Archivo de la etiqueta: Playoffs

Oladipo asalta The Q

Primera vez en doce años de participación de LeBron James en playoffs que pierde el primer partido. Llevaba además tres años consecutivos sin una sola derrota en primera ronda, pero ayer los Indiana Pacers les bajaron a la tierra de nuevo. Un excelente Oladipo, unido a una pésima serie de tiro exterior de Cavaliers (James falló los cuatro triples que intentó) hicieron que los de Indiana se llevaran con todo merecimiento el primer partido de la serie, dejando muchas dudas en cuanto al rendimiento de estos Cavs, que pese al triple doble de LeBron perdieron con contundencia en casa.

McMillan planteó un partido muy serio en defensa, y con un ataque fluido, aprovechando el daño que hace Miles Turner en la pintura. El Pívot hizo sufrir mucho a un Kevin Love, que pese a alcanzar veinte rebotes, volvió a quedarse en nueve puntos, dejando mucho que desear para un escudero de LeBron. El resto del equipo se contagió de la mala racha en el tiro exterior y tanto Jeff Green, que falló los ocho tiros que intentó, como José Calderón que falló sus tres triples, no aportaron desde la segunda unidad tampoco.

Se trata sólo de el primer partido de la primera ronda, pero las sensaciones no son buenas para estos Cavs, que dependen en exceso de que James realice una superproducción durante el partido para poder ganar. En cuanto la estrella tiene un pequeño resfriado el equipo se resiente y es incapaz de ganar. Nadie da la cara cuando el 23 no está acertado en el tiro, y eso es algo muy peligrosos que quizá les de para pasar esta primera ronda, pero no para luchar por el anillo.

Cómo vienen los playoffs

El Jueves se acabó la temporada regular, quizás una de las más igualadas ya que hasta la última jornada en el Oeste hasta tres equipos podían ser terceros de la conferencia y hasta cinco equipos se disputaban las últimas tres plazas de acceso. Esto hace que ya varios cruces desde la primera ronda sean de máxima intensidad e igualdad. El Thunder-Jazz y el Blazers-Pelicans prometen ser de taquicardia, con muchas cuentas pendientes entre ambos equipos y con muchas ganas de revancha, como también las habrá en en el Warriors-Spurs tras la polémica acción de Pachulia sobre un Leonard que no va a disputar la serie, dejando muy huérfanos a los Spurs.

En el Este la cosa se acrecenta incluso más, desde el Celtics-bucks, donde los verdes con la lesión de Irving tendrán muchas dificultades de superar a uno pujantes Bucks de un Antetuokompo que busca hacer grandes cosas en postemporada. Pero incluso los Raptors, pese a haber acabado primeros del Este se medirán a uno Wizards siempre peligrosos que esperan recuperar para la causa a John Wall. Los Cavaliers de LeBron, que acabaron finalmente cuartos se medirán a unos Pacers, que han sido una de las revelaciones del campeonato, y a un Oladipo que ha llegado a a ser incluso All Star este año y que venderán muy cara su derrota.

Los favoritos claros en las series son los jovenes Sixers, que han acabado la temporada con 16 victorias consecutivas y recuperando al número uno del draft de este año Fultz, y que se medirán a unos Heat que han subido en la clasificación merced al desplome de los Wizards tras la lesión de su super estrella. Aún así la igualdad hace que pueda ganar cualqueira en casa de cualquiera, lo que hace que estemos deseosos de que llegue el sábado y comiencen la ristra de partidos.

Alarma Spurs

San Antonio Spurs, la franquicia ganadora en toda modalidad de deportes del siglo XXI está esta temporada coqueteando seriamente con no participar por primera vez en más de veinte años en los playoffs de la NBA. Los pupilos de Greg Poppovich perdieron en el duelo tejano ante los Rockets y ven como están empatados con Utah y Denver por la última plaza del Oeste (hay que dejar claro que los Blazers son terceros y están a tres partidos de los Spurs por lo que está todo sumamente apretado).

Sólo el primer año de Poppovich al frente del equipo, cuando la lesión de David Robinson les permitió ser el peor equipo de la temporada y ganar el número 1 del draft para fichar a un tal Tim Duncan, habían pasado los de San Antonio sin estar en la post temporada, pero este año con la lesión de Kawhi Leonard, que se espera que vuelva esta semana ya por fin, unidas a las bajas de Aldrige y Parker están siendo un lastre demasiado grande para un equipo que siempre nos ha acostumbrado a superar el 50% de victorias durante la temporada y a dominar con mano de hierro su división.

Pero este año está todo más igualado si cabe en el siempre difícil Oeste, todos los equipos están en un puño, y, pese al buen inicio de campaña, la racha de 11 derrotas en los últimos 14 partidos les ha dejado en una situación más que complicada. Todavía hay margen de reacción, y se espera que se supere el bache, sobre todo con la vuelta del 2, pero se hace extraño ver a una franquicia como los Spurs peleando por la octava plaza, cuando el mismo año pasado era junto Cavs el único candidato a frenar alos imparables Warriors.

Dirk Nowitzki la leyenda Europea (Parte II)

Una vez adquirida la madurez baloncestística, Nowitzki comenzó a hacer de los Mavericks un equipo asiduo a los playoffs (una racha de once participaciones consecutivas) y un contender al título. Pero parecía que nunca llegaba a la lucha por las Finales, hasta que Avery Johnson tomó las riendas del equipo. Llevó a los Mavs a las Finales ante los Heat de Wade y Shaquille y se pusieron con un 2-0 favorable. Pero en el tercer partido desperdiciaron una ventaja de 13 puntos para acabar perdiendo las Finales por 4-2 en una exhibición constante de Wade.

Así comenzaba la leyenda negra de Nowitzki, que al año que viene y sin que le influyese la derrota llevó a los Mavs a la mejor temporada de su historia y a ser el mejor equipo de la liga, un balance de 67-15 así lo atestiguaba. Se llevó el MVP de la temporada que lo atestiguaba como el mejor jugador del momento en la NBA, pero en la que podía ser su temporada fue finalmente su pesadilla. Los Mavs cayeron en primera ronda ante los Warrirors de Baron Davis y Jason Richardson, entrenados por Don Nelson, siendo así el primer equipo que siendo octavo clasificado derrotaba a un primero en una serie a siete partidos.

Esa derrota sepultó toda la carrera de Nowitzki, recibió el premio de MVP de la temporada cuando ya estaba fuera de la lucha por el título y se comenzó a dudar de su liderazgo. Los siguientes años fueron años deambulando por la liga, con buenos número del alemán pero malos en lo colectivo donde ya nadie confiaba en los Dallas Mavericks. Y así se llegó a los playoffs del 2011. Cuban había formado una escuadra con grandes jugadores veteranos pero sedientos de un anillo en sus carreras como Shawn Marion o Jason Kidd y los unió a los Jason Terry y Nowitzki para poder traer el primer anillo a la franquicia tejana. Le dio las riendas del equipo a todo un experto como Rick Carlisle y el resto fue historia.

LeBron y ya van 8

LeBron James se puso ayer otra noche más el traje de superhéroe en el TD Garden de Boston para llevar a los Cavaliers a su tercera final consecutiva, séptima consecutiva para LeBron y octava en su carrera. Estos datos demuestran el dominio apabullante del de Ohio y que lleva casi una década sometiendo a toda la liga. Y lo hizo además convirtiéndose en el máximo anotador de la historia de los playoffs, con 32 años todavía y quizás en el mejor momento de su carrera.

Tal vez estemos asistiendo al mejor LeBron de siempre y además mejor rodeado que nunca. Pero la cruzada ante los Warriors va a ser titánica, se trata del equipo que batió el mejor récord de temporada regular de la historia, que buscará venganza tras la remontada del 3-1 del año pasado y que se ha reforzado este verano con el mejor agente libre del mercado, todo un MVP de la temporada como Kevin Durant, y que llegan a las Finales con un parcial de 12-0 nunca antes logrado.

Pero LeBron sigue siendo el mejor jugador del plantea a día de hoy, su dominio en todas las facetas es insultante y no ha perdido un ápice de apetito por la victoria y por el anillo. Sabe además de la dificultad de la empresa ya que los Warriors tendrán ventaja de campo de nuevo en un hipotético séptimo partido pero eso a LeBron no le importa como demostró el año pasado. Sólo nos queda esperar a la madrugada del 2 de Junio para poder disfrutar por tercera vez de las Finales entre Warriors y Cavaliers en quizás el mejor momento de ambos y en las que quizás puedan ser las mejores finales de la historia.

Los Spurs no pierden el tiempo

San Antonio fue barrido por los Warriors en la final de la conferencia Oeste, serie marcada por la fea acción de Pachulia sobre Leonard que le lesionó para toda la serie y que se unió a la de Tony Parker en la serie anterior, y lejos de venirse abajo por la eliminación el gran R.C Bufford junto con Greg Popovich ya está dando forma a la plantilla para poder realizar un año más el asalto al anillo y el asalto al trono de los Warriors.

Para ello parece que han contactado con Chris Paul, que este verano se convierte en agente libre, y los periodistas especializados aseguran que el interés es mutuo por parte del jugador que no vería con malos ojos el ingreso en el equipo tejano y ponerse a las órdenes de Popovich para dar el salto de calidad que les acerque al nivel de los californianos. El proyecto de los Clipperrs parece que tiene fecha de fin con su nueva eliminación en primera ronda a mano de los Jazz y junto con Paul parece que Griffin, que también es agente libre, puede salir al mercado abandonando al vecino pobre de los Lakers.

El fichaje de Paul para los Spurs supondría una inyección de calidad necesaria para aspirar de verdad por el anillo, además de juntar el necesario big-three que tanto está de moda en esta época con Paul-Leonard-Aldrige. Además de los Gasol, Parker, Ginobili (si no se retira este verano) o Mills. Un auténtico equipazo y que sería el máximo exponente para intentar impedir por cuarto año consecutivo una final Warriros-Cavaliers que están tiranizando la liga sobremanera. De momento son sólo rumores pero si salen por algo será.

James y Curry a lo suyo

Otra postemporada más y ya van tres los Warriors y los Cavaliers están arrasando, tras barrer a Pacers y Blazers respectivamente en primera ronda, ya han situado el 2-0 en semifinales de Conferencia, dejando claro que quieren ser por tercer año consecutivo Finalistas de la NBA, algo que no ha ocurrido nunca en la historia y que brindaría a los de la bahía una venganza por el 3-1 remontado por parte de los de Ohio.

James ha vuelto a ponerse en modo imparable, dando exhibición tras exhibición y jugando más minutos que en temporada regular. Los Cavaliers pese a las dudas de los dos últimos meses de competición llegando incluso a perder la primera plaza de la Conferencia en favor de los Celtics, han vuelto a su versión más arrolladora y no se ve ningún rival que pueda plantar cara en la Conferencia Este a estos Cavaliers a día de hoy.

Por su parte los Warriors han vuelto a conseguir el mejor récord del año, y por si fuera poco, sus máximos rivales los Spurs han perdido a Tony Parker por lesión para el resto de playoffs. La vuelta de Durant tras su lesión y una buena versión de Curry (habrá que ver si en el tercer año por fin rinde a su nivel en las Finales) les hacen máximos favoritos a todo.

Personalmente estoy deseando que este duelo se repita, y en caso de repetirse me encantaría que se llegase a otro séptimo partido, que se volvería a disputar en el Oracle Arena y si el año pasado ya fue el partido más retransmitido y con las entradas más caras de la historia, no quiero ni imaginarme lo que podría suponer otro.

Fin al proyecto Clippers

La eliminación de estos Clippers debe suponer un punto de inflexión en un proyecto que debería haber alcanzado cotas muchísimo más altas que unas semifinales de Conferencia. El año 2015, cuando eliminaron a los San Antonio Spurs en el séptimo partido de la primera ronda parecía que iba a ser su momento, pero en semifinales dejaron escapar un 3-1 favorable frente a los Houston Rockets en otra exhibición de equipo perdedor para engordar la leyenda Clipper.

Ni con el esperpento de la renovación de DeAndre Jordan (con el emoji day incluido) han conseguido ser un equipo sólido y consistente, es más cada temporada ha tenido alguna historia extraña para convertirla sin duda en un desastre, la más rocambolesca fue sin duda la extraña lesión del año pasado de Blake Griffin, con fractura de mano incluida, por pelearse con un miembro del staff, algo surrealista.

También se tuvo que vivir la venta obligada de la franquicia tras los comentarios racistas de su anterior dueño Donald Sterling, y su compra por parte de Steve Ballmer, que pese a su soplo de aire fresco e implicación al comienzo, ha visto como su equipo continúa por la senda de cada año. Este año han caído en primera ronda a manos de los Utah Jazz, que no han podido contar en gran parte de la serie con su principal arma interior Rudy Gobert.

Este verano Blake Griffin se convierte en agente libre, y va a haber muchos equipos interesados en el ciborg, los más importantes van a ser los Boston Celtics, con un proyecto deportivo inmejorable, han sido primeros del Este, tienen el pick del draft de los Brooklyn Nets (posiblemente sea el número uno) y cuentan con un gran margen salarial. La otra gran opción son los Oklahoma City Thunder, equipo de la ciudad de la que es natal Griffin y que juntaría su talento al lado del de Russel Westbrook para formar una escuadra bastante temible.

Se acabó la temporada para el MVP

Houston cumplió ayer con toda lógica y eliminó a los Oklahoma City Thunder de Russel Westbrok en primera ronda de los playoffs del Oeste. Una noticia que no por esperada es menos dolorosa ya que haber visto a Westbrook este año en acción ha sido un absoluto placer. Lo ha hecho todo sobre la cancha, anotar, rebotear, asistir, liderar, canastas ganadoras, exhibiciones individuales do todo tipo. Y todo esto le ha llevado a promediar un triple doble durante toda la regular season.

Su nivel ha sido muy superior al del resto, quizás el que más se ha acercado haya sido James Harden, curiosamente el rival que le ha eliminado, pero sinceramente creo que pese al temporadón descomunal de la barba el MVP es claramente merecido por Westbrook. Ha liderado un equipo que sin él y su espíritu competitivo navegaría a la deriva. Ha hecho olvidar a los fans de Oklahoma las marchas de Ibaka y sobretodo de Durant. Ha mejorado el nivel de el resto de compañeros inflando sus números con sus asistencias y tapando muchas de sus carencias jugándose todos los balones importantes con gran porcentaje de acierto.

Ha realizado gestas impensables, como el triple doble con mayor anotación de la historia, ha realizado el mayor número de triples dobles de la historia en una sola temporada, y ha llevado a los Oklahoma a ocupar un sexto puesto que ni los más optimistas pensaban que se podría conseguir. Ha lidiado con las lesiones de Kanter, Admas y Oladipo y el equipo no se ha resentido. Lo ha hecho todo sobre el parquet y verle competir con esa voracidad noche tras noche y tras ser inmerecidamente suplente del All Star siguió dando exhibición tras exhibición.

Muchos lo han acusado de individualista, de acaparar el balón más de lo necesario, de sólo ir a engordar sus números. Pero como el reconoció tras otra exhibición contra Houston en estos playoffs: “Me importan una m… mis números hemos perdido el partido”. Yo no sé vosotros pero prefiero tener a Westbrook en mi equipo que en frente y eso es algo que sólo un MVP consigue.

Boston saca su orgullo

La serie entre Bulls y Celtics está siendo de largo la mejor de la primera ronda. Con unos Celtics azotados desde unas horas antes del partido uno con la noticia de la muerte de la hermana de Isiah Thomas en un accidente de tráfico, perdieron los dos partidos en el TD Garden, que había sido un auténtico fortín durante la temporada regular, y en el que había cimentado el primer puesto de toda la Conferencia Este por encima incluso de los Cleveland Cavaliers de LeBron James.

Tras la enrarecida situación alrededor del equipo, y con unos Bulls que habían recuperado la mejor versión de un viejo ídolo de la afición verde, Rajon Rondo, se postulaban como favoritos ay en la serie tras los dos primeros zarazos, pero entonces algo de fortuna con esa lesión en el dedo de Rondo y un paso adelante a base de orgullo del equipo han llevado a la serie al 2-2 y volver a presentarse como favoritos de nuevo.

En la semana más dura de la vida de Isiah Thomas (que no se perdió ni el primer encuentro) está promediando 25,5 puntos por noche y como el mismo ha reconocido ahora mismo no está al 100% involucrado en la serie, está ausente y si se sustenta el equipo es por sus compañeros. Es la clave de Boston, nunca se sustentan de un sólo hombre, se trata de un bloque con unos jugadores que dan la vida por esa camiseta y ante las situaciones más adversas se crecen y vuelve a resurgir. No son la franquicia más laureada de la historia por casualidad. Gran resto de serie nos espera.