Archivo de la etiqueta: Rusia2018

Este VAR no hay quien lo entienda

Partidazo el que nos brindaron en Krasnodar Portugal y España, vibrante, emocionante, con seis goles, remontadas heroicas goles in extremis, tuvo de todo. Y por tener de todo tuvo hasta polémica pese a la implantación del Var en este campeonato del mundo. Corría el minuto 4 de partido cuando Nacho amaga estirar la pierna en el área y Cristiano se deja caer descaradamente y el árbitro pica. Pese a tener repeticiones y ayudas del VAR el árbitro decide no cambiar de decisión y el penalti se lanzó suponiendo el primero de los goles de Portugal. Pero lejos de quedarse ahí la cosa en el fabuloso empate de Diego Costa, el hispanobrasileño comete una infracción sobre Pepe que poniendo de su parte simula una agresión que no existió. Y de nuevo pese a poder revisarse la acción y sancionarla como es debido, el gol subió al marcador.

Pero cuando parecía que el VAR no funcionaba legó el Francia Australia para esta vez sí revisar una caída de Griezmann en el área australiana y esta vez si pitar un penalti que había pasado por alto el árbitro del encuentro. Esta vez sí pareció funcionar una tecnología que todavía está muy verde en su implementación y en su interacción durante el partido. La idea es buena y su impacto en tiempo debe ser lo más reducido posible para no perder el dinamismo del deporte. Pero si pese a su instalación sigue fallando catastróficamente como en el Portugal España no se ha avanzado nada de nada con él. Queda mucho rodaje, muchos partidos y muchas jugadas polémicas por delante para ver cómo responde, ero hasta el momento ni aficionados ni jugadores saben cómo de verdad funciona este sistema ni qué criterios se sigue realmente. Mucho trabajo por delante todavía.

Brasil es la favorita

A tan sólo dos días para el comienzo del Mundial parece que Brasil está un peldaño por encima del resto de selecciones. Tité desde su llegada ha encontrado el equilibrio en una selección donde le sobra el talento en ataque y en el medio le sobra músculo. Ha dejado a Neymar máxima libertad y con la canarinha el 10 de el PSG ofrece su mejor versión. Además ha encajado al brasileño con Coutinho como medio ofensivo por el costado izquierdo y convierte a Brasil en una selección imparable cuando conectan los dos astros.

Pero no sólo el talento brasileño es peligroso, su centro del campo con Casemiro, Fernandinho y Paulinho es infranqueable. Son ambos medios poderosos físicamente, con gran llegada y que cubren a la perfección las anarquías tácticas de los talentos canarinhos. Pero por si eso no fuese poco las incorporaciones de Marcelo desde el lateral y la movilidad de Gabriel Jesús como delantero abren un abanico de posibilidades en ataque magnífico. Además por fin cuentan con un portero de garantías como Alisson algo que han adolecido desde siempre en el combinado nacional y que  hace que sea muy complicado anotarles un gol.

Y eso teniendo como recambios a Firmino, Willian o Douglas Costa que mantienen el nivel y además pueden ofrecer nuevas variantes en ataque en partidos atascados. Llegan además en un gran estado de euforia, con un Neymar que tras los dos amistosos en los que ha anotado un golazo en cada uno despejó todas las dudas sobre su estado tras su delicada lesión de hace un par de meses. Las piezas parecen funcionar a la perfección, y son ya varios años los que llevan jugando juntos y llegan en la edad perfecta para hacerse con la sexta copa para el país dominador absoluto de los mundiales. Mucho peligro.

Las dudas de Lopetegui

A falta de una semana para el comienzo del mundial el seleccionador Lopetegui tiene un once casi definido con tan solo tres dudas para el debut ante Portugal. Los 8 nombres fijos están muy claros a día de hoy y son De Gea, Ramos, Piqué, Alba, Busquets, Iniesta, Isco y Silva. A partir de ahí se abren tres plazas a las que optan dos candidatos por cada hueco. El lateral derecho es territorio de Carvajal, pero su lesión en la final de la Champions hace que no llegue en plenas facultades para ese primer partido y se abre las opciones de Odriozola o de Nacho. El lateral de la Real aporta más recorrido y llegada, pero en defensa deja más huecos y todavía con su juventud no ha disputado partidos de la trascendencia que requiere el debut de un Mundial y ante una Portugal que arriba con Cristiano, Bernardo Silva y Guedes van a aprovechar cada espacio a la espalda de la defensa, algo que se contrarresta más con un Nacho que siempre cumple con la sobriedad de un veterano.

En el medio la duda es entre Thiago o Koke. El del Bayern es un jugador más imprevisible, que aporta fantasía a la creación y da más velocidad al juego, pero tiene menos recorrido y menos rigor táctico que el Atlético, que asegura menos pérdidas de balón pero su influencia con la pelota en el juego español es mucho menor que el de el mayor de los Alcántara. Y arriba la eterna duda. Diego Costa, un delantero centro contrastado, de grandísimo nivel, pero con un estilo que ni por asomo encaja con el de la selección y que no sabe adaptarse a ese estilo de toque rápido y poca conducción del combinado español. Ahí encaja algo mejor Rodirigo, que pese a haber explotado por fin este año con el Valencia con 18 goles en Liga, no acaba de ser determinante con la selección, lo que hace que Costa siga estando quizá por delante de él en la cabeza del técnico vsco. Veremos el once ante Portugal pero a día de hoy sólo tres dudas en un once que no tiene nada que envidiar a cualquier aspirante al Mundial.

El milagro llamado Islandia

La hazaña realizada ayer por la selección de Islandia es una de las mayores gestas en la historia de los mundiales. Que un país de apenas 300.000 habitantes se haya clasificado para el Mundial, tras haber disputado la Eurocopa, donde ya llegó a eliminar a Inglaterra en octavos de la competición, da muestras de la dimensión del logro realizado. En un grupo nada fácil, con Croacia, Turquía o Ucrania, los “vikingos” han vuelto a desafiar a la historia y se han metido por primera vez en su historia en un mundial y no de cualquier manera, siendo primeros de su grupo y accediendo de manera directa, nada de repescas.

Ayer el rival era asequible totalmente para la hazaña, e Islandia no falló. Sigürdsson, el alma de esta selección, anotó el primer gol en una maniobra de calidad para dar tranquilidad al estadio y a todo el país que estaba pendiente a sabiendas de que una victoria suponía una fiesta nacional. Pero lejos de conformarse, realizó otra jugada de ensueño para dar una asistencia que sí que aseguraba de manera definitiva ya la presencia del equipo norteño en el evento mundial. Una gran noticia en unos tiempos donde cada vez las diferencias son mayores y las sorpresas son cada vez menos frecuentes. Ahora todo el mundo querrá evitar a una selección que es mucho más peligrosa de lo que la pintan.