Archivo de la etiqueta: Victoria

Enfadar a Messi no es buena idea

Llegaba el Barcelona herido a un Santiago Bernabéu abarrotado y engalanado como merecía la cita. Dejar finiquitada la liga estaba en la mano de los madridistas y el público olía la sangre de su enemigo. La baja de Neymar además animaba a confiar plenamente en los suyos, que llegaban con la moral por las nubes tras la eliminatoria ante el Bayern. Y comenzó el partido como un tiro el equipo de Zidane, con un posible penalti sobre Cristiano en el minuto 2 y con un Barcelona encerrado y sin oler siquiera la pelota.

Pero en esas Marcelo soltó el codo en una jugada con Messi que mereció la roja, y lo dejó en el suelo sangrando por la boca. Esto cambió el semblante y la actitud de un Messi que no llegaba a la cita con las mejores sensaciones. Este incidente provocó que Messi afrontara el partido de otra manera, en modo agresivo, cosa que hacía tiempo que no se le veía. Y vaya si se notó, primero provocando la que debería haber sido segunda amarilla a Casemiro (es inexplicable que este jugador haya acabado tantos partidos librándose de tarjetas más que evidentes) y para hacer el empate a uno en una maravillosa maniobra dentro del área que dejó a todo el Bernabéu en silencio.

Pero ahí no acabó todo, cada vez que cogió la pelota el público notaba el peligro y enmudecía de manera evidente consciente de lo que se le venía encima, en ese momento ya no había quien lo parara y fruto de esa frustración y tras el golazo de Rakitic Sergio Ramos hizo una entrada criminal al argentino. La justificación de algunos es que no le toca pero para mí la roja no tiene discusión, es entrada temeraria a una altura que nos busca la pelota y que por poca parte en dos la pierna del argentino. Pero lejos de acabar ahí tras el gol de James que parecía definitivo apareció en el minuto preferido de los madridistas para aguarles la fiesta y celebrar el gol con una dedicatoria bastante chulesca hacia la grada blanca fruto de la rabia acumulada de los palos y entradas de todo el partido. Lo dicho mala idea despertar a la bestia.

A hacer buena la ida

Tanto Madrid como Atlético obtuvieron resultados positivos en estos cuartos de final de la Champions League. Los colchoneros vencieron en casa al rocoso Leicester que vino a Madrid a no encajar y se fu sólo con uno y sin apenas disparar a puerta, dejando a las claras su intención de ganar la eliminatoria en el King Power Stadium. Por su parte el Real Madrid cosechó una importantísima victoria en el Allianz Arena tras remontar el gol inicial de Arturo Vidal (que fallaría un penalti con 1-0 favorable al Bayern).

En principio ambos son favoritos para pasar, lo que deja claro que haber llegado ambos a dos de las últimas tres finales no ha sido una casualidad. El Madrid debe controlar el entusiasmo que supone la vuelta al equipo de Lewandowski, principal arma ofensiva de este Bayern y un jugador que puede dar la vuelta a la eliminatoria el solito. Además Ancelotti tendrá ganas de aguar la fiesta a Florentino Pérez por su extraña salida del club blanco hace ya dos temporadas.

El Atlético plantea el partido como una auténtica final, y no se fía del Leicester y se mira en el espejo del Sevilla que desperdició también una ventaja de un gol a la ida. Los de Simeone continúan avanzando rondas en la Champions otro año más sin hacer ruido, pero con opción de plantarse en semifinales de la competición por tercera vez en cuatro años. Además saldrá con Griezmann y Carrasco arriba para aprovechar alguna pérdida del equipo inglés y castigarles, sabedores que un gol atlético obliga a marcar tres a los de Shakespeare, que tras un inicio fulgurante han visto frenada esa trayectoria ganadora tanto en Premier como en la Champions.

Madrid puede aportar por tercer año en los últimos cuatro a dos equipo entre los cuatro mejores de Europa, dejando claro el dominio que lleva imponiendo los últimos años y que da muestra del nivel de ambos equipos y de lo difícil que es que dos equipos con esos registros convivan a escasos kilometros de distancia. A disfrutarlo que no durará eternamente por desgracia.

Importante victoria Celtic

Anoche se jugaba uno de los duelos decisivos en la Conferencia Este. Los Celtics recibían a los Washington Wizards en un duelo directo por la segunda posición. Los Wizards venían como uno de los equipo más en forma de los últimos meses, con una recuperación del equipo espectacular (que llegó a estar entre los tres últimos a principios de competición) y que se encontraba además con unos Celtics en los que Isiah Thomas venía de dos partidos fuera por un golpe en la rodilla.

El partido era decisivo para ambos, ser segundos garantiza no cruzarte con Cleveland hasta la Final de Conferencia, además de el factor campo favorable en un previsible crce entre capitalinos y los de Massachusetts. Así el partido fue muy igualadao, pero la asfixiante defensa Celti, con Crowder, Horford, Thomas y Bradley ahogaron a unos Wizards en los que Wall y Beal estuvieron muy solos. Gortat estuvo muy desaparecido en la zona merced a una nueva gran defensa diseñada por el joven Brad Stevens, que sigue sorprendiendo campaña a campaña como el mejor entrenador del momento, con permiso de Poppovich claro.

Los Wizards querían aprovechar los momentos de irregularidad que estaban viviendo los Celtics pero tras esta derrota se alejan a dos partidos y medio de sus rivales que con la vuelta de Thomas y tras esta importante victoria pueden volver a coger ese ritmo que los llevó a esa segunda plaza que cada vez es menos sorprendente viendo su baloncesto. Bonita lucha nos queda en este intento de ganar el factor campo para unas posibles semifinales de conferencia que se presentan durísimas visto lo visto en el partido en el TD Garden.

Cerca del desastre

El Real Madrid vivió ayer en el Estadio de la Cerámica una montaña rusa de emociones que le llevaron a todos los estados de ánimo posibles. Del 2-0 de Bakambu (en posible fuera de juego) al 2-3 de Morata a falta de pocos minutos para la conclusión del partido. Zidane viendo el panorama arriesgó quitando a Casemiro y terminó acertando merced a un Villareal que decidió esperar atrás y encerrarse y renunciar a cualquier tipo de contra.

Las lesiones tampoco ayudaron al equipo amarillo, ya que Asenjo volvió a romperse por cuarta vez el ligamento cruzado, y de Adrián, que se rompió muscularmente con el 2-0 y estaba siendo junto a Samu el mejor del equipo de Fran Escribá. Aún así la reacción del Madrid fue sublime, ya que se vio perdiendo el liderato y sin depender de él mismo en el campeonato, pero supo atacar con convicción y llevarse un resultado impensable tras el gol de Bakambu.

Cierto es que el gol que supuso el empate, viene provocado por un penalti inexistente de Bruno, al que el balón golpea en el pecho sin ningún jugador del Madrid cerca y el árbitro interpretó penalti. Y a parir de ahí las reacciones de los de siempre, como Piqué, que volvió a quejarse de los árbitros en twitter precisamente él y el Barcelona, como si se beneficiaran igual o más que el Madrid de los arbitrajes. Lo cierto es que el Madrid terminó saliendo vivo de un partido que iba camino de dejarles KO.

Enorme Celta

La gesta de ayer de el Celta de Vigo ante el Shaktar y fuera de casa remontando un resultado adverso en el encuentro de ida en casa tiene un mérito increíble. Berizzo y sus hombres fueron quizás los únicos que confiaron en esa remontada y finalmente se dio como lo había estado practicando. Partido serio, sin encajar y llegar vivos a los últimos minutos donde podría pasar cualquier cosa.

Y así fue, un piscinazo de Guidetti, que ayer se peleó hasta con el apuntador, en el último minuto brindó un penalti que Aspas convirtió, dejando la eliminatoria en tablas y con un Celta con una inercia más positiva y sabiendo que sus goles valían doble en la prórroga también.

 

Los cambios de Berizzo fueron atrevidos y el Celta, al que el destino le ha dado crueles varapalos últimamente, pudo resarcirse ayer por fin con una gran noche europea y dejando el ánimo del equipo por las nubes, un equipo que se ha sobrepuesto a la marcha de Nolito en verano y a la indisciplina de Orellana que provocó su salida rumbo a Valencia. Aún así el Celta coge mucha confianza y quién sabe hasta dónde podrán llegar en el torneo, pero lo importante es que a día de hoy es nuestro único representatne en la Europa League.

El Madrid aprovecha la jornada

Se presentaba una jornada perfecta para el Real Madrid, sabedor de los resultados de sus perseguidores en liga era consciente de la oportunidad que tenía ante sí de volver a poner tierra de por medio. Sabedor del empate de Atlético y Barcelona y de la derrota del Sevilla se contaba con que el equipo blanco saliera a por todas a por la victoria y a despejar las dudas que habían surgido la última semana en torno a sus resultados y a su juego, sobre todo tras quedar apeado de la copa del Rey en Vigo.

Y tampoco salió el Madrid a por todas, se dejó dominar claramente por la Real Sociedad que tuvo mucha posesión, pero que no supo hacer daño con ella al Madrid. Eusebio tampoco ayudó dejando a Vela y Xabi Prieto en el banquillo. El Madrid se limitó a esperar y salir rápido a la contra, y en una de estas Kovacici rompió varias líneas descolgándose y Cristiano lo vio filtrándole el pase para que el croata rompiera el marcador. Los txuriurdín se veían detrás del marcador después de tener el partido controlado y sin que el Madrid hubiese llegado antes con mucho peligro.

Y en la reanudación más de lo mismo, robo rápido Kovacic filtra un pase y Cristiano bate a Rulli. Dos llegadas dos goles y partido finiquitado. Volvió a sumar puntos sobre sus perseguidores y continúa además con un partido aplazado (ante el Valencia en Mestalla que se está antojando definitivo). No se ha reencontrado con su juego pero ha sobrevivido a la lesión de MOdric que se preveé que esta semana ya se vuelva a incorporar con el grupo para alivio de todo el madridismo. Sin un buen fútbol y sin tener las mejores sensaciones (de nuevo Cristiano enfrentado a la grada) el Madrid sale reforzado de una jornada donde ha sumado puntos a todos sus perseguidores.

Espectacular despliegue de Wass

El Celta realizó ayer un partido casi perfecto en el Bernabéu. Se llevó la victoria en un partido en el que no dejó estar cómodo en ningún momento al Madrid que no supo cómo hacer daño al Celta. Sólo algún centro lateral de Lucas Vázquez muy activo en la primera parte puso algo de peligro a la meta de Sergio, que solventó muy bien cualquier salida a esos centros.

Pero si alguien sobresalió por encima del resto fue Daniel Wass, el danés realizó un despliegue físico mayúsculo todo el partido tapando cualquier posible subida de Marcelo en ataque, y dando siempre alternativas por la banda contraria a los desbordes de Bongonda (pese a que no supieron aprovecharlas sus compañeros), aguantó hasta el último minuto cuando fue sustituido para perder tiempo.

Su partido fue sobervio, todo el terremoto de la noticia de los problemas de Orellana y su exclusión del equipo, no afectó a un Celta que leyó perfectamente el partido, supo qué tenía que hacer en cada momento y desquició a un Real Madrid en el que a lo mejor Zidane no estuvo del todo acertado con los cambios revulsivos, en especial tras el 1-2 cuando introdujo a Kovacic en vez de ir a por el partido con más dinamita teniendo por aquel entonces a Benzema en el banco.

Westbrook a lo suyo

Victoria de Oklahoma con triple doble de Russel Westbrook. Nos hemos acostumbrado a escuchar este titular a lo largo de esta campaña hasta en 18 ocasiones, ¡18 ocasiones!, y no le estamos dando el mérito absoluto que tiene esta hazaña por el base californiano. En tan sólo cuarenta partidos ya ha alcanzado la cifra que está establecida como récord de campaña en una temporada, quedándole todavía cuarenta y dos partidos para seguir haciendo historia y culminar una campaña de leyenda.

Pero lo mejor de estos datos es que tras la salida en verano de Kevin Durant el bueno de Westbrook mantiene a los Thunder con balance positivo y dentro de los playoffs olgadamente, algo que no es nada fácil cuando sus detractores le acusan de ir a engordar estadísticas noche tras noche. Nada más allá de la realidad, las cifras de otro planeta de Westbrook cada noche son indispensables para que su equipo, (que sin él en sus filas estaría en el vagón de cola de su conferencia sin ninguna duda), gane más del 50% de sus partidos.

Es tan bestial su dominio en la cancha que a finales de diciembre sus medias de temporada eran de triple doble, algo que sólo un hombre ha conseguido mantener a lo largo de una campaña en la NBA, y fue Oscar Robertson que lo logró una única temporada. Russel va directo a por el MVP, con su ex compañero Harden como máximo rival, pero con la motivación de ver a su ex amigo Durant con la camiseta de los Warriors cada noche como fin para destrozar estadísticas y marcas noche tras noche. Durant ha enfadado al base equivocado sin ninguna duda y Westbrook lo está haciendo notar.

El Atlético vuelve a ser reconocible

Buen partido el que realizó el Atlético anoche para doblegar a domicilio a Las Palmas. En un partido complicado en el que los canarios llegaban con ganas tras la última derrota liguera precisamente ante el Atlético, los del Cholo supieron imponer su ritmo, y se volvió a ver a ese equipo trabajador, poco vistoso, y efectivo en las ocasiones que tiene. La posición de Juanfran como interior en vez de lateral tampoco terminó de cuajar como en los anteriores partidos pero el alicantino como siempre cumplió.

Otro que volvió a mostrar un buen nivel y recuperó además olfato goleador fue Griezmann, el francés que acabó los dos últimos meses del campeonato agotado física y mentalmente parece que le ha sentado bien este mini parón para inhibirse y resetearse por completo. Quizás la única laguna fue de nuevo la falta de acierto de Gameiro, que empieza ya a ser preocupante que necesite más de una decena de ocasiones para sumar algún gol y ayer de nuevo desperdició tres bastante claras, aunque es cierto que dio una buena asistencia a su compatriota en su gol y trabajó bien en la presión sin balón.

El Cholo además probó la última media hora de partido con Giménez de medio defensivo, una nueva posición que está trabajando con el charrúa debido a las bajas que tiene el Atlétcio en esa zona (Augusto toda la temporada, Tiago arrastra molestias contínuas de rodilla y Thomas se ha marchado a la Copa África). Con todo el Atlético ganó el partido de manera cómoda y muy a su estilo, a ese estilo que le ha llevado a ser uno de los equipos dominadores en Europa los últimos años. Parece que el equipo incómodo y rocoso ha vuelto.

La décima del Chelsea

La victoria ayer del Chelsea frente al Sunderland supuso la décima seguida para los de Conte. Tras unas derrotas dolorosas (el 3-0 frente al Arsenal hizo mucho daño), el italiano tomó la decisión de pasar a defensa de cinco que tan buen rendimiento le dio en la Juve y la selección italiana. Desde que ha pasado a ese sistema sólo conoce la victoria y tan sólo le han perforado la red en dos partidos. Es cierto que los últimos partidos le han costado más de la cuenta y el de ayer Courtois sacó dos manos milagrosas que evitaron el empate ante el colista de la Premier, pero al final lo que importa es sumar los tres puntos y los blues lo hicieron.

Dos factores claves para este esquema ha sido la aparición en el lateral/carrilero derecho de Moses, una bestia física que ha hecho olvidar por completo a un Ivanovic que en la última temporada se le vio que no era el de antaño. La frescura y potencia que aporta por la banda recuerdan al mejor Liechsteiner de la Juve, y supone un factor desequilibrante. El otro es el español César Azpilicueta, recién renovado, que ha encajado a la perfección en ese rol de tercer central junto a Cahill y David Luiz, dando consistencia a una defensa que al comienzo de las Premier se descomponía a trozos. El navarro es uno de los favoritos de su entrenador que sabe que ya sea como central o como lateral siempre cumple y a buen nivel.

Y el ya definitivo mérito de Conte ha sido recuperar la mejor versión de Hazard y Costa (que ya es el pichichi de la Premier) para dotar de un ataque de primer nivel de nuevo al conjunto londinense. Quizás sus problemas con Fábregas al que tenía apartado del equipo fuesen el único pero del italiano, pero ayer tiró del catalán y éste respondió anotando el gol de la victoria para el Chelsea, reivindicándose de la mejor manera. Ahora mismo el Chelsea manda en la Premier con un ritmo que ha dejado atrás a sus perseguidores y no parece que se vaya a detener ahí y buscará seguir sumando de tres en tres. Parece que Conte sí se ha adaptado rápido a la Premier y al Chelsea.