Archivo de la etiqueta: Neymar

Neymar y su egocentrismo

Ayer se volvió a vivir otro episodio en la surrealista vida de Neymar. El jugador, cuya vida extradeportiva es la más agitada que se haya visto de un futbolista, vivió otro momento de lo mas incómodo en el partido de Copa ante su afición. El niño que siempre se sale con la suya vio cómo toda su afición le silbaba y coreaba el nombre de su ‘archienemigo’y compañero Edison Cavani cuando el árbitro decretó penalti a favor del PSG con el partido ya más que decidido y con el brasileño ya con un hat trick y éste no dejó a su compañero batir el récord de máximo goleador de la historia del PSG.

Es una muestra más del polémico carácter del extremo brasileño, al que siempre le ha acompañado la polémica allá por donde ha ido, y que ha mermado su potencial futbolístico. Que Neymar es un fuera e serie no hay ninguna duda, pero todo ese circo que arrastra a su alrededor no es beneficioso ni para él ni para el club al que va, donde siempre suele tener problemas extradeportivos constantes (salvo en el Barcelona donde le consentían absolutamente todo previamente firmado por uno de los contratos más absurdos y surrealistas de la historia).

Así tras no ceder el penalti a Cavani para poder hacer historia con el club, la afición la tomó con él. Y a Neymar se le vio visiblemente enojado y se marchó a vestuarios sin esperar a celebrar la victoria con los demás sobre el verde. Esto puede provocar serias turbulencias en la frágil relación del brasileño con el PSG, con el que parece que es tan sólo un puente en su intento de acabar jugando en el Santiago Bernabéu para el Real Madrid. Un capricho más de este jugador al que se le consiente todo y que se ha convertido en un auténtico monstruo.

Valverde y el triunfo del trabajo bien hecho

Ernesto Valverde ya ha firmado el mejor inicio de temporada en la historia del Fútbol Club Barcelona. El equipo está invicto en todas las competiciones y marcha con nueve puntos de ventaja sobre el segundo clasificado en Liga además de haber pasado de ronda en Copa y terminado como primero de grupo en Champions. Y lo ha hecho todo tras uno de los veranos más complicados (si no el que más) de la historia del Barcelona. El txingurri se encontró con el terremoto veraniego de Neymar y lo supo gestionar como mejor sabe. Sin levantar una palabra pero teniendo claro la idea de juego y de equipo que quería.

Acertó cuando fue el único que apostó por Paulinho, ha sabido sobreponerse a no poder contar con Dembélé en todo lo que llevamos de temporada prácticamente, y ha jugado en todos los campos complicados del campeonato salvo en el Pizjuán sin haber perdido uno solo. Y todo en un clima de calma que hacía mucho que no se vivía en Can Barça. Es el triunfo de un hombre tranquilo que merecía la oportunidad de entrenar a un equipo grande y que la está aprovechando al máximo.

Y el Sábado fue otra exhibición. Poco a poco, Valverde ha cambiado la estructura del juego del Barcelona para hacerle un equipo más rocoso, más difícil de atacar y menos vulnerable en defensa, algo de lo que llevaba años adoleciendo el equipo. Y todo ello sin que Messi (pichichi del campeonato) o Suárez (al que le ha costado entrar en dinámica por molestias en su rodilla), se hayan resentido en sus cifras goleadoras. Ambos marcaron en el Bernabéu para dejar la liga sentenciada prácticamente y para dar un golpe sobre la mesa dejando claro que este Barcelona sabe competir ante cualquier rival y en cualquier estadio.

El morbo de los dieciseisavos

El sorteo de los dieciseisavos de la Champions de este año no han sido favorables al Real Madrid. Le ha tocado el coco que todos querían evitar y con la vuelta en estadio rival para más inri. El PSG fue el gran animador del mercado veraniego con los dos fichajes más caros de la historia (Neyar 222 millones y Mbappé 190) y es un equipo que a día de hoy mete mucho miedo. Habrá que ver cómo se comporta este equipo en una cita grande (en el Allianz con la clasificación decidida fue vapuleado por el Bayern).

Quizás el único talón de aquiles del equipo sea su entrenador, Unai Emery, al que le viene muy grande este equipo, y que no es capaz de controlar un vestuario plagado de estrellas. Su gestión del lanzamiento de penaltis ha sido desastrosa, y además está comenzando a encadenar algún mal resultado que hace que el presidente ya esté sondeando el mercado en su posición. Pero el morbo lo pondrá el regreso al Bernabéu de un Neymar que este verano fue aclamado por los madridistas al salir del Barcelona y que ahora ven como es su máxima amenaza y su mayor quebradero de cabeza.

Otro que estará muy observado será el deseado por Florentino y todo el madridismo, Kylian Mbappé, el deseado ariete de 18 años que acabó firmando por el PSG en vez de por el Real Madrid querrá demostrar a la entidad blanca que se equivocaron al no apostar por él en verano. Aún con todo, yo sigo viendo favorito al Real Madrid, un equipo compacto, rodado, y que hombre por hombre es el mejor a día de hoy en el campeonato. Además con la liga muy difícil apostarán por esta competición con todo siendo además su competición fetiche, lo que les convierte en doblemente peligrosos. Además, tras haber ganado las dos últimas ediciones de la Champions ¿alguien se atreve a dudar de este equipo?.

Cavani arregla la niñería de Neymar

Ayer se disputó el clásico francés entre PSG y Olimpique de Marsella en un Velodrome hasta la bandera que por momentos pareció intimidar a la constelación de estrellas del PSG. Los marselleses empezaron el partido muy fuertes, con un ritmo de presión altísimo y que a los veinte minutos, mereced a un zapatazo de 30 metros de Luis Gustavo vieron recompensada en ventaja. Así replegaron un poco y bajaron la línea varios metros para confort de un PSG que acechaba pero sin ocasiones claras.

Pero entonces apareció Neymar al borde del descanso para enmudecer al estadio y dejar un partido que se podía complicar mucho para los capitalinos más que abierto. Pero el Marsella aguantó muy bien toda la segunda parte, bien agazapado, y con cambios que funcionaron. Y en un error de Rabiot al intentar sacar un balón, el Marsella volvió a adelantarse cuando quedaban apenas diez minutos de partido. Entonces el show de niño malcriado al que ya nos tiene muy acostumbrados Neymar. Se autoexpulsó en menos de cinco minutos, dejando a su equipo por debajo en el marcador y con uno menos, y con una actitud muy chulesca (sonrisa y aplausos incluidos) ante el árbitro que lo expulsó de manera más que justa.

Así el PSG se disponía a sufrir su primera derrota de la temporada, en el clásico francés, y ante un rival que no había conseguido ganarle en los últimos 12 enfrentamientos directos. Pero en la última jugada apareció Cavani, él mismo sufrió la falta, y él mismo se encargó de materializarla con un golpeo excelente, en el último instante que dejó helado a todo el Velodrome. Un final muy cruel para los marselleses que se vieron con los tres puntos y que al final se fueron con un empate que sabe a derrota tras realizar todo un partidazo, merced a un planteamiento táctico de Rudy García que de nuevo se comió al plan de un Emery cuya aportación al equipo cada día es menos visible.

Un grano llamado Neymar

El Barcelona y Neymar siguen vinculados aunque no de la manera que ambos querrían. Tras pagar el PSG la claúsula del jugador brasileño ambas partes han interpuesto una demanda contra la otra enfangando aún más la situación tensa que estaban viviendo. El Barcelona reclama dinero tras firmar un acuerdo de renovación con el jugador y el brasileño reclama que se le pague la prima de renovación que faltaba por pagar a su padre y que el Barcelona lógicamente no ha pagado al padre y representante del jugador.

Pero lejos de quedar ahí el capítulo entre entidad y jugador, Neymar habló muy mal de la directiva actual del Barcelona, diciendo que había miembros que no deberían estar ahí. Declaraciones muy duras y muy a destiempo, ya que cuando al jugador le consentían todos su caprichos tras tener las claúsulas más suerrealistas jamás vistas en un contrato, jamás habló de la directiva. Cuando le permitían ir año si año también al cumpleaños de su hermana a Brasil pese a jugase jornada liguera, faltas claras de profesionalidad en vacaciones e incluso desplantes ahí no había problemas.

Y como no podía ser de otra manera en las últimas horas parece ser que el 10 del PSG está intentando torpedear la contratación de su compatriota Coutinho por el Barcelona. Neymar está desaconsejando a su compañero que fiche por el conjunto blaugrana, lo que habla a las claras de la mala relación que le ha quedado a Neymar del equipo de la ciudad condal. Ya solo falta que el destino los junte en breve para enfrentarse en la Champions, y veremos cual de los dos sale vencedor.

Sigue el ridículo

Otro día más y otro ridículo más de la directiva blaugrana que parece no tener límites. Esta madrugada se ha hackeado la cuenta del club en Twitter para anunciar la contratación de Ángel Di María. El club lo ha desmentido y ha asegurado que es un hackeo de su cuenta, pero es que en paralelo la junta ha desestimado el fichaje “prácticamente” cerrado de Seri por parte del Barcelona. Algo que manda un mensaje contradictorio a sus objetivos ya que es la segunda vez que lo hace este verano tras la misma maniobra con Íñigo Martínez.

Además toda la plantilla se fotografió ayer con Neymar Jr y Dani Alves tras interponer el club una demanda contra el astro, dejando clara toda la plantilla su postura frente a la junta directiva y ante todo frente al presidente Bertomeu que está ya bastante hundido en el ridículo constante. Cada vez son más voces las que piden su dimisión y a falta de ocho días los fichajes para el club brillan por su ausencia, y no parece claro que se vayan a concretar ya que el club acumula más calabazas que el día de halloween.

Y a todo esto Messi sigue sin renovar, el descontrol y la ruptura entre plantilla y directiva es total y el ambiente es irrespirable a día de hoy en un club que debería estar luchando por todos los título y que con la plantilla que tiene actualmente puede quedar muy retratado. Hay tiempo e reacción y grandes jugadores en el mercado, pero parece que el destino del club no está ni mucho menos en las manos más competentes ahora mismo. Hay mucho miedo en Barcelona.

Qué hacer con 222 millones

La casi segura marcha de Neymar al PSG dejará un hueco en el Barcelona pero 222 millones para llenarlo. Con esa suma desorbitada que no la vale ningún jugador, el Barcelona debería cubrir los tres frentes abierto que tiene a día de hoy en el equipo, Un extremo izquierdo para cubrir el vacío que deja Neymar, un centrocampista de garantías que de relevo a las muchas lesiones que acumula durante el año Iniesta y que también se alterne en posición con Rakitic, y un central de verdaderas garantías que de la seguridad defensiva que adolece el Barcelona desde la marcha de Puyol allá por el 2014.

Para el extremo los nombres son los más ilusionantes para la afición, tanto Coutinho como Dybala como Griezmann son top mundiales y aportarían muchísimo al equipo y podrían suplir sin problemas al brasileño. Parece que lad irectiva está intentando atar a toda cosata a Coutinho que puede jugar tanto como extremo como de interior supliendo tanto a Neymar como a Iniesta, mientras que Dybala sería el relevo natural para un Messi que ya está en la treintena además de ser el argentino el más joven de los candidatos (23 años) sería una apuesta de presente y de futuro pudiendo liderar en un futuro el proyecto del Barcelona sin problemas.

En el centro del campo parece que Verrati está complicado (a menos que consigan incluirlo en la negociación pro Neymar es imposible que se vista de azulgrana) pero la opción de Seri del Niza está cobrando algo de fuerza, aunque en esa posición parece que el primer refuerzo será Paulinho, un movimiento más que extraño y que no aportaría gran cosa al equipo. Donde no suena ningún nombre es quizás la zona más débil del equipo, los centrales del equipo azulgrana no dan mucha seguridad y tanto Umtiti como Mascherano no aportan como para ser titulares en este equipo, además de ver el rendimiento que da Semedo en el lateral derecho.

El Barcelona no pierde tanto sin Neymar

Otro verano más la película de siempre en el Barcelona, Neymar coquetea con el PSG después de una renovación con el conjunto blaugrana apenas seis meses antes. Desde que llegara hace ya cuatro años todos los veranos se ha visto envuelto en rumores que nunca se encarga de desmentir y ya puede que haya colmado el vaso. Si realmente el jeque dueño del PSG viene con los 222 millones de su cláusula ¿sería mala noticia para el Barcelona?.

Neymar es un fuera de serie, si, pero no es un jugador imprescindible a día de hoy en el Barcelona y con el dinero de su cláusula se podría traer a tres jugadores de talla mundial (Dybala, Coutinho y un central de garantías) y conformar un equipo mucho más poderoso y compensado que el actual. Además el brasileño ha cuajado un último año muy flojo, el más flojo en cifras y estadísticas desde que llegó a la ciudad condal y su poco compromiso con el club y su vida extradeportiva que tanto daño hace a su imagen de futbolista hacen que su marcha no deba suponer ningún tipo de trauma.

Ahora mismo el mercado con los 222 millones te ofrece un abanico de posibilidades mayúsculos para que el Barcelona intente recortar la distancia sideral de plantilla que tiene frente al Real Madrid, y se ponga al día de varios años de mala gestión (por no decir nula) deportiva y vuelva a ser un proyecto ganador aprovechando los últimos años de sus grandes figuras (Iniesta, Suárez, Messi, Piqué ya están en la treintena y no parecen tener relevo en el equipo).

El Barelona por encima de las normas

Esta noche se juega un clásico que será decisivo para el campeonato liguero y el Barcelona no podrá contar con Neymar, una de sus estrellas de ataque, por la sanción que se le impuso tras su expulsión en Málaga y los aplausos y feos al cuarto árbitro posteriores. Eso era algo ya sabido desde hacía más de una semana pero parece que en el Barcelona las normas deben hacerse de otra manera.

Tras no presentar recurso el viernes antes del cierre del TAD como estrategia debido a una especie de vacío legal, la directiva culé lo presentó a las cuatro de la tarde, previendo que no se reunieran y poder contar así con el brasileño. Hasta el jugador estaba convocado en la expedición para el partido, pero el TAD advirtió al conjunto catalán de que si le alineaban incurrirían en alineación indebida.

Tras varios tiras y aflojas parece que el Barcelona se ha rendido a la evidencia y no ha convocado a Neymar para el partido. Deberá someterse a la normativa como el resto de clubes de la liga, no son un club especial , son uno más y las normas son las mismas para todos por mucho que les cueste asimilarlo. Neymar se equivocó gravemente en la Rosaleda y paga las consecuencias ni más ni menos y pese a que siempre estoy a favor de que los mejores deben jugar me parece que el Barcelona no ha actuado como lo que se presupone que es un club grande.

Ojito a Brasil

Hace no mucho tiempo hablar de Brasil era hablar de los mejores jugadores del mundo, la época de Ronaldo, Ronaldinho, Rivaldo, Adriano, Kaká , eran los mejores en su posición en la época, pero a partir de ellos comenzó a haber un vacío de estrellas que dejó tocada a la canarinha que ha ido deambulando un poco por los torneos hasta que finalmente ha vuelto a reunir una gran generación de jugadores que apuntan a dar mucho que hablar en el próximo mundial de Rusia del próximo verano.

Estamos hablando de los Neymar, Coutinho, Gabriel Jesús, Gabigol, Casemiro, una serie de jugadores jóvenes que ya tienen mucha experiencia en clubes importantes y que están mostrándose intratables en la fase de clasificación para el Mundial, donde dominan la clasificación con mano de hierro. Y a parte de los jugadores gran parte de esta buena dinámica en la seleçao se debe a su seleccionador Tite (Adenor Leonardo Bacchi). No es que fuera un entrenador muy famoso o con gran experiencia, pero sus logros en clubes brasileños como la libertadores que ganó con Corinthians le dieron la oportunidad de dirigir al combinado nacional, y lo está aprovechando sobremanera.

Da gusto volver a ver jugar a Brasil,más sólida en defensa que antaño pero con esa alegría y esa libertad táctica de los atacantes que tanto gusta en Brasil, el dúo Neymar-Coutinho a día de hoy es imparable, son dos jugadores de características parecidas que se combinan a la perfección y que resultan imparables si tienen un día bueno. Ayer se pudo comprobar frente a Uruguay, pese a ponerse los celestes por delante en el marcador (merced a un regalo de Marcelo a Cavani), los brasileños pasaron por encima de Uruguay con suma facilidad y ya son junto a Francia y Alemania máximas candidatas a ganar el Mundial. Parece que la pentacampeona ha vuelto.