Archivo de la categoría: Liga Española

Xavi si o no

Está el barcelonismo entusiasmado con la llegada de Xavi Hernández como técnico del primer equipo. La situación en el conjunto blaugrana era límite, y ni siquiera la marcha de Koeman y la llegada del interino Sergi ha mejorado el rumbo siquiera. Pero con Xavi vuelve la ilusión y se intenta repetir la fórmula que ya se hizo con Guardiola en el club. Las similitudes son parecidas, cogen al equipo después de temporadas decepcionantes, con vestuarios tóxicos y con vicios en especial las vacas sagradas. Además el manual del 6 a su llegada es similar al de Pep, normas duras para controlar un vestuario que vivía demasiado cómodo sin normas de ningún tipo.

Ahora bien, al igual que Guardiola, Xavi llega sin prácticamente experiencia en la élite como entrenador, su periplo como jugador y luego como entrenador en Qatar parece poco bagaje como para afrontar un reto así, pero el respeto por la trayectoria atesorada es fundamental para reconducir un grupo que iba a la deriva y donde sólo los canteranos parecían intentar revertir una situación calamitosa. Pero no todo es alegría con Xavi, sus siempre excéntricas excusas y su obcecación por el fútbol de posesión incluso sin generar ocasiones muchas veces le ha acarreado declaraciones absurdas. Está bien ser fiel a tu estilo, pero también hay que saber amoldarse a tu rival y a las circunstancias de los partidos, cosa que Xavi como jugador no demostró saber ni hacer ni admitir. Pero eso era el Xavi jugador…

Empate de derrota

Sin palabras. Así es como acabó ayer el Atlético un partido que tuvo ganado y controlado, y que acabó empatando (con sabor a derrota) cuando entró en el descuento con dos goles de ventaja sobre el Valencia. Lo peor es que todas las sensaciones que quedan son horrorosas. El Atlético cuajó un buen partido, lo controló a su antojo, y hasta el descuento lo jugó a la perfección. Pero y aquí comienzan todos sus problemas endémicos de esta temporada, la defensa hace agua por todas partes, no se salva ninguno de la quema, y más tras el tercer gol valencianista, de una falta lateral en la que el cabeceador ni tuvo que saltar para rematarla a la red. Así por mucho que la mejoría en dominio, circulación y capacidad goleadora haya aumentado considerablemente, los fallos atrás han condenado a un equipo que ahora mismo está desnortado. El parón por selecciones le va a venir bien al equipo para recuperar efectivos que necesita como el comer. Hay que recordar que las lesiones este año están persiguiendo al Atleti con especial hincapié en el centro del campo.

Recuperar a Lemar y Llorente, y quizás recuperar la figura de los dos interiores de verdad, no los experimentos con Correa como tercer interior ayuden a recuperar algo de equilibrio, pero aquí viene el problema, Lemar a demostrado que es el jugador con más fútbol del equipo, y cuando las lesiones le han respetado ha sido el mejor, pero su relevo lo ha tomado ahora mismo de Paul, un todocampista que opta quizás al puesto de Koke como cierre del equipo y para sacar la pelota jugada desde atrás a la perfección, pero si Koke sigue como inamovible es Llorente, que este año ha empezado más flojo y las dos lesiones que ha enganchado consecutivamente no han ayudado, el que más peligra su puesto en el once ahora mismo. Lo bueno para el Cholo de esto es la cantidad de alternativas que tiene para amoldar a su antojo al equipo.

Y de nuevo con un fracaso vuelven a sonar las voces de siempre pidiendo cambio de entrenador, ciclo acabado, cuando hay que recordar que hablamos del actual campeón de Liga. Un campeonato que sólo ha ganado el equipo en once ocasiones en sus más de 120 años de historia y dos han sido de la mano de Simeone en sus menos de diez temporada al frente. El cambio de estilo del año pasado a este está costando más de lo previsto, y el bajón de nivel de Felipe, Savic, Hermoso, Giménez, Trippier y Oblak están condicionando a un equipo que sin fallos puntuales individuales estaría fácil como líder destacado.

La maldición continúa

El empate cosechado por el Atlético de Madrid anoche certificó y alimentó esa maldición a la que tiene el Levante sometido al Atlético de Madrid en su estadio principalmente. Y como toda buena maldición se alimentó de un buen villano como González Fuertes, al que un partido sencillo le vino grande desde el primer momento. Ya se vio que no era su noche cuando a los quince minutos de partido, tres pisotones calcados se habían saldado con dos amarillas para los infractores atléticos y sin sanción para el infractor del Levante (no es subjetividad, es realidad, acciones calcadas con distinto castigo). Lejos de ser algo puntual, cada falta atlética fue castigada con falta, los datos finales fueron de 11 faltas con un saldo de seis amarillas (sin incluir la doble amarilla a Simeone), mientras que el Levante, que se cebó a faltas constantes a Joao Félix acabó con un saldo de 15 faltas y un balance de tres amarillas ( una de ellas con el partido ya concluido por protestar al árbitro). Inexplicable de nuevo como casi todo lo que pasó ayer.

Pero ni siquiera el paso por vestuarios tras haber acertado al señalar el penalti a favor del Levante en los últimos minutos del primer acto le hicieron remontar a González Fuertes. El partido entró en un embarramiento de faltas del Levante al único jugador del partido que intentó encarar que era Joao, al que sancionó un braceo inexistente que recordó mucho al de su expulsión ante el Athletic y que cerca estuvo de terminar de desquiciar al portugués. Aún así y sin merecerlo el Atlético consiguió anotar el segundo gol gracias a una gran acción de de Paul que sirvió un buen balón a Cunha para que se estrenara en liga, no todo iban a ser malas noticias para los colchoneros. Pero tras el gol y tragarse una clara falta sobre el brasileño en la frontal llegó la madre de todas las polémicas. Una acción con una mano clara en el área del Levante que terminó en el área atlética para acabar en córner. Cuando llamaron al árbitro del VAR se creía que era por la escandalosa mano levantinista, pero para continuar con la maldición González Fuertes analizó la mano de Lodi (tras tocarle el pecho y con un balón al que no cambió de trayectoria ni supuso interferencia alguna en la jugada) que ni siquiera fue protestada pro los propios atacantes levantinistas para brindar un penalti en el último minuto al conjunto granota que rescataba un punto así en otra noche para olvidar del Atlético en tierras valencianas que se suma a la colección de poltergeist acaecidos en el Ciudad de Levante desde que aterrizó el Cholo Simeone hace ya casi 10 años.

Y ahora qué

La más que cantada destitución de Koeman se oficializó ayer tras un nuevo ridículo para cosechar la segunda derrota consecutiva en liga, certificando que el equipo va a la deriva y sin rumbo. Laporta ha tomado la necesaria decisión de prescindir de un entrenador que hace tiempo perdió el crédito tanto de la directiva como de los jugadores, que sólo seguía en el cargo merced a la bancarrota que arrastra el equipo, y habrá que ver quién se hace cargo de el club en este momento tan delicado. La opción de Xavi parece la más viable, pero su llegada casi está supeditada al parón de Noviembre de selecciones, por lo que es posible que Sergi Barjuán, actual técnico del filial, se haga cargo de los tres importantísimos partidos que le faltan al club blaugrana, en especial esa visita a Kiev para medirse al Dinamo en Champions sin otra opción posible más que la victoria si no quieren quedarse fuera de los octavos de la Champions por primera vez en más de quince años.

La plantilla no es la mejor que ha tenido el club blaugrana, pero hay mimbres para creer que se puede pelear por los torneos nacionales, la Champions ahora mismo es una quimera para este equipo, pero en cuanto recupere a jugadores de la plaga de lesiones que le asolan, hay que recordar que actualmente casi no ha podido contar con Ansu Fati, Agüero, Dembélé, Pedri o Braithwaite, por lo que cuando vaya recuperando bien efectivos se espera una mejoría clara por parte del club blaugrana que o realizaba un cambio radical o se estaba metiendo en una peligrosa dinámica que podía dejarle incluso sin puesto Champions a final de campeonato. Plantilla hay ahora mismo para pelear hasta el final por la liga, y para alegría blaugrana el Madrid pinchó ayer en casa por lo que no aprovechó su tropiezo en Vallecas, un punto de alegría unido a la revolución en el banquillo a la que deben aferrarse los aficionados blaugranas.

Vuelve el Chimy

Se suele decir que el esfuerzo paga, pero no siempre acaba cumpliéndose. A eso ha debido aferrarse el Chimy Ávila estos últimos dos años que ha pasado en el dique seco tras dos lesiones graves consecutivas de rodilla que le privaron en su mejor momento de dar el salto a un grande. El Atlético lo tenía prácticamente atado, pero esa primera lesión grave frenó el interés. El Chimy se preparó y recuperó, pero cuando estaba a punto de volver a vestirse de corto, volvió a caer de la misma lesión en un entreno. Su estado a la vuelta era una incógnita, dos años parados, una rodilla operada dos veces de manera consecutiva de una lesión que siempre resiente a quien la sufre. Pero tras ir poco a poco con él Arrasate apostó por el argentino tras la lesión de Kike García a falta de 15 minutos para el final.

Para entonces el partido iba empatado y Osasuna, que es el único equipo de las grandes ligas junto al Nápoles que todas sus visitas se han saldado con victoria, estaba sufriendo el acoso de un Villareal que quería remonta un partido que se antojaba fundamental para volver a reengancharse arriba tras un inicio de campeonato dubitativo. Pero un error de Mandi dejó a Ávila solo ante Rulli y le ajustició marcando un gol que se antoja fundamental para el delantero que lo celebró con rabia y hasta quitándose la camiseta. La amarilla no importó después del peso que se había quitado de encima y lo que puede significar este gol, un cambio de tendencia y recuperar el mejor nivel que le llevó a ser pretendido por Atlético y Barcelona.

El fichaje de la liga

Son pocas las jornadas que llevamos hasta ahora de Liga pero tenemos claro ganador a fichaje del año sin discusión. El delantero Danjuma del Villareal está rompiendo todos los moldes y realizando partidos descomunales pese a haberse enfrentado ya a rivales de la talla de Atlético, Real Madrid o Manchester United a domicilio, marcando además a los del Cholo y siendo el mejor de su equipo en los tres partidos. Su doblete ante el Betis de este domingo no ha hecho más que reafirmar su posición de indiscutible en el equipo, y optar a formar con Gerard Moreno la mejor delantera de la Liga.

Fue petición expresa de Unai Emery, que le llevaba siguiendo un tiempo y aprovechó su explosión goleadora en el Bournemouth del año pasado para adelantarse a todos los clubes poderosos de la premier y llevarse a este delantero neerlandés que está más cómodo caído en la banda izquierda para sus diagonales hacia portería. Así ha anotado varios goles este año con una jugada marca de la casa. Tras el mal comienzo del Villareal, que en sus primeros cuatro partidos de Liga sólo contaba con empates, se ha erigido como la estrella del equipo asumiendo el papel de líder en la ausencia por lesión de Gerard Moreno. Si Emery consigue que encajen a la perfección los dos delanteros el Villareal tendrá un equipo para pelear por los puestos de Liga de Campeones perfectamente.

Eric no vale

Lo que era una sospecha se ha terminando confirmando. El nivel de Eric García no es para ser titular en un equipo puntero y mucho menos para ir a la selección, algo que habla muy mal de Luis Enrique en esta elección. Tras haber pasado el año en blanco en el Manchester City y una Eurocopa nada reseñable esperaba a ver su nivel a nivel de club. Peor ya en su segundo partido en el Barcelona acabó expulsado tras un fallo garrafal en San Mamés, dejándome ya con muchas dudas respecto a su rendimiento y en especial a su gran déficit, la velocidad. No es un defensa rápido, algo fundamental para equipos que juegan tan adelantados, dejando muy al descubierto sus carencias. Y si a esto añadimos además su altura, muy escasa para un central y al que es fácil ganar en cualquier salto dividido y balones aéreos, tenemos una combinación de jugador que no da la talla. Tiene toque y salida de balón, pero si no sabe defender se convierte en algo inservible como virtud para un central. Quizás adelantar su posición y como medio defensivo con buen trato de balón le pueda venir bien, pero a día de hoy es un coladero tanto en su club (ayer ante el Benfica fue la enésima demostración) como con la selección (su partido ante Suecia fue bochornoso). No se puede hablar de mal fichaje ya que llegó gratis, pero su rendimiento dista mucho de repetir la fórmula que se hizo con un Piqué que si que es cierto que ha rendido a un nivel altísimo durante años en el Barcelona. Otro quebradero más de cabeza para la directiva azulgrana…

Más es menos

La confección de la plantilla del Atlético de esta temporada es la más variada y con más alternativas de la era Simeone (y probablemente de la historia del club). Pero de momento eso no ha significado que haya dado con la tecla el técnico argentino. El mal momento físico de Suárez (pese a sus dos goles en Getafe) unido a que está intentando que todos entren en el ciclo del equipo está provocando que el Atlético haya pasado tres partidos consecutivos sin anotar un gol y que ante el Getafe sólo la rebeldía y la calidad en el área de su delantero Suárez le salvaran de otro partido para olvidar, en especial por una primera parte para hacérsela mirar.

Es pronto todavía, al equipo le faltan automatismos y velocidad de crucero, que seguro que la alcanza pronto y vuelve a ser ese martillo pilón qu acostumbró durante buena parte de la temporada pasada y que le llevó a ser campeón de liga. De momento las figuras de Griezmann, Cunha o Suárez están muy lejos de su nivel, y unidas a las lesiones de Lemar Koke y Kondogbia provocan que el equipo quedé expuesto a su poca preparación debido a los juegos Olímpicos, Eurocopa y Copa Oro a la que se han tenido que enfrentar sus jugadores dejándoles casi sin margen de preparación. Difícil jugar peor, pero la mejor de las noticias es que tanto ante el Espanyol como ante el Getafe se llevó los tres puntos por luchar e intentar hasta el final.

Dupla esperada

Ayer se produjo el esperado regreso a Majadahonda de Antoine Griezmann, pero sus compromisos con la selección y haber jugado el partido el día antes nos privó de ver al delantero compartiendo ya balón y minutos, aunque sean de entrenamiento, con Luis Suárez, una relación con morbo tras coincidir en el Barcelona y no terminar de tener la química esperada en la ciudad condal. Su relación, siempre hablado por la prensa como mala, y desmentida por acciones que realizó Suárez para ayudar la adaptación del francés fuera de los terrenos de juego, es uno de los morbos este año para la delantera atlética, que en caso de funcionar puede ser devastadora y con diferencia la mejor del campeonato español a día de hoy.

El primer partido que tiene el Atlético es el domingo ante el Espanyol, con muchos jugadores llegando justo de tiempo, con Joao ya entrenando con el grupo después de dos meses tras su operación de tobillo, y con Correa y Cunha llegando el mismo viernes de sus compromisos internacionales, hay muchas papeletas de que la dupla franco uruguaya se postule como titular ya desde su primer partido. Es un partido importante tras el tropiezo ante el Villareal en casa y viendo que los principales competidores han comenzado igual de fuertes, los cuatro aspirantes están empatados a siete puntos, es importante no bajar el ritmo ahora en el comienzo para no quedar descolgado.

La papeleta ahora es para Simeone que a día de hoy tiene claro que el once titular del equipo es el que comenzó ante el Villareal, y el resto debe ganarse el puesto. Van a tener muchas oportunidades ya que se avecina tormenta de partidos para los rojiblancos con el inicio de la Champions ya esta semana que viene y teniendo el grupo más complicado del sorteo pese a ser cabeza de serie, por lo que las rotaciones serán constantes en los onces. La idea del argentino es que la competencia interna potencie al grupo y el rendimiento de todos, pero a veces puede ser contraproducente según el carácter de algunos jugadores, veremos como es capaz de manejar esta situación y si nadie se queda descolgado en el proceso o perdido por el camino.

Saboreando la derrota

El no fichaje de Mabppé este verano para el Real Madrid ha supuesto un fuerte mazazo para el conjunto blanco que había aligerado la plantilla al máximo vendiendo a los pocos jugadores prescindibles y no prescindibles con mercado que tenía en la plantilla para poder financiar el fichaje de la estrella francesa. Pero se ha topado de bruces con un rival por primera vez más poderoso que ellos y que no se iba a amilanar ni por el último día de mercado ni por cualquier oferta económica que llegase, que fue de 200 millones para realizar el fichaje más caro del verano tras llorar todo el verano sobre la imposibilidad de competir en fichajes para favorecer la Superliga.

Los tiempos han cambiado, el Madrid ya no es el poderoso club que recalificó los terrenos de su ciudad deportiva de manera ilegal para poder realizar verano tras verano el fichaje más caro de la historia con los Figo, Zidane, Ronaldo, Robinho, Baptista, Owen…y un largo etcétera. Ahí el club blanco con Florentino a la cabeza no se quejaba de poder económico, ni de dónde había salido ese dinero para fichar, ahí todo era diversión y giras asiáticas para seguir explotando el dinero de todos los mercados posibles para seguir dominando y acometiendo los fichajes que les viniese en gana. Y lo volvió a hacer en el verano de su vuelta a la presidencia con el dispendio más grande que ha existido jamás y que a partir de ahí provocó el control financiero que hay con las incorporaciones de Cristiano Ronaldo, Kaká, Benzema, Xabi Alonso, Arbeloa, Carvalho… Ahí no había problema porque la superioridad era suya.

Ahora que hay un estado dueño de un club con más dinero las quejas son incesantes, ver a Florentino derrotado no es moco de pavo, y seguro que no le ha sentado nada bien ya que el mandatario esperaba haber cerrado la contratación del delantero para paliar la política de fichajes que lleva dos años realizando para remodelar a su gusto el Bernabéu dejando las arcas tiritando. El Madrid volverá a tener dinero para fichar, ya Florentino se encargará, Mbappé va a llegar el año que viene y seguro que no es el único, y ahí, cuando se rearme el equipo a base de fichajes con talonarios en blancos de otras estrellas habrá que preguntar si no habría que realizar un control al Madrid como quiere proponer él a los clubes estado.