Archivo de la etiqueta: Zidane

Simeone no arriesgó

El Atlético se fue del Bernabéu este domingo con la sensación de que en sus mejores minutos su entrenador dio un paso atrás. Tras el buen gol de Cristiano Ronaldo, los de Simenone dieron un paso adelante para empatar a los cuatro minutos del gol local, y tener en la siguiente jugada la victoria en los pies de Koke, que disparó centrado un mano a mano con Keylor Navas. Y ahí, con el Real Madrid aturdido tras las dos buenas llegadas rojiblancas, fue cuando Simeone rompió a su equipo.

Quitó a Vitolo, el jugador junto con Griezmann más incisivo y peligroso de los atléticos, desestabilizando al equipo y dando un mensaje contradictorio. Y más cuando cinco minutos después y tras haber retirado el Madrid a Ronaldo, quitó a Diego Costa para meter a Gabi. El atlético no volvió a asomarse por la meta blanca lo que quedaba de partido salvo en una acción de superclase aislada de Griezmann. Se tuvo que encerrar atrás por la falta de referencia arriba, y porque con la amplitud de plantilla blanca Zidane introdujo a Modric y Isco de golpe para dar el golpe de gracia a los colchoneros.

Aguantó el Atlético, gracias a un Oblak magnífico una vez más, aunque salvo la falta del último minuto de Sergio Ramos, el Madrid dominó claramente aunque sin ninguna ocasión clara. El Atlético finalizó satisfecho tras dejar a los vecinos a cuatro puntos de distancia, pero con la sensación de que de haber apretado un poco más en sus buenos minutos el botín podría haber sido mayor.

Viejos conocidos

Pocos partidos se han repetido tanto en la Champions League como los Real Madrid Juventus. Se ha convertido en un clásico de Europa con dos claras tendencias. A partido único reina el Madrid y a doble partido los turineses se llevan la palma. El último precedente la final de Cardiff del año pasado, donde el Madrid barrió a una Juventus que se vio superada por los blancos y por la propia final, se habla de fuertes discusiones al descanso entre la plantilla que terminó por desestabilizar al equipo de Allegri.

Pero también es cierto que en las semifinales de 2015 la Juventus eliminó al Real Madrid con el famoso gol de Morata. Está claro que va a ser un cruce complicado, con dos estilos opuestos, en los que la Juventus, con la importante baja de Pjanic para la ida, necesitará que Higuaín sea de verdad ese delantero decisivo en los días importantes por los que el equipo transalpino pagó 90 millones hace dos veranos al Nápoles.

Habrá que ver también el once por el que opta Zidane para un partido de esta envergadura, con Bale, Asensio e Isco optando para una sola posición en el once blanco. El estadio de la Juventus será un hervidero para volver a ver a su equipo derrotar a un Madrid superior claramente en cuanto a nombres, pero con la vieja guardia juventina nunca se puede dar por vencido. Muchas incógnitas que se resolverán a partir de las 20:45 de esta tarde.

Isco y la historia de siempre

Otra vez más un partidazo de Isco provoca que se reivindique su titularidad con el Madrid, en el que desde que llegó hace ya más de cinco años, nunca ha sido titular absoluto. Ningún entrenador de los que ah tenido (Ancelotti, Benítez o Zidane) han confiado ciegamente en él, y sólo la alargada baja de Gareth Bale le hizo tener una continuidad en los onces titulares que le llevóa a prolongar su vínculo con el Madrid cuando este verano acababa su contrato.

Pero pocos meses después la historia de cada temporada se repite. Isco realiza un gran partido y se debate sobre la falta de minutos en los partidos importantes para Isco. Todo el mundo opina sobre la conveniencia de permanecer en el club blanco por parte del malagueño, dando por hecho que jamás será titular en el conjunto de Chamartín. Y esa teoría cada vez es más cierta, en el Madrid los fichajes son casi obligados, y los rumores de los nuevos fichajes, unidos a la apuesta por las jóvenes promesas (Asensio, Vinicius…) dejan de nuevo en un territorio de nadie el 22.

Ya aunque haya lesiones o descartes no es la primera opción para salir, continúa siendo más un revulsivo para Zidane que un titular, y tanto Asensio como Lucas Vázquez le han adelantado en las preferencias del francés. Este verano con la disputa del mundial se prevé que realice un gran papel y los pretendientes (en especial de la Premier) llamarán a su puerta. Sólo faltará ver si decide seguir siendo un plan b en el Madrid o un primera espada en otro equipo.

La fábula de la liebre y la tortuga

De pequeño a todos nos contaron la fábula de la liebre y la tortuga. En una carrera de velocidad, la liebre mucho más rápida que la tortuga, decide cuando le saca gran ventaja confiarse y echarse a dormir. Para cuando se quiere dar cuenta, la tortuga está en la línea de meta y ya no puede hacer nada para remediar perder la carrera. Algo parecido le ha sucedido al Real Madrid ante el Leganés en toda la eliminatoria. Siendo inferior en el partido de ida arrancó un botín muy valioso en el último minuto del encuentro con el gol de Asensio, lo que le llevó a confiarse en exceso para la vuelta.

Y el Leganés, sin hacer ruido, pero tomándose el partido con la seriedad que requería, se presentó en el Bernabéu dispuesto a hacer la machada. Y pronto se vio que iban en serio cuando en menos de cinco minutos ya había estrellado un balón en el poste de la portería de Kiko Casilla. El Madrid muy incómodo, se vio superado en todo por el Leganés, que vio como tras un error de Achraf, Eraso sacó un latigazo desde fuera del área para ponerla en la escuadra y adelantar al conjunto pepinero empatando así una eliminatoria que ya casi todos daban por sentenciada.

El Madrid lejos de espolearse con el gol en contra, siguió con su actitud indolente, carente de ganas y de fútbol que lleva arrastrando en todas las eliminatorias de la competición. Aún así, a los cinco minutos de la reanudación, Benzema culminó la única jugada de tiralíneas que se vio de los blancos en toda la eliminatoria, definiendo a la perfección ante el meta visitante. Pero fue sólo un espejismo, ya que tras el gol, y lejos de arrugarse el Lega acorraló al Madrid a base de córners hasta que obtuvo su botín de la mano de Gabriel Pires, el capitán y pulmón de un equipo que dio una lección de competitividad en uno de los escenarios más difíciles posibles.

Con todo, el Madrid tenía más de media hora para buscar un gol que evitara la eliminación, los incendios del gol del Lega no se iban a apagar tan fácil, pero ni por esas sufrió en exceso el Lega. Los cambios de Zidane, en especial el de quitar a Isco, fueron muy discutibles, no por quién entra sino por quién sale. Al final ni una ocasión clara que inquietara la portería del Leganés, salvo un disparo centrado de Benzema con todo a favor para marcar. Al final la liebre se confió, sacó el plan B y vio cómo la tortuga llamada Leganés les apeaba en su campo de la Copa del Rey y accedía por primera vez en su historia a las semifinales de la Copa del Rey.

Metropolitano juez de la liga

El Atlético y el Real Madrid se enfrentan en el estadio Wanda Metropolitano este sábado jugándose algo más que los tres puntos. Ambos, a ocho puntos del Barcelona no pueden permitirse ningún tropiezo más ya que sería perder la liga prácticamente en la jornada 11, algo que sería un duro mazazo para ambas hinchadas. Además las figuras de ambos conjuntos llegan en sus peores momentos que se recuerda con tan solo tres goles entre ambos, unas cifras paupérrimas teniendo en cuenta los números a los que nos tienen acostumbrados.

Ambos equipos además recuperan buena parte de sus efectivos, el Atlético recupera a Koke y Carrasco, y continúa con la duda de la recuperación de Filipe Luis que finalmente parece que no será de la partida. Lucas volverá al lateral izquierdo para seguir demostrando que está sobradamente preparado para ser titular absoluto en este equipo ya. Por su parte el Madrid recibió la buena noticia de las recuperaciones de Carvajal y de Kovacic, pero se descarta la participación de Keylor Navas, además de Gareth Bale (que esto es más buena noticia para los madridistas que para los Atléticos).

Simeone y Zidane son conscientes de la importancia del partido, y el parón de selecciones les ha venido muy bien para recuperar efectivos y tener más tiempo de preparar el partido. Ambos entrenadores se han enfrentado ya como jugadores y como técnicos y se conocen a la perfección. Será un partido duro, con un Atlético muy replegado buscando hacer daño con la velocidad de Carrasco y Gameiro e intentando recuperar la solidez de antaño. Y el Madrid se aferra a el único jugador que de verdad está cumpliendo en este inicio de temporada: Isco Alarcón, que ya el año pasado dio un exhibición en el Calderón para un 0-3 favorable a los blancos. Veremos si el Atlético habrá aprendido la lección.

Enésima lesión de Bale

Al final salió a la luz la lesión de Gareth Bale. El Madrid intentó ocultarla inútilmente pero el Galés tuvo que abandonar la concentración con su selección, dejándola sola en los decisivos encuentros de clasificación para el Mundial, con el billete muy complicado para la selección británica. Pero todo esto no disimula que es el extremo vuelve a tener una nueva lesión en el sóleo que le va a tener apartado de los terrenos al menos un mes.

La misma lesión que cada temporada le hace perderse gran cantidad de partidos y que vuelve ahora a apartarle tras una gran actuación en el Signal Iduna Park con un gran gol, pese a que se terminase lesionando en el partido. Se perdió el partido ante el Espanyol del domingo por precaución se decía pero la evidencia es la que es, Gareth Bale va a cumplir su quinta temporada en el Madrid y no ha explotado pese a ser el futbolista más caro de la historia de la entidad blanca, y su historial de lesiones es también de los más extensos de la historia.

De nuevo Isco tendrá que suplir la lesión de Bale, que ya el año pasado hizo que el Madrid fuese ese equipo invencible, cuando juega Bale es cuando peores números sacan los de Zidane, por lo que ya la etiqueta de imprescindible que perdió anta muchos empieza a ser una evidencia ya. Ahora tanto Isco como Asensio aprovecharan la oportunidad para poner en dificultades a Zidane cuando vuelva el 11. Pero su vuelta visto lo visto no será por mucho tiempo a menos que haga caso a Giggs y cambie los métodos de recuperación. A los 28 años el galés no puede perderse más de la mitad de cada temporada por lesiones musculares ni por recaidas. Es hora de que se asuman culpas y se detecte el problema.

Pitos a Bale, Benzemal y Asensio colosal

Partidazo el que se vivió ayer en el Santiago Bernabéu entre Madrid y Valencia. Los dos equipos lo dieron todo y acabaron llevándose un punto pero pudiendo ambos haberse llevado los tres puntos perfectamente. El Valencia volvió a ser un equipo sólido y ordenado por primera ve en mucho tiempo y pudo salir incluso con un botín mayor del estadio del líder, tras ponerse 1-2 a falta de tan sólo quince minutos para la conclusión. Marcelino alineó a los dos nuevos fichajes del equipo y la jugada le salió a la perfección, sobre todo en el caso de Kondogbia que corroboró su partidazo con un gran gol llegando desde la segunda línea.

En el Madrid se le escaparon dos puntos en parte gracias a los fallos inverosímiles de un Benzema que acabó con el partido con algunos pitos. Tuvo hasta tres claras ocasiones mas un palo que pudieron cambiar el final del partido, pero no fue su noche y desperdició de manera increíble todas. Otro que tampoco tuvo su día y acabó más pitado que el propio Benzema fue un Gareth Bale que cada día desentona más en el equipo y cuya aportación cada vez es menor en el juego y todo apunta a que en cuanto Cristiano finalice su sanción deberá ser relegado al banquillo en favor de un Asensio en estado de gracia.

Y por supuesto el nombre propio de la noche, Marco Asensio, que anotó dos golazos y se echó a todo el Real Madrid en la espalda para estar a punto de culminar otra remontada express para los blancos. Parece ya todo un veterano por las decisiones que toma y con el cambio de Isco en el banquillo llevó todo el peligro del equipo en ataque. Fue un dolor de cabeza para toda la zaga che y acabó anotando un doblete. Ahora mismo es quizás el jugador del Real Madrid más en forma y ya ha derribado la puerta de la titularidad en el equipo, creando un serio problema para Zidane que tendrá que ingeniárselas para tener a todos contentos y con minutos.

33 veces Madrid

Se cumplieron los pronósticos y el Real Madrid se proclamó campeón de la liga Santander. El equipo blanco rubricó su gran final de campaña venciendo en la Rosaleda con autoridad y desde el minuto uno, tónica habitual de los últimos partidos de los de Zinedine Zidane, que han llegado como un tiro al final de la temporada y que por primera vez en su historia han marcado en todos los partidos de liga.

El Málaga no pudo contra el líder que se adelantó con gol de Cristiano tras un fallo garrafal en defensa de los andaluces. A partir de ahí el Madrid controló el partido y supo manejar la renta pese a que el Málaga jamás se dio por vencido, llegando incluso a disparar al palo. Ya en la segunda parte y en posición ilegal Benzema anotó el segundo gol blanco que cerraba el partido y daba otra liga más a los de la capital.

Esta liga tiene un sabor especial después de cinco años sin ganarla. Además les permite poder alzarse con un doblete que desde que existe el formato Champions jamás han logrado y les hace ir con mucha tranquilidad a esa final de Cardiff que se prevé durísima ante una Juventus que ya se ha proclamado campeón de liga y copa italiana y que va como un tiro a por el triplete.

Zidane gana así el título liguero en su primera campaña completa como técnico blanco, habiendo gestionado con mucha rotación quizá a la plantilla más completa de los últimos años, y haciendo que todos aporten en momentos clave. Veremos el capítulo de salidas y llegadas este verano, pero Zidane ahora sólo piensa en ser el primer equipo/entrenador que consigue la Champions League en dos años seguidos.

Un Aplazamiento decisivo

Esta noche en Balaídos se disputa el partido fundamental por el título de liga. El Celta de Vigo ya no tiene opciones de nada en la liga, pero tras el aplazamiento por problemas meteorológicos, se ha ido retrasando un encuentro que ha ido adquiriendo poco a poco tintes de final. Ya el Celta eliminó a los de Zidane de la Copa del Rey, por lo que el conjunto blanco no debería subestimar a un equipo que abandonó hace unas jornadas la pelea en la liga apostando todo por la Europa League, pero que ahora ya sin competición europea y habiendo reservado a muchos titulares en liga llegan a este partido sin nada que perder y con la opción de dejar a todo un Real Madrid sin liga si son capaces de derrotarles.

Desde Barcelona se seguirá atentamente este partido, ya que una derrota blanca dejaría a los de Luis Enrique depender de sí mismo en la última jornada. El Madrid de todas maneras no ha dado muestras de debilidad desde que el Barcelona le ganó en su estadio y le empató a puntos. Desde entonces, y jugando casi siempre con el equipo suplente ha sido capaz de vencer por goleada en todos los encuentros y con unas sensaciones de poder haber goleado incluso por más. Es cierto que salvo el Sevilla en la última jornada, no había rivales de entidad, pero aún así el equipo blanco solventó con mucha suficiencia todos los envites.

El Alcalde y presidente del Celta están metiendo además más leña al fuego del partido, con mensajes en contra del Madrid y de la gestión del aplazamiento, con lo que el partido se convertirá en una batalla en la que si el Madrid quiere llevarse los tres puntos deberá sufrir y emplearse a fondo. La amarilla que recibió Nacho y que le deja sin jugar puede ser un handicap, ya que el Madrid ha pedido la cautelar, pero en principio el canterano no podrá estar en este partido. Que el Madrid acuda a pedir la cautelar habla de la importancia y de la tensión de un partido que cuando se aplazó ni por asomo se podía imaginar que fuese a ser tan fundamental para el título liguero.

Sólo el Madrid puede perderlo

El Real Madrid es máximo favorito para acompañar a la Juventus en la gran final de Cardiff. Su partido de ida, en el que fue superior a su rival y la ayuda arbitral le favoreció de sobremanera, pusieron muy cuesta abajo una eliminatoria que se preveía más pareja cuando se sortearon los cruces, el Atlético fue una sombra de sí mismo en el Bernabéu y no dio la talla encajando tres goles, demasiados para una remontada.

Pese a las campañas de los colchoneros por intentar la remontada está claro que el partido está en manos del Madrid, si sabe sufrir al principio y aguanta el empuje inicial de los de Simeone tendrá mucho camino recorrido. El equipo tiene experiencia de sobra para no venirse abajo, pero también este mismo año frente al Sevilla y con un resultado igual en la ida, encajó gol muy pronto dando alas al equipo hispalense que finalmente no consiguió la machada.

El Calderón va a ser una caldera, y realmente sólo un equipo como el Atlético es capaz de creer en esta remontada, y si encaja un gol pronto el equipo madridista el partido puede cambiar totalmente. Pero si ya es complicado que el Madrid encaje tres goles, lo que parece imposible es que no anote ningún gol. De marcar igualará la marca del Bayern de más partidos consecutivos anotando gol por lo que parece una utopía que se vaya de vacío del Calderón, y un gol madridista obligaría a marcar cinco a los colchoneros.

Ese será el dilema que tenga Zidane en la cabeza, empezar aguantando el vendaval atlético o ir de primera a por ese gol que mate definitivamente la eliminatoria, el Madrid está acostumbrado a jugar a la contra, por lo que no se siente incómodo siendo atacado y saliendo en tromba, pero si encajara un gol el partido cambiaría por completo, tendrá que saber manejar la ansiedad de los jugadores rojiblancos y tendrá mucho recorrido ganado.