Archivo de la etiqueta: Neymar

El Barcelona se complica

El Barcelona ha tirado la ventaja que tenía en liga en tres jornadas absolutamente nefastas. Lo malo de la situación son las sensaciones que ha dejado el equipo, un equipo que va a la deriva, que parece más que físicamente mentalmente cansado, al que este tramo final de la temporada le está sobrando y ha pasado de ser el máximo favorito a ganar el triplete a ver cómo se queda sin champions y la diferencia en la liga se queda reducida a cero puntos.

Además el ambiente en la plantilla no es el mejor, Luis Enrique ha tenido un serio problema con Aleix Vidal(sus no convocatorias comienzan a ser un cante), y se nota que no confía en absoluto en el banquillo. Anoche con el marcador adverso no realizó ningún cambio y la salida y actitud del equipo tras el descanso no fueron las adecuadas. El bajón de la tripleta de arriba, en especial de un Neymar que desde sus fiestas por Brasil tras la última convocatoria no pasan inadvertidas para nadie, unido a una fragilidad defensiva absoluta ha hecho que llegue a esta situación de máximo riesgo.

El Barcelona para mí sigue siendo el favorito para ganar la liga, aunque cosas más inverosímiles se han visto. Y mientras tanto el Atlético seguirá con su discurso de partido a partido en busca de dar un mordisco definitivo a la liga. El Madrid por su parte se frota las manos sabedor de que es posible que tenga su oportunidad de asaltar el liderato y de haber provocado esta situación en el Barcelona (con el clásico del camp nou comenzó todo).

La más dulce de Simeone

Siete partidos seguidos llevaba Simeone claudicando ante el Barcelona de Luis Enrique, su particular bestia negra, aunque en los dos últimos partidos sólo las rigurosas expulsiones habían privado a los de Siemone de un resultado mejor. Pero ayer se vio a un Atlético con un control sobre el partido como pocas veces se había visto. No se puso nervioso por ir detrás en la eliminatoria, cercó el arco de Ter Stegen pero sin volverse loco (sabedor de las contras del Barcelona con la MSN arriba), y acorralar al Barcelona hasta que Griezmann plasmó en el marcador la superioridad atlética, y asegurar llegar así al descanso.

A partir de ahí el atlético supo manejar bien su superioridad en el marcador (con algún lógico momento de agobio) limitando el ataque del Barcelona a alguna genialidad de Messi, Neymar o Suárez. Aún así la ocasión mas clara fue el cabezazo al larguero de un Saúl que debe tener dos pulmones más que el resto de los mortales porque no es normal lo que corre ese chaval(además de dar una asistencia soberbia con el exterior en el primer gol). Aún así la tensión de un gol del Barcelona acechaba en el Calderón pero este Atlético aprovechaba cuando podía para salir a la contra, y en una de estas Filipe se hizo un grandísimo eslalon para asistir a Griezmann para empujarla pero Iniesta cortó el balón deliberadamente con la mano (nadie se explica porqué no fue expulsado) y se pitó penalti que el propio Griezmann transformó.

Con el 2-0 en Calderón estaba eufórico pero un minuto después un Iniesta que debía estar expulsado (al igual que Suárez y Neymar por agresiones escandalosas) provocó una mano de Gabi dentro del área que el árbitro marcó fuera. Messi falló el lanzamiento de la falta y el resto es historia. El atlético volvía a eliminar al Barcelona y se colaba entre los cuatro mejores de europa por segunda vez en tres años, y se convierte en el rival a evitar en el sorteo del viernes. Este Atlético llega muy bien al final de temporada y con opciones tanto en liga como en Champions, ojito.

De nuevo Messi

De nuevo Messi volvió a erigirse en héroe, una noche más, y en un escenario poco favorable para el argentino. Nunca había marcado a Peter Cech, ni al Arsenal en su campo, ni en Inglaterra. Pero ayer cerró la eliminatoria y la maldición con dos goles, el primero una obra de arte, y otra exhibición de superioridad.

Es cierto que el Arsenal hizo un partido muy serio, que quizás no mereció tanto castigo, pero este nuevo Barça es más temible que nunca porque es peligroso con el balón, pero ha sabido trabajar las contras para hacerse el equipo más temible en ese aspecto. Ya no necesita dar cien toques ni una posesión larga para marcar, con su tridente arriba con tres toques como en el primer gol basta.

Y si alguien destacó fue Messi, que en el primer gol definió como lo que es un fuera de serie, dejando a Cech, su archienemigo las últimas temporadas, en el suelo y definiendo a puerta vacía. Ya no sólo es los goles y asistencias que hace, sino el fútbol que genera con sus pases diagonales hacia Neymar y la acumulación de defensas que reúne para no recibir. Además ha aumentado su efectividad en los tiros libres y parece haber olvidado la lesión que le apartó dos meses de la competición. Estamos ante el mejor jugador del mundo en su mejor estado de forma. Vuelve a olor a triplete en can barça.

Otra vez Neymar

Ver jugar a Neymar es una delicia, eso no se discute, sus regates y sus cambios de ritmo están a otro nivel. Cuando está inspirado es un jugador imparable y ya parece que ha conseguido la regularidad necesaria para ser considerado una superestrella. En el Barcelona se ha ganado a público y entrenador pero parece que hay un lunar en el rendimiento de Neymar y es su actitud ante los rivales.

No es nuevo ver un partido igualado en el que el brasileño pierde los papeles, tiene gestos despectivos ante sus marcadores y se ríe de ellos. Lo curioso es que siempre lo hace con el marcador a favor, hecho que desacredita totalmente a Neymar. Sus compañeros y entrenadores lo defienden alegando que él entiende así el fútbol y que no va a cambiar que es su carácter, pero en el fondo y en más de una ocasión han reconocido que actuarían igual que el rival.

Esperemos que Neymar cambie su actitud no sus regates y se dedique a lo que mejor sabe hacer que hacernos disfrutar con su fútbol, que de eso sabe mucho y se le da muy bien y sólo sea protagonista por eso, ya que compañeros suyos como Messi han sido capaces de ser el mejor del mundo sin ser protagonista nada más que por sus regates y goles.

Niñato Isco

La calidad como jugador de Isco es indudable,nade lo pone en duda, pero su actitud en ciertos partidos empieza a ser preocupantre, como si de un niñato se tratara. La patada a Neymar por la que es expulsado y coreado por el público del Bernabeu (de forma lastimosa) ha sido la gota que colma el vaso ya que no se trata de un error puntual sino de algo reiterativo (recordemos la eliminatoria de copa del pasado año ante el Atlético de Madrid con Gabi de protagonista).

Se puede llegar a entender que un jugador de 23 años con un futuro brillante se encuentre estancado en un club donde la competencia es feroz y los mejores jugadores del mundo lo pasan mal para ser titulares, y más si se es español, pero la reacción que ha tenido el malagueño es imperdonable. Tras relevar a James Rodriguez ha durado veinte minutos en el campo en los que ha dejado sellos de su calidad con algún regate inverosímil y de su inmadurez con una patada sinsentido y fuera de lugar al crack del Barcelona.

Lo triste es que no es la primera vez que lo hace y es ovacionado por su público, sino que ni siquiera se ha llegado a disculpar por su comportamiento, algo que empaña la carrera de un superclase que esperemos que subsane porque empieza a cansar esa actitud de niñato. Isco tiene calidad de sobra como para ser recordado por un jugador que no sabía perder. El tiempo pone a cada uno en su lugar y esperemos que la madurez le llegue pronto a Isco.

La gran Final

Llegó el día de la final de la Champions y la ilusión por parte de Barcelona y Juve es enorme. Es cierto que los italianos llegan en su paple preferido, el de víctima pero todos sabemos lo peligrosso que pueden ser y el Barcelona por su parte llega con un Messi en modo imparable y Suárez y Neymar muy enchufados. El favorito sin duda es el Barcelona, que a priori va a monopolizar el balón a su antojo, y si sabe llevar bien el ritmo del partido y limita sus pérdidas no debería tener ningún problema en llevarse el partido.

Por mucho que la Juventus confíe su partido al efecto Morata está claro que su centro del campo va a ser fundamental para poder llevarse la victoria, si Pogba está ya recuperado totalmente y Vidal y a Marchisio les aguantan las piernas sostendrán al equipo y podrá aparecer el mago Pirlo para dar criterio y orden a la Vechia Signora.

Lo curioso de esta final es que gane quien gane habrá triplete por lo que los dos tendrán que saber jugar el papel de la ansiedad, aunque creo que el Barcelona tiene más experiencia en este tipo de partidos y se llevará el gato al agua. Sólo espero que el partido sea un bonito espectáculo y que Messi decida como en los últimos partidos marcar un golazo de esos de leyenda para levantar a todos los espectadores.

Neymar-Bale ¿Rentables?

Este pasado verano aterrizaron en la liga los dos jugadores más prometedores del panorama internacional. Cómo no aterrizaron en los dos clubes más importantes de España tras un culebrón de negociaciones en verano (en especial en el caso del Galés).

Neymar deslumbró ese verano alzándose con la copa confederaciones ante España y siendo nombrado mejor jugador del torneo , por lo que su aterrizaje fue como la seda. El caso del Galés fue más complicado debido a que llegó lesionado a la capital, y tampoco le favoreció que el señor Levy (propietario del Tottenham) pusiera tantas complicaciones a su fichaje hasta acabar convirtiéndose en el segundo fichaje más caro de la historia.

Pero con el tiempo los regates y cambios de ritmo del brasileño se eclipsaban por su falta de gol , mientras que en el caso de el de Cardiff no terminaba de olvidarse de sus lesiones y no terminaba de encadenar más de tres partidos consecutivos , y cuando se empezaba a ver su mejor versión otra lesión hizo que indirectamente su nombre pasara a un segundo lugar con la irrupción del canterano Jesé Rodríguez que pronto se convirtió en la sensación de la liga y abrió el debate sobre si se debía sentar a Gareth.

Tras un primer año de adaptación a la liga de ambos se puede decir que ambos no han cumplido las expectativas puestas en él , aunque han dejado detalles de su clase como jugadores y todavía queda la parte más importante de la temporada para dejar zanjado el debate sobre el acierto de su fichaje y más con el clásico a la vuelta de la esquina.