Como hemos cambiado

El Martes el Barcelona visitará el Allianz Arena en el partido más importante de la jornada de Champions. El partido servirá para medir de verdad el nivel del equipo de Xavi, que ha cogido velocidad de crucero en Liga y en Champions aplastó sin piedad al Viktoria Pilzen. Todo es alegría en Can Barça ahora mismo, y ni siquiera la visita a Múnich, su bestia negra de los últimos años, empaña el estado de euforia.

Pero no hay que olvidar que hace tan solo un año, el Barcelona que también quedó emparejado ante el Bayern en la fase de grupos, sucumbió ante los alemanes jugándose la última bala para poder clasificarse a los octavos de la competición. Pese a que l allegada de Xavi había insuflado ánimos a un equipo en ese momento a la deriva, la diferencia de plantilla se puso de manifiesto en un partido donde los de Baviera destrozaron sin mucho esfuerzo a los blaugrana con un contundente 3-0 relegando al equipo blaugrana a la Europa League.

Pero tan solo un año después las tornas han cambiado totalmente, el Barcelona visita a un Bayern con vitola de favorito para el partido, en tan solo un año, y con el fichaje de Lewandowski de por medio. El Barcelona ha confeccionado una plantilla para luchar por todos los títulos posibles este año, y el Bayern se presenta como esa primera piedra seria para medir de verdad a dónde puede llegar este equipo. Y las ganas de venganza ante un Bayern que ha maltratado en los últimos años al Barcelona ayudan a que este partido tenga mucho más morbo.

El Barça y la justicia

Anoche la cadena SER avanzó la primicia de que el Fútbol Club Barcelona va a denunciar al Atlético de Madrid para obligarles a ejecutar la opción de compra sobre Antoine Griezmann estimada en 40 millones. Según las cláusulas de la cesión debe jugar más del 50% de los partidos en los que esté disponible quedando exentos los encuentros en los que no juegue más del 50% de los minutos. Una rocambolesca cláusula que está haciendo que el francés juegue sólo la última media hora de los hasta ahora cinco partidos disputados por su club. El Barcelona temiendo que esta sea la tendencia toda la temporada ha decidido denunciar al Atlético alegando que al haberse cumplido las cláusulas en la primera temporada ya debería de abonar el importe el equipo rojiblanco, un absurdo en toda regla.

No es la primera vez que el Barcelona va a la justicia de manera absurda, para intentar no pagar el finiquito de Quique Setién recordemos que alegaron problemas cognitivos del técnico cántabro, insinuaron que era deficiente mental como alegación vamos, algo que obviamente no cuajó. Con Neymar también sigue en pie una demanda mutua por un finiquito de renovación del jugador. Este mismo verano también Frenkie de Jong estuvo a punto de ir a los tribunales contra el club por extorsiones y amenazas contra él para aceptar las propuestas de otros clubes y salir del club blaugrana o rebajarse el sueldo. Una actitud más digna de la cosa nostra que de un club de fútbol, que además intenta convencer con su lema de mes que un club que nadie se cree ya.

Pésima gestión veraniega

No ha podido empezar peor la temporada para el Sevilla. Un punto en cuatro jornadas tienen en estado de alarma a un club que siempre se ha caracterizado por empezar muy fuerte las temporadas y luego desinflarse un poco. Ya en pretemporada se podía intuir el desastre, la venta temprana de Diego Carlos, tras apenas unos días abierto el mercado de traspasos, presagiaba la falta de liquidez que asola al club hispalense. El culebrón de Koundé, cuyo dinero era primordial para sanear y poder acometer nuevos fichajes, tampoco ayudó, y los amistosos fueron un baño de realidad (especialmente el 0-6 ante el Arsenal) muy dura para un club que se acostumbra a reforzarse verano tras verano y este año por las circunstancias le ha pillado el toro.

Paret de la afición apunta a Monchi, el mago que año tras año se saca conejos de la chistera en forma de fichajes, este año ha tenido cero margen de maniobra económicamente hablando, y sus apuestas, como Marcao, han llegado con el tiempo justo para la adaptación. El fichaje estrella del verano es Isco sin duda, que sólo ha podido ser titular ante el Barcelona este fin de semana y ya dejó detalles de lo que espera, mucha magia e imaginación en ataque, pero poco trabajo defensivo y una alarmante falta de físico tras dos campañas sin apenas participar con el Real Madrid.

El club se reforzó también a última hora con Januzaj, pero el problema de la falta de gol con un killer de garantías sigue ahí. Tras la brillante primera campaña de En Nesyri, la lesión del año pasado parece haberle retirado la magia, y confiar todo el gol en Rafa Mir no es una apuesta segura a día de hoy. Ya parte de la grada pide la cabeza de Lopetegui, que poco más puede hacer con los mimbres que tiene y con un verano muy mal gestionado por parte de la directiva. Ahora toca remontar el vuelo cambiando de competición a la Champions, pero la visita del Manchester City no parece llegar en el mejor momento para los nervionenses que necesitan cambiar de dinámica y rápido, o peligra tirar por la borda los últimos años buenos del club no clasificándose para la Champions del año que viene, lo que significaría otro receso importante en el presupuesto del club.

Esperpento RdT

Anoche fue el final del mercado de fichajes. Hubo varias sorpresas de última hora (como la de Bellerín al Barcelona) y un movimiento que dejó a todos boquiabiertos. El delantero RdT del Espanyol, fuera de la dinámica del equipo desde que se regresó a los entrenamientos, fue vendido al Rayo Vallecano por 12 millones de euros por el 50% de sus derechos. Hasta aquí ya es sorprendente el giro de guion para un delantero de su categoría. Pero lo más ridículo es que al llegar tarde los papeles a la Liga, el delantero madrileño no ha podido ser inscrito y se queda en el Epanyol al menos hasta diciembre.

Se culmina así una historia rocambolesca para un delantero de su talla. RdT, que pelea por ir al mundial con España, terminó de la peor manera posible la temporada pasada con Vicente Moreno, un entrenador que supo entenderle y sacarle gran rendimiento. El carácter de RdT es de lo más complicado, según todos los compañeros y entrenadores con los que ha compartido vestuario. Un jugador fuera de la media en cuanto a calidad, pero con un carácter insostenible para ningún entrenador ni vestuario. Sus principales problemas siempre han venido por ahí, y quizás por eso su carrera no ha terminado de despegar nunca.

Ahora, y tras un verano de rumores constantes, deberá volver a empezar de nuevo para convencer a un Diego Martínez que no contaba ya con él (por eso el club fichó a Braithwaite) y que su relación con muchos pesos pesados del vestuario no es la mejor. El Espanyol no ha comenzado la liga de la mejor manera, con dos derrota y un empate, y se ve al equipo muy falto de efectivos en la zona de creación y delantera. Joselu, su fichaje estrella veraniego, está cumpliendo pero está muy solo arriba. Habrá que ver si el club decide reintegrar al jugador en dinámica, o por el contrario lo mantiene apartado esperando solución en el mercado de invierno. Recordemos que la situación es compleja ya que es el jugador mejor pagado y con diferencia de la plantilla y el club lo fichó hace dos años y medio por más de veinte millones de euros.

La eterna autodestrucción

Como si del día de la marmota se tratara, otra vez más el Valencia vuelve a dispararse contra su propio pie. Cuando parecía que su proyecto nacía de nuevo con la ilusión que había traído Genaro Gattuso, la ventana de fichajes volvía a convertirse en el peor enemigo de los ches. Las ventas de Guedes, y, sobre todo, de Soler a dos días del cierre del mercado ponen de manifiesto que Lim no tiene en mente crear ningún proyecto interesante en Mestalla. El culebrón de Soler se resuelve con su fichaje por el PSG poniendo de manifiesto que no interesan los buenos jugadores en la capital del Turia. Soler, canterano de todas las etapas del filial che, máximo goleador de las categorías del Valencia, se va del club tras no haber recibido ni una sola oferta interesante por parte del club. La norma de Lim de no tener sueldos superiores en la plantilla de los 3 millones de euros pone muy difícil que ningún jugador interesante esté en la plantilla.

Da pena ver como un proyecto como el del Valencia, que hace no mucho era la alternativa a los tres grandes en la Liga, con una Copa del Rey como guinda del proyecto, se ha desecho de manera dramática en los últimos años de manera inexplicable. Y lo peor es el presente, un equipo sin un rumbo fijo, con fichajes más que cuestionables y que se ha convertido en un club alarmantemente vendedor que hace que sea imposible dar continuidad a ningún nuevo proyecto. En cuanto un jugador sobresale se malvende de manera rápida y muchas veces sin un sustituto de garantías. Ha pasado con los Ferrán, Parejo, Kondogbia, Guedes o Soler, y con Gayá en el punto de mira ya que acaba contrato el año que viene.

La afición se ha manifestado en infinidad de ocasiones, pero ni por esas Lim parece inmutarse, ya que ni siquiera aparece por la ciudad. Con Gattuso empieza un nuevo proyecto en el que se ha vendido de nuevo a las dos mejores piezas del equipo, y a falta de la confirmación de la marcha de Maxi Gómez al futbol turco. Es muy difícil crear algo con estas bases. Los fichajes de Cavani y Samu Castillejo, ambos ya muy maduros, especialmente el uruguayo, son lo único decente de un mercado que vuelve a dejar debilitado a un equipo que hasta su autodestrucción peleaba año tras año por entrar en la Champions. Pero parece ya muy lejana aquellos tiempos y hace sólo 4 años de aquello…

S.O.S. Red

Inicio terrorífico de la Premier League para un Liverpool que en la tercera jornada es colista del campeonato tras sufrir una derrota ante el Manchester United anoche en Old Trafford. Dos puntos de nueves disputados es un pésimo inicio, Klopp es consciente y ayer en rueda de prensa su cara era un poema. Acababa de perder ante al colista en el clásico inglés, siendo superado en la tabla por un United en horas bajas y que encima fue muy superior durante el partido.

Le costó mucho entrar en juego al Liverpool, que para cuando quiso hacerse con el balón ya tenía el gol de Sancho en contra y un palo de Elanga en un mano a mano. Su reacción fue más de actitud que de futbol y ocasiones, pero en la reanudación Rashford aprovechó una contra para asestar un golpe mortal a los reds, que intentaron reaccionar pero con más fe que con fuerzas. Se está viendo al Liverpool que está llegando muy justo a los finales de los partidos y por ahí pueden venir la clave de sus malos resultados (las lesiones y sanciones no ayudan tampoco).

Es muy pronto todavía, es la tercera jornada, pero ahora mismo ya no tiene margen de error, los principales candidatos han empezado fuerte, especialmente el líder Arsenal, y no parece que vayan a bajar el ritmo o entrar en baches. Y en nada empieza la fase de grupos de la Champions, con lo que la carga de partidos se multiplica, dificultando aún más la labor para el Liverpool. Hace dos años hizo una temporada para el olvido tras haber ganado la Premier League después de más de veinte años, y le costó entrar en puestos de Liga de Campeones. Habrá que ver si este año no sigue por el mismo camino que esa nefasta temporada.

Las carencias siempre salen

El Atlético de Madrid sufrió un serio revés anoche en su estadio (que inauguraba tras el cambio de nombre) en la segunda jornada liguera. Y además rompió todas las buenas rachas que tenía ante integrantes del Villareal. Emery no había ganado ninguno de sus 17 duelos ante Simeone, y Gerard Moreno no había marcado un solo gol al Atlético en 14 enfrentamientos. Ayer ambas estadísticas saltaron por los aires. Un Atlético ramplón en la primera parte, y que sólo fue de verdad a por el partido cuando se vio contra las cuerdas recuerdan los peores pasajes de la temporada pasada, donde por momentos peligró seriamente la clasificación del equipo para la Champions League.

Las sensaciones fueron malas, los cambios no fueron acertados, y el debut de Molina (que está todavía muy lejos de llenar ese lateral derecho vacante) fue desastroso, con fallo en el gol y expulsión absurda incluida. Al acabar el encuentro además hubo enfrentamientos entre hinchas y suplentes que hacían un entrenamiento al no haber jugado durante el partido. La escena de Mario Hermoso, saltando las vallas y yendo a por un hincha son bochornosas, y dejan entrever la tensión clara que hay hasta el cierre de mercado en el equipo.

Tras la engañosa victoria ante el Getafe, desde aquí se quiso hacer ver que el equipo no había hecho ese partido redondo del que todos hablaban. La carencias defensivas del equipo son alarmantes una vez más, cada vez que un equipo se acerca al área de Oblak, sólo Reinildo es capaz de mantenerse firme y contundente. El primer gol de ayer es una muestra más de las facilidades que da un equipo que otrora era inexpugnable. Este partido no obstante puede ser sólo un toque de atención a tiempo (estamos en la segunda jornada) o un aviso de lo que espera al equipo. Veremos la reacción del equipo ante esta decepción fuerte.

Cementerio de elefantes

El Manchester United, otrora club dominador en Europa, se está convirtiendo cada vez más en un destino para destrozar progresiones de futbolistas, y retiros dorados de veteranos. Con una política de fichajes más que cuestionable, y un poder económico solo equiparable a los grandes clubes estado, el United lleva años nadando en la mediocridad merced a una dirección deportiva deficiente. La política de sobresueldos a jugadores sobrevalorados, pagados a precio de oro ha hipotecado al club hasta límites insospechados. Incluso los aciertos en el mercado como Bruno Fernandes parecen haber entrado en la dinámica autodestructiva instaurada en Old Trafford.

Sus fichajes de los últimos años han dado rendimiento nulo. Incluso los jugadores contrastados por los que pagaron precios desorbitados como Varane (que al año siguiente de su fichaje terminaba contrato) han entrado en la espiral de depresión y apatía que lleva años instaurada en el United. Ni siquiera un trasatlántico como Cristiano Ronaldo ha conseguido cambiar la cara a un club que ahora si que si necesita una reconstrucción completa desde los cimientos, y no parches como el de Casemiro por el que van a hipotecarse de nuevo en un jugador que supera la treintena de años y que van a convertir en el segundo mejor pagado del equipo.

Mal Órdago

Marco Asensio no sabía que se iba a encontrar en esta situación en el último verano de contrato con el Real Madrid. Intentó adelantarse a esta situación, y por ello cambió de representante, fiando su futuro al todopoderoso Jorge Mendes, para que desatascara una situación peculiar en el Real Madrid. El jugador balear, otrora proyecto de estrella, no ha vuelto a ser el mismo desde la desgraciada lesión de pretemporada ante el Arsenal de hace tres años. Su rol en el equipo además se vio reducido y sus rivales de posición cuentan con más oportunidades y confianza por parte de Ancelotti. La explosión del «pajarito» Valverde como cuarto centrocampista por la derecha le ha cerrado muchas puertas, y las pocas que se abren son para Rodrygo, mucho más del gusto y confianza del técnico de Riggiolo.

Además su situación ya es insostenible ya que de los dos partidos oficiales del equipo blanco no ha disputado ni un solo minuto. A estas alturas Asensio tenía la esperanza de haberse ganado la confianza de Ancelotti y poder ser titular en ese extremo derecho, o en su defecto, tener alguna oferta interesante para sus intereses. El balear sabe que en dos meses empieza el Mundial y Luis Enrique cuenta con él si juega minutos. Ya le llamó la última ventana de partidos internacionales y cuajó buenas actuaciones. Pero su órdago al Madrid de no querer renovar a la baja (creyendo ser merecedor de más dinero y protagonismo) le puede salir caro y quedarse un año en el ostracismo del banquillo. Cabe recordar que a parte de Valverde y Rodrygo, también está Hazaard para su posición, lo que complica más aún su situación. No obstante quedan todavía dos semanas para el cierre de mercado y Mendes puede sacarse un conejo de la chistera y traer una oferta que satisfaga a las dos partes y desencallar una situación que a día de hoy pinta muy mal.

Luces y sombras

Contundente victoria del Atlético ayer en el Coliseum, donde por momentos practicó un gran fútbol y volvió a la presión en campo contrario que tan buenos resultados le suele dar. Marcó Morata un doblete, Joao jugó buenos minutos, Griezmann rompió su sequía y Saúl se desplegó muy bien por el costado izquierdo recordando la gran zancada que había parecido perder. Pero también hubo carencias que debe mejorar el equipo para futuros compromisos. Los centros laterales siguen siendo un puñal para este equipo, cada vez que hay balón lateral colgado en el área es una lotería. El nivel de Savic ayer fue bajo, y Nahuel está muy lejos del nivel de Trippier a día de hoy.

Si en el ataque todo funcionó, poner a Lemar y Joao cerca en tres cuartos da mucha dinamita al Atlético y Llorente y Morata pueden correr al espacio felices, en defensa solo Reinildo parece a día de hoy al nivel requerido. El Getafe gozó de muchas ocasiones claras (palo incluido) para empatar un partido que el Atlético fue dejándose comer la tostada poco a poco. Es cierto que cuando apretó un poco arriba se despegó, pero esas desconexiones en algún partido saldrá cruz y esos puntos son los que luego se echan en falta a final de temporada.

otra buena noticia fue la entrada de los cambios, si el Cholo no tiene lesionados tiene una plantilla amplia y profunda (el mercado sigue abierto) donde el único puesto que debería reforzar es el de lateral derecho, que sólo tendría a Nahuel como especialista en la posición. Pero la entrada de Griezmann, Carrasco y De Paul impulsó al equipo, que ya tenía dos goles de renta. Entraron con ganas de ganarse el hueco en el once y con buena actitud, muestra del buen ambiente y de la competencia sana que hay a día de hoy en la plantilla. Empieza bien el campeonato para el Atlético, pero que no se engañe con el resultado que queda mucho por hacer todavía.

donde se forjan los sueños