Archivo de la etiqueta: Buffon

Debacle Italiana

Italia finalmente no estará en el Mundial. Más de 69 años después el país transalpino ve cómo su selección no participará en un mundial de fútbol en lo que es una de las mayores sorpresas/decepciones de la historia de los mundiales. No hay que olvidar que estamos ante una tetracampeona del mundo que tenga buen o mal equipo siempre compite y es un hueso duro para cualquier rival. Aunque llevaba ya varios años coqueteando con la eliminación, llevaba varias clasificaciones consecutivas en la repesca, ni el mayor de los pesimistas podría haberse imaginado semejante batacazo.

La imagen de un Buffon desconsolado, en su último partido con la azurra, dando explicaciones y pidiendo perdón a los italianos es doscorazonadora, y además un futbolista de la dimensión y carrera de Buffon no merecía una despedida así. Pero así es el fútbol, e Italia pagó su mal partido en tierras suecas y la mala gestión de Ventura en esta eliminatoria. El seleccionador italiano tiene las horas contadas y el baile de nombres para la selección tiene un favorito claro: Carlo Ancelotti.

El ex del Bayern es el favorito para los aficionados y actualmente se encuentra sin equipo, pero su intención es la de tomarse un año sabático como entrenador, pero la selección italiana puede ser una oferta difícil de rechazar para un entrenador que lo ha ganado todo en las principales ligas de Europa y que podría cerrar su carrera con algún éxito con el combinado nacional de su país. Pero lo que no hay que olvidar es la profunda reconstrucción que debe llevar a cabo Italia para que vuelva a recuperar un cetro mundial que ha conquistado hasta en cuatro ocasiones.

19 años depués

Han pasado ya 19 años desde aquella final de Ámsterdam donde el Real Madrid se alzó con la séptima copa de Europa frente a una Juventus que disputaba su tercera final consecutiva y que partía como clara favorita ante el Madrid que buscaba la Copa de Europa tras casi 30 años sin ganarla. La temporada liguera del Madrid en aquella temporada fue desastrosa y apostaron todo a la Copa de Europa y finalmente les salió bien la jugada.

Pero la historia ahora es completamente diferente, el Madrid es el vigente campeón de Europa, llega tras alzarse con el título doméstico y es el claro favorito para llevarse el partido. Llega además en un estado de forma óptimo y con quizás la plantilla más profunda y de más calidad que se le recuerda. Su camino a la Final este año sí ha sido un auténtico campo de minas, Nápoles, Bayern y Atlético le han hecho sudar la gota gorda para llegar a la ansiada final de Cardiff y poder convertirse así en el primer equipo que repite título en el formato Champions de la competición.

Pero esta Juventus que llega como tapada está en la posición que más la gusta, sin presión pero con una plantilla y un entrenador que son capaces de todo como ya han demostrado en la competición. El resurgir en su nueva posición de Dani Alves, los goles en semifinales de Higuaín y el peligro constante de Dybala unidos a ese muro defensivo que sólo ha permitido tres goles en toda la competición hacen de la Juventus uno de los rivales más difíciles de superar ahora mismo en el continente.

Pero también es cierto que la Juventus, pese a ser el gran dominador de títulos a nivel doméstico, nunca ha sabido trasladar sus éxitos a la máxima competición, ha llegado ocho veces a las finales y sólo ha ganado dos, la última hace dos años ante el Barcelona. Pero el equipo ha madurado y está ante la última gran oportunidad de que su eterno capitán Buffon, leyenda viva del club y aspirante a balón de Oro, levante el único título que se le resiste y que ya le ha esquivado en hasta dos ocasiones. Veremos si a la tercera va la vencida.

Record para Buffon

Hablar de Buffon es hablar de palabras mayúsculas. Su carrera habla por sí sola y sus más de 20 años bajo palos dan muestras de la grandeza de un portero que ha marcado una época bajo palos. Se trata a mi parecer del mejor portero de la historia, mostrando un rendimiento excelente desde su debut, convirtiéndose en el traspaso más caro de la historia por un portero en su llegada a la Juventus. Demostró el amor pos sus colores manteniéndose en la veccia signora pese a bajar a segunda división por el escándalo del moggigate pese a tener ofertas de los mejores clubes de europa.

Sueño prohibido de Florentino Pérez para el Real Madrid, ahora el viejo Giggi ha batido el record de mas minutos imbatidos en serie A a sus 38 años y lo ha celebrado escribiendo una carta abierta a la portería que pone los pelos de punta. Buffon ha sido siempre un grande, admirado por toda la nueva generación de porteros que tratan de como él ser la mezcla perfecta entre altura y reflejos, algo muy difícil que sólo se ve una vez cada muchos años y que gracias a Dios hemos podido disfrutar viéndole cada domingo. Gracias Buffon.

“Tenía 12 años cuando te di la espalda. Renegué de mi pasado para asegurar tu futuro.

Una decisión de corazón.

Una decisión de instinto.

El mismo día que dejé de mirarte a la cara, sin embargo empecé a amarte.

A protegerte.

A ser tu primer y último instrumento de defensa.

Me prometí a mí mismo hacer todo lo posible para no cruzarme con tu mirada. O para hacerlo lo menos posible. Pero cada ocasión fue un sufrimiento, debía darme la vuelta para entender que te había desilusionado.

Todavía.

Todavía Una vez más.

Siempre hemos sido opuestos y complementarios, como la Luna y el Sol. Condenados a vivir uno al lado del otro, pero sin acariciarnos. Compañeros de vida a quienes se niega el contacto.

Hace más de 25 años hice mis votos: juré protegerte y guardarte. He sido el escudo contra tus enemigos. Siempre he pensado en tu bien, anteponiéndolo al mío. Y todas las veces que me he girado a mirarte intenté sostener tu decepción con la cabeza alta pero sintiéndome en parte culpable.

Tenía 12 años cuando le di la espalda a la portería.

Y continuaré haciéndolo. Mientras las piernas, la cabeza y el corazón aguanten”.

¿El último baile de Iker?

El del sábado puede ser su último partido en el Madrid. Pese a las reuniones que ha mantenido con el presidente en el que le ha asegurado su continuidad el futuro como jugador blanco de Iker es muy incierto. Los rumores de la llegada de De Gea son cada vez más fuertes, y los pitos en el Bernabéu se han convertido en algo ya habitual cada domingo.

Si yo fuera Casillas me iría sin dudarlo esta temporada del Madrid, su ciclo como titular se ha acabasdo y todavía tiene un gran cartel en europa para defender la portería de algún club grande. Las opciones que baraja son claras, si se queda en el Madrid lo hará como suplente y como mucho podrá optar a jugar la copa del Rey, pero si se marcha puede recibir ofertas de clubes importantes en Inglaterra o Italia donde foguearse el final de su carrera.

Parece mentira que estemos hablando de esta manera del futuro de uno de los mejores porteros del siglo XXI (con permiso de Buffon) pero el mundo da muchas vueltas y el pulso que mantuvo con Mourinho no le favoreció. Es cierto que Casillas nunca se ha caracterizado ni por sus salidas por alto ni por su estricta ética de trabajo, antes las subsanaba con reflejos bajo palos, pero el tiempo hace mella en esos reflejos y la mala suerte no le ha sido esquiva en los últimos años.

Espero que tome la decisión correcta y sea recordado como lo que ha sido un grandísimo portero y un jugador que siempre ha defendido la camiseta del Madrid con todo su corazón. A mi no me queda más que pedirle que no alrgue la agonía y salga ahora que está a tiempo por la puerta grande antes de que le hagan salir por la pequeña.

Parma Eterno

No hace muchos años cuando el fútbol italiano arrasaba en Europa, el once inicial del Parma contaba con jugadores de la talla de Buffon, Cannavaro, Thuram, Zola, Verón, Crespo o el mítico Asprilla. Es decir un equipazo en toda regla que con el paso del tiempo estuvo a punto de desaparecer y que este año está luchando este año por no descender de categoría.

Tras los problemas económicos que está atravesando, los jugadores llevan meses sin cobrar, el equipo parece que se ha repuesto sacando siete de los últimos nueve puntos, contando con que esta última victoria no ha sido contra un cualquiera, ha sido contra el equipo que monopoliza la serie A desde hace tres años. Una de las pocas alegrías que se ha podido llevar la afición parmesana.

Esperemos que esto sirva para que se salve un club histórico que nunca debió acabar en bancarrota y pronto le veamos como en la década de los 90 peleándose por los títulos europeos y ganando como ya hizo la copa de la Uefa en 1999. Forza Parma.