Archivo de la etiqueta: Ridículo

Mourinho toca fondo con el United

Pésima es la palabra que mejor resume la participación en la ronda de octavos de final de la Champions League por parte del Manchester United. Y su mayor responsable es un José Mourinho que volvió a demostrar una racanería y una falta de fútbol difícil de justificar. La inversión millonaria desde su llegada al banquillo de Old Trafford hace que esta derrota suponga un fracaso mayúsculo, no ya por el rival, sino por la forma de caer, de las más pobres que se recuerdan de un equipo que recordemos es el club más rico del mundo según la revista Forbes.

Si ya en la ida el técnico luso dejó claro que había ido a Sevilla a que no se jugara nada, y salió vivo gracias a De Gea, en la vuelta se esperaba un poco de fútbol. Pero en vez de eso, se vio quizás a un United peor que en la ida, sin idea de jugar ni de combinar, sólo a la espera de que mediante pelotazos tanto Fellaini o Lukaku sacasen algo de provecho. Un planteamiento infame para un equipo tan laureado y con los nombres con los que cuenta el equipo de Mourinho.

El Sevilla con dos grandes partidos cerró la eliminatoria más tarde de lo que debía, en parte por su falta de gol, y se clasifica para los cuartos de final con mucha más facilidad de la prevista merced a un entrenador rival que no dejó competir a su equipo en ninguno de los dos partidos con sus planteamientos ultra defensivos sin sentido y sin criterio. Gran noticia que el que propone fútbol pase de eliminatoria mientras Mourinho ha quedado retratado y sin ningún argumento. Se prevé verano movido en Old Trafford.

Gameiro no debe volver a jugar

Malo, malo el partido del Atlético anoche. Un despropósito que pudo ser peor si el árbitro del encuentro no se equivoca y señala penalti a favor del Qarabag en la jugada que supuso la expulsión de Ndlovu (es cierto que posteriormente hubo otro a Torres no señalado también). La alineación no convencía desde el comienzo y los jugadores dieron la razón a los excépticos y realizaron otro partido para el olvido y que en algunos casos debe suponer el fin de su carrera como rojiblancos. Especialmente sangrante es el caso de Kevin Gameiro.

Gameiro llegó el verano pasado al atlético como delantero estrella a cambio de 35 millones de euros al Sevilla. El delantero francés venía de una gran temporada pero pronto se vio que no iba a adaptarse bien. Ya en los primeros partidos (pese a anotar de penalti en la primera jornada liguera) no estuvo afortunado con el gol yu pronto se vio relegado al banquillo merced a Fernando Torres. El galo es cierto que era el titular en los partidos importantes, pero no acumulaba dos titularidades consecutivas prácticamente. Y tras un año flojo llegó el conflicto en el verano.

El jugador se marchó de vacaciones con dolencias en el pubis y a su vuelta a los entrenamientos decidió operarse, perdiéndose toda la pretemporada del equipo y el inicio de la liga. Una decisión que no agradó ni a Simeone ni a la directiva que tomaron buena nota de ello. Y así hasta ayer Gameiro llevaba acumulados algo mçás de 20 minutos repartidos entre el partido del Sevilla y del Valencia. Y ayer se le vio de nuevo indolente, apático, poco participativo, y con una desidia que un suplente que quiere revertir su situación no debería tener. Creo que serán los últimos minutos de Gameiro con la rojiblanca , al que el Atlético invitará a salir del equipo este mercado invernal.

Sigue el ridículo

Otro día más y otro ridículo más de la directiva blaugrana que parece no tener límites. Esta madrugada se ha hackeado la cuenta del club en Twitter para anunciar la contratación de Ángel Di María. El club lo ha desmentido y ha asegurado que es un hackeo de su cuenta, pero es que en paralelo la junta ha desestimado el fichaje “prácticamente” cerrado de Seri por parte del Barcelona. Algo que manda un mensaje contradictorio a sus objetivos ya que es la segunda vez que lo hace este verano tras la misma maniobra con Íñigo Martínez.

Además toda la plantilla se fotografió ayer con Neymar Jr y Dani Alves tras interponer el club una demanda contra el astro, dejando clara toda la plantilla su postura frente a la junta directiva y ante todo frente al presidente Bertomeu que está ya bastante hundido en el ridículo constante. Cada vez son más voces las que piden su dimisión y a falta de ocho días los fichajes para el club brillan por su ausencia, y no parece claro que se vayan a concretar ya que el club acumula más calabazas que el día de halloween.

Y a todo esto Messi sigue sin renovar, el descontrol y la ruptura entre plantilla y directiva es total y el ambiente es irrespirable a día de hoy en un club que debería estar luchando por todos los título y que con la plantilla que tiene actualmente puede quedar muy retratado. Hay tiempo e reacción y grandes jugadores en el mercado, pero parece que el destino del club no está ni mucho menos en las manos más competentes ahora mismo. Hay mucho miedo en Barcelona.