Archivo de la etiqueta: cHELSEA

Paso atrás de Morata

Álvaro Morata era uno de los delanteros más codiciados el pasado verano en el mercado. Su deseo de buscar más minutos le llevó a marcharse del Real Madrid donde formaba parte de la unidad B que maravilló en las últimas jornadas de liga dando mucho descanso a los titulares y llegando a jugar incluso un mejor fútbol que los once titulares en muchas ocasiones. Pese a que Zidane le explicó que para él Morata era un jugador importante, la predilección del técnico francés por Benzema unido a que Morata no fue titular en ningún partido importante con el Madrid le llevaron a tomar la decisión.

Y en esto aparecieron el Manchester United, que por momentos parecía que lo tenía ya cerrado, pero finalmente fue el Chelsea de Conte, el entrenador que ya le llevó a la Juventus, el que se hizo con los servicios del delantero madrileño por 70 millones de Euros, cifra récord para un jugador español. Y los comienzos fueron prometedores, era titular indiscutible, veía gol con facilidad y el Chelsea tenía paso firme en Champions y en Premier League, siendo además Morata uno de los favoritos de la grada blue.

Pero con la lesión de espalda, que le ha tenido mermado el final de temporada, perdió toda la confianza de Conte que ha preferido a Giroud como 9 titular el último tramo del campeonato, dejando así a Morata en el banquillo y sin Mundial. Lopetegui ha sido congruente con sus elecciones, y pese a que siempre ha tenido a Morata como su delantero titular en las categorías inferiores de la selección, estos últimos meses le han llevado a llevar los tres delanteros más en forma ahora mismo. Morata debe sobreponerse al golpe, resetearse y adaptarse al nuevo técnico que llegue al Chelsea porque presumiblemente este verano Conte no continuará como técnico blue.

El Tottenham tiene sombra

Tras la victoria en Stamford Bridge de hace unas semanas parecía que el Tottenham dejaba sentenciada la cuarta plaza que da acceso a la Champions League en detrimento del Chelsea. Con la victoria cogía un colchón de siete puntos sobre los vecinos del sur de Londres que parecía definitivo. Pero su tropiezo entre semana ante el Brighton, unido a los malos momentos que ha ido atravesando el equipo han hecho que los de Conte se coloquen a cinco puntos de nuevo y estén al acecho de esa cuarta plaza.

Parece complicado que la pierda, pero el Tottenham no es un equipo que soporte bien la presión, y no está terminando bien además la temporada. Su eliminación ante la Juventus supuso un fuerte mazazo y a partir de ahí salvo la gran victoria en el derbi no han levantado cabeza. La vuelta de Lamela además ha desplazado al jugador más en forma del equipo, el coreano Son, al banquillo incomprensiblemente, y el equipo se ha resentido, merced también a la floja temporada que ha realizado la estrella Dele Alli (aunque fue autor de dos de los goles en Stamford Bridge).

Pochettino tendrá que controlar las últimas jornadas de su equipo para no perder esa preciada cuarta plaza, ya que el futuro del equipo, unido a que el año que viene estrenarán su nuevo estadio (han estado toda la temporada jugando a préstamo en Wembley) dependen de jugar la Champions League el año que viene. Si quieren retener a Harry Kane y Dele Alli deberán aguantar las últimas jornadas la persecución de un Chelsea que va a ir con todo a por la cuarta plaza.

Conte sentenciado

Ayer el derbi de Londres entre Chelsea y Tottenham dejó muy tocado al conjunto blue. Los de Conte, que se pusieron por delante en el marcador y fueron muy superiores durante los primeros 45 minutos, vieron como sus posibilidades de disputar la Champions del año que viene prácticamente se esfumaron con esta derrota que los aleja ya a ocho puntos respecto al cuarto clasificado y les deja con la Carabao Cup como único título al que aspirar esta misma temporada.

Ha sido un año complicado para los de Conte, tras ser absolutos dominadores de la Premier el año pasado, igualando el récord de victorias consecutivas de la Premier, el verano fue movido, con movimientos muy poco entendibles, y con decisiones más que discutibles (lo de Diego Costa no hay quién lo entienda, además de las salida de Matic), y rumores constantes de cese de un entrenador al que el presidente ni dirige la palabra, según fuentes cercanas al club.

Este palo de quedarse fuera de la Champions obligará a invertir fuerte este verano por parte de Abramovich, además de la dificultad de retener a todas sus estrellas sabiendo que el año que viene sólo disputarán la Europa League. Una lástima cómo va a acabar el periplo del buen entrenador italiano en el club inglés, en el que tanto ayer como en la eliminatoria de Champions ante el Barcelona mereció más que derrotas. Es lo que tiene el fútbol, que es de todo menos justo.

El Aleti ata a Costa

Finalmente y tras mucha espera, Diego Costa vestirá la rojiblanca a partir de Enero de 2018. Tras duras negociaciones con el Chelsea, que por momentos estancaron la situación más de lo necesario, Costa se convertirá en el fichaje más caro de la historia del Atlético de Madrid. Ahora queda la parte difícil para el hispano brasileño ya que le quedan tres meses sin poder disputar un partido oficial con su nuevo equipo con el que podrá entrenar a partir de la semana que viene.

Costa siempre dejó claro que sólo quería jugar en el conjunto rojiblanco y ve como su deseo se convierte en realidad. Se reúne así Simeone con su delantero predilecto y con el que más rendimiento ha sacado a su equipo. Costa lideró al Atlético más goleador de siempre en la histórica temporada de 2014 que acabó con ambos levantando el campeonato de Liga.

El Atlético hace así un esfuerzo considerable, unido al fichaje de Vitolo y a las renovaciones realizadas el último año de Griezmann, Saúl, Koke, Oblak, Lucas o Torres por poner algunos ejemplos, dejando claro que quiere dar ese salto cualitativo para seguir peleando con los más poderosos económicamente. El equipo está respondiendo a las mil maravillas y las dos incorporaciones harán del Atlético un equipo temible y muy difícil de batir.

Difícil para el Atlético

Ayer casi todo fueron malas noticias para el cuadro colchonero en el sorteo de la Champions, quedó en cuadrado en un grupo bastante difícil, con equipos de buen nivel que pondrán cara la clasificación y el rival asequible del grupo obliga a un viaje larguísimo hasta Azerbayán. Todo complicaciones en un grupo muy igualado en el que el Atlético debería clasificarse pero teniendo un fuerte desgaste en todos los partidos de la fase, y sin poder permitirse ningún despiste.

Además de la dificultad de los equipos con los que ha quedado encuadrado está el problema de compartir grupo con el Chelsea que ahora ya no vería con tan buenos ojos la venta de Costa al equipo colchonero, pese a que no pueda enfrentarse a ellos aunque fiche por los rojiblancos, el revuelo que está viviendo Conte en el banquillo blue, donde se dice que todavía puede ser despedido y que se están buscando sustitutos para su puesto, pueden provocar que el conjunto londinense se cierre en banda con la salida del hispano brasileño.

Sea como fuere el Atlético es favorito para pasar a octavos de la competición pese a la dificultad, incluso si se me permite es favorito para ser primero de grupo visto como compite el cuadro rojiblanco en Champions, y además sólo sabe ser primero de grupo desde que compite la máxima competición internacional con Simeone en el banquillo. Está ante el grupo de clasificación más difícil en la era Simeone y eso es algo que motiva a los rojiblancos como ya dejó entrever Griezman en su twitter anoche al conocer el sorteo.

Extraños movimientos de Conte

Antonio Conte es uno de los mejores entrenadores que hay en la actualidad, los datos lo avalan y los éxitos con sus equipo son irrefutables. Fue el entrenador que devolvió a la Juventus a la grandeza tras el paso por segunda división y la pérdida de nivel respecto al resto de competidores en la serie A. Luego triunfó con la selección italiana, haciendo un gran papel en la Eurocopa última donde sólo fue eliminada por Alemania en los penaltis pero se había convertido en favorita tras eliminar a España en octavos.

Y con este cartel Abramovich confió el proyecto blue en él, para devolver al Chelsea a lo alto de la Premier tras coquetear con el descenso y pasar un año de auténtica penuria en la Premier en el último año de Mourinho al frente del equipo. Y pese a un comienzo difícil, sonadas derrotas ante Liverpool y sobre todo el 3-0 ante el Arsenal, que trajo consigo el cambio a defensa de cinco que tan buen rendimiento le dio al equipo, fue capaz de igualar el record de victorias seguidas de un equipo en la Premier League con 12, además de ser un líder sólido durante todo el año.

Lo que no se entiende son sus últimos movimientos en el mercado. Sus problemas con Diego Costa, al que ha apartado sin problemas del equipo y lo ha sustituido por un delantero de características totalmente distintas como Morata no tiene pinta de salirle bien además de haber pagado un precio desorbitado por un jugador que no ha demostrado valer tanto, y dejar marchar a Matic a un rival directo como el United, con la buena temporada que había hecho el serbio por el fichaje de Bakayoko el Mónaco supone un riesgo demasiado grande y le deja sin calidad ni profundidad de banquillo en una temporada que recordemos no podrá contar con Hazard los primeros meses de competición por una fuerte lesión en el tobillo.

Los campeones de liga pinchan

Este verano no está siendo fácil para los principales campeones ligueros europeos. Tanto Madrid como Chelsea no saben lo que es la victoria odavía en pretemporada, el Bayern aunque ganó al Chelsea ha recibido dos serios correctivos ante Milán y sobre todo ante Liverpool en su estadio y en su torne (la Audi Cup), el Mónacao ha perdido la Supercopa de Francia ante el PSG en Tánger y sigue sin ver marcar a Mbappé y la Juventus tampoco da grandes sensaciones tras su gira americana y su partido ante la Roma resuelto en los penaltis tras el empate a uno.

El caso que parece más grave es el del Bayern, que no acaba de carburar y sus nuevos fichajes. en especial James y Tolisso no parecen adaptarse óptimamente. Además se le han lesionado Thigo, Alaba y el propio James complicando aún más la situación del equipo. El Madrid también es otro que ha dado malas sensaciones aunque no ha podido contar todavía con Cristiano ni cas con Ramos por problemas de otitis. El paso adelante que debería haber dado Bale no ha sido así y el equipo navega sin rumbo por los partidos dando muy mala imagen.

De momento es pretemporada y los amistosos están para eso, para ver los defectos y poder corregirlos a tiempo, pero la competición empieza en semana y media para algunos y quedan muchos deberes para hacer. El Madrid va a a ser el más castigado de todos ya que debe disputar la Supercopa de Europa y la Supercopa de España y debutar en liga en menos de dos semanas todo, una acumulación de partidos innecesaria que nunca es bienvenida, pero a comienzos de la temporada peor aún si cabe.

Solo Costa ha dado el paso

Diego Costa está deseando recalar de nuevo en el Atlético de Madrid, eso es un secreto a voces, y que está haciendo todo lo posible para que eso ocurra es algo más que evidente (declaraciones, no presentarse a la pretemporada, no ir a la gira China con el equipo), pero parece que es el único que está poniendo de su parte para volver a lucir la rojiblanca ya que la directiva atlética está tratando la negociación con excesiva calma, quizás demasiada.

Ya empieza a haber equipo que preguntan por la situación del delantero que no volverá a vestir la camiseta blue del Chelsea. Costa prefiere el Atlético pero si no empieza a ver que el club se mueve un poco por él puede empezar a plantearse otros equipos. El Milán puja con fuerza y tiene un gran capital chino detrás, aunque parece que su principal objetivo sigue siendo el gabonés Aubameyang por el que sigue en negociaciones con el Dortmund. Pero una ruptura o un fracaso en las negociaciones por el delantero pueden provocar que centren sus esfuerzos en Costa dada su situación.

El Chelsea además no quiere seguir más con este culebrón, tener a un jugador que no cuenta para el entrenador y que está apartado no es beneficioso para ninguna de las partes, pero tampoco quiere regalarlo, y eso es algo que el Atlético está esperando, que lo vendan como una ganga aprovechando el deseo del delantero, pero eso es algo que va a ser complicado que suceda, por lo que es el momento de mostrar interés de verdad en reforzarse con el delantero hispanobrasileño de una vez por todas y dejarse de rodeos y de opciones B como llevan haciendo los últimos tres años.

Locura por Morata

Ayer se confirmaba la marcha de Morata del Real Madrid rumbo a Londres para recalar en el Chelsea. Petición expresa de Conte, el canterano blanco vuelve a reencontrarse con el entrenador que apostó por él cuando militaba en la Juventus de Turín. Morata así puede ver su deseo de salir del club blanco en busca de minutos concedido en un año pre mundial en el que jugar es básico para poder ir con la selección.

Pero si se hablan de las cifras de traspaso es para asustarse. 80 millones más variables a pagado el equipo de Abramovich por el delantero, una cantidad descomunal por un suplente y que tampoco es un delantero de élite mundial, o al menos no ha tenido los minutos suficientes para demostrarlo. Esto habla de la barbaridad de contrato televisivo que firmaron el año pasado los clubes de la Premier League, el mayor de la historia y que ha convertido a todos los clubes en grandes agitadores de mercado.

Con la llegada del 9 madridista además se puede aclarar más el futuro de Diego Costa, que ya parecía lejos de Stamford Bridge, y que ahora ya con su puesto ocupado parece previsible que su marcha al Atlético sea cuestión de horas. El mercado se ha vuelto loco y ha convertido a Morata como el español más caro de la historia y como la venta más alta del Real Madrid. Y todo por un mercado inflacionado por el maldito contrato televisivo de la Premier.

Última bala del City

La derrota de ayer del Chelsea en casa ante el Crystal Palace puede animar un poco las última jornadas de la Premier si lo aprovechan bien sus perseguidores. El City, que ya se descartaba completamente tiene dos partidos que van a decidir su futuro inmediato en la competición y que tras el varapalo de la Champions pueden animar un poco a sus aficionados en otra decepcionante temporada.

Esta tarde recibe a un Arsenal cabizbajo y con un aroma a reconstrucción total en verano, las polémicas con las renovaciones de Alexis y Özil unidas a la finalización de contrato tras veinte años de Arsene Wenger, hacen que no sea el mejor rival para ompetir partidos ahora mismo. Eso debe aprovechar el City, que de ganar hoy se quedaría a nueve puntos del líder.

Pero no acaba ahí la cosa, el martes hay liga entre semana otra vez y el City recibe en el Emirates al Chelsea, pudiéndole asestar un golpe fuerte y animar así el tramo final de competición que parecía totalmente decidida para los londinenses. Sería una buena manera de dar esperanzas a los aficionados de cara a la temporada que viene ya que ésta primera con Guardiola al frente no han sufrido más que decepciones.