las palmas

Las Palmas en llamas

Las Palmas era uno de los equipos que mejor fútbol estaba realizando desde la llegada de Quique Setién a mediados de la temporada pasada, este año soñaban incluso hasta con jugar en Europa y hasta con la vuelta del hijo pródigo Jesé en el mercado invernal. Pero tras unas semanas Quique Setién sorprendió con su alineación la pasada jornada ante el Deportivo dejando a piezas clave del equipo sin convocar y en la grada por motivos disciplinarios, alegando que su comportamiento no era el idóneo para futbolistas de primera división.

Y ahora se enquista también el tema de la renovación del técnico cántabro, que asegura que el no va a renovar o dejar de renovar por el dinero sino por si es feliz allí donde entrena, y que ahora mismo no lo es en Las Palmas. Sorprende y mucho en un equipo que hasta hace poco era todo felicidad, iban en los puestos de cabeza, los fichajes arriesgados como los de Boateng funcionaban y se estaba tirando de la cantera que además estaba respondiendo a las mil maravillas (en el partido de ida de Copa ante el Atlético 10 de los 11 titulares eran jugadores de la cantera amarilla, y de haber alineado a Momo de titular en lugar de El Zhar podrían haber llegado a ser los once canteranos). Pero tras a derrota del Camp Nou, partido en el que había muchas esperanzas puestas parece que ha sido el detonante de todo este problema.

El presidente de la UD Las Palmas, Miguel Ángel Ramírez, ha asegurado que el problema de Quique Setién se va a terminar solucionando ya que ambas partes quieren lo mismo. Veremos si las medidas de Setién para dar ese toque de atención a algunos jugadores de la plantilla, en especial a un Jonathan Viera que siempre ah sido considerado talento sin control, ha funcionado o definitivamente la brecha entre entrenador y vestuario es insalvable desintegrándose así uno de los equipos de moda del fútbol español en la actualidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *