Archivo de la etiqueta: Barcelona

El Barcelona una incógnita como visitante

El Fútbol Club Barcelona se encuentra en un momento extraño de sensaciones, por un lado está brillantemente clasificado para la Final de Copa del Rey, en Liga sigue líder destacado con 7 puntos de ventaja sobre su actual perseguidor, y en Champions pasó como primero de grupo e invicto en un grupo con la Juventus como principal contrincante en la lucha por el liderato. El ambiente debería ser de euforia y de confianza, pero nada más lejos de la realidad, los últimos partidos ligueros de los blaugrana en Liga, donde han dejado escapar 4 de los últimos 9 puntos, unidos al rival de esta noche hacen que haya cierta preocupación en el entorno culé.

El Barcelona, pese a estar invicto esta temporada (sin contar la Supercopa de España), fuera de casa no está dando las mejores sensaciones. Salvo en el Clásico, no ha sido capaz de ganar ni a Atlético ni a Valencia, cosechando sendos empates con goles en el último tramo de los partidos, y en Champions la cosa no mejora, empate sin goles en Atenas ante Olimpiacos y en Turín ante la Juventus (cierto que en ambos Messi fue suplente y rotó), y ante el Sporting de Portugal ganó por la mínima merced a un gol en propia del conjunto lisboeta.

Por tanto, los números pueden maquillar algunas dificultades del Barcelona, que además tendrá en frente a uno de los pocos equipos a los que Messi no ha marcado jamás (y ya van ocho enfrentamientos), y uno de los campos que peor se le dan a los de Valverde, donde sólo han cosechado una victoria en todas sus visitas. Conte además lleva tiempo obsesionado con este partido y sabe los puntos débiles de un Barcelona que debe dar un golpe sobre la mesa para despejar todas las dudas que hay en torno al equipo.

A Xavi se le atraganta la jubilación

Xavi Hernández es uno de los mejores (sino el mejor) medio que ha tenido la selección española en toda su historia. Su carrera y sus títulos son incontestables y su estilo innegociable. Y es ese estilo (instaurado por Cruyff como copia del modelo del Ajax en Holanda) el que le está convirtiendo en un fanático, ahora que está en su retiro dorado en Qatar, incapaz de apreciar ningún otro estilo o planteamiento que no sea el suyo, despreciando al resto y menospreciándolo categóricamente, como si él siempre hubiese jugado a eso en la época de Van Gaal.

Todo esto viene a raíz de la última entrevista que ofreció el de Tarrasa, en donde afirmó categóricamente que no entendía cómo el Madrid podía haber ganado su duelo ante el PSG, en el que afirmaba que Neymar había sido muy superior a Cristiano, y en el que criticaba la manera de ganar del Real Madrid, por no ser comulgable con su estilo, o mejor dicho el estilo del Ajax que el Barcelona se ha apropiado como si ellos fuesen quienes lo hubieran creado.

No es la primera vez que pasa con Xavi, hace un par de meses en otra entrevista, puso de ejemplo a Simeone como el anti fútbol, como un jugador que tortura a sus jugadores obligándoles a jugar mal, sólo por el hecho de ir a por la victoria, Xavi en esa entrevista afirmaba que en un partido de Champions en el Calderón, veía a Simeone feliz cuando su equipo se encontraba sin la pelota, cuando eso es una gran mentira ya que en la Champions el Atlético eliminó las dos veces que se enfrentaron a los blaugrana con sendos repasos de fútbol en el Calderón.

En resumidas cuentas creo que Xavi debería tener más amplitud de miras, no cerrarse sólo a una idea de juego que sin un jugador desequilibrante total como lo fue Cruyff en Holanda o Messi en el Barcelona no es efectivo. Ya se ha visto los fracasos de Guardiola intentando instaurarlo en el Manchester City o en el Bayern durante tres temporadas, en las que por cierto, Simeone volvió a eliminar a su estilo tras pasar por encima del Bayern en el Calderón y de no ser porque Torres falló un penalti, haber ganado el partido del Allianz también.

Adiós al Mago de la Sonrisa

Ronaldinho Gaúcho anunció que cuelga las botas de manera oficial, tras casi dos años deambulando sin equipo. El brasileño, que dominó el fútbol a su antojo por un breve (quizás demasiado) periodo de tiempo nos deja ya sólo con el recuerdo de sus gambetas y su regates a menudo inverosímiles, pero siempre con esa sonrisa tan característica suya.

Él solo cambió el rumbo de un Barcelona que naufragaba a la deriva desde hacía varias campañas. La presidencia de Gaspart casi acaba con el club y llegó Laporta para dar un lavado de imagen y un impulso de nuevo al club. Su primera opción fue Beckham, pero tras arrebatárselo el Real Madrid, apostó por Ronaldinho, que venía de ser campeón del Mundo en Korea y Japón.

Ya desde su debut, en el partido del gazpacho (se jugó a las 12 de la noche), anotó una auténtica obra de arte ante el Sevilla, dejando la sensación ya al Camp Nou de que estaba ante un jugador diferente. Su progresión en el equipo fue espectacular y conquistó la segunda Champions para el Barcelona en París ante el Arsenal.

Además acogió bajo su ala a un canterano recién ascendido al primer equipo, de nombre Leo Messi, al que por cierto dio su asistencia para su primer gol. Pero una vez que alcanzó la cima, no aguantó. El genio no quiso cuidar su cuerpo y poco a poco su juego se fue apagando, siempre con algún destello o alguna genialidad, pero ya muy aislada, teniendo que abandonar el Barcelona con el desembarco de Guardiola.

Quizás es cierto que fue demasiado corto su reinado, que pudo estar más tiempo al máximo nivel, pero lo que realmente tenemos que quedarnos de él es con la felicidad que tenía al jugar y con ser junto a Maradona el único jugador del Barcelona que ha salido ovacionado del Santiago Bernabéu tras su exhibición de 2004.

Valverde y el triunfo del trabajo bien hecho

Ernesto Valverde ya ha firmado el mejor inicio de temporada en la historia del Fútbol Club Barcelona. El equipo está invicto en todas las competiciones y marcha con nueve puntos de ventaja sobre el segundo clasificado en Liga además de haber pasado de ronda en Copa y terminado como primero de grupo en Champions. Y lo ha hecho todo tras uno de los veranos más complicados (si no el que más) de la historia del Barcelona. El txingurri se encontró con el terremoto veraniego de Neymar y lo supo gestionar como mejor sabe. Sin levantar una palabra pero teniendo claro la idea de juego y de equipo que quería.

Acertó cuando fue el único que apostó por Paulinho, ha sabido sobreponerse a no poder contar con Dembélé en todo lo que llevamos de temporada prácticamente, y ha jugado en todos los campos complicados del campeonato salvo en el Pizjuán sin haber perdido uno solo. Y todo en un clima de calma que hacía mucho que no se vivía en Can Barça. Es el triunfo de un hombre tranquilo que merecía la oportunidad de entrenar a un equipo grande y que la está aprovechando al máximo.

Y el Sábado fue otra exhibición. Poco a poco, Valverde ha cambiado la estructura del juego del Barcelona para hacerle un equipo más rocoso, más difícil de atacar y menos vulnerable en defensa, algo de lo que llevaba años adoleciendo el equipo. Y todo ello sin que Messi (pichichi del campeonato) o Suárez (al que le ha costado entrar en dinámica por molestias en su rodilla), se hayan resentido en sus cifras goleadoras. Ambos marcaron en el Bernabéu para dejar la liga sentenciada prácticamente y para dar un golpe sobre la mesa dejando claro que este Barcelona sabe competir ante cualquier rival y en cualquier estadio.

El Madrid obligado a ganar

El ‘Clásico’ llega este sábado con urgencias máximas para el Real Madrid que ve como el Barcelona está a 11 puntos de distancia ahora mismo (con un partido más) y con la tranquilidad de que pase lo que pase seguirá siendo líder destacado del campeonato. El Madrid por su parte tendrá que hacer frente al cansancio que le ha supuesto el Mundialito de Clubes y que puede provocar bajón físico durante el trascendental partido.

El Madrid parte como favorito, tiene la necesidad de ganar, con el público a su favor, y con una plantilla bastante superior a la del Barcelona, por mucho que la clasificación diga lo contrario. Pero en el Barcelona juega Messi, que tiene tomada la medida al Madrid (es el máximo goleador de la hsitoria de los clásicos) y al Bernabéu y puede cambiar él solo el devenir del partido. Pero en condiciones normales el Madrid es favorito total para un partido que puede dejar fuera de la liga al Madrid cuando no se lleva disputado ni la primera vuelta del campeonato. Valverde es muy consciente de eso y alineará a cuatro centrocampistas para intentar hacer frente al poderío blanco en la medular y marcar con especial atención a un Isco que a día de hoy es el elemento diferencial del Madrid con diferencia.

Zidane se guardará la carta de Gareth Bale para la segunda parte para intentar aprovechar el cansancio de los titulares y aprovechar los posibles espacios que puedan aparecer. Valverde perdió a su principal revulsivo arriba que era Alcácer, y Deulofeu se lesionó esta misma semana por lo que unidos a la baja de Dembélé deja con muy pocos efectivos el frente de ataque de un Barcelona que con Messi y Suárez recuperando su mejor nivel tratarán de asaltar por segundo tercer año consecutivo el Santiago Bernabéu y dejar al Madrid fuera de la lucha por la Liga.

Amor no dio opción al Atlético

El Barcelona se paseó ante el Deportivo en el último partido de la jornada del Domingo. Pero lo que nadie imaginaba era que las declaraciones posteriores a ese partido desataran una tormenta para el propio Barcelona. Al finalizar en la zona del palco, Guillermo Amor atendió a los micrófonos de Canal Plus con Mónica Marchante y confirmó que se habían puesto en contacto con el entorno de Antoine Griezmann y con el propio jugador para que recalara en el club blaugrana el próximo verano.

Tras estas declaraciones, toda la parroquia rojiblanca pidió a sus dirigentes que hicieran algo ante lo que ellos consideran una afrenta en toda regla. Y así el propio club se ha visto obligado a denunciar al Fútbol Club Barcelona ante la FIFA por maniobras ilegales en el fichaje exponiendo al club blaugrana a una sanción de hasta dos años sin poder fichar.

Ni Cerezo ni la directiva tenían ninguna intención de entrar en conflicto con el Barcelona, con quien por otra parte mantienen unas relaciones excelentes (o mantenían). Pero la confirmación pública de Amor unido a la cantidad de mensajes de indignación por parte de la afición rojiblanca les han dejado en un callejón sin salida. Ya había comentado Cerezo a lo largo de la semana pasada que había que desvincular los sentimientos del fútbol, que había que entenderlo como un negocio, por lo que da a entender que era consciente de que el entorno del Barcelona estaba tocando al jugador francés. Pero al haberse confirmado públicamente no le ha quedado más remedio que actuar de esa manera que en caso de demostrarse dejará muy tocado al Barcelona y a su proyecto.

Dichoso pasillo

El Real Madrid recibirá este sábado a la 13 de la tarde al Fútbol Club Barcelona en el Santiago Bernabéu como campeón del Mundialito de clubes celebrado en Abu Dhabi. Y el principal morbo es ver si el Barcelona hará el pasillo de honor al campeón o no. Hay que recordar que el pasillo es un gesto simbólico que decide hacer el equipo homenajeador por motu propio. No hay ningún tipo de obligación en hacerlo ni se es menos respetuoso por no hacerlo.

Dicho esto también creo que el fútbol ha degenerado en un fanatismo desmesurado del que cada vez se va a peor. Recuerdo antaño cuando jugadores en derbis o en el propio clásico se intercambiaban la camiseta al final del partido incluso poniéndosela. O rodaban anuncios con la camiseta del eterno rival. Por ello estoy totalmente de acuerdo con la campaña de promoción de Michael Robinson de su programa Informe Robinson, donde reta en una cadena a todo el mundo a posar con la camiseta del eterno rival, para que seamos conscientes de que por mucho que luchemos en contra le necesitamos.

Pasillo no va a haber en el Bernabéu como ya confirmó ayer Guillermo Amor, y el Barcelona está en su derecho. Es cierto que a él siempre que ha ganado este trofeo se lo han realizado, pero el hecho de que desde la prensa se haya hecho ver que este gesto supone una humillación para el equipo que lo realiza le ha perdido todo el respeto y todo lo bonito del gesto, convirtiéndolo en algo grotesco y sin la esencia para lo que se hacía. Es por cosas así por las que todos deberíamos reflexionar y pensar si estamos yendo en la dirección correcta o simplemente al fanatismo más absoluto.

Alcácer el revulsivo

Quién iba a imaginar que a estas alturas de campeonato la figura de Paco Alcácer iba a ser tan importante para el Barcelona. El de Torrent que estuvo en el ostracismo el año pasado en su primera campaña como azulgrana, está siendo determinante en esta merced a grandes actuaciones, tanto desde el banquillo como de titular. Le ha ganado la tostada incluso como extremo a un Gerard Deulofeu que no parece contar mucvho para Valverde ahora mismo.

Ya ante el Sevilla fue su primera prueba de fuego, cuando Valverde sorprendió a todos colocándole en banda como titular. El ex valencianista respondió con dos goles y una exhibición de trabajo oscuro en banda que se vio recompensada con una cerrada ovación tras el cambio. Esto le espoleó y en Copa fue titular anotando gol en ambos partidos, y en Champions ante Olimpiacos y Sporting también fue de la partida. Lo que ratifica la confianza que tiene depositada en él el txingurri.

Y ayer, con el partido atascado con 0-0 y con el Villareal todavía con once, volvió a salir para desequilibar el choque. Su aportación fue peligrosísima y suyo fue la delicatesen de pared que dejó sólo a Luis Suárez para anotar el primer gol del Barcelona en un momento crítico ya que tras la victoria de Valencia, Atlético y Real Madrid no se podían permitir un tropiezo, y menos tras los dos empates consecutivos cosechados en liga. Lo dicho, este año parece que Alcácer está dando la talla cuando se le necesita y eso es muy buena noticia para el Barcelona.

El Wanda recibe a Messi

Este sábado será el primer partido de Messi en el nuevo feudo rojiblanco que se engalanará hasta la bandera para recibir la visita del actual líder e invicto de la liga Santander. El partido será de máxima tensión ya que ambos equipo están imbatidos en liga, están primero y cuarto en la tabla respectivamente, y sus enfrentamientos son sinónimos de partidazos. Y gran parte de esta mística en los partidos se debe a la figura de Messi, que ha convertido al Atlético en una de sus víctimas favoritas de la liga.

El Cholo todavía no sabe lo que es ganar al Barcelona en liga desde que llegó. Sus victorias ante los culés siempre llegaron en Champions, y en liga el bagaje es malo. Pero el nuevo estadio supone un soplo de energía para los rojiblancos que esperan que esta vez sí, la estadística cambie y puedan llevarse unos tres puntos que necesitan como el comer para no distanciarse ya excesivamente de los de Valverde, que ahora mismo están 6 puntos por encima de los colchoneros.

Pero no todo son buenas noticias para el Atlético, pese a que ya no viene Neymar, una auténtica pesadilla los últimos años para la zaga rojiblanca, llega un Messi pletórico tras su hat trick con Argentina y un inicio goleador en liga de récord. Lleva ya 11 goles y ha hecho que todos los partidos de los azulgranas esta temporada se cuenten por victoria, sin que le afecten la lesión de Dembélé o el mal momento de forma de Suárez que está lejos de su mejor versión en este inicio de campaña. Pero está Messi, que tiene ganas de hacer temblar al Wanda tanto como ya lo hiciera los últimos años al Calderón.

Un grano llamado Neymar

El Barcelona y Neymar siguen vinculados aunque no de la manera que ambos querrían. Tras pagar el PSG la claúsula del jugador brasileño ambas partes han interpuesto una demanda contra la otra enfangando aún más la situación tensa que estaban viviendo. El Barcelona reclama dinero tras firmar un acuerdo de renovación con el jugador y el brasileño reclama que se le pague la prima de renovación que faltaba por pagar a su padre y que el Barcelona lógicamente no ha pagado al padre y representante del jugador.

Pero lejos de quedar ahí el capítulo entre entidad y jugador, Neymar habló muy mal de la directiva actual del Barcelona, diciendo que había miembros que no deberían estar ahí. Declaraciones muy duras y muy a destiempo, ya que cuando al jugador le consentían todos su caprichos tras tener las claúsulas más suerrealistas jamás vistas en un contrato, jamás habló de la directiva. Cuando le permitían ir año si año también al cumpleaños de su hermana a Brasil pese a jugase jornada liguera, faltas claras de profesionalidad en vacaciones e incluso desplantes ahí no había problemas.

Y como no podía ser de otra manera en las últimas horas parece ser que el 10 del PSG está intentando torpedear la contratación de su compatriota Coutinho por el Barcelona. Neymar está desaconsejando a su compañero que fiche por el conjunto blaugrana, lo que habla a las claras de la mala relación que le ha quedado a Neymar del equipo de la ciudad condal. Ya solo falta que el destino los junte en breve para enfrentarse en la Champions, y veremos cual de los dos sale vencedor.