Archivo de la etiqueta: Lesión

Peligra el anillo Warrior

Todo transcurría ayer con normalidad en el Verizon Center de Washington cuando en el primer cuarto en una jugada de ataque Gortat chocó con Pachulia lanzándole sobre la rodilla de Durant qu hizo un giro feo y que obligó al alero a retirarse a vestuarios inmediatamente. Las sensaciones con las que se fue no son buenas y las primeras noticias a falta de la confirmación oficial tampoco.

Parece que Durantula tiene afectada la rodilla y podría perderse lo que resta de temporada, noticia malísima para los Warriors y para la NBA en general, que estaba deseando una reedición de las finales entre los propios Warriors y los Cavaliers de LeBron, en lo que ya se está convirtiendo en una de las grandes rivalidades históricas ya que nunca se han enfrentado tres veces consecutivas los mismos equipos en unas Finales.

Sin Durant los Warriors pierden mucho potencial ofensivo e intimidatorio, pierden a un líder y quizás a la mejor arma ofensiva de la liga y a ese elemento diferencial que tan necesario es en una finales donde se agarrotan las muñecas y sólo los mejores sobresalen. De momento se han movido rápido los Warriors contratando a Matt Barnes para tener un alero disponible en caso de que se confirmen los peores presagios, pero sería una pena que después de todo el culebrón veraniego de su fichaje por los Warriors esto acabara así y no jugando en las finales por el título que a fin de cuentas es por lo que ficho por los de la bahía.

Gündoghan dice adiós a la temporada

El partido ante el Watford del miércoles trajo una victoria pra el Manchester City, pero una mala noticia con la lesión de Gündoghan. Ya Guardiola tras el partido comentó que n tenía buena pinta y que no sería para poco tiempo y la pruebas le han dado la razón, el alemán tiene roto el ligamento cruzado por lo que dice adiós a la temporada. No es la primera lesión grave de Gündoghan que ya en las últimas temporadas en el Dortmund vivió un calvario que frenó el interés de Madrid y Barcelona en él. Pero tras su fichaje por el City se había asentado y estaba viviendo grandes momentos y teniendo buenas sensaciones, pero de nuevo en su mejor momento tiene que volver a pasar por el quirófano.

Guardiola pierde así a su motor en el centro del campo y tendrá que tirar sí o sí ya de un Yaya touré al que perdonó tras las disculpas de su agente hacia el técnico de Santpedor. Con un Fernandinho que parece fijo y los tres puntas acompañando a Agüero definidos (Silva, Sterling y De Bruyne) es el turno para el costa marfileño que hace no mucho era el mejor jugador, alma y capitán de este City. El año pasado se le vio muy fuera de forma y pesado, pero lo poco que ha aparecido esta temporada recordaba al mejor Touré y en buen estado físico es una ayuda más que importante.

Los citizens además reciben este domingo la visita de un Arsenal que llevaba una buena racha de resultados, pero que perdió en casa del Everton el martes. Se le acumulan los problemas a Guardiola y más con un Chelsea que acumula diez partidos consecutivos ganados y mantiene una distancia de siete puntos frente a los de Guardiola. No puede permitirse perder más puntos y debrá afrontar un duro partido este domingo sin Gündoghan. Es el momento de ver pro qué Guardiola es el entrenedor mejor pagado del mundo.

Los Sixers sin excusas

Los últimos tres años los Philadelphia Sixers han realizado campañas que daban vergüenza, con la sombra del tanking siempre presente, se dejaban ir en busca de una buena elección en el draft. Pero tras tres elecciones potentes en el draft las excusas de plantilla joven ya no sirven, el debut tras dos años en el dique seco de Joel Embiid, más el pujante Nerles Noel y al gran rendimiento que ofreció el joven Okafor que fue el único que disputó a Towns el título de rookie del año, unido al número uno de este draft, Ben Simmons (que dicen de él que es el jugador más parecido a LeBron actualmente), debería llevarles a un salto competitivo, no apra llegar a los playoffs, eso sería una utopía, pero si para no ser los últimos de la NBA otro año más.

Tras varias temporadas para el olvido en Philadelphia están expectantes de ver a un Simmons que promete no dejar a nadie indiferente. Los Sixers necesitan a una estrella NBA que no tienen desde el traspaso que llevó a Iverson a los Nuggets. Estábn en la conferencia más cómoda para conseguir victorias y seguir creciendo, y es un equipo joven y con mucho que demostrar. Los minutos para desfogarse de los novatos serán muchos y con ello la capacidad de crecer antes e ir cogiendo el ritmo NBA más rápido. Si las lesiones respetan al equipo estaremos ante la gestación de uno de los equipos que pretenden llegar a dominar la NBA en algunos años, cuando sus estrellas sean maduras y lleven más de una o dos temporadas a sus espaldas.

Los Blazers que pudieron ser

La franquicia situada en el estado de Oregón, los Portland Trail Blazers, siempre se ha caracterizado por ir acompañada de la mala suerte unida a decisiones erróneas históricas. A la ya conocida selección de Sam Bowie por delante de Jordan en el draft de 1984 (decisión en su momento lógica ya que contaban de escolta con Clyde Drexler y Bowie era un interior muy prometedor) a sus últimas selecciones del draft. Juntaron en el mismo equipo a LaMarcus Aldrige, Brandon Roy y Greg Oden, en lo que podía haber sido un equipo dominador y aspirante al anillo durante muchos años debido a la juventud de sus integrantes, y a la calidad de los mismos, pero otra vez más las desgracias se cebaron con los blazers en forma de lesiones

La estrella del equipo era un Brandon Roy que ya era uno de los mejores jugadores exteriores de la liga, promediando de forma sólida más de veinte puntos por noche y siendo en sus temporadas álgidas el jugador más seguro en el clutch time. Ya era un asiduo del All-Star, pero a sus 27 años sus rodillas maltrechas dijeron basta y se tuvo que retirar del baloncesto por miedo a poder quedarse cojo para el resto de su vida, una auténtica pena que nos privó de los mejores años de uno de los escolta más interesantes y completos de la última década.

Con Greg Oden el caso es más doloroso, se trataba de la elección número uno del draft de 2007 (en el que un tal Kevin Durant fue segundo), y se trataba del hombre interior más prometedor del país en los últimos tiempos, en una NBA cuya tendencia es hacia el small ball y donde los hombres interiores de calidad escasean, surgió Oden, por lo que los Blazers no dudaron en seleccionarle como número uno de su promoción. Pero a lo largo de sus tres primeras temporadas el gigante disputó 80 partidos en total, es decir, no llegó en tres temporadas a disputar los partidos que componene sólo una temporada. En lo poco que jugó se pudo ver algún fogonazo de lo que pudo haber sido de haber estado sano, pero de nuevo los problemas de rodillas frenaban las aspiraciones de los blazers.

Con LaMarcus nunca ha habido queja, ha sido el jugador franquicia hasta su marcha a los Spurs como agente libre, siempre rondando el doble doble de media cada temporada y haciendo competitivos cada año a su equipo. Pero la llegada de Lillard fue tardía para plantearse quedarse y sus aspiraciones de ganar un anillo lo llevaron a irse a Texas. Una lástima porque de no haber existido lesiones estaríamos hablando de uno de los equipos más compensados y con más talento de los últimos años, pero en los Blazers siempre tiene que pasar algo que arruine este tipo de historias.

¿Qué pasa con Konoplyanka?

La llegada de Konoplyanka a la capital hispalense fue recibida por los hinchas sevillistas con gran entusiasmo, pero entrada ya la segunda vuelta el papel del ucraniano está siendo residual y su adaptación al equipo está siendo costosa.

Para Emery de momento no entra en los planes, y eso que con el mal inicio del Sevilla en liga parecía que iba a entrar en el equipo, pero tras la victoria ante el Barcelona la reacción del equipo fue positiva y Konoplyanka se mantuvo en el banquillo. Las malas lenguas hablan de aires de superioridad del jugador, algo que Emery no tolera y al que no le tiembla el pulso en sentar al fichaje estrella del verano.

La otra explicación es que tras su buen partido frente al Madrid en el que consiguió su equipo la victoria se comenzó a hablar de él y su padre salió a escena reconociendo que su hijo había venido al Sevilla como paso previo para recalar en el Barcelona, su verdadero objetivo.

A día de hoy el club da como explicación que Konoplyanka está con molestias y justifican así la presencia del fisioterapeuta de la selección ucraniana,pero que un jugador de su calidad no está jugando de titular es más que sospechoso.