Archivo de la etiqueta: Piqué

La primera de Messi

El Barcelona se llevó anoche el paripé en el que se ha convertido ese torneo antes conocido como Supercopa de España. Además se estrenó y con sumo acierto el VAR en un partido de competición española con gran éxito ya que los dos primeros goles del partido fueron revisados y concedidos pese a su anulación previa por parte de los asistentes. Y además trajo consigo el primer título de Messi como primer capitán del Barcelona y su título individual número 34, convirtiéndolo en el más laureado de la historia del Barcelona con un palmarés desmesurado.

El partido tuvo poca historia, las fechas y el ambiente del estadio no acompañaron, y se notó que ambos equipos están todavía en fase de rodaje. El Barcelona mostró que ha encontrado en Arthur esa pieza que le faltaba en la medular para acompañar a Rakitic y a Busquets. También sirvió para corroborar que Messi sigue siendo letal en las faltas en la frontal, ya que el primer gol de Piqué fue merced a un rechace del poste de un disparo de falta de la pulga. También dejó claro que Alcácer debe buscarse una salida del equipo ya que no fue descartado por Valverde en favor de Munir.

Por parte de el Sevilla se vio a un equipo muy ordenado, con la clara influencia de su ya entrenador Machín, y con la vuelta a los tres centrales con un Navas que cada día actúa mejor de carrilero derecho y que se entiende de maravilla con Sarabia por esa banda derecha de el equipo. Roque Mesa también parece que ha cogido los galones que le faltaban para asentarse de titular junto a Banega que estuvo más gris que de costumbre anoche. Pero si por algo pasará a la historia este partido en Tánger es porque fue el primer título que levantó un tal Leo Messi con el brazalete de capitán.

Piqué se pasa de la raya

Nunca ha sido santo de mi devoción Gerard Piqué, ni como jugador (me parece que está bastante sobrevalorado desde hace mucho tiempo) ni como persona. Su intento de ser siempre noticia a través de redes sociales y motivos extradeportivos en vez de serlo por lo que se dedica, que es el fútbol, hacen que se gane muchos enemigos innecesarios, gente que ya está harta de él no por ser del Barcelona o por ser defender la independencia de Cataluña sino por ser una persona inoportuna y cobarde.

La última perla ha sido con la sanción de Messi, ha intentado desviar la atención e intentar tildar de injusticia un hecho evidente acusando de corrupción a toda la cúpula del Real Madrid. No es una acusación cualquiera ni alguna pequeña provocación como nos suele tener acostumbrados, esta vez es algo grave y alguien debería meter mano en el asunto. El Real Madrid no va a entrar en el juego Piqué pero bien podría denunciarle por acusaciones falsas y por intentar desprestigiar su imagen públicamente sin ningún fundamento.

Y como digo todo viene a raíz de la sanción más que merecida a Messi, en la que insulta reiteradamente a un linier durante un partido. No entiendo qué esperaba Piqué que sucediese, no sancionar a Messi sí sería una injusticia enorme. Lo más triste además es que en el Barcelona esta vez han apoyado al central y sus declaraciones dejando en muy mal lugar la imagen del club y dando sensación de rabieta de niño pequeño con todo este embrollo. Y todo por Piqué otra vez, que tío más pesado.

Atrás no hay relevo

El partido de ayer de la selección dejó un sabor raro tras los noventa minutos. Una primera parte para el olvido donde no salió nada, y nos vimos ahogados por la alta presión inglesa, y una segunda parte en la que pese a encajar un gol absurdo en el segundo minuto de juego nos repusimos para empatar con dos goles en los minutos finales gracias a la frescura que aportó con su entrada Aspas (autor de un golazo espectacular), y al criterio que puso Koke con su entrada también. Poco a poco la transición con Lopetegui se va consiguiendo pero queda un lunar que hay que poner rápida solución y es el relevo en los centrales.

Con Sergio Ramos y Piqué (que estuvo presente en la grada) lesionados, no hay a día de hoy relevos de garantías, Nacho es un jugador cumplidor y como recambio en el banquillo vale, pero el caso sangrante es el de Íñigo Martínez, al donostiarra le viene grande esta camiseta y hace tiempo que dejo de ser la promesa que parecía para ser simplemente un central correcto. Ayer se le vió desbordado y en el gol de Vardy se vió que está muy perdido. Quedaría Javi Martínez que puede cumplir, pero sigue siendo un parche temporal. Habrá que confiar en el jóven Vallejo para que nos de unas garantías en la zaga de la roja de aquí a poco tiempo, ya que Piqué ha afirmado que el de Rusia será su última participación con España y Ramos ya cuenta con 31 años. No sería mala idea también tantear la opción de los hermanos Hernández del Atlético que podrían participar tanto con Francia como con España siendo dos de los mejores defensas jóvenes de la actualidad (Lucas para mi gusto el mejor a día de hoy).

Pese a todo conseguimos empatar un partido que se daba por perdido (en el minuto 88 íbamos 2-0 perdiendo) y sacamos carácter y acorralamos a una Inglaterra que sigue sin rendir bien ante los grandes. Los cambios de Lopetegui en la segunda parte dieron dinamismo y aportaron la frescura de ideas que faltó en la primera. El rendimiento de Busquets comienza a ser preocupante pero la aportación de Ander Herrera da tranquilidad para poder dar descanso al del Barcelona. Poco a poco va cogiendo forma esta nueva roja que a mí me ilusiona mucho, es el momento de los Koke, Thiago, Isco que tan buen rendimiento dieron ganando títulos con la sub 21 con Lopetegui al mando.

Piqué un divorcio anunciado

Lo de ayer fue un capítulo más de la surrealista historia de Gerard Piqué en la selección española, el rey de la provocación se cansó de los falsos rumores que circularon ayer sobre si había cortado las mangas de la camiseta para no llevar los colores de la selección, y afirmó a la conclusión del partido que dejaba la selección tras el mundial de Rusia en 2018. Dijo que era algo que ya tenía pensado hace tiempo y que no era una decisión tomada en caliente, que ya estaba más que meditada y que no iba a haber marcha atrás.

Lo cierto es que el rumor de ayer fue tan estúpido como la relación de un jugador que en el campo siempre ha cumplido perfectamente pero que fuera de él no ha ayudado a tener una relación normal en cada concentración de España. Siempre le ha gustado ser el centro de atención y en algunas ocasiones merecido y en otras sin merecerlo se ha visto implicado en todo tipo de escándalos en los que siempre ha afirmado sentirse muy cómodo. Estamos ante un divorcio anunciado que se dará cuando el central haya dado sus mejores años a la selección y cumpliendo siempre que ha vestido la camiseta nacional.

Su fuerte ideología independentista nunca ha ayudado a que su aceptación por parte del público sea completa, siempre ha habido un run run detrás de él que tampoco ha querido aclarar nunca, una simple declaración diciendo que se sentía orgulloso de representar a España hubiese bastado, pero jamás realizó tales declaraciones. Pero con todo su compromiso y entrega en el campo nunca dejó de ser correcto por lo que tampoco hay nada que achacar al jugador, que de haber sabido manejar mejor algunas situaciones podía ser uno de los favoritos de la selección y no se vería abocado a tomar este tipo de decisiones ni a terminar saliendo por una puerta de atrás que quizás no merecía.

Hay que darse prisa con Lucas

Tras la convocatoria de Laporte con Francia se esfuma la posibilidad de llamar al central del Athletic ya con la absoluta española, pero sigue quedando un central mejor y más joven con posibilidad de jugar con la roja y que ha declarado que irá con quien primero le convoque. No es otro que Lucas Hernández, quizás el mejor central menor de 21 años que hay a día de hoy en el mercado y que de seguir su progresión será un referente en esa posición.

Los que crean que estoy loco es porque no habrán visto jugar a este zaguero que aúna velocidad y contundencia, además de ser zurdo y poder jugar también de lateral. Se trataría de un refuerzo espectacular para la selección y más ahora que los Sergio Ramos y Piqué no tienen un relevo claro. Sería un puñetazo sobre la mesa ya que el nivel de Lucas es muy superior la de Laporte y además estaría encantado de jugar con el combinado nacional.

Nacido en Marsella pero criado en Madrid ha jugado con las categoría inferiores de Francia, pero la alta competencia en su posición en la selección (Varane, Zouma, Laporte, Koscielny, Shako…) facilitaría su llamada y ganaríamos a un central para los próximos diez años. Me consta que Lopetegui lo tiene en su agenda y todo apunta a que este domingo será titular en Mestalla, buena prueba para ver xomo sigue evolucionando este pedazo de central al que Simeone está dosificando su talento para que sea el central del futuro del Atlético y herede la posición de Godín.

Casi gatillazo

España ha solventado el partido ante la República Checa sobre la bocina y sufriendo muchísimo. Es cierto que los primeros partidos de los torneos de selecciones suelen ser complicados, pero las sensaciones de España es que está lejos de su mejor nivel. Esto tiene dos lecturas, la buena es que hasta que se coja el mejor nivel va sumando de tres en tres, la mala es que es posible que no se llegue al mejor nivel o si se llega puede ser tarde.

Está claro que no todos los días se va a ganar en el con gol en el último minuto, pero esto tiene que servir para coger confianza, ver que Nolito tiene que asumir junto con Iniesta los galones de esta selección, y que atrás hay que ser pelín más contundentes. Las sensaciones no son del todo malas y de momento las demás selecciones favoritas tampoco están asustando por lo que hay tiempo. La prueba de fuego será la poderosa Croacia que quizás ha hecho de momento el mejor partido de una selección en este torneo y que será un rival durísimo. Queda mucha Eurocopa y ya un partido menos para lo bueno o para lo malo.

Mathieu y Vermaelen sobran

Tras el sufrido pase del Barcelona para las semifinales de la copa del rey por sexto año consecutivo sólo se pueden sacar tres conclusiones. La primera Sergio Busquets no tiene sustituto a día de hoy en el equipo (veremos si Sergi Roberto puede desempeñar ese papel), que los tres de arriba del equipo son demasiado buenos para cualquier defensa, y que los defensas Mathieu y Vermaelen no están a la altura del club.

La imagen que se vio de ellos (tantas veces repetida ya) es la de dos jugadores a los que les viene grande el equipo y hace que uno se pregunte por el precio que pagó el club por ellos. Con haber peinado el mercado se puede comprobar cómo había defensas mejores, más jóvenes, sin lesiones y sobre todo mucho más baratos. Por culpa de estos dos Mascherano lleva años jugando de central en lugar de medicoentro (su posición natural), y cada vez que falta Piqué o el jefecito la defensa del Barça es un coladero. Ayer con los dos de titulares ante el Bilbao se vio que no son capaces de frenar hoy por hoy a nadie de la liga española, y mucho menos sacar el balón jugado como hace el Barcelona. Se les ve además fuera de forma, fuera de la dinámica del equipo y la situación no tiene visos de mejorar.

Lo de Vermaelen es algo que si que no se entiende ya que se sabía que estaba lesionado cuando lo ficharon (aunque me temo que alguna claúsula de su fichaje había cuando se trajo a Fábregas a la ciudad condal), se pasó el primer año lesionado y cada poco vuelve a recaer de alguna dolencia. Mathieu era un lateral reconvertido a central que en el Barcelona lo que ha conseguido es que ya no pueda ocupar ninguna de las dos posiciones, algo digno de ver por Iker Jiménez. Ahora que empieza la parte dura de la temporada se supone que casi ni se les va a ver, pero como falle Busquets o los centrales que se echen a temblar los hinchas del Barcelona, y mientras tanto en los despachos peleándose por Nolito y Denis Suárez. En fin….

Piqué cansa

Lo de Piqué y las redes sociales comienza a convertirse ya en pesadez e insolencia por parte de un jugador que cree que todo el mundo ha de bailarle el agua. La gran mayoría del público español ya le está expresando en cada partido con la selección la opinión que se tiene de él, y ya el mundo del fútbol comienza a haber un runrun en torno a su figura por sus comentarios y provocaciones constantes.

Estamos ante un futbolista que si no llega a estar en el equipo que está probablemente no sería tan buen jugador, el juego del Barcelona tapa muchas lagunas y si de algo adolece el equipo blaugrana es de fortaleza defensiva, y uno de sus principales culpables es un Piqué al que a mi gusto está sobrevalorado. Es un central correcto pero ya está, sus mejores años los vivó cuando estaba al lado de Puyol que tapaba todas sus carencias, pero tras su marcha , si de lago presume la zaga azulgrana es de endeblez defensiva, subsanada una vez más por los tres monstruos que tiene en la delantera.

Piqué debería centrarse en lo suyo, disfrutar de la mejor época de la historia del Barcelona y no andar fijándose en los demás ni enfrentándose a compañeros de selección como rivales, no lo necesita y no es beneficioso ni para él ni para el espectador. Esperemos que algún día madure y deje de hacer tonterías de niño de doce años.

Atlético-Barcelona de campeón a campeón

Partidazo por todo lo alto esta noche en el Calderón. Los dos últimos ganadores de la liga española se medirán en el estadio atlético para ver quién continúa al frente del campeonato. El Barcelona se convirtió el año pasado en la bestia negra atlética al ganarles los cuatro partidos que se enfrentaron, por lo que hay un poco de ánimo de revancha en el bando atlético, donde además la victoria en el Snachez Pizjuán ha hecho crecer las expectativas en torno al equipo y en las posibilidades de la victoria.

Recordemos que Messi fue padre ayer y no se ha entrenado con sus compañeros en toda la semana por los compromisos internacionales, por lo que veremos cómo rinde el astro argentino en un partido de máxima intensidad como es éste. El Cholo planteará una batalla física en el centro del campo y no dejará ningún espacio a un Barcelona que llega en cuadro defensivo al Calderón tras rechazarle la cautelar a Piqué. Además la lesión de Bravo no ayuda y el rendimiento de Ter Stegen no está siendo el deseado por Luis Enrique. Veremos dos choques de contrastes entre el juego de toque y culé y la contra colchonera que tan bien le resultó hace dos años al Cholo donde no perdió un sólo partido de seis contra el Barça. Interesantísimo partido en el que auguro pocos goles y mucha intensidad.

Por esto no es capitán Piqué

Hace pocas semanas salía a la luz el nombre del cuarto capitán del Barcelona votado por el vestuario tras la marcha de Xavi. El elegido era Mascherano, un jugador que parece que ha nacido para llevar el brazalete esté en el equipo en el que esté. Pero su elección dejaba en evidencia lo que realmente piensa el vestuario de Piqué. Es un buen jugador, muy bromista pero a la hora de la verdad prefieren que les represente otro jugador.

Es cierto que Piqué ha tenido actuaciones más dignas de un niño pequeño que de un adulto profesional, hecho por el que ha sido criticado en más de una ocasión y que tuvo momentos de máxima tensión el año pasado entre Luis Enrique y él, también es cierto que en los malos momentos siempre da la cara, no suele esconderse y eso es algo que también le honra. Pero la línea entre gracioso y provocador es muy fina y Gerard la suele cruzar muy a menudo ganándose muchas enemistades por ello (recordemos los problemas que tuvo con Ramos en plena rueda de prensa de la selección).

Es muy fácil atacar a los jugadores en los malos momentos, ventajista diría yo, pero lo cierto es que la rabieta de ayer en la supercopa que dejó a su equipo con diez puede costarle muy caro, ya no sólo porque el comité entrará y espero que dé una sanción ejemplar, sino a nivel interno de su equipo, no se puede permitir este tipo de comportamientos individuales que afecten al equipo y supongan una losa para lo partidos. Veremos cómo se lo toma Luis Enrique porque es sabido que Piqué nunca ha sido santo de su devoción.