Archivo de la etiqueta: Lesión

Kepa está solo

La historia de Kepa Arrizabalaga puede dar un vuelco de 180 grados traslas últimas noticias sobre el canterano bilbaíno. Las noticias sobre que su lesión es más grave de lo que parece y que tendrá que podría estar tres meses parado ha frenado drásticamente el interés madridista en el portero y muy probablemente deje su fichaje finalmente para el verano, dejando en una situcación más que delicada a Kepa ante el Athletic y con el Mundial en el horizonte.

Kepa había pactado con el Madrid cerrando con ellos antes que acometerían su fichaje durante el mercado invernal, sabiendo que la no renovación y permanecer en el Athletic significaba seis meses de suplencia que con seguridad le cuesten su participación con España en el Mundial de Rusia de este verano. Y si sumamos las ddeclaraciones de Zidane tras el empate en Balaídos donde aseguraba que no quería ni necesitaba ningún portero en este mercado invernal.

Así que la cosa está así para Kepa, el Madrid, con el que se dice que firmó contrato con fechas para este mercado invernal y para el de verano, parece que va a acometer definitivamente el fichaje en verano y en el Athletic la confianza en Iago Herrerín es máxima a día de hoy, por lo que parece que los próximos seis meses en el Athletic los pasará en el banquillo cerrándole con mucha seguridad las puertas del mundial al joven portero. A día de hoy Kepa está incómodo en el Athletic y sin hacer ningún tipo de declaración, lo que aumentan las elucubraciones sobre su futuro y dejan en evidencia que el portero a día de hoy está muy solo ante esta difícil situación.

Bienvenido Mr Wilshere

Jack Wilshere cuajó anoche un gran partido en el derbi de Londres anotando además el primer gol de los gunners. El medio inglés fue en su momento una de las grandes promesas de la selección de los tres leones. Pero el calvario de lesiones que ha vivido el canterano del Arsenal durante las últimas cinco temporadas le hicieron estar fuera del radar mediático. Intentó recuperar poco a poco el ritmo competitivo y volver a sentirse futbolista con la cesión en el Bournemouth, pero de nuevo las lesiones le impidieron no sólo jugar con asiduidad sino simplemente jugar.

Este verano incluso la prens inglesa no contaba con el 10 en las filas del Arsenal, se hablaba hasta de una oferta del Betis para el jugador, pero Arsene Wenger siempre ha confiado en el talentoso medio, y decidió apsotar por él, dosificarle poco a poco para poder ir contando con él en el equipo y parece que está dando frutos. Está lejos de su mejor nivel, pero ayer, y ante todo un Chelsea cuajó un gran partido y demostró que está dispuesto a volver a la élite si le respetan las lesiones.

La noticia de la recuperación de Wilshere es algo que necesitaban como el comer los gunners tras estar viviendo momentos convulsos con los rumores cada vez más reales de las marchas de Alexis y Özil del equipo. Ambos jugadores que acaban contrato en Junio son libres de negociar con cualquier equipo desde el 1 de Enero, y sus futuros a día de hoy parecen muy lejos del Emirates Stadium. Veremos si Wilshere además está tiempo de entrar en los planes del seleccionador inglés Southgate para la disputa del mundial de Rusia, ya que es una posición donde escasea el talento en Inglaterra.

Otro palo más a Boston

Boston Celtics es la franquicia más laureada de la historia e la NBA. Cuenta con 17 anillos en la mejor liga de baloncesto del mundo, y construyó la mayor dinastía ganadora de la historia de los deportes con once anillos en trece años de la mano de Read Auerbach y Bill Russell. Pero también la franquicia ha vivido el lado opuesto de la fortuna. La muerte de Len Bías, considerado el mejor jugador salido de la NCAA desde Michael Jordan, que murió de sobredosis a los pocos días de haber sido drafteado por los de Massachusetts, les hizo vagar por un desierto de malos resultados y ausencias en playoffs hasta la llegada de el siguiente mesías Paul Pierce.

Pero lejos de ser Bias el único, también sufrieron la desgracia de Reggie Lewis. El alero que estaba dispuesto a llevar a los Celtics a la senda más competitiva de nuevo tras la retirada de Larry Bird, también falleció cuando aún faltaban sus mejores años por dar a la tierna edad de 27. Tras estas dos muertes se empezó a hablar incluso de una maldición en los Boston Celtics. Pero con el paso del tiempo y sobre todo con el último anillo de Pierce-Garnett-Rondo esos tiempos ya pasaron.

Con eso llegamos ya a este verano, donde los Celtics volvían a moverse a la perfección en el mercado de agentes, comandados en lso despachos por un Danny Ainge que es un auténtico maestro en esos escenarios. Así llegaron a Boston Kyrie Irving vía traspaso, y Gordon Hayward como agente libre. Las expectativas en torno a la afición eran altísimas de nuevo. Tras haber sido el mejor equipo del Este la pasada campaña y haber llegado a las Finales de Conferencia ante los Cavs de LeBron, se esperaba que con los fichajes el equipo diese un paso a delante y pisase de nuevo las Finales de la NBA.

Y con estas nos situamos en la madrugada de anoche, el esperado partido entre los Cavs y los Celtics en el Quickens Loan Arena de Cleveland, en lo que suponía la vuelta de Irving a su ex casa. Pero a los pocos instantes de comenzar se producía una nueva desgracia. Gordon Hayward se rompía la tibia para decir adiós a la temporada en el primer partido y el primer cuarto con su nuevo equipo. La mala suerte se ha cebado con el de Indiana que ya el año pasado había conseguido ser All Star y se esperaba que siguiese con su curva de evolución como jugador. Los Celtics tendrán que suplir todo el año esta baja y rezar por que el jugador vuelva en las mejores condiciones el año que viene. El resultado fu victoria ajustada de los Cavs por tres, pero eso era lo de menos en una nueva noche más aciaga para los de Boston.

Klopp no gana para disgustos

Jürgen Klopp está vivendo momentos difíciles en el Liverpool. Tras una pretemporada esperanzadora y un inicio de Premier muy bueno, el partido ante el Manchester City le hizo mucho daño. Fue un partido muy parejo hasta la fatídica expulsión de Sané que decantó el partido para los de Guardiola que les terminaron haciendo una manita. Pero a partir de ahí los resultados han sido muy malos. No ha pasado del empate en ninguno de los partidos de la Champions League, y sólo ha sido capaz de ganar al Leicester desde entonces, alejándose de manera muy rápida de los cabezas de la clasificación.

Este sábado además tiene un importantísimo partido ante el Manchester United, en el clásico inglés, y junto a la mala trayectoria del equipo se le ha unido una pésima noticia. Sadhio Mané es baja para el partido y habrá que ver cuánto tiempo estará fuera de los terrenos de juego (se habla de 6 semanas) ya que estaba siendo el jugador más en forma del equipo. Así reciben a un United invicto y eufórico tras verse líder en la tabla, empatado con el City, y todavía invicto y con un Lukaku en estado de gracia.

Lo único bueno de este periodo ha sido la recuperación de la mejor forma de un Coutinho que había vuelto muy flojo tras su frustado fichaje por el Barcelona. Es lo único a lo que se aferra la afición de Anfield que el año pasado no perdió un solo partido ante los seis primeros y que este año ya ha ganado uno y perdido otro. Y qué mejor partido para cambiar la tendencia del equipo que el clásico inglés.

El ostracismo de Reus

“Cambiaría todo mi dinero por seguir disfrutando del fútbol”. Con esa contundencia se expresaba Marco Reus, el extremo que maravilló a toda Europa con el Borussia de Dortmund que ganó dos Bundesligas y llegó a la Final de la Champions League ante el Bayern de Munich, y que lleva ya casi más de tres años alejado de los terrenos de juego merced a unas lesiones constantes que han frenado los mejores años de su carrera. El canterano del Dortmund comenzó el calvario justo antes del Mundial de Brasil en 2014, donde una lesión absurda jugando un amistoso con Alemania en Armenia. A partir de ahí los ligamentos de su tobillo se rompieron para no dejarle volver con continuidad desde ese momento.

Se tuvo que perder el Mundial que ganó su selección (donde Löw le iba a poner de titular con total seguridad), y trabajó todo el verano en su recuperación. Pero al poco tiempo de volver una entrada criminal en la Bundesliga le obligaría a volver al dique seco durante varios meses. La fragilidad de su tobillo hacía que se temiera lo peor y su vuelta fue con cuentagotas y su nivel distaba mucho del jugador que era antes de la lesión. Había perdido la confianza en su pie y eso se notaba en cada acción que realizaba, además de cada vez que sufría una entrada todo aficionado Borusser se temiese lo peor.

Y así hasta 10 lesiones en los últimos 35 meses, con una última rotura parcial del ligamento de la rodilla que a día de hoy le tiene alejado todavía de los terrenos de juego. Todavía ni está inscrito en la Champions League con su equipo, y se ha perdido el citado mundial y la Eurocopa de Francia. La fortaleza mental que está demostrando este jugador es muy alta, ya que sigue luchando por volver (ya ha recibido el alta para poder entrenar de nuevo), pero recuperar su mejor versión, esa que hizo que Bayern, Real Madrid y Barcelona se pelaran por su fichaje y fuesen rechazados debido al amor a esos colores parece complicado. Aunque con Reus siempre hay que confiar.

Enésima lesión de Bale

Al final salió a la luz la lesión de Gareth Bale. El Madrid intentó ocultarla inútilmente pero el Galés tuvo que abandonar la concentración con su selección, dejándola sola en los decisivos encuentros de clasificación para el Mundial, con el billete muy complicado para la selección británica. Pero todo esto no disimula que es el extremo vuelve a tener una nueva lesión en el sóleo que le va a tener apartado de los terrenos al menos un mes.

La misma lesión que cada temporada le hace perderse gran cantidad de partidos y que vuelve ahora a apartarle tras una gran actuación en el Signal Iduna Park con un gran gol, pese a que se terminase lesionando en el partido. Se perdió el partido ante el Espanyol del domingo por precaución se decía pero la evidencia es la que es, Gareth Bale va a cumplir su quinta temporada en el Madrid y no ha explotado pese a ser el futbolista más caro de la historia de la entidad blanca, y su historial de lesiones es también de los más extensos de la historia.

De nuevo Isco tendrá que suplir la lesión de Bale, que ya el año pasado hizo que el Madrid fuese ese equipo invencible, cuando juega Bale es cuando peores números sacan los de Zidane, por lo que ya la etiqueta de imprescindible que perdió anta muchos empieza a ser una evidencia ya. Ahora tanto Isco como Asensio aprovecharan la oportunidad para poner en dificultades a Zidane cuando vuelva el 11. Pero su vuelta visto lo visto no será por mucho tiempo a menos que haga caso a Giggs y cambie los métodos de recuperación. A los 28 años el galés no puede perderse más de la mitad de cada temporada por lesiones musculares ni por recaidas. Es hora de que se asuman culpas y se detecte el problema.

Mala suerte de Milic

Arkadyus Milik es el delantero polaco por el que apostó el Nápoles hace dos tempordads cuando se confirmó la marcha de Higuaín a la Juventus de Turín por 96 millones. El delantero polaco era una de las sensaciones jóvenes de Europa y despuntaba ya en las filas del Ajax de Ámsterdam además de realizar una buena Eurocopa junto a Lewandowski con Polonia.

Su aclimatación al equipo era bastante buena pero todo se truncó con una inoportuna rotura del ligamento cruzado de la rodilla que lo mantendría alejado de los terrenos de juego toda la temporada. Su primera temporada en el equipo y se la pasaba prácticamente en blanco dejando al Nápoles sin su goleador. Su baja fue suplida por Mertens como falso 9 con saldo positivo, pero las expectativas para esta campaña eran muy altas después de la espera.

Y Milic no defraudó, comenzó haciendo lo que mejor sabe hacer, marcando con su equipo y contando por victorias todos los partidos de liga, pero tras el partido ante el Shaktar en Doneskt, donde anotó el gol napolitano, volvió a sufrir la misma lesión. Rotura del ligamento de la rodilla que lo mantendrá alejado de los terrenos al menos cinco meses, dejándole prácticamente sin participar otra campaña más. Muy mala suerte la del polaco que apuntaba a estrella pero que de momento le está tocando vivir la cara amarga del fútbol.

Segundo sin Kawhi

Las peores noticias para los Spurs se han confirmado. La lesión de Leonard le apartará con casi total seguridad del segundo partido de esta noche. Un partido fundamental ya que un 2-0 a favor de los Warriors sería una losa muy difícil de levantar. Tras la jugada con Pachulia en la que sólo el Georgiano sabe si puso aposta el pie para la torcedura del alero, los de Popovich perdieron a su mejor jugador y referente en un partido el el que estaban dando un repaso en el Oracle.

La historia tras la lesión fue una remontada espectacular de unos hasta entonces desdibujados Warriors y que verán como los Spurs no pueden contar por lesión ni con Parker ni con Kawhi. Sería la novena serie de las últimas once en las que los Golden State se enfrentan a un rival con mínimo un titular lesionado. Demasiada ventaja para un equipo que dos finales consecutivas de la NBA y se ha reforzado con el mejor agente libre del mercado.

De todas maneras si alguien puede levantar al equipo en esta situación ese es Popovich. El míster es capaz de dar una vuelta a su banquillo y encontrar una solución y poder llevarse un partido inesperado. Ya demostraron que pueden secar a los Warriors y sólo la sorpresa de perder a su mejor jugador despistó a un equipo que hasta entonces había sido capaz de anular al mejor ataque de la liga. Partido estratégico el que nos espera esta noche y que marcará mucho el devenir de una serie que en su primer partido ya ha estado llena de polémica.

Alarma en el lateral

Se acumulan las malas noticias para el Atlético de cara a la ida de semifinales de la Champions, a las ya sabidas de Yanick Carrasco y Juanfran se les puede unir Sime Vrsalijko, dejando al Atlético sin lateral derecho puro para el derbi. El croata que se lesionó en el encuentro liguero frente al Sevilla no se ha recuperado a tiempo para entrar en la convocatoria ante Las Palmas y parece que su participación en el derbi de semifinales es muy complicada.

La alternativa puede volver a ser Giménez, que en los dos partidos que le ha tocado ocupar esa demarcación ha cumplido a la perfección, dejando muestras de su gran polivalencia, ya que este año ha jugado de central, medio defensivo y ahora de lateral, y cumpliendo en todas con buena nota. Pero las semifinales no son escenario para experimentos ni para parches, y pese al buen nivel de Giménez, esta carencia puede hacer al Atlético sufrir y mucho por esa banda, que además sería la que atacara durante todo el partido Marcelo, un experto en desbordar constantemente.

Además el previsible plan de Simeone de colocar a Giménez en el medio para ayudar a la contención e impedir el juego entre líneas del Real Madrid y obligarle a jugar por la banda y a centros laterales donde el Atlético se siente más cómodo se vería seriamente afectado, cambiando la disposición táctica de todo el equipo. El Cholo es un maestro a la hora de recomponer al equipo y sobreponerse a las bajas, pero estas dos son muy sensibles y le borran de un plumazo su previsible idea inicial.

El drama de Boban Jankovic

El nombre de Slobodan “Boban” Jankovic siempre estará asociado a aquel desgraciado 28 de abril de 1993 donde el tiempo se detuvo mientras que la mayor de las desgracias se apoderaba del alero serbio. Tras pitar los árbitros falta en ataque al serbio que suponía su eliminación del partido su fuerte carácter y temperamento le jugaron una mala pasada, con toda su rabia golpeó la base de la canasta, que debía estar acolchadapero que no lo estaba debidamentes, con tan mala suerte que tras el golpe secó cayó redondo al suelo.
 
Entre gritos de dolot y sangre en la cabeza valbuceaba que no sentía las manos ni las piernas. Horas más tardes los peores presagios se confirmaban, Boban Jankovic tenía una lesión medular irreversible que le haría estar el resto de su vida ligado a una silla de ruedas. Se cebaba así la mala fortuna con un jugador que lo había sido todo en el Estrella Roja durante más de una década y que ahora era todo un ídolo en el Panionos griego, país donde se quedaría a vivir tras su dura lesión y donde vería cómo su equipo le retiraría el dorsal 8 en su honor.
 
Pese a no derrumbarse tras la noticia el tiemo fue haciendo mella en él, empezó a engordar ostensiblemente y su mujer terminó abandonándole, pero su orgullo siempre se mantuvo intacto: “Soy un guerrero, no un mendigo” era lo que solía decir siempre que era preguntado por esto hsta que el 29 de junio de 2006, cuando se dirigía  al isla de Rodas de vacaciones, un paro cardíaco se llevó por delante la vida de un jugador que siempre lo dio todo en la cancha y que una mala decisión le privó de seguir mostrando su talento.