Archivo de la etiqueta: Decepción

La fábula de la liebre y la tortuga

De pequeño a todos nos contaron la fábula de la liebre y la tortuga. En una carrera de velocidad, la liebre mucho más rápida que la tortuga, decide cuando le saca gran ventaja confiarse y echarse a dormir. Para cuando se quiere dar cuenta, la tortuga está en la línea de meta y ya no puede hacer nada para remediar perder la carrera. Algo parecido le ha sucedido al Real Madrid ante el Leganés en toda la eliminatoria. Siendo inferior en el partido de ida arrancó un botín muy valioso en el último minuto del encuentro con el gol de Asensio, lo que le llevó a confiarse en exceso para la vuelta.

Y el Leganés, sin hacer ruido, pero tomándose el partido con la seriedad que requería, se presentó en el Bernabéu dispuesto a hacer la machada. Y pronto se vio que iban en serio cuando en menos de cinco minutos ya había estrellado un balón en el poste de la portería de Kiko Casilla. El Madrid muy incómodo, se vio superado en todo por el Leganés, que vio como tras un error de Achraf, Eraso sacó un latigazo desde fuera del área para ponerla en la escuadra y adelantar al conjunto pepinero empatando así una eliminatoria que ya casi todos daban por sentenciada.

El Madrid lejos de espolearse con el gol en contra, siguió con su actitud indolente, carente de ganas y de fútbol que lleva arrastrando en todas las eliminatorias de la competición. Aún así, a los cinco minutos de la reanudación, Benzema culminó la única jugada de tiralíneas que se vio de los blancos en toda la eliminatoria, definiendo a la perfección ante el meta visitante. Pero fue sólo un espejismo, ya que tras el gol, y lejos de arrugarse el Lega acorraló al Madrid a base de córners hasta que obtuvo su botín de la mano de Gabriel Pires, el capitán y pulmón de un equipo que dio una lección de competitividad en uno de los escenarios más difíciles posibles.

Con todo, el Madrid tenía más de media hora para buscar un gol que evitara la eliminación, los incendios del gol del Lega no se iban a apagar tan fácil, pero ni por esas sufrió en exceso el Lega. Los cambios de Zidane, en especial el de quitar a Isco, fueron muy discutibles, no por quién entra sino por quién sale. Al final ni una ocasión clara que inquietara la portería del Leganés, salvo un disparo centrado de Benzema con todo a favor para marcar. Al final la liebre se confió, sacó el plan B y vio cómo la tortuga llamada Leganés les apeaba en su campo de la Copa del Rey y accedía por primera vez en su historia a las semifinales de la Copa del Rey.

El riesgo del 1-0

El Atlético tenía en mente otro final para el partido del sábado ante el Girona. Se adelantó con un gol de Griezmann y se dejó llevar durante el resto del encuentro en otra tediosa tarde de fútbol para los rojiblancos. El Cholo intentó subsanar la evidente falta de fútbol del equipo desde haca ya varias jornadas alineando un equipo bastante ofensivo, pero ni por esas el equipo era capaz de crear fútbol ni ocasiones a un Girona que sólo tuvo que estar ordenado para no sufrir en exceso ante el Atlético.

Se acabó adelantando el equipo de Simeone merced a un gran pase de Thomas a Costa que habilitó a un Griezmann que cada vez interviene menos en el juego y cuya participación cada vez es más inadvertida. Aún así el Girona dispuso de una ocasión clara en las botas de un Portu que fue un dolor de muelas por la banda izquierda para los de Simeone. Y ya con el 1-0 tras el descanso el equipo rojiblanco volvió a dar tres pasos atrás y dejar que pasaran los minutos sin tener ninguna necesidad de tocar el balón ni armar una jugada, algo que esta temporada se está elevando a su máxima expresión.

Así, tras quitar a Costa (por lesión) y a Griezmann se encontró tras una jugada horrorosa en defensa con un gol en contra. El Atlético demostró que su déficit es que no sabe atacar y se encontró con veinte minutos para poder volver a adelantarse en el marcador en los que no fue capaz siquiera de crear una sola ocasión clara ante la meta de Gorka Iraizoz. Fue un paso atrás en las aspiraciones de un Atlético que sigue arrastrando los problemas de cara a portería del año pasado y a los que ha sumado este año una fragilidad defensiva desconocida hasta la fecha.

Dirk Nowitzki la leyenda Europea (Parte II)

Una vez adquirida la madurez baloncestística, Nowitzki comenzó a hacer de los Mavericks un equipo asiduo a los playoffs (una racha de once participaciones consecutivas) y un contender al título. Pero parecía que nunca llegaba a la lucha por las Finales, hasta que Avery Johnson tomó las riendas del equipo. Llevó a los Mavs a las Finales ante los Heat de Wade y Shaquille y se pusieron con un 2-0 favorable. Pero en el tercer partido desperdiciaron una ventaja de 13 puntos para acabar perdiendo las Finales por 4-2 en una exhibición constante de Wade.

Así comenzaba la leyenda negra de Nowitzki, que al año que viene y sin que le influyese la derrota llevó a los Mavs a la mejor temporada de su historia y a ser el mejor equipo de la liga, un balance de 67-15 así lo atestiguaba. Se llevó el MVP de la temporada que lo atestiguaba como el mejor jugador del momento en la NBA, pero en la que podía ser su temporada fue finalmente su pesadilla. Los Mavs cayeron en primera ronda ante los Warrirors de Baron Davis y Jason Richardson, entrenados por Don Nelson, siendo así el primer equipo que siendo octavo clasificado derrotaba a un primero en una serie a siete partidos.

Esa derrota sepultó toda la carrera de Nowitzki, recibió el premio de MVP de la temporada cuando ya estaba fuera de la lucha por el título y se comenzó a dudar de su liderazgo. Los siguientes años fueron años deambulando por la liga, con buenos número del alemán pero malos en lo colectivo donde ya nadie confiaba en los Dallas Mavericks. Y así se llegó a los playoffs del 2011. Cuban había formado una escuadra con grandes jugadores veteranos pero sedientos de un anillo en sus carreras como Shawn Marion o Jason Kidd y los unió a los Jason Terry y Nowitzki para poder traer el primer anillo a la franquicia tejana. Le dio las riendas del equipo a todo un experto como Rick Carlisle y el resto fue historia.

Decepcionante Sevilla

El Sevilla tenía el sábado una oportunidad de oro para dar un golpe sobre la mesa y disipar las dudas que hay en torno al rendimiento del equipo ante los grandes. Pero no fue así, y en vez de eso, fue una debacle en toda regla que deja muy tocado a un equipo que está sufriendo mucho las bajas de sus centrales titulares, y el asunto N´Zonzi, que tiene muy mala pinta.

Llegaba al Bernabéu con Marcucci a la cabeza, y su rival era un Madrid que atraviesa una crisis de juego y goles muy grave y que contaba con las bajas de Casemiro, Ramos y Carvajal por sanción, de Varane y Bale por lesión y de Isco que no alineó de titular Zidane. Con estas cartas se esperaba que el Sevilla saliese a morder y diera la cara en el Bernabéu. Pero lejos de ser cierto, el equipo hispalense encajó un gol de Nacho a los dos minutos de comenzar el partido, y se llevó una manita en la primera mitad de un Real Madrid que tampoco realizó un gran partido.

La segunda parte fue más pensando el Madrid en el mundialito que en el propio partido, dejando evidencia del pésimo partido del Sevilla, que no llegó a inquietar en ningún momento la portería de Keylor Navas. Este Sevilla no es el del año pasado que mordía e infundía miedo. Sólo en la segunda parte ante Liverpool y la segunda parte del Villareal donde en ambos partidos realizaron una remontada épica han conseguido suavizar una crisis de juego y resultados que deja ya muy descolgado al conjunto de Nervión, que ha pasado a los octavos de Final de la Champions con mucho sufrimiento en un grupo a priori más que asequible incluso para la lucha por la primera plaza.

Donnarumma enemigo número 1

Ayer por la tarde se confirmó la noticia que ningún milanista quería escuchar. Gigi Donnarumma, su portero titular y máxima promesa, confirmaba que no renovaría su contrato con el Milán que finalizaba en 2018, dejando a toda la entidad a cuadros tras unos días en los que se daba por hecho su renovación. La irrupción de fondo del Real Madrid ha ayudado al cambio de opinión del joven portero italiano que ha preferido salir a aceptar la jugosa oferta e renovación que le ofrecieron.

Sorprende ya que se trata de un canterano, debutó con 16 años en la portería de un histórico como el Milán, y se marcha en el momento en el que el equipo, gracias al capital chino, vuelve a ser uno de los clubes agitadores del mercado y está en plena reconstrucción con un proyecto ilusionante para la afición y con aún grandes objetivos para este mercado.

La salida de Donnarumma es dañina para el club por las circunstancias en las que se da. No se va a sacar gran dinero por un portero de 18 años que es una de las mayores promesas de Europa, ya que el año que viene se iría gratis. Esto provoca un problema con el que no se contaba en la directiva rossoneri, pero que se subsanará, la pérdida de un portero no es el mayor de los dramas, y la directiva ha prometido que la salida de Donnarumma será compensada con la llegada del gran deseado Bellotti, lo que traería de nuevo la alegría y la ilusión a la curva Sud de Milán. Pero ya con todo Donnarumma se ha convertido en el enemigo público número 1 de Milán.

Mourinho vuelve a las excusas

Decepcionante es la palabra exacta para definir la temporada del Manchester United este año. Un proyecto faraónico en el que los red devils realizaron el fichaje más caro de la historia con Paul Pogba, además de reforzarse con jugadores de la talla de Ibrahimovic o Mkhitaryan. Pero todo esto no ha servido para ver a los de Manchester en los puestos que dan acceso a la liga de campeones ni a verles convencer ante su público, con el del sábado van ya 8 empates ante rivales muy inferiores en su propio estadio.

Pero lo peor no son las sensaciones extrañas que deja el equipo, ayer hay que recordar que ni Ibra ni Pogba ni Mata pudieron jugar, sino la actitud de Mourinho tras acabar el partido, que puso de nuevo en el disparadero a toda su línea ofensiva diciendo que sin Ibrahimovic nadie es capaz de asumir la responsabilidad. Cargó contra Martial, Rashford, Lindgaard y el armenio Mkhitaryan, haciéndolos responsables del paupérrimo empate a cero cosechado en su estadio ante el West Bromwich Albion. Además la actitud del portugués en zona mixta fue muy agresiva contra el periodista dejando claro que no le sentó nada bien desaprovechar el pinchazo del Chelsea.

Ahora mismo parece que la vía más factible de clasificarse para la Champions del año que viene es vía Europa League, ya que si la gana (es máximo favorito en el torneo) tendría acceso a disputar la Champions. La fiabilidad de este equipo deja mucho que desear y sólo su calidad individual puede arreglar el enésimo fracaso de asaltar los puestos de Champions, teniendo en cuenta que este miércoles juegan el Manchester City frente al Chelsea, y que todavía tiene un duelo pendiente ante sus rivales de Manchester se puede decir que dependen de sí mismos pero con el rendimiento que nos están brindando últimamente a ver quién se atreve a apostar por ellos.

Otra vez Higuaín

Parece mentira que un jugador sea capaz de fallar tantas veces en los momentos decisivos como Gonzalo Higuaín, ni siquiera cuando ha realizado la mejor temporada de su vida que le ha servido para ser bota de plata en Europa. Ayer volvió a aparecerse sus fantasmas en los momentos importantes, y tras quedarse solo mano a mano contra Bravo volvió a errar la ocasión. Como ya ocurriera en el mundial, y en tantas ocasiones con la camiseta de Argentina y del Madrid Higuaín tuvo en sus botas la final y la desperdició.
 
Su gol hubiera cambiado un partido durísimo, con más miedo al error que fútbol y con un Chile con las ideas muy claras. Pizzi ha sabido continuar el legado de Bielsa y Sampaoli al frente de una selección que no hace el fútbol bonito pero que a trabajo no la gana nadie. Su despliegue físico fue fantástico y supo aguantar las acometidas argentinas incluso en la prórroga con la mano de Bravo al cabezazo de Agüero que será la jugada de la Copa América. Pero no estaríamos hablando de esto si no fuera porque de nuevo Higuaín hubiera fallado otra vez en una cita clave. El mundo sigue igual para el pipa.