Archivo de la etiqueta: Mundial

Debacle Italiana

Italia finalmente no estará en el Mundial. Más de 69 años después el país transalpino ve cómo su selección no participará en un mundial de fútbol en lo que es una de las mayores sorpresas/decepciones de la historia de los mundiales. No hay que olvidar que estamos ante una tetracampeona del mundo que tenga buen o mal equipo siempre compite y es un hueso duro para cualquier rival. Aunque llevaba ya varios años coqueteando con la eliminación, llevaba varias clasificaciones consecutivas en la repesca, ni el mayor de los pesimistas podría haberse imaginado semejante batacazo.

La imagen de un Buffon desconsolado, en su último partido con la azurra, dando explicaciones y pidiendo perdón a los italianos es doscorazonadora, y además un futbolista de la dimensión y carrera de Buffon no merecía una despedida así. Pero así es el fútbol, e Italia pagó su mal partido en tierras suecas y la mala gestión de Ventura en esta eliminatoria. El seleccionador italiano tiene las horas contadas y el baile de nombres para la selección tiene un favorito claro: Carlo Ancelotti.

El ex del Bayern es el favorito para los aficionados y actualmente se encuentra sin equipo, pero su intención es la de tomarse un año sabático como entrenador, pero la selección italiana puede ser una oferta difícil de rechazar para un entrenador que lo ha ganado todo en las principales ligas de Europa y que podría cerrar su carrera con algún éxito con el combinado nacional de su país. Pero lo que no hay que olvidar es la profunda reconstrucción que debe llevar a cabo Italia para que vuelva a recuperar un cetro mundial que ha conquistado hasta en cuatro ocasiones.

Messi la rompe

Toda Argentina esperaba que su selección ganara anoche a Ecuador y se clasificara para el mundial. Todos se encomendaban a Messi pese a las constantes críticas y faltas de respeto a su figura. Un país entero que no concebía una derrota y no estar en el Mundial ya que supondría un drama nacional y una crisis de grandes dimensiones para el país. Y con todo esto el equipo antes del minuto uno ya había encajado un gol y estaba fuera del mundial.

Pero apareció Messi, veinte minutos de puro arrebato del 10 que dieron la vuelta al marcador con dos golazos, echándose a todo el equipo a la espalda (una vez más), soportando una presión excesiva que jamás debe recaer en su totalidad sobre él, pero que asume con resignación y cumple con creces. Cerró su gran actuación con un golazo de hemeroteca y dejó a su selección clasificada para el mundial de Rusia. Su exhibición le ha granjeado elogios merecidos por todo el globo, pero es la historia de siempre, palos, palos y más palos hasta que es inevitable rendirse a un jugador que pese a que cuenta con compañeros de nivel en el equipo ninguno rinde como debe salvo él.

El mundial 86 de México fue muy parecido, una clasificación difícil e in extremis para una Argentina que contaba con Maradona, y que acabó ganando el torneo. Los paralelismos se pueden ver, un equipo que no rinde bien, una clasificación complicada y el mejor en sus filas. Como bien dijo Sampaoli Messi no debe ningún mundial a Argentina, el fútbol debe un mundial al mejor de la historia. Y Messi seguro que reclama lo que es suyo.

El milagro llamado Islandia

La hazaña realizada ayer por la selección de Islandia es una de las mayores gestas en la historia de los mundiales. Que un país de apenas 300.000 habitantes se haya clasificado para el Mundial, tras haber disputado la Eurocopa, donde ya llegó a eliminar a Inglaterra en octavos de la competición, da muestras de la dimensión del logro realizado. En un grupo nada fácil, con Croacia, Turquía o Ucrania, los “vikingos” han vuelto a desafiar a la historia y se han metido por primera vez en su historia en un mundial y no de cualquier manera, siendo primeros de su grupo y accediendo de manera directa, nada de repescas.

Ayer el rival era asequible totalmente para la hazaña, e Islandia no falló. Sigürdsson, el alma de esta selección, anotó el primer gol en una maniobra de calidad para dar tranquilidad al estadio y a todo el país que estaba pendiente a sabiendas de que una victoria suponía una fiesta nacional. Pero lejos de conformarse, realizó otra jugada de ensueño para dar una asistencia que sí que aseguraba de manera definitiva ya la presencia del equipo norteño en el evento mundial. Una gran noticia en unos tiempos donde cada vez las diferencias son mayores y las sorpresas son cada vez menos frecuentes. Ahora todo el mundo querrá evitar a una selección que es mucho más peligrosa de lo que la pintan.

¿Qué hacer si fueses Ceballos?

Dani Ceballos está viviendo ahora mismo el sueño de cualquier jugador de fútbol, que el Real Madrid y el Barcelona se peleen por tí y te ofrezcan contratos millonarios con los que ni soñabas, Ahora bien, no todo es dinero y deberás elegir bien a qué equipo le das el si teniendo en cuenta que necesitas minutos para seguir tu proyección y las ganas que tienes de acudir al mundial de Rusia con la selección para quitarte el mal sabor de boca de la final del Sub 21 en Polonia ante Alemania.

Por un lado el Real Madrid, actual campeón de Europa y dominador del torneo en los últimos años y quizás con la mejor plantilla de su historia. Es una opción segura de ganar títulos y fama, pero los minutos en el equipo blanco van a estar muy limitados, hay un overbooking mayúsculo en el centro del campo y además ya se cuenta con jugadores con necesidad de proyección como Asensio, Marcos Llorente, Kovacic o Isco junto a jugadores de nivel contrastado como los Kroos, Modric o Casemiro que de momento parecen inamovibles para Zidane por lo que sería muy difícil hacerse un hueco en esta plantilla.

Por el otro el Barcelona está viviendo unos momentos difíciles tras una temporada floja con la Copa del Rey como única alegría, pero que tras quedarse prácticamente en blanco desea hacer una revolución en su plantilla. El ocaso de Iniesta ya se vislumbra y Ceballos da el perfil perfecto para ese puesto. Además Rakitic tampoco acabó siendo un fijo la temporada pasada y ya en el sub 21 se vio que está muy por encima de Denis Suárez, por lo que en el Barcelona, y pese a la contratación de Verratti si es que finalmente se lleva a cabo, dispondría de muchos minutos y un estilo de juego que se adecúa mucho a sus características.

Pero está claro que el Real Madrid tira mucho y no se cuenta con factores como su gran amistad con Asensio, o el potencial mediático que sólo te puede dar un equipo como el Real Madrid, o el hehco de que el jugador fuese del Barcelona en su niñez y sus ídolos sean Messi y Neymar.

Sigue lo bueno con Lopetegui

Con la victoria de ayer sobre Macedonia España sigue sin conocer la derrota desde la llegada de Julen Lopetegui como seleccionador. Esto hace que España siga líder de su grupo de clasificación al Mundial de Rusia (empatada a puntos con Italia pero con mejor golaverage) y esté viviendo un ciclo de rejuvenecimiento del equipo con mucha naturalidad, algo que no supo aportar Vicente del Bosque y que terminó con la pobre actuación del equipo en el Mundial de Brasil y en la Eurocopa de Francia.

Pero con la llegada del hombre que ya se alzó como campeón de la Eurocopa sub 21 de Israel con nombres como Thiago, Isco, Koke, Morata o De Gea entre otros, nombres que ahora son los que están dando ese relevo y devolviendo la competitividad a una selección que necesitaba claramente este soplo de aire fresco. Ayer la primera parte de España fue casi perfecta y ha conseguido además encajar a Diego Costa en el equipo y que sea igual de decisivo en la selección que en su club.

Pero no sólo los jóvenes están explotando de la mano de Lopetegui, veteranos como Silva, Ramos o Piqué han visto como su nivel mejoraba también, en especial el del canario, que duplica sus goles por partido con la selección que con sus clubes. Ha solventado además envites complicados como jugar ante Italia, Francia o Inglaterra fuera de casa y ganar ambos, dejando claro que este equipo vuelve a dar la cara en las grandes citas y demostrando que vuele a tener ese hambre que quizás faltó en los últimos torneos.

Comienza la era Sampaoli

A estas horas se está jugando en Melbourne el primer partido de Jorge Sampaoli como seleccionador argentino. No es todavía partido oficial, pero es un partido ante Brasil por lo que la importancia al tratarse del clásico del sur de América es máxima. Su primer once está lleno de intenciones y deja ver que de funcionar Argentina será de nuevo un rival peligrosísimo con mucha dinamita arriba y una gran solidez atrás.

Su primer once junta a Messi, Dybala, Di María e Higuaín, pura dinamita arriba con muchísima movilidad y sobre todo gol, algo de lo que lleva adoleciendo la albiceleste desde hace mucho tiempo, combiandos con una defensa de cinco con tres centrales que tan buen éxito dio al técnico en el Sevilla. Los mandos del equipo estarán para Biglia que aportará la lucha y Banega que aportará la clase y servirá de balones a los cuatro atacantes.

Es una gran apuesta y puede sacar la mejor versión de Messi con Argentina por fin, y volver a encauzar al equipo en la clasificación para el Mundial de Rusia donde hasta ahora llevan un papel más que discreto. Comienza la era Sampaoli en Argentina con mucha ilusión y sobre todo con gran expectación ya que puede por fin volver a verse una gran versión de Argentina y de Messi que es el objetivo principal del nuevo técnico albiceleste.

Ojito a Brasil

Hace no mucho tiempo hablar de Brasil era hablar de los mejores jugadores del mundo, la época de Ronaldo, Ronaldinho, Rivaldo, Adriano, Kaká , eran los mejores en su posición en la época, pero a partir de ellos comenzó a haber un vacío de estrellas que dejó tocada a la canarinha que ha ido deambulando un poco por los torneos hasta que finalmente ha vuelto a reunir una gran generación de jugadores que apuntan a dar mucho que hablar en el próximo mundial de Rusia del próximo verano.

Estamos hablando de los Neymar, Coutinho, Gabriel Jesús, Gabigol, Casemiro, una serie de jugadores jóvenes que ya tienen mucha experiencia en clubes importantes y que están mostrándose intratables en la fase de clasificación para el Mundial, donde dominan la clasificación con mano de hierro. Y a parte de los jugadores gran parte de esta buena dinámica en la seleçao se debe a su seleccionador Tite (Adenor Leonardo Bacchi). No es que fuera un entrenador muy famoso o con gran experiencia, pero sus logros en clubes brasileños como la libertadores que ganó con Corinthians le dieron la oportunidad de dirigir al combinado nacional, y lo está aprovechando sobremanera.

Da gusto volver a ver jugar a Brasil,más sólida en defensa que antaño pero con esa alegría y esa libertad táctica de los atacantes que tanto gusta en Brasil, el dúo Neymar-Coutinho a día de hoy es imparable, son dos jugadores de características parecidas que se combinan a la perfección y que resultan imparables si tienen un día bueno. Ayer se pudo comprobar frente a Uruguay, pese a ponerse los celestes por delante en el marcador (merced a un regalo de Marcelo a Cavani), los brasileños pasaron por encima de Uruguay con suma facilidad y ya son junto a Francia y Alemania máximas candidatas a ganar el Mundial. Parece que la pentacampeona ha vuelto.

Atrás no hay relevo

El partido de ayer de la selección dejó un sabor raro tras los noventa minutos. Una primera parte para el olvido donde no salió nada, y nos vimos ahogados por la alta presión inglesa, y una segunda parte en la que pese a encajar un gol absurdo en el segundo minuto de juego nos repusimos para empatar con dos goles en los minutos finales gracias a la frescura que aportó con su entrada Aspas (autor de un golazo espectacular), y al criterio que puso Koke con su entrada también. Poco a poco la transición con Lopetegui se va consiguiendo pero queda un lunar que hay que poner rápida solución y es el relevo en los centrales.

Con Sergio Ramos y Piqué (que estuvo presente en la grada) lesionados, no hay a día de hoy relevos de garantías, Nacho es un jugador cumplidor y como recambio en el banquillo vale, pero el caso sangrante es el de Íñigo Martínez, al donostiarra le viene grande esta camiseta y hace tiempo que dejo de ser la promesa que parecía para ser simplemente un central correcto. Ayer se le vió desbordado y en el gol de Vardy se vió que está muy perdido. Quedaría Javi Martínez que puede cumplir, pero sigue siendo un parche temporal. Habrá que confiar en el jóven Vallejo para que nos de unas garantías en la zaga de la roja de aquí a poco tiempo, ya que Piqué ha afirmado que el de Rusia será su última participación con España y Ramos ya cuenta con 31 años. No sería mala idea también tantear la opción de los hermanos Hernández del Atlético que podrían participar tanto con Francia como con España siendo dos de los mejores defensas jóvenes de la actualidad (Lucas para mi gusto el mejor a día de hoy).

Pese a todo conseguimos empatar un partido que se daba por perdido (en el minuto 88 íbamos 2-0 perdiendo) y sacamos carácter y acorralamos a una Inglaterra que sigue sin rendir bien ante los grandes. Los cambios de Lopetegui en la segunda parte dieron dinamismo y aportaron la frescura de ideas que faltó en la primera. El rendimiento de Busquets comienza a ser preocupante pero la aportación de Ander Herrera da tranquilidad para poder dar descanso al del Barcelona. Poco a poco va cogiendo forma esta nueva roja que a mí me ilusiona mucho, es el momento de los Koke, Thiago, Isco que tan buen rendimiento dieron ganando títulos con la sub 21 con Lopetegui al mando.

¿De quien es el verdadero problema de Argentina?

La derrota ante Brasil en el clasificatorio para el mundial de Rusia fue muy dura y deja muy tocada a la selección de Argentina que se jugaba mucho ante el eterno rival y salió vapuleada del partido. Pero lo que más me llamó la atención fue que tras el partido se hicieron encuestas entre los aficionados sobre quiénes eran los verdaderos culpables de la situación actual de la albiceleste y los datos dejaban que sólo el 13% creían que la culpa la tenía la AFA (el 60% los jugadores y el 27 Bauza).
Algo inhaudito debido a la situación que vive el mayor organismo del fútbol argentino, donde no tienen dinero prácticamente ni para tomar los aviones para los partido de su selección (jugadores se pagan muchas veces de su bolsillo todos los desplazamientos), y los retrasos en los vuelos son el pan de cada día para el conjunto de Bauza. La situación es precaria y el público sigue obcecado en que el problema es Messi y los que denomina sus amigos, entre los que destacan a Di María y Agüero, de los que dicen que no deberían volver a vestir la zamarra de Argentina, pero que me digan quién hay mejor que ellos (salvo Dybala ausente por lesión de esta convocatoria claro está).
El rendimiento de sus jugadores está claro que puede ser mejor, el seleccionador teniendo el nivel de los que tienen por Europa (Simeone, Bielsa, Sampaoli,…) no puede ser del nivel de un Bauza del que no se aprecia el más mínimo sello personal en el juego del equipo ni en los planteamientos. Todavía están a tiempo de cambiar las cosas, pero el siguiente partido es frente a la peligrosa Colombia y en casa, hecho que a día de hoy en Argentina y tal y como está el ambiente no se sabe si es un punto a favor o en contra. Lo cierto es que a día de hoy están fuera del mundial, tienen en su mano clasificarse pero la situación debe cambiar mucho desde la AFA hasta los jugadores o mucho me temo que veremos uno de los mayores descalabros de la selección argentina en mucho tiempo.

La leyenda Sabonis (Parte II)

Así llegaba Sabonis a los Juegos Olímpicos de Seúl, y nadie confiaba ya en el estado de aquel pívot que había deslumbrado con 20 años y que a los 23 era una sombra de sí mismo. La actuación de Sabonis fue buena, no tan espectacular como años anteriores pero sirvió para eliminar a la EEUU de David Robinson y Dany Manning en semifinales y a la Yugoslavia de Petrovic y Kukoc en la final (sería el último partido que perderían los balcánicos en 4 años). No era tan explosivo como antaño pero había sabido reciclarse con grandes movimientos de pies en la zona, lo que se convertiría en el comienzo de su renovación tras la lesión.

La victoria de la URSS sobre EEUU en semifinales provocó que el país decidiese dejar de enviar a jugadores universitarios a estas citas y comenzó a formar una selección con jugadores profesionales, que daría lugar a la formación del brilante Dream Team en Barcelona. Sabonis por su parte se había dado cuenta de que era el momento de extender su dominio fuera de la URSS donde había conseguido todo tipo de hitos. Y dado que desde su país el salto a la NBA estaba vetado por los conflictos políticos de la época, le surgió una oportunidad que nadie esperaba, tras un hábil movimiento el empresario y dueño del modesto Forum Filatélico de Valladolid, Gonzalo Gonzalo, consiguió llevar al gigantón lituano a pucela para jugar para su equipo.

Sabonis tuvo allí tres años magníficos, con su nuevo estilo ya no tan físico pero habiendo mejorado su tiro de tres y su pase era una amenaza igual de letal que antaño. Y tras tres años magníficos surgió la gran duda, era el momento de dar un salto en su carrera y no estaba seguro de si sus rodillas y su talón aguantarían la exigencia física de la NBA, por lo que optó por fichar por el Real Madrid para conquistar el único título que le faltaba en Europa, la Euroliga. En Madrid pasó otros tres años magníficos donde elevó su lectura de juego a niveles donde nadie ha llegado todavía. Dominaba todos los aspectos del juego y todos los ataques los dirigía él desde lo alto de la bombilla.