Archivo de la etiqueta: Wenger

Derbi en Londres

Además del derbi madrileño, en Londres se vivirá el derbi del norte entre Tottenham y Arsenal, en lo que puede ser el último tren para no descolgarse del Manchester City que aventaja ahora mismo en ocho puntos a los de Pochetino. Por su parte el Arsenal pretende acercarse a la cuarta posición que actualmente está en posesión del Chelsea, y que tanto necesitan los gunners para volver a la Champions tras esta temporada fuera de ella.

Harry Kane querrá seguir demostrando que está en estado de gracia y Dele Alli tendrá que volver al primer plano tras todas las noticias y rumores sobre el interés del Real Madrid tras su exhibición ante ellos en Wembley. Pero el Arsenal lejos de no ser un polvorín, cuenta con las malas noticias de las no renovaciones tanto de Alexis como de Özil, y los rumores sobre sus posibles salidas en este mercado de invierno son cada vez más insistentes. Desestabilizando y enrareciendo el ambiente en torno a un equipo que parece un tanto a la deriva y falto de motivación competitiva.

Pero un derbi es un derbi, y pese a que el Arsenal no llegue en su mejor momento, el equipo de Pochettino se le suele dar bien, y es capaz de llevarse un partido de este calibre. Además el Tottenham no podrá contar por lesión con Alderweidl y tendrá que alinear de nuevo al trío Sánchez-Dier-Vertonghen. Partido más que interesante este de la 13:30 de este sábado en la Premier.

Bellerín cambia de opinión

El fichaje del lateral Héctor Bellerín por el Barcelona parece que está muy cerca de concretarse. La llegada de Kolasinac al equipo gunner así lo da a entender, y supondría la vuelta del jugador al Barcelona donde salió hace unos años de la Masía rumbo a la Premier en otro gran acierto de joven promesa de Wenger. La vuelta del canterano estará en torno a los 40 millones de euros por lo que otra vez más el Barcelona pagará millonadas para la vuelta de jugadores que tuvo en su cantera como ya ocurrió con Cesc, Piqué, Alba o Aleix Vidal.

Pero lo curioso de este caso es la negativa que ha mostrado siempre Bellerín para volver al Barcelona, en su renovación de hace unos meses con el Arsenal llegó a afirmar ante el interés del club catalán que si se fue del Barcelona fue por algo y que no tenía pensado volver a su club de origen, que quería tener una carrera larga en el club londinense que siempre apostó por él. Cierto es que cuando un jugador renueva suele decir que quiere quedarse mucho tiempo en el club por el que acaba de renovar, pero cerrar de esa manera la puerta a un grande como el Barcelona y con ese resentimiento a mi personalmente me sorprendió muchísimo.

Pero meses después la situación ha cambiado totalmente. El Arsenal está fuera de la Champions League para el año que viene y con el mundial de Rusia en el horizonte el lateral sabe que para aspirar a ser titular con España, donde Carvajal a día de hoy es inamovible, debe jugar en un equipo que juegue la Champions sí o sí. Y en estas la opción del Barcelona ya no parecía tan mala para Bellerín, ahora recalar en el Camp Nou no está tan mal como hacía unos meses, y por eso estamos a pocas horas de que se anuncie el fichaje del lateral por el Barcelona, lo que demuestra la calidad que tiene Bellerín y la falta de valor de sus palabras.

Dilema Wenger

El Arsenal afronta en esta campaña un momento decisivo en su historia. Arsene Wenger su entrenador durante más dos décadas acaba contrato al final de la temporada y su futuro parece más incierto que nunca. El entrenador que en su llegada revolucinó el Arsenal parece que con el tiempo se ha quedado lejos de los logros que parecía iba a conseguir. Tres Premier League y ningún título europeo (perdió la final de la antigua Uefa ante el Galatasaray) son un pobre bagaje para veinte años en un club que ha invertido mucho dinero en jugadores.

Su gran éxito fue sacar el máximo rendimiento de jugadores que apuntaban a estrellas pero que no cuajaron al salir del club en el que despuntaron (los Vieira, Henry, Bergkhamp, Pires…) y juntarlos con promesas en edades cadetes a los que daba responsabilidad desde el principio para sacar gran rendimiento. Así formó su mejor obra, el Arsenal de los invencibles ganadores de una Premier sin perder un solo partido. Un equipo fuera de serie que sin embargo no supo plasmar su dominio fuera de las islas.

Y es ahí donde está su mayor lunar, sólo alcanzó la final de París ante el Barcelona que perdió (pese a jugarlo todo el partido con un hombre menos) siendo mejor que el conjunto blaugrana durante el partido. Pero eso es lo único reseñable de Wenger en Europa con el conjunto londinense, algo muy pobre viendo el dinero invertido por el club año tras año. Además la política del técnico francés de que ningún jugador pueda cobrar más que él en estos días en los que el mercado ha explotado no juega tampoco a su favor, y más con las renovaciones de Alexis y Özil sobre la mesa que de tan vital importancia son para el club. Parece que los días de Wenger al frente de los cañoneros llega a su fin.

Se acaba la era Wenger

Tras veinte años al frente de los gunners parece que el tiempo de Arsene Wenger en Londres se ha terminado. Ya la propia hinchada se lo está pidiendo, y tras la eliminación de la copa de este fin de semana ante el Watford, torneo que llevaba ganando los dos últimos años, parece que su marcha es más real que nunca. Los aficionados agradecen al entrenador los años brindados pero siempre les ha quedado la sensación de no rendir como debería en Europa. Cuando tuvo el equipo invencible, aquel que firmó una temporada completa sin perder un partido, en champions naufragó como casi siempre.

Es cierto que ha sacado grandes futbolistas o ha recuperado el nivel de jugadores que parecían condenados al ostracismo, casos de Vieira, Henry o Berghkamp, y les ha devuelto a la élite. Pero su bagaje tras veinte años quizás es algo escaso. Perdió quizás la oportunidad de dominar en europa cuando rechazó la oferta de Florentino Pérez de dirigir al Real Madrid, y se quedó en Londres en un proyecto quizás algo estancado ya.

Lo que si que nadie le puede negar es su gusto por el buen fútbol, apostando siempre por el toque y el balón jugado a los pelotazos típicos del fútbol inglés. Algo más vistoso que efectivo pasado el tiempo. Pese a todo Wenger siempre tendrá un hueco en la hinchada gunner pero tanto afición como directiva entienden que es momento de separar los caminos por el bien de ambas partes y intentar reflotar un proyecto de equipo que se había acomodado a la cuarta plaza y a no luchar por la Premier temporada tras temporada.