Archivo de la etiqueta: Liga

Metropolitano juez de la liga

El Atlético y el Real Madrid se enfrentan en el estadio Wanda Metropolitano este sábado jugándose algo más que los tres puntos. Ambos, a ocho puntos del Barcelona no pueden permitirse ningún tropiezo más ya que sería perder la liga prácticamente en la jornada 11, algo que sería un duro mazazo para ambas hinchadas. Además las figuras de ambos conjuntos llegan en sus peores momentos que se recuerda con tan solo tres goles entre ambos, unas cifras paupérrimas teniendo en cuenta los números a los que nos tienen acostumbrados.

Ambos equipos además recuperan buena parte de sus efectivos, el Atlético recupera a Koke y Carrasco, y continúa con la duda de la recuperación de Filipe Luis que finalmente parece que no será de la partida. Lucas volverá al lateral izquierdo para seguir demostrando que está sobradamente preparado para ser titular absoluto en este equipo ya. Por su parte el Madrid recibió la buena noticia de las recuperaciones de Carvajal y de Kovacic, pero se descarta la participación de Keylor Navas, además de Gareth Bale (que esto es más buena noticia para los madridistas que para los Atléticos).

Simeone y Zidane son conscientes de la importancia del partido, y el parón de selecciones les ha venido muy bien para recuperar efectivos y tener más tiempo de preparar el partido. Ambos entrenadores se han enfrentado ya como jugadores y como técnicos y se conocen a la perfección. Será un partido duro, con un Atlético muy replegado buscando hacer daño con la velocidad de Carrasco y Gameiro e intentando recuperar la solidez de antaño. Y el Madrid se aferra a el único jugador que de verdad está cumpliendo en este inicio de temporada: Isco Alarcón, que ya el año pasado dio un exhibición en el Calderón para un 0-3 favorable a los blancos. Veremos si el Atlético habrá aprendido la lección.

Y Marcelino sigue esperando

A dos días de que vuelva la liga y con dos semanas para que se cierre el mercado de fichajes el Valencia todavía no ha podido concretar ninguna nueva incorporación para su proyecto, algo que tiene a su nuevo entrenador Marcelino García Toral de los nervios, y a toda una afición otro año más con muy pocas esperanzas en el proyecto de un equipo que hace varias temporadas que va a la deriva y sin viso de cambio de rumbo que es lo más preocupante.

Tras un digno final de campaña realizado pro el siempre salvador para los ches Voro, se contrató rápidamente a un gran entrenador como es Marcelino para reconducir un proyecto donde le prometieron que habría fichajes para de nuevo volver a pelear por los puestos europeos con el Valencia. Pero tras casi dos meses de su contratación la plantilla es la misma, el club no ha buscado salida prácticamente a ninguno de sus descartes , algo que no ayuda en nada a la dinámica de grupo, y que está repercutiendo negativamente en el equipo, que no fue capaz ni de ganar su porpio trofeo en su estadio ante el Atalanta italiano hace una semana escasa.

Las promesas por parte de la directiva a Marcelino son claras, habrá fichajes y los nombres tanto de Jeison Murillo como de Kondogbia, ambos del Inter de Milán, llevan tiempo en la agenda. De hecho, Kondogbia ha sido apartado del equipo lombardo por negarse a entrenar en un acto de rebeldía para forzar su marcha. Pero el Inter a día de hoy no tiene ni sustituto ni prisa por vender al jugador, lo que está complicando las negociaciones llegando casi a estancarlas. También se está pendiente de las salidas ya que se necsita dinero para afrontar los fichajes y tanto Garay como Cancelo son los que más fuerte está sonando para abandonar la entidad. Mucho trabajo por hacer todavía y muy poco tiempo para poder hacerlo, en Valencia las alarmas están ya de color rojo.

Los campeones de liga pinchan

Este verano no está siendo fácil para los principales campeones ligueros europeos. Tanto Madrid como Chelsea no saben lo que es la victoria odavía en pretemporada, el Bayern aunque ganó al Chelsea ha recibido dos serios correctivos ante Milán y sobre todo ante Liverpool en su estadio y en su torne (la Audi Cup), el Mónacao ha perdido la Supercopa de Francia ante el PSG en Tánger y sigue sin ver marcar a Mbappé y la Juventus tampoco da grandes sensaciones tras su gira americana y su partido ante la Roma resuelto en los penaltis tras el empate a uno.

El caso que parece más grave es el del Bayern, que no acaba de carburar y sus nuevos fichajes. en especial James y Tolisso no parecen adaptarse óptimamente. Además se le han lesionado Thigo, Alaba y el propio James complicando aún más la situación del equipo. El Madrid también es otro que ha dado malas sensaciones aunque no ha podido contar todavía con Cristiano ni cas con Ramos por problemas de otitis. El paso adelante que debería haber dado Bale no ha sido así y el equipo navega sin rumbo por los partidos dando muy mala imagen.

De momento es pretemporada y los amistosos están para eso, para ver los defectos y poder corregirlos a tiempo, pero la competición empieza en semana y media para algunos y quedan muchos deberes para hacer. El Madrid va a a ser el más castigado de todos ya que debe disputar la Supercopa de Europa y la Supercopa de España y debutar en liga en menos de dos semanas todo, una acumulación de partidos innecesaria que nunca es bienvenida, pero a comienzos de la temporada peor aún si cabe.

Paso atrás del Málaga

El Málaga fue una de las revelaciones de la liga Santander en la segunda vuelta, cuando con la destitución de el gato Romero llegó Míchel y revitalizó a un equipo que estaba de capa caída y que tenía serios problemas con el gol, pero que tras esto fue capaz de ganar a Barcelona o Sevilla en su estadio con una gran exhibición. Y este año con Míchel desde el comienzo de la temporada se esperaba que el Málaga pudiese dar un pasito hacia adelante y dejar de mirar al descenso y comenzar a mirar hacia Europa.

Pero en este verano sus tres piezas básicas del equipo se han marchado, Camacho, el capitána y alma del equipo ha abandonado la entidad para probar suerte en la Bundesliga a manos del Wolfsburgo. Sandro Ramírez, el delantero titular de la magnífica sub 21 española dio marcha atrás a su fichaje por el Atlético para acabar siendo seduciod por Koeman y su Everton en el que ahora mismo comparte delantera con toda una leyenda como Wayne Rooney. Y el útlimo en confirmarse fue Fornals, jugador con más proyección del equipo y que finalmente volverá a su Castellón natal para jugar en las filas del submarino amarillo.

Es lógico que el Málaga se haya visto obligado a vender debido a que no es un equipo que a día de hoy pueda retener a sus estrellas frente a grandes clubes, pero salvo el interesante fichaje de Borja Bastón para la delantera tras su año casi en blanco en el Swansea, no hay ningún motivo para el optimismo en el equipo boquerón. Míchel se ha mostrado muy crítico con la política del equipo y podría estar cerca incluso de presentar su dimisión ante la falta de movimientos. Mucho tiene que moverse de nuevo Al Thani para que no se le vuelva en contra otra vez más una afición que ya no cree en el jeque.

33 veces Madrid

Se cumplieron los pronósticos y el Real Madrid se proclamó campeón de la liga Santander. El equipo blanco rubricó su gran final de campaña venciendo en la Rosaleda con autoridad y desde el minuto uno, tónica habitual de los últimos partidos de los de Zinedine Zidane, que han llegado como un tiro al final de la temporada y que por primera vez en su historia han marcado en todos los partidos de liga.

El Málaga no pudo contra el líder que se adelantó con gol de Cristiano tras un fallo garrafal en defensa de los andaluces. A partir de ahí el Madrid controló el partido y supo manejar la renta pese a que el Málaga jamás se dio por vencido, llegando incluso a disparar al palo. Ya en la segunda parte y en posición ilegal Benzema anotó el segundo gol blanco que cerraba el partido y daba otra liga más a los de la capital.

Esta liga tiene un sabor especial después de cinco años sin ganarla. Además les permite poder alzarse con un doblete que desde que existe el formato Champions jamás han logrado y les hace ir con mucha tranquilidad a esa final de Cardiff que se prevé durísima ante una Juventus que ya se ha proclamado campeón de liga y copa italiana y que va como un tiro a por el triplete.

Zidane gana así el título liguero en su primera campaña completa como técnico blanco, habiendo gestionado con mucha rotación quizá a la plantilla más completa de los últimos años, y haciendo que todos aporten en momentos clave. Veremos el capítulo de salidas y llegadas este verano, pero Zidane ahora sólo piensa en ser el primer equipo/entrenador que consigue la Champions League en dos años seguidos.

Un Aplazamiento decisivo

Esta noche en Balaídos se disputa el partido fundamental por el título de liga. El Celta de Vigo ya no tiene opciones de nada en la liga, pero tras el aplazamiento por problemas meteorológicos, se ha ido retrasando un encuentro que ha ido adquiriendo poco a poco tintes de final. Ya el Celta eliminó a los de Zidane de la Copa del Rey, por lo que el conjunto blanco no debería subestimar a un equipo que abandonó hace unas jornadas la pelea en la liga apostando todo por la Europa League, pero que ahora ya sin competición europea y habiendo reservado a muchos titulares en liga llegan a este partido sin nada que perder y con la opción de dejar a todo un Real Madrid sin liga si son capaces de derrotarles.

Desde Barcelona se seguirá atentamente este partido, ya que una derrota blanca dejaría a los de Luis Enrique depender de sí mismo en la última jornada. El Madrid de todas maneras no ha dado muestras de debilidad desde que el Barcelona le ganó en su estadio y le empató a puntos. Desde entonces, y jugando casi siempre con el equipo suplente ha sido capaz de vencer por goleada en todos los encuentros y con unas sensaciones de poder haber goleado incluso por más. Es cierto que salvo el Sevilla en la última jornada, no había rivales de entidad, pero aún así el equipo blanco solventó con mucha suficiencia todos los envites.

El Alcalde y presidente del Celta están metiendo además más leña al fuego del partido, con mensajes en contra del Madrid y de la gestión del aplazamiento, con lo que el partido se convertirá en una batalla en la que si el Madrid quiere llevarse los tres puntos deberá sufrir y emplearse a fondo. La amarilla que recibió Nacho y que le deja sin jugar puede ser un handicap, ya que el Madrid ha pedido la cautelar, pero en principio el canterano no podrá estar en este partido. Que el Madrid acuda a pedir la cautelar habla de la importancia y de la tensión de un partido que cuando se aplazó ni por asomo se podía imaginar que fuese a ser tan fundamental para el título liguero.

El Feyenoord retrasa su alirón

La última jornada de liga en la Eredivise va a ser de infarto. El Feyenoord, que se podía haber proclamado campeón esta última jornada, perdió contra todo pronóstico 3-0 ante el Excelsior, en un partido en el que a los de Van Brockhost no les salió nada y dieron una pésima imagen ante un equipo en mitad de tabla que no se jugaba nada.

Esto supuso un duro palo y les deja a los de Rotterdam sin margen de maniobra en esta última jornada ya que el Ajax se ha puesto a un sólo punto del líder. Ya el año pasado el propio Ajax perdió la liga en la última jornada en favor del PSV al no ser capaz de ganar su último partido, por lo que en Ámsterdam confían en que este año se repita el desenlace, esta vez a su favor.

El Feyenoord ya se sobrepuso a un palo similar al ver como le ganaba el Ajax hace escasas jornadas y ha aguantado bien la persecución, pero tras esta derrota las dudas se pueden adueñar de los jugadores y dejar otro año más al Feyenoord sin título liguero. Su último título fue en 1999 y la expectación en Rotterdam por el partido del sábado era máxima, como máxima fue la decepción. Lo único positivo es que siguen dependiendo de sí mismos para hacer historia de nuevo en la Eredivise.

Enfadar a Messi no es buena idea

Llegaba el Barcelona herido a un Santiago Bernabéu abarrotado y engalanado como merecía la cita. Dejar finiquitada la liga estaba en la mano de los madridistas y el público olía la sangre de su enemigo. La baja de Neymar además animaba a confiar plenamente en los suyos, que llegaban con la moral por las nubes tras la eliminatoria ante el Bayern. Y comenzó el partido como un tiro el equipo de Zidane, con un posible penalti sobre Cristiano en el minuto 2 y con un Barcelona encerrado y sin oler siquiera la pelota.

Pero en esas Marcelo soltó el codo en una jugada con Messi que mereció la roja, y lo dejó en el suelo sangrando por la boca. Esto cambió el semblante y la actitud de un Messi que no llegaba a la cita con las mejores sensaciones. Este incidente provocó que Messi afrontara el partido de otra manera, en modo agresivo, cosa que hacía tiempo que no se le veía. Y vaya si se notó, primero provocando la que debería haber sido segunda amarilla a Casemiro (es inexplicable que este jugador haya acabado tantos partidos librándose de tarjetas más que evidentes) y para hacer el empate a uno en una maravillosa maniobra dentro del área que dejó a todo el Bernabéu en silencio.

Pero ahí no acabó todo, cada vez que cogió la pelota el público notaba el peligro y enmudecía de manera evidente consciente de lo que se le venía encima, en ese momento ya no había quien lo parara y fruto de esa frustración y tras el golazo de Rakitic Sergio Ramos hizo una entrada criminal al argentino. La justificación de algunos es que no le toca pero para mí la roja no tiene discusión, es entrada temeraria a una altura que nos busca la pelota y que por poca parte en dos la pierna del argentino. Pero lejos de acabar ahí tras el gol de James que parecía definitivo apareció en el minuto preferido de los madridistas para aguarles la fiesta y celebrar el gol con una dedicatoria bastante chulesca hacia la grada blanca fruto de la rabia acumulada de los palos y entradas de todo el partido. Lo dicho mala idea despertar a la bestia.

Luis Enrique no aprende

Otro pinchazo más del Barcelona, otro paso atrás del equipo blaugrana por arrebatar el liderato al Madrid, y otra vez con denominador común: André Gomes. Es increíble la cabezonería de Luis Enrique en este jugador que todas las veces ha sido un lastre para el equipo. No ha hecho ningún mérito para ser titular, y jugándose la liga y sabedor del tropiezo del Madrid el técnico, pese a las bajas de Rakitic, Rafinha y Piqué optó por dejar a Iniesta otra vez más en el banquillo para dar una nueva oportunidad al portugués.

Y efectivamente el equipo se resintió. Otra vez más su fútbol fue plano, en defensa Busquets estuvo desbordado una noche más merced a la debilidad de sus dos acompañantes en el medio. Da la impresión de que Luis Enrique no se toma este tipo de envites en serio y trata e imitar las rotaciones el Madrid, que sí tiene un banquillo para permitirse este tipo de lujos, pero la plantilla del Barcelona ha demostrado que en cuanto se saca a un titular del once el equipo se resiente, sea la línea que sea y sea el jugador que sea, por lo que jugar de inicio con Mathieu, Denis y André Gomes es poco más que un suicidio.

Y así ocurrió, el equipo fue plano, en defensa se mostró muy débil y acabó perdiendo un partido que debía ganar para dar un puñetazo en la mesa y dejar claro que van a por la liga. Pero lejos de hacerlo han perdido un punto con respecto al Madrid en una jornada que se suponía propicia para sus intereses y que deja muchas dudas a dos días del duelo frente a la Juventus en Turín. Esperemos que ahí Luis Enrique no haga ningún experimento y vuelva a mostrar la mejor cara del equipo.

El Madrid reabre la liga

Quedaban diez minutos para finalizar el partido en el Sánchez Pizjuán y el Madrid estaba llevándose tres puntos importantísimos para el campeonato, y continuando con su racha de partidos invictos. Pero algo más de diez minutos más tarde, el partido había acabado y el Madrid se iba de vacío y con la sensación de reabrir de nuevo el campeonato a sus máximos rivales y dejando la racha de invicto en cuarenta partidos.

Las sensaciones tras el partido eran contradictorias, el Madrid no había hecho un partido para perder (tampoco se mercía llevarse los tres puntos) y se iba sin sumar y todo por culpa de fallos más que evitables. El gol es un cúmulo de malas decisiones, con una falta lateral evitable, y un autogol de Ramos que cerraba así una de las semanas más intensas de su vida. Pero lejos de aprender en un saque de banda en el que parecían tener prisa los blancos Benzema (héroe en el empate in extremis el jueves en la Copa que mantenía viva la racha de invicto) se convertía en villano al perder el balón sin poner oposición y un más que mal colocado Navas encajaba un gol de Jovetic que realmente ha aterrizado de pie en Sevilla.

Es cierto que es un simple traspiés y el Madrid sigue siendo favorito en liga, pero esto puede llenar de confianza a unos perseguidores que de haberse llevado los tres puntos hubieran dado por perdida prácticamente la liga. Este partido puede suponer un punto de inflexión tras tanta euforía y buenos resultados, o puede suponer un simple y más que lógico tropiezo tras tres partidos en semana y media ante el Sevilla. Este miércoles viaja a Vigo para los cuartos de Copa, veremos la reacción de los de Zidane.