Archivo de la etiqueta: Oklahoma

Thunder y Cavs no arrancan

Oklahoma City Thunder y Cleveland Cavaliers están siendo las dos sorpresas negativas de este inicio de campaña. Con unos balances de 4-7 y 5-7 respectivamente ambos están fuera de playoffs, y lo que es más preocupante, la imagen que están dando es muy floja en este inicio de temporada. Es cierto que sólo llevamos un mes de competición y que la temporada regular es larga, pero este inicio es muy desconcertante en ambas franquicias, y más cuando esta temporada debía ser de asalto total al dominio de Golden State.

La temporada de Cavaliers empezó bien, victoria ante Celtics en el inicio, pero a partir de ahí partidos flojísimos les han llevado a tener a día de hoy récord negativo en su conferencia, y la adaptación de los nuevos está lejos de ser buena, pese a que se han visto pinceladas de el Rose del pasado, a día de hoy los de Ohio son mucho más flojos que el año pasado, ya que ahora es sólo LeBron. Veremos qué pasa cuando se recupere Thomas, pero Tyronne Lue tiene mucho trabajo por hacer para revertir esta peligrosa tendencia.

En los Thunder sin embargo es más preocupante la situación, tras un verano ilusionante, con dos fichajes espectaculares unidos al último MVP de la temporada regular las expectativas eran muy altas en Oklahoma. Pero el inicio de campaña unido a una versión más terrenal de Westbrook han hecho que ahora mismo sus partidos sean un constante altibajo (ya se vio cómo derrocharon una ventaja de 14 puntos al descanso ante los Celtics hace un par de días) y a día de hoy sea un equipo poco fiable. No me atrevería a apostar en contra de un equipo con ese big three pero a día de hoy están muy alejados de la versión de equipo que todos esperábamos de los Thunder.

Nuevo Big Three en Oklahoma

Los Oklahoma City Thunder han vuelto a dar la sorpresa en este mercado y se han llevado a la gran pieza que faltaba por cambiar de aires en el mercado. Parecía que el destino de Carmelo Anthony era rojo Rocket, en una reunión con Harden y Paul para conformar un equipazo, pero finalmente y al igual que ocurrió con Paul George, Oklahoma se llevó el gato al agua desprendiéndose a cambio también de muy poco, lo que habla muy bien de su manager Sam Presti que ya es máximo candidato a ejecutivo del año sin duda alguna.

El quinteto del año pasado en Oklahoma con respecto al de este año es radicalmente distinto y lo convierten en un gran contender en el Oeste. Westbrook ya no estará tan solo como el año pasado, tendrá la ayuda de dos jugones más que de encajar formarán un combo terrible, con un Anthony más pegado a la pintura en la posición de falso cuatro y con George de alero abierto abriendo espacios para las penetraciones del base, además de Robertson, el especialista defensiva en el perímetro y Steven Admas, el ancla en la pintura que tendrá que bregar con los interiores rivales tanto en ataque como en defensa.

Falta por ver como Donovan es capaz de controlar la concentración de balón en manos de Westbrook, que el año pasado batió el récord absoluto de la NBA en ese aspecto y al que se le une un Anthony que también es experto en acaparación de balón. Pero si focalizan sus esfuerzos en el colectivo serán un equipo muy compensado aunque sin un banquillo de garantías. Pero peor eran el año pasado y llegaron a playoffs solo con Westbrook.

Se acabó la temporada para el MVP

Houston cumplió ayer con toda lógica y eliminó a los Oklahoma City Thunder de Russel Westbrok en primera ronda de los playoffs del Oeste. Una noticia que no por esperada es menos dolorosa ya que haber visto a Westbrook este año en acción ha sido un absoluto placer. Lo ha hecho todo sobre la cancha, anotar, rebotear, asistir, liderar, canastas ganadoras, exhibiciones individuales do todo tipo. Y todo esto le ha llevado a promediar un triple doble durante toda la regular season.

Su nivel ha sido muy superior al del resto, quizás el que más se ha acercado haya sido James Harden, curiosamente el rival que le ha eliminado, pero sinceramente creo que pese al temporadón descomunal de la barba el MVP es claramente merecido por Westbrook. Ha liderado un equipo que sin él y su espíritu competitivo navegaría a la deriva. Ha hecho olvidar a los fans de Oklahoma las marchas de Ibaka y sobretodo de Durant. Ha mejorado el nivel de el resto de compañeros inflando sus números con sus asistencias y tapando muchas de sus carencias jugándose todos los balones importantes con gran porcentaje de acierto.

Ha realizado gestas impensables, como el triple doble con mayor anotación de la historia, ha realizado el mayor número de triples dobles de la historia en una sola temporada, y ha llevado a los Oklahoma a ocupar un sexto puesto que ni los más optimistas pensaban que se podría conseguir. Ha lidiado con las lesiones de Kanter, Admas y Oladipo y el equipo no se ha resentido. Lo ha hecho todo sobre el parquet y verle competir con esa voracidad noche tras noche y tras ser inmerecidamente suplente del All Star siguió dando exhibición tras exhibición.

Muchos lo han acusado de individualista, de acaparar el balón más de lo necesario, de sólo ir a engordar sus números. Pero como el reconoció tras otra exhibición contra Houston en estos playoffs: “Me importan una m… mis números hemos perdido el partido”. Yo no sé vosotros pero prefiero tener a Westbrook en mi equipo que en frente y eso es algo que sólo un MVP consigue.

Westbrook-Harden dos hombres y un MVP

Quedan ya pocas jorandas para la conclusión de la regular seasson y se comienza a especular ya con los galrdones de la temporada, y si hay un galardón que importe de verdad es el de MVP de la temporada. Y este año hay realmente dos candidatos que van a poner muy difícil las votaciones para decidir quien lo gana. Se tratan de Russel Westbrook y James Harden, quienes están haciendo una temporada descomunal y merecen ambos el codiciado premio.

Nunca antes se ha llevado el MVP un jugador cuyo equipo no estuviera entre los tres primeros clasificados de su conferencia, y esto da ventaja a ‘la barba’, que desde que Mike D´Antoni le diera las riendas como base de los Rockets se ha desatado. Sin perder nada de su producción ofensiva (está cerca de los treinta puntos de media por partido), ha subido su capacidad para generar juego, convirtiéndose en el máximo asistente de la liga y está cerca de hacer historia al ser el jugador que más producción ofensiva genera en cada partido en la historia con casi 60 puntos por noche gracias a él, casi nada.

Pero si hablamos de historia no podemos dejar de lado la temporada de Russel Westbrook, va camino de promediar durante todo el año un triple doble, además de estar en la cuenta atrás para batir el récord de triples dobles conseguidos en una sola temporada. Hasta el momento sólo Oscar Robertson fue capaz de conseguir tal proeza, pero casi con toda seguridad Westbrook conseguirá el hito. Sólo la clasificación general de sus Thunder, a los que está manteniendo muy meritoriamente en puestos de playoffs, le podría privar quizás de este galardón.

Sea cual sea el elegido está claro que estamos ante una temporada histórica por parte de ambos, los dos lo merecen pero sólo uno podrá llevárselo, ayer además Harden y sus Rockets vencieron a Oklahoma en una gran exhibición colectiva en lo que era considerado como la batalla por el MVP. Pero Westbrook pese a la derrota volvió a realizar una actuación descomunal, por tanto sigue la gran duda. ¿Podrá ser el primer MVP de la historia compartido?

Westbrook a lo suyo

Victoria de Oklahoma con triple doble de Russel Westbrook. Nos hemos acostumbrado a escuchar este titular a lo largo de esta campaña hasta en 18 ocasiones, ¡18 ocasiones!, y no le estamos dando el mérito absoluto que tiene esta hazaña por el base californiano. En tan sólo cuarenta partidos ya ha alcanzado la cifra que está establecida como récord de campaña en una temporada, quedándole todavía cuarenta y dos partidos para seguir haciendo historia y culminar una campaña de leyenda.

Pero lo mejor de estos datos es que tras la salida en verano de Kevin Durant el bueno de Westbrook mantiene a los Thunder con balance positivo y dentro de los playoffs olgadamente, algo que no es nada fácil cuando sus detractores le acusan de ir a engordar estadísticas noche tras noche. Nada más allá de la realidad, las cifras de otro planeta de Westbrook cada noche son indispensables para que su equipo, (que sin él en sus filas estaría en el vagón de cola de su conferencia sin ninguna duda), gane más del 50% de sus partidos.

Es tan bestial su dominio en la cancha que a finales de diciembre sus medias de temporada eran de triple doble, algo que sólo un hombre ha conseguido mantener a lo largo de una campaña en la NBA, y fue Oscar Robertson que lo logró una única temporada. Russel va directo a por el MVP, con su ex compañero Harden como máximo rival, pero con la motivación de ver a su ex amigo Durant con la camiseta de los Warriors cada noche como fin para destrozar estadísticas y marcas noche tras noche. Durant ha enfadado al base equivocado sin ninguna duda y Westbrook lo está haciendo notar.

Durant a Warriors

Saltó ayer la bomba del fichaje de Kevin Durant como agente libre por los Warriors. Se confecciona así un equipo que asusta verdaderamente y que puede dominar la NBA durante mucho tiempo. Quizás Durantula no era la pieza que más necesitaba este equipo, pero que equipo diría que no a Kevin Durant. Lo que está por ver es como reaccionara el equipo a la llegada del alero y como van a responder los nuevos en llegar. Hay que recordar que la llegada de KD a la Bahía ha provocado que esté el equipo en una situación económica muy delicada, han tenido que sacrificar a Bogut y renunciar a renovar a un Barnes al que sus decepcionantes finales quizás ya le habían costado esa renovación en el equipo de Oakland. Pero a su vez ha llegado un viejo rockero como el Georgiano Zaza Pachulia, un jugador que siempre ha dado un buen rendimiento defensivo y como jugador de equipo siempre ha cumplido, viene a cumplir la labor del australinao Bogut y parece el hombre adecuado para ello.

Pero volviendo al impacto del fichaje de Durant, hay que recordar que ya el año pasado los Warriors realizaron la mejor temporada de la historia de la NBA, y con este fichaje el potencial se multiplica. Habrá que ver como encajan desde el principio ese trío de francotiradores que van a ser Curry, Thomson y el propio Durant. Pueden batir cualquier récord de anotación que se propongan, y como un día estén acertados de verdad los tres no habrá defensa capaz de pararlos. Pero también me ha sorprendido que no haya ningún tipo de crítica hacia Durant o Curry por juntarse en un equipo como ya hiciera LeBron hace años en Miami, siendo muy criticado por ello. Durant se ha visto seducido por el proyecto facil en vez de optar por ser él el líder de un proyecto, quizás siete temporadas en la NBA sin ningún título y con solo una final hayan pesado mucho para el de Washington pero demuestra el doble rasero que hay simepre con LeBron James.

Durant futuro incierto

Duro palo el de ayer para lo Thunder, tras ir venciendo la serie frente a los Warriors por tres a uno acabaron sucumbiendo ayer en el séptimo partido, dejando a un Kevin Durant en una encrucijada. Este verano es agente libre y puede elegir su futuro. Y aunque lo parezca no lo es, ya que Durant se siente muy identificado con la franquicia que le drafteó con el número dos y con la que ha crecido hasta convertirse en uno de los mejores jugadores del mundo. Es cierta también que parece haberse estancado un proyecto que hace varios años tenía muy buena pinta pero que poco a poco se ha ido quedando en el camino del título año tras año.
 
Hay que recordar que estos Thunder por culpa del límite salarial podría tener juntos en su plantilla al mencionado Durant junto con Westbrook e Ibaka, James Harden, Reggie Jackson, Jeff Green, Sefolosa … y más que completarían una plantilla de ensueño. Otro de los factores que pueden determinar el futuro de Durant es que el año que viene su mejor socio y el otro pilar del equipo Russel Westbrook será agente libre. Siempre se ha dicho que su relación era mala pero ellos siempre han demostrado que son más amigos que compañeros y se prevee que se reúnan para hablar del futuro de ambos.
 
Los equipos a los que más se relaciona a Durant son los Wizards, por ser su ciudad natal más que por un proyecto deportivo competitivo, los Warriors, a los que se ha buscado hacer cuentas y a día de hoy sería posible pero hay que recordar que Curry sigue con un contrato paupérrimo y que cuando vaya a renovar si se firma a Durant debería salir de los Warriors, los Lakers y Knicks, las franquicias más glamurosas y exigentes de la NBA que a día de hoy no ofrecen más que su nombre, acaban de firmar una de las peores campañas de su historia y se prevee timpo de transición para ambas por lo que no sería lo más aconsejable, y los Spurs, la franquicia tejana podría volver a ser el agitador del mercado, le ofrece estar a disposición del mejor entrenador del mundo ahora mismo, Gregg Popovoch, además de jugar en una franquicia que te asegura pelear por el título con seguridad. 
 
Estas serían las propuesta más interesantes para Durant sin contar claro la opción de renovar por los Thunder en un pacto con Westbrook y dar a Oklahoma el primer anillo de la franquicia. Con el tres a uno en la serie la felicidad de Durant en Oklahoma se preveía total pero esta última decepción puede acabar Durántula saliendo del equipo. Se prevee verano largo en las oficinas de la Oklahoma.

El Chesapeake es la llave

Si a principio de los playoffs nos llegan a decir que los Thunder iban a ir 2-1 en las finales del Oeste frente a los Warriors, que el tercer partido les iban a ganar de veinte puntos y que antes habían eliminad a los Spurs con contundente 4-2 nos hubiesen llamado locos. Pero los Oklahoma están dando su mejor versión cuando hay que darla, en los playoffs y en los momentos clave, Durant y Westbrook están finísimos y parecen imparables en ataque, y el fenómeno defensivo Steven Adams les aporta esa energía que tanto les faltaba a los Thunder para llegar al primer escalafón competitivo.

Eso y que en su estadio el Chesapeake  Arena están intratables. Allí se forjó la victoria en la serie ante los Spurs y de ganar esta noche su partido tendrán más de media serie en el bolsillo. Ahora mismo son dueños de la serie con el factor cancha a favor y llegan tras la paliza de hace dos noches. Si son capaces de controlar las emociones y Durant y Westbrook continúan a su nivel tienen posibilidades de dejar fuera al gran favorito al título algo impensable hace algunos meses y que además esta coronando a Donovan como un gran estratega de los banquillos y que de llevarse el título los Thunder podría provocar la renovación de un Durant que dudaba y mucho de este proyecto, pero que tras esta postemporada puede cambiar seriamente de idea. Y todo pasa por convertir el Chesapeake  en un fortín empezando por esta noche.

Donovan a contra corriente

Tras eliminar a los San Antonio Spurs y ganar el primer partido frente  los Warriors de Curry, sólo queda tomar en serio la candidatura de Oklahoma City Thunder al anillo. Y si son candidatos es en parte gracias a su entrenador Billy Donovan, que ha ido a contracorriente del baloncesto actual y juega con dos hombres altos y en muchos casos con dos cincos en pista para contrarrestar el small ball que predomina en el baloncesto actualmente.

Clave es para Donovan la figura de un Steven Adams que está siendo clave en el devenir en los playoffs de estos Thunder que están desatados. El Neozelandés aporta esa defensa interior y protección del aro tan necesaria para las salidas fulgurantes al contraataque de Durant y Westbrook. Todo coordinado en la pizarra de un Donovan que está sorprendiendo a todos tras un inicio poco prometedor de la temporada. Parece que al igual que hizo con la universidad de Florida Donovan viene con ganas de llevarse el título, y casi siemre acaba bien para él.