Archivo de la etiqueta: Koke

Campeón al aguante

El Atlético de Madrid se llevó el derbi de la Supercopa de Europa tras llegar mejor físicamente al tramo final de un partido que fue extenuante pese a ser casi de pretemporada. Los dos equipos mostraron sus cartas, con un Atlético que anotó el gol más rápido de la historia de la Supercopa de Europa y que cedió todo el dominio al Real Madrid durante la primera parte en la que los de Lopetegui tuvieron la posesión e hicieron daño moviendo rápido el balón pero que pese al gol de Benzema siguen necesitando con urgencia la figura de un 9 de garantías arriba.

Aún así dio la vuelta al partido el Madrid tras una mano absurda de Juanfran en el área, pero el Atlético, con una exhibición absoluta de Lemar, no se rindió y tras un fallo de Marcelo lo aprovecharon para empatar por medio de un Diego Costa que estuvo en todos lados anoche. El haberse quedado en Madrid con el profe en vez de ir a hacer la gira italiana le ha dado sus frutos y estaba anoche con una velocidad punta superior a culaquiera de sus rivales.

Simeone tras el empate movió su fondo de armario y en la prórroga una obra de arte de Saúl, que sigue con su obsesión de sólo anotar golazos, puso por delante al Atlético que se mostró tremendamente superior en el tiempo extra. El partido lo cerró Koke para llevarse la tercera Supercopa para las vitrinas del Metropolitano y convertir a Simeone en el entrenador más laureado de la historia del Atlético. Pinta muy bien este equipo de el Cholo al que se le va a exigir mucho pero que parece preparado para todo.

La Champions para curarse

Tras la mala jornada liguera para atléticos y culés les llega la oportunidad de redimirse en la máxima competición internacional. El Atlético recibe al PSV tras su varapalo en el derbi liguero donde cayó con muy malas sensaciones contra el Madrid, dejando la imagen del equipo muy dañada tras los enfados de Koke y Gabi durante los 90 minutos. Pero en Champions de momento sólo conocen la victoria y quieren ganar hoy para ir más tranquilos al Allianz Arena y poder acabar primeros de grupo, que le garantizaría la vuelta de octavos en su campo.

Por su parte el Barcelona llega con dudas tras el empate a cero frente al Málaga tras la baja de última hora de Messi. La sensación que dejó el equipo es que no hay mucho fondo de banquillo, y que mejor rival que un débil Celtic para pagar los platos rotos del fin de semana. Messi sigue siendo el pichichi de la fase de grupos con siete goles y quiere seguir recortando distancias a un Cristiano Ronaldo que le saca ahora mismo cinco goles en la clasificación histórica del torneo.

Atlético y Barcelona deben despejar todas las dudas generadas el fin de semana y asegurarse en el caso del Barcelona la clasificación matemática (el Atlético ya la ha conseguido). Ambos deben reconducir el rumbo para intentar recortar puntos respecto al Madrid líder de la liga y que mejor manera que empezar con una victoria que aleje los fantasmas de crisis en unas entidades que no han comenzado el campeonato como se esperaba de ellos, en especial el Atlético que ya se encuentra a nueve puntos de la cabeza de la tabla.

Torres-Koke sociedad ilimitada

El Atlético está de subidón, tras eliminar al Barcelona en la champions y ver cómo la diferencia de puntos en liga con los blaugrana se ha reducido ostensiblemente, ven ahora cómo Fernando Torres está recuperando su mejor versión. Tras  el famoso gol 100 frente al Eibar se ha desatado, tras hacer un plan físico específico de dos semanas, está como un toro para el tramo más importante de la temporada, y Simeone sabedor de ello se está aprovechando de su estado de forma.

Pero si Torres ha recuperado el gol y la sonrisa en este último es y medio es en gran medida gracias a Koke, otro que empezó muy mal la temporada (una inoportuna lesión tampoco ayudó a que recuperar su mejor forma) pero que con un Simeone que le ha adelantado unos metros empieza a hacer mucho más daño y a formar una dupla letal con Torres. En los siete goles del madrileño en el último mes y medio Koke le ha dado cuatro. Y ya son muchos los que ven similitudes entre esta sociedad y la de Diego Costa (a mi gusto está muy lejos de parecerse) y están siendo un quebradero de cabeza para las defensas rivales. Llega el tramo más importante de la temporada y Koke y Torres están afinando su sociedad, una sociedad que de momento parece ilimitada.

Saúl el multiusos

Desde que se lesionara Tiago de la tibia, en el Atlético de Madrid ha surgido un jugador que ha crecido de manera espectacular, consolidándose como titular por derecho propio. Ése es Saúl Ñíguez, un jugador capaz de rendir en casi todas las posiciones del campo y casi siempre con gran nota. El cholo ha encontrado en él al jugador clave para su esquema 4-3-3.

Pero no todo ha sido un camino de rosas para Saúl, que tuvo que soportar una cesión de un año en el Rayo donde se fogueó en primera pero por circunstancias de las lesiones completó todas sus actuaciones en el equipo vallecano de central, una posición en la que por su calidad rinde pero que desaprovecha todo su potencial.

Este año se ha destapado como un medio centro rocoso, capaz de ayudar a robar pero con un despliegue y una llegada fuera de lo común. Ha dado ese paso adelante que le pidió Simeone, y eso que le costó ya que su primer partido tras la lesión de Tiago fue muy malo, pero a partir de ahí se ha consolidado tanto que es escandaloso que no esté yendo ya con la selección absoluta, un jugador total en los dos lados de la cancha y que además ofrece una polivalencia al alcance de muy pocos. Estamos quizás ante uno de los mejores mediocampistas del mundo, pero que por ser español y jugar en el Atlético no se le está dando la publicidad que un jugador de su calidad merece.

Mañana ante el Eibar otra prueba de fuego para él que tendrá que adaptarse de nuevo a la posición de central para subsanar las lesiones y sanciones del equipo. Una muestra más del potencial de este chaval de 21 años que está ya en la élite del fútbol. Habrá que seguir muy de cerca la evolución de Saúl Ñíguez.

Momento para Carrasco

Ferreira Carrasco se ha ganado con sus últimas actuaciones la confianza del Cholo. Es el prototipo de futbolista que busca el argentino. Que baje a defender como un interior y que salga a la contra como un auténtico extremo. Las duras sesiones con el profe Ortega han dado sus frutos y tal y como pasara con Griezmann el año pasado el físico de Carrasco ha evolucionado. Su actuación ante el Valencia fue descomunal, haciendo ayudas constantes a su lateral y lanzando todas las contras del Atlético.

Parece que Simeone ha encontrado al jugador que le faltaba para definir como fijo su once tipo, la única duda es si moverá a Koke a la banda derecha ya que Carrasco a pie cambiado rinde mucho más. Esto es una buena noticia para los atléticos aunque ven como tanto Correa como Vietto se les cierra las puertas a la titularidad. El belga ha sabido aguardar su oportunidad con paciencia y ha rendido en los momentos claves ganándose una merecidísima ovación en su último partido en el Calderón.

No lo ha tenido fácil ya que cuando llegó no era uno de los fichajes deseados por la afición y venía a la sombra de otros grandes nombres pero como ya hizo en el Mónaco sustituyendo a James Rodríguez aquí ha venido a sustituir a Arda Turan, un reto que lejos de asustarle le motiva. Lo dicho que Carrasco ha venido para quedarse.

Koke, Saúl y Óliver el futuro

El Atlético está viviendo los mejores momentos de su historia y no por casualidad. Está haciendo las cosas muy bien a base de buenos fichajes, un entrenador perfecto para el equipo y sobre todo gracias a la cantera. La tripleta que ha sacado en el centro del campo con Koke, Saúl y Óliver promete dar muchas alegrías a la afición colchonera y a España. No quiero ni imaginarme un centro del campo en la selección con Isco Koke y Óliver, casi nada.

El Cholo es consciente del potencial de estos tres jugadores y salvo Koke ya asentado en la élite del fútbol va a dosificar a Óliver para no cargarle de presión, que se vaya soltando poco a poco pero siendo consciente de que va a ser importante en la rotación y que si hace bien las cosas va a tener minutos a lo largo de la temporada. El ejemplo de Óliver puede ser el de Saúl el año pasado, que poco a poco fue cogiendo importancia en la rotación y acabó jugando minutos importantes y esta temporada puede ser el año de su explosión definitiva.

El Cholo ya ha hecho saber que Koke es indispensable para el equipo y espera que Saúl y Óliver sigan el mismo camino. Tras su madurez en el Oporto el año pasado este año puede ser el suyo, y más tras la marcha de Arda Turan, en la pretemporada además se le ha visto fresco y con una complicidad espectacular con Griezmann, algo que espera el Cholo que se repita muchas veces a lo largo de la temporada. Veremos como responden los tres canteranos esta temporadapero a día de hoy este centro del campo tiene muy buena pinta para los colchoneros. Y no hay hay que perder comba de Thomas que viene muy fuerte y puede ser el tapado de la temporada tras la no llegada de Motta.

La transición de España

Es difícil de creer que una selección con los nombres de Isco, Koke, Sergio Ramos o Iniesta esté teniendo los problemas de juego que está teniendo España. Es cierto que la generación de los Xavi, Puyol, Villa o Xabi Alonso se fueron pero hay equipo de sobra para seguir dominando. No se me ocurre otra selección con los nombres que tiene España y con una media de edad tan baja.

Desde la portería tenemos asegurado el relevo con el portero más en forma ahora mismo de europa, De Gea. En defensa contamos con el mejor central del mundo y con el mejor elenco de laterales izquierdos que recuerdo juntos en un mismo equipo (Jordi Alba, Bernat, y la sensación de a liga Gayá).

En el centro del campo los eloigos se quedan cortos para Isco y Koke los mejores jugadores jóvenes en su posición y básicos en los esquemas de los dos equipos finalistas de la Champions. Y que decir que no se haya escrito de Iniesta…y falta por nombrar a Thiago Alcántara jugón donde los haya.

En la delantera quizás es donde más flojeamos por no tener un delantero que se amolde bien al jueo de la selección ya que el juego y estilo de Costa dista mucho de encajar con el estilo de la roja, y Morata y Alcácer cumplen pero no me parecen delanteros a día de hoy de primer nivel.

Con todo esto sólo me queda pensar en un responsable del problema de España, y es el mismo que lleva sin saber reaccionar ante imprevistos casi desde que lego al cargo de seleccionador.