Archivo de la etiqueta: Mestalla

Poco margen

El Valencia vive uno de los momentos más enrarecidos de sus ya de por sí complicados últimos años. Salvando la campaña anterior donde todo salió redondo para los ches, con una campaña impecable con clasificación de nuevo para la Champions incluida tras varios años de ausencia, llegó un verano más que ilusionante con la ejecución de la compra de Kondogbia al Inter, el refuerzo de jugadores de nivel como Wass o Gameiro, la cesión de Batshuayi y el fichaje que más ilusión hizo a todo el valencianismo Gonzalo Guedes. Con todos estos alicientes se presentaba una temporada para soñar en el Turia y parecía que por fin la afición podía respirar tranquila.

Pero tras doce jornadas de liga y tres de Champions League hasta Marcelino comienza a estar discutido. Sólo una victoria en liga de doce partidos unido a ninguna en Champions provocan un malestar y un ambiente enrarecido en Mestalla que terminó de explotar en el último partido ante el Girona, donde el equipo lo intentó de todas las maneras pero acabó topándose con Bono, que realizó una actuación memorable que dejó la primera pitada de la temporada en el equipo y a la espera de recibir este miércoles al Young Boys suizo con muy pocas posibilidades de clasificarse tras el inesperado empate de hace unas semanas.

Es pronto para declarar el estado de crisis, más por los resultados que se dieron la temporada pasada que por lo visto en esta, pero tanto Marcelino como algunos jugadores de la plantilla merecen algo más de crédito pese a que ahora mismo va a costar mucho recuperar la distancia perdida para los puestos europeos, que son la principal fuente de ingresos del club y que sin ellos es probable que tengan que volver a vender a alguna de sus estrellas que además este año están perdiendo cotización debido al mal rumbo del equipo. Si hay alguien capaz de reconducir la situación ese es Marcelino, pero cada vez queda menos margen de maniobra.

A Marcelino le sale mal el planteamiento

La temporada del Valencia está siendo más que buena. Por fin ha salido el equipo de ese ostracismo que le hacía deambular por la zona media de la tabla sin ningún tipo de aspiración año tras año. Pero desde que llegó Marcelino el equipo es otro. Por fin se ve a un equipo serio, ordenado y que no se viene abajo al primer revés y que de verdad compite contra los equipos grandes.

Y así llegaba el equipo a un tramo más que exigente con las visitas al Cam Nou y al Metropolitano y recibir al Madrid en Mestalla. En los tres partidos Marcelino varió el estilo y el esquema para hacer un partido más pensando en no perder que en ganar y en los tres casos la apuesta le salió mal, ya que perdió los tres. Es cierto que la baja de su jugador más en forma, Guedes, le ha hecho mucho daño al equipo, pero su planteamiento en el Camp Nou en Copa y en el Wanda Metropolitano en Liga fue más para no perder que para ir de verdad a por el partido, y en ambos escenarios se marchó sin realizar una sola ocasión de gol clara.

Pese a esto todavía le queda la vuelta en Mestalla en Copa de este jueves, donde puede dar un giro de 180 grados y revertir esta situación, clasificándose para la Copa, pero lo que está claro es que su objetivo es volver a entrar en la Champions y afianzar un proyecto que por fin parece que tiene futuro. El propietario Peter Lim tendrá que realizar fuertes inversiones para mantener el nivel de la plantilla, ya que tanto Kondogbia como Guedes como Vietto están en calidad de cedidos.

Semana complicada para el Valencia

El Valencia está viviendo su mejor campaña de los últimos años. Pese a la derrota de esta tarde, su temporada sigue siendo bastante buena, pero esa euforia se puede disipar en tan sólo 10 días debido a los fuertes envites a los que se enfrenta en esta semana y media. La diosa fortuna quiso cruzarle en semifinales con el Barcelona, el rival más complicado del sorteo, además de juntarle el partido liguero ante el Madrid y tener que ir al Metropolitano en la jornada siguiente ante un Atlético que no conoce la derrota liguera en su campo.

Por tanto puede verse con dos derrotas consecutivas en liga (tres, si sumamos la que cosechó en Las Palmas) y la eliminación de la Copa del Rey, algo que haría que la euforia en torno al equipo y las aspiraciones de conquistar algún torneo se esfumen de manera ipsofacta. Pero esto es poniéndonos en el peor de los casos, en la otra vertiente, la de pasar de ronda en Copa eliminando al actual tricampeón de Copa y ganar a los del Cholo en su casa les harían volver a dar un puñetazo sobre la mesa, además de convertirse en máximos favoritos para el título de Copa de manera ipsofacta, ya que en el otro lado del torneo estarían el Leganés y un Sevilla muy falto de regularidad.

Veremos cómo se va desarrollando la semana, pero durante el partido ante los Zidane que perdieron 1-4, sufrieron la mala noticia de unas molestias de su jugador más en forma, Guedes, y que podría dejarle sin participar durante esta trascendental semana y media. Veremos cómo recompone el equipo Marcelino, y cómo sabe reaccionar cuando las cosas no les salen de cara, ya que esta temporada todavía no se han visto en situaciones de máxima exigencia.

Ridículo de la federación

El botellazo lanzado en Mestalla contra los jugadores el Barcelona está trayendo mucha cola y muchas declaraciones. La peor y más sangrante es la de Tebas, en la que acusa de teatreros y de fingir a los jugadores en vez de condenar el acto del lanzamiento de la botella. Es otra declaración más que corrobora lo inepto que es Tebas al frente de la LFP. El presidente de la liga debería proteger más a los activos que le dan de comer que son los jugadores en vez de criticarlos, y no abusar de ellos y colocar los horarios a su antojo en función de quién pague sin tener en cuenta necesidades o competiciones internacionales. Pero ese es otro tema del que se podría hablar y mucho.
 
Que los jugadores del Barcelona exageraron la situación, de acuerdo, pero eso no es excusa para desvirtuar una acción que el propio Valencia ya se ha encargado de censurar con la expulsión de por vida del aficionado. También es cierto que antes del botellazo Neymar se dirigió a la grada de forma provocativa, pero eso no es excusa para el lanzamiento de botella, y es algo que el Barcelona debería condenar. El club catalán está dolido con Tebas y la prensa por cómo se ha tratado el tema, y estoy de acuerdo con ello, pero tampoco les he visto condenar la actitud de un Neymar que sin su provocación quizá no se hubiese producido ningún botellazo.
 
Dejando a un lado si el arbitraje fue justo o si se favoreció a uno o a otro, lo que está claro es que esto sigue siendo deporte, y que los periódicos con sus campañas subjetivas empañan lo que es la esencia de este deporte, el fútbol unido a la polémica. No se puede condenar lo que hacen los clubes rivales y no mirarse al espejo y hasta que no comprendamos eso seguiremos en esta absurda encrucijada donde tan de moda se ha puesto el exaltar a tu equipo y defenderlo usando la violencia si hace falta.

Alcácer da el paso

El futuro de Paco Alcácer parece alejado de Mestalla cada vez más. Y su destino parece irremediablemente el Barcelona, que ya preguntó por él al club che y siempre obtuvo negativa a negociar, por lo que el jugador se ha visto obligado a dar el paso y pedir al club su salida. Y es algo traumático para el Valencia ya que estamos a falta de seis días para el cierre del mercado y además ya han realizado la venta de Negredo, quedando como únicos referentes Santi Mina y Alcácer, pese a que Rodrigo también pueda ejercer en esa posición. Se trata además del capitán del equipo y de un jugador de la cantera por lo que la afición estará de uñas ante esta decisión del delantero.

No corren buenos tiempos para el club del murciélago, que tras una desastrosa campaña anterior ha comenzado esta campaña de igual modo cayendo en casa ante las Palmas y con pañolada (algo habitual en Mestalla vayan bien o mal las cosas). La política deportiva del equipo parecía que iba para hacer otro gran proyecto deportivo para luchar por las plazas de acceso a la liga de campeones, pero la venta de André Gomes junto con las posibles de Alcácer y Mustafi pueden dejar un hueco difícil de llenar en Paterna. Otro año más parece que Peter Lim no va a realizar una gran inversión y que finalmente los fichajes que llegan siguen siendo de la mano de Mendes como en el caso de Nani.

La inestabilidad de la campaña pasada con hasta cuatro entrenadores a lo largo de la misma (hay que contar que Boro dirigió un partido) unido al mal inicio de esta y la poca confianza que hay en Ayestarán, básicamente si está ahí es porque no han encontrado una opción mejor, puede provocar una destitución tempranera y tirar por la borda una temporada que acaba de empezar y que tiene camino de ser parecida a la anterior. El caso Parejo se ha saldado de momento con el perdón del jugador y la titularidad en el primer partido pero no sería de extrañar que volviese a saltar la liebre en este tema. Corren momentos difíciles para los del murciélago.

Setién sigue sorprendiendo

El regreso a la primera división el año pasado que vivió las Palmas estuvo marcado por un flojo comienzo de competición que hizo que destituyeran a Paco Herrera por Quique Setién convirtiendo éste a los canarios en el equipo revelación de la segunda vuelta, y, este año, ya desde el comienzo ha demostrado que no fue por casualidad. El partido de anoche en Mestalla confirmó a un equipo alegre,de buen trato de balón y que si mantiene la cabeza centrada del siempre volátil Boateng (ayer cuajó un buen partido y marcó un golazo), puede aspirar a entrar incluso en Europa. Mantener en el equipo a Roque Mesa para el centro del campo fue una declaración de intenciones y con Jonathan Viera manteniendo el nivel de la temporada pasada (ayer marcó también) unido al ficahej del croata Livaja que ayer se estrenó con dos goles hacen mirar con optimismo lo que queda de temporada al equipo.

Y no era plaza fácil la de anoche, un Mestalla que estaba expectante de ver como empezaba una nueva temporada tras el desastre de campaña anterior en la que se quedó fuera de Europa y coqueteó muchas jornadas con el descenso, el baile de entrenadores, y los problemas de pretemporada con Parejo (parece que con la titularidad de anoche superados), pero se vieron superados en todo momento por los de Setién, que pese a empezar perdiendo tuvieron personalidad y remontaron hasta el 1-3 y supieron aguantar toda la segunda parte con el 2-3 y terminaron certificando su gran victoria en los últimos minutos, coronando a Setién y a los suyos como un equipo a tener en cuenta y muy agradable de ver.

Desastre de Valencia

Lo del partido de ayer fue ya la gota que colmó el vaso de Mestalla hacia Neville, Mendes y sobre todo Lim. Todo se resume en la jugada que expulsan a Santos, y Negredo que iba a salir le manda al banquillo pero ante la petición de la grada vuelve a salir. El entrenador lo justificó qrgumentando que no sabía que habían expulsado a Santos, y que posteriormente su equipo técnico le sugirió jugársela y meter a Negredo. En que cabeza pude caber que el entrenador no se de cuenta de que expulsan a un jugador suyo, y que luego no tenga la capacidad de reacción suficiente para tomar ese tipo de decisiones.

Empieza a ser sangrante ver como un proyecto que parecía poder competir de tu a tu con los tres de arriba está más cerca del descenso casi que de los puestos europeos. El proyecto ché además depende de entrar al menos en Europa League, sino va a ser complicado convencer a jugadores de nivel de venir a enrolarse al proyecto. Peter Lim además está a 12.000 kilómetros de distancia y su mano derecha como presidenta no parece muy ducha en temas deportivos. Y ya ni hablamos de los pactos con Mendes ni de la decisión de colocar a Gary Neville (un entrenador que jamás había entrenado que no conoce en absoluto la liga española y que además no habla ni un ápice de castellano) al frente del proyecto por ser amigo íntimo suyo. Corren malos tiempos en Paterna y lo peor es que no tiene pinta de mejora a corto plazo.

Último servicio de Otamendi

Parece claro que el futuro de Otamendi está lejos de Mestalla. Su declaración de intenciones durante la copa América en la que dijo que no quería seguir jugando para el Valencia parece que ha dado sus frutos. En el trofeo naranja hubo pitada para el jugador, y ahora que viene la previa de la Champions ante el Mónaco parece que la cosa se pone seria. Se comenta que jugador y club han llegado a un acuerdo, el jugador cumple en la previa de Champions y el club posteriormente facilita su salida.

Tiene a los dos equipos de Manchester como únicos pretendientes tras la renovación de Ramos por el Madrid, y el United tras el dinero recibido por el traspaso de Di María parece partir con ventaja. Otamendi sólo ha estado un año en el Valencia pero ha bastado para ver en él a un central contundente, rápido y poderoso en el juego aéreo. Es decir, el central ideal para la premier. Su fichaje por el United supondría cerrar la sangría dejada en la zaga de Old Trafford desde la marcha de Vidic.

Su agente es Jorge Mendes y fuentes cercanas al jugador aseguran que el agente ha llegado al acuerdo con Salvo y con Lim para facilitar la marcha del jugador tras la previa. Parece que Otamendi todavía va a hacer un último servicio al Valencia antes de su marcha. Veremos cómo le recibe la siempre exigente hinchada ché.

Derbi valenciano

Este fin de semana se juega un precioso derbi valenciano con los dos equipos realizando una gran temporada. El Valencia que ha metido la directa hacia la tercera posición llega lanzado y con Gayá y Parejo con ganas de demostrar a del Bosque que se equivoca al no llevarles con la roja.

Por su parte el Villareal llega quizás en el peor momento de la temporada en cuanto a resultados ya que las tres derrotas consecutivas contra el Sevilla han sido un duro golpe anímico para un equipo integrado en su mayoría por jóvenes promesas.

El domingo a las 17:00 en Mestalla se veran las caras dos de las revelaciones de la liga como Vietto y Otamendi, descartando a Gaya que tuvo que abandonar la concentración de la sub21 por una microrotura y que todavía no se ha dictaminado el alcance de la lesión, veremos si Chéryshev tras un par de malos partidos vuelce a ser el jugador desequilibrante que ha sido esta temporada, y si Negredo hace por fin un partido redondo con la camiseta del Valencia.

Además de los jugadores el derbi valenciano cuenta con dos entrenadores de gran nivel que han tenido mucho timepo para preparar este partido y que suelen estudiar muy bien a sus rivales, por lo que no sería de extrañar una sorpresa en las alineaciones iniciales.

Mi pronóstico es favorable al Valencia, que ha cogido una gran racha de resultados y parece lanzado, pero el Villareal es experto en sorpresas y más a domicilio, como ya demostró en el Bernabéu, por lo que se avecina un derbi apasionante y en un momento crucial para ambos ya que el que pierda puede acabar muy tocado la jornada.