los últimos años.

Rose trajo esperanza a la parroquia Knickerbrocker, pero no ha sido el único gran fichaje de los de la gran manzana, con Rose de Chicago firmó también un Joackim Noah que va a aportar esa enregía defensiva e intensidad que tanta falta hacen en un equipo poco acostumbrado al orden defensivo. De momento han cerrado el capítulo de fichajes con dos nombres que pueden aportar mucho y que no están valorados como se merecen como son Courtney Lee y Brandon Jennings, el de Compton estaba dando su mejor versión en Detroit pero una inoportuna lesión en el tendón de Aquiles y la irrupción de Reggie Jackson le hicieron prescindible para Van Gundy en Michigan. Pero todo este talento si reflota unido a que Carmelo se haya recuperado plenamente de sus problemas de rodilla pueden convertir a los Knicks en una seria alternativa en el Este. Aunque con los Knicks siempre suele ocurrir alguna desgracia yo este año confio en ellos y habrá que seguirlos con mucha atención. Puede que sea el último servicio de Jackson a la NBA y cerrar así el círculo de anillos en el equipo que empezó a ganar títulos ya como jugador.

El sobre de Ewing

El draft de 1984 trajo consigo una serie de consecuencias decisivas para entender la NBA y la ceremonia del draft como se entiende hoy en día. Para ese draft en el que se presentaba una de las mayores promesas interiores de los últimos tiempos, un tal Akeem Olajuwon, los equipos más flojos de la NBA en ese momento decidieron hacer casi una competición de perder partidos para asegurarse la primera posición, lo que hoy es conocido como tanking. En esa época hay que recordar que el equipo que más partidos perdía se llevaba el número uno directamente, por lo que dejarse ganar era una estrategia lógica. Un por aquella época jovencísimo David Stern, decidió tomar cartas en el asunto ante el deplorable espectáculo ofrecido por algunas franquicias en aquella temporada. Tomó la decisión de coger a los siete equipos con peor balance y hacer un sorteo, con lo que ser el equipo que más partidos perdía en una temporada no te aseguraba el número uno.

Este nuevo sistema se inauguró en el draft de 1985 donde había varios equipos para el sorteo del número uno, entre ellos los siempre mediáticos y decepcionantes New York Knicks, que necesitaban un golpe de efecto para volver a ser una franquicia con aspiraciones, cosa que no son desde los títulos de 1071 y 1973 con Walter Frazier y Earl “The Pearl” Monroe. David Stern hizo de mano inocente y abrió el primer sobre del equipo que sería número uno del draft, siendo los Knicks los afortunados. A esta decisión siempre acompañó la polémica, se habló de que se había metido el sobre de los Knicks en la nevera para que Stern supiera cual tenía que elegir. Con esta opción los Knicks eligieron al pívot de origen Jamaicano Patric Ewing, que venía de ganar el campeonato de la NCAA con los hoyas de Georgetown. La carrera de Ewing ya es de sobra conocida con dos finales de la NBA perdida ante Rockets y Spurs, pero la sospecha de esa primera elección del draft siempre le acompañó, conscientes del golpe de efecto qu supuso para la ciudad y la NBA la contratación del pívot.

¿Es buena opción lo de Rose?

Esta mañana saltaba la noticia del traspaso entre Knicks y Bulls que llevaba a Derrick Rose a la gran manzana. Se trata de un fichaje muy arriesgado teniendo en cuenta que Rose en las últimas tres temporadas sólo ha jugado 127 partidos debido a diversas lesiones graves en los ligamentos de su rodilla. Puede ser el renacer de un jugador que parecía que iba a dominar la NBA y sin embrago ha terminado pasando a un segundo plano muy peligroso.
 
No hay que olvidar que en Rose fue el MVP más joven de la historia de la NBA y que apuntaba a una carrera de leyenda, su juego explosivo y sus penetraciones eran imparables para cualquier defensa y consiguió llevar a los Chicago Bulls a las cotas más altas desde Jordan. Pero justo aparecieron las lesiones que han impedido una progresión meteórica y que sólo nos han dejado volver a ver el talento del de la universidad de Memphis con cuentagotas.
 
Parece que su explosividad no va a volver ya tras sus problemas físicos, pero ha estado trabajando mucho los últimos años en su tiro exterior, y si adoptan en el Madison el famoso triángulo ofensivo puede volver a verse su mejor versión compartiendo ataque con Anthony y con la sensación de la temporada pasada Porzingis. Estamos ante la última oportunidad de Rose de volver a ser alguien determinante en la liga, ese jugador que durante un breve tiempo nos enamoró para luego condenarnos a verle recaer y recaer.

Durant futuro incierto

Duro palo el de ayer para lo Thunder, tras ir venciendo la serie frente a los Warriors por tres a uno acabaron sucumbiendo ayer en el séptimo partido, dejando a un Kevin Durant en una encrucijada. Este verano es agente libre y puede elegir su futuro. Y aunque lo parezca no lo es, ya que Durant se siente muy identificado con la franquicia que le drafteó con el número dos y con la que ha crecido hasta convertirse en uno de los mejores jugadores del mundo. Es cierta también que parece haberse estancado un proyecto que hace varios años tenía muy buena pinta pero que poco a poco se ha ido quedando en el camino del título año tras año.
 
Hay que recordar que estos Thunder por culpa del límite salarial podría tener juntos en su plantilla al mencionado Durant junto con Westbrook e Ibaka, James Harden, Reggie Jackson, Jeff Green, Sefolosa … y más que completarían una plantilla de ensueño. Otro de los factores que pueden determinar el futuro de Durant es que el año que viene su mejor socio y el otro pilar del equipo Russel Westbrook será agente libre. Siempre se ha dicho que su relación era mala pero ellos siempre han demostrado que son más amigos que compañeros y se prevee que se reúnan para hablar del futuro de ambos.
 
Los equipos a los que más se relaciona a Durant son los Wizards, por ser su ciudad natal más que por un proyecto deportivo competitivo, los Warriors, a los que se ha buscado hacer cuentas y a día de hoy sería posible pero hay que recordar que Curry sigue con un contrato paupérrimo y que cuando vaya a renovar si se firma a Durant debería salir de los Warriors, los Lakers y Knicks, las franquicias más glamurosas y exigentes de la NBA que a día de hoy no ofrecen más que su nombre, acaban de firmar una de las peores campañas de su historia y se prevee timpo de transición para ambas por lo que no sería lo más aconsejable, y los Spurs, la franquicia tejana podría volver a ser el agitador del mercado, le ofrece estar a disposición del mejor entrenador del mundo ahora mismo, Gregg Popovoch, además de jugar en una franquicia que te asegura pelear por el título con seguridad. 
 
Estas serían las propuesta más interesantes para Durant sin contar claro la opción de renovar por los Thunder en un pacto con Westbrook y dar a Oklahoma el primer anillo de la franquicia. Con el tres a uno en la serie la felicidad de Durant en Oklahoma se preveía total pero esta última decepción puede acabar Durántula saliendo del equipo. Se prevee verano largo en las oficinas de la Oklahoma.

Gasol decide

Pau Gasol con la temporada ya finalizada en Chicago se ha convertido en agente libre, es decir, es libre de elegir su futuro. Y ofertas no le van a faltar, después de una temporada decepcionante de los Bulls, de lo poco salvable de la campaña son Jimmy Buttler y Gasol. Y hay varios equipos que serían muy interesantes para el pívot de Sant Boi. La principal escuadra y con la que mejor encajaría serían unos Spurs que hacen del pase ectra una virtud que les hace imparables. Gasol hay que recordar es uno de los mejores hombres altos pasadores, sino el mejor, por lo que encajar en ese vestuario sería muy sencillo. Su hermano Marc ya ha declarado que si él fuese su hermano fichaba por las espueslas sin dudarlo.

Pero no sólo están los Spurs, los Knicks volverán a intentar un proyecto faraónico una vez más, y Gasol es un nombre en la agenda de un Phil Jackson que ya lo tuvo a sus órdenes en los Lakers. Los Thunder ya le tantearon el verano pasado, pero con la incertidumbre de la renovación o no de Durant, yo creo que no renovará, no sería una buena decisión, más sabiendo que Westbrook es agente libre el próximo verano. Otra de las posibilidade es el retorno a Memphis, pero con una pareja interior asentadoa como Randolph y Marc tampoco sería muy inteligente enrolarse en ese barco. El catalán de todas maneras esperará a que los equipos se reúnan con él y le ofrezcan sus proyectos para decidir pero está claro que los Spurs serían la mejor decisión para optr a un íultimo anillo antes de ( o al menos espero) su vuelta a Europa.